Cómo evitar el hígado graso consumiendo 5 saludables bebidas

En lugar de consumir refrescos, bebidas alcohólicas y afines, podemos optar por deliciosas alternativas saludables para cuidarnos y prevenir el hígado graso.
Cómo evitar el hígado graso consumiendo 5 saludables bebidas

Escrito por Carolina Betancourth, 21 diciembre, 2017

Última actualización: 14 abril, 2021

El hígado graso o esteatosis hepática es una enfermedad que se caracteriza por la acumulación de grasa en las células hepáticas. Generalmente, se relaciona con los efectos del síndrome metabólico. Ya que el sobrepeso y los niveles altos de triglicéridos son factores que influyen en su aparición. ¿Sabes cómo evitar esto?

Un estilo de vida saludable ayuda a prevenir múltiples problemas de salud, incluyendo el hígado graso. Por ello es tan importante adoptar y mantener buenos hábitos de vida, y hacerse chequeos periódicos para saber qué se puede mejorar y qué debe mantenerse.

Causas del hígado graso no alcohólico

Aunque los daños que sufren los tejidos hepáticos suelen deberse al consumo excesivo de bebidas alcohólicas, hay otras causas de esteatosis hepática no alcohólica:

  • Diabetes tipo 2.
  • Sobrepeso y obesidad.
  • Pérdida de peso repentina.
  • Deficiencias nutricionales.
  • Colesterol y triglicéridos altos.
  • Trastornos metabólicos hereditarios.
  • Consumo prolongado de algunos medicamentos (estrógenos, corticoides, antirretrovirales, tamoxifeno o diltiazen).

Síntomas de hígado graso

Dolor

Si bien puede trascurrir de manera silenciosa al principio (es decir, de forma asintomática), a medida que avanza el problema, algunas personas experimentan molestias que les advierten que algo no va bien en su cuerpo.

  • Náuseas y mareos.
  • Pérdida del apetito.
  • Pérdida de peso notoria.
  • Malestar general o fatiga.
  • Piel y ojos amarillentos (ictericia).
  • Dificultad para alcanzar la concentración.

En cualquier caso, es imprescindible acudir al médico. Un tratamiento adecuado a tiempo, junto con unos buenos hábitos de vida pueden resultar más que beneficiosos tanto para prevenir problemas de salud como para lograr la mejoría y cuidar mejor la salud en lo sucesivo si ya existe alguno.

Adicionalmente, si el médico lo autoriza, se pueden tener en cuenta algunas bebidas saludables, elaboradas con alimentos frescos y nutritivos, como las que vamos a comentar a continuación.

Bebidas naturales para prevenir el hígado graso

Estas bebidas pueden servir tanto para prevenir como para complementar la dieta del hígado graso.

Antes de comentarte las recetas, una vez más, te recordamos que es primordial que consultes con el especialista antes de consumirlas por si alguna pudiese causar interacciones con los medicamentos recetados.

1. Zumo de remolacha

Zumo-remolacha

Al ser rico en fibra dietética, antioxidantes y minerales esenciales, se considera que el zumo de remolacha o betabel uno de los mejores remedios caseros para el hígado graso.

Ingredientes

  • 2 remolachas
  • 2 tazas de agua (500 ml)

Preparación

  • Primero pela las remolachas y trocéalas.
  • Después ponlas en la licuadora con el agua.
  • A continuación procesa todo por unos instantes hasta obtener una bebida homogénea.
  • Consume con moderación.

2. Nísperos

El zumo de nísperos también es rico en fibra y nutrientes esenciales que ayudan a complementar la dieta del paciente con hígado graso.

Ingredientes

  • 3 nísperos
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Procesa la pulpa de los nísperos con una taza de agua.
  • Consume con moderación.

3. Té de hojas de boldo

El boldo contiene dos principios activos: la boldina y la boldoglucina. Según algunas hipótesis, estos ayudan a combatir la acumulación de triglicéridos y ácidos grasos en las células del hígado.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de hojas de boldo (5 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Primero vierte las hojas de boldo en una taza de agua. Ponlas a hervir, a fuego bajo, durante 5 minutos.
  • Apaga el fuego. Deja reposar durante 10 minutos.
  • Consúmela según las indicaciones del médico.

4. Zumo de rábanos

zumo-rabano

Los rábanos contienen fibras naturales, antioxidantes y compuestos antiinflamatorios que ayudan a calmar las molestias ocasionadas por las dificultades del hígado para metabolizar las grasas.

Ingredientes

  • 2 rábanos
  • 1 vaso de agua (200 ml)

Preparación

  • En primer lugar pela los rábanos.
  • Después córtalos en varios trozos.
  • Por último, añade el vegetal en la licuadora.
  • Procésalo con el agua hasta obtener una bebida homogénea.
  • Consume con moderación.

Recomendaciones adicionales

Como hemos podido ver, hay varios tipos de bebidas saludables que pueden incluirse en la dieta -con moderación- para prevenir problemas de salud, como el hígado graso. Son alternativas mucho más adecuadas que cualquier bebida industrial, en especial, aquellas que contienen alcohol.

Si ya se ha sido diagnosticado con hígado graso, entonces el consumo de estas bebidas no debe excluir jamás el tratamiento que paute el médico, sino en todo caso, complementarlo. Asimismo, ha de combinarse siempre con una alimentación saludable, controlada en calorías y grasas para conseguir buenos resultados.

Si al consumir alguna bebida experimentas molestias, suspende su consumo y consulta con tu médico qué opciones puedes disfrutar en tu día a día, bien sea en las comidas principales o meriendas.

Te podría interesar...
Consejos para combatir el hígado graso
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
Consejos para combatir el hígado graso

El hígado graso es una afección bastante común entre la población de los países desarrollados. Está considerada como la enfermedad hepática más hab...