¿En qué consiste el estilo kinfolk para la decoración de interiores?

El "kinfolk" es un estilo de decoración que busca volver a nuestras raíces. Descubre todo lo que debes saber sobre esta tendencia.
¿En qué consiste el estilo kinfolk para la decoración de interiores?

Última actualización: 19 septiembre, 2022

Si tienes pensado redecorar tu hogar y buscas algo que tenga conexión con la naturaleza, es probable que quieras inspirarte en el estilo kinfolk. Se trata de crear espacios para descansar y desconectar del mundo exterior.

Hay un toque minimalista que te lleva a lo esencial. Te contamos en profundidad cómo aplicarlo.

¿Qué es el estilo “kinfolk”?

Este estilo nace gracias a la famosa revista del mismo nombre, que ha sido un referente para aquellos que buscan un nexo con la naturaleza, disfrutar en familia, vivir en armonía, ser amante del individualismo y la sencillez.

Para entender un poco más este estilo, tenemos que fijar la mirada en una comunidad particular: los amish. Kinfolk se inspiró en este grupo etnorreligioso​, conocido por separarse de la tecnología, aferrarse a lo tradicional, conectar con la naturaleza y vivir de forma rural. Su filosofía se basa en que las cosas sencillas son la verdadera esencia de la vida.

Para aquellos que buscan olvidar los estresantes días de trabajo, las noticias, la lluvia de información y las multitareas, puede que un hogar al estilo kinfolk ayude a desconectar y fortalecer los lazos con la familia. Eso podría lograrse si sabes ambientar tu casa, así que te mostramos algunas ideas imperdibles.

Comunidad amish inspira el estilo kinfolk.
El estilo de vida amish fue la inspiración para crear el kinfolk como modo de decoración.

Consejos para un estilo “kinfolk” en interiores

La idea principal del kinfolk es combinar lo moderno y elegante con detalles sencillos. En otras palabras, tener un estilo moderno con materiales naturales y superficies de piedra, para dar un toque rural. Aquí los consejos que no puedes perderte.



Requisito primordial: materiales naturales

Kinfolk apuesta por materiales naturales. Todo lo que tenga que ver con piedra, madera y telas como lino o algodón es aceptado.

Lo ideal es volver a nuestros antepasados y, a la vez, tener un estilo deco. Ya sabes, un toque industrial y bohemio.

Para ello debes buscar muebles clásicos y antiguos. Si tienen líneas rectas y simples, mucho mejor.

Otro imperdible: la paleta de colores

Otra de las piezas claves para este estilo son los colores tierra, verde, beige, gris, blanco natural, arena y marrón. En definitiva, colores neutros que recrean la naturaleza.

Asegúrate que todo esté en sincronía. Tanto los muebles como las paredes, para que dé la sensación de conectar con el planeta.

La mezcla de estilos es clave para conseguir el equilibrio

La idea no es irse a los extremos. No se busca vivir por completo como vivían nuestros antepasados, pero tampoco tener una ornamentación demasiado moderna. ¿Qué se debe hacer? La respuesta es tener una decoración ecléctica.

Una decoración ecléctica es una tendencia que combina diferentes estilos. Elegancia, pero no algo sobrecargado. Un estilo bohemio y moderno a la vez. Todo consiste en crear un equilibrio que, al final, resulta en un espacio tranquilo y relajado.

Lo más natural que existe: las plantas

¿Se te ocurre una cosa más natural que las plantas? Es un elemento esencial. Algunas personas que siguen este estilo recomiendan las simples y silvestres. No cometas el error de sobrecargar el lugar con ellas.

Al final, eres tú quien escoge qué tipo de plantas tener en casa. Lo que sí debes tener en cuenta es que hay unas especiales para crecer en interiores. Por ejemplo, las que gustan de tomar el sol de forma parcial; otras disfrutan estar en un rincón.

Planta de interior para estilo kinfolk.
Las plantas de interiores no deben sobrecargar la estancia. Mantiene el minimalismo con ellas también.

El toque perfecto con estampados étnicos

Más allá de que este estilo requiere un toque industrial, lo que le dará verdadera identidad son las decoraciones de origen étnico. Por ejemplo, los sillones de mimbre, las artesanías que reflejan la vida campestre y los muebles elaborados a mano.



Un consejo necesario en el estilo “kinfolk” es que no sobrecargues

Para conseguir a la perfección el estilo kinfolk se hace necesario que tengas presente el hecho de mantener el equilibrio. No hay que sobrecargar.

Logra que coexistan lo moderno y lo elegante con lo bohemio e industrial. La idea es que encuentres sencillez, serenidad y familiaridad en tu hogar; un lugar donde puedas descansar y decirle adiós al estrés del día.

Te podría interesar...
“Slow deco”: qué es y cómo puedes aplicarla en tu hogar
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
“Slow deco”: qué es y cómo puedes aplicarla en tu hogar

Se trata de un movimiento derivado del "slow food". El "slow deco" busca aminorar los ritmos cotidianos mediante la organización del espacio.


Los contenidos de esta publicación se redactan solo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar o sustituir diagnósticos, tratamientos o recomendaciones de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar cualquier procedimiento.