La exigente rutina del mejor jugador del mundo: Robert Lewandowski

El delantero polaco del Bayern Múnich se llevó por segundo año consecutivo el galardón al mejor jugador del mundo. ¿En qué consiste su entrenamiento?
La exigente rutina del mejor jugador del mundo: Robert Lewandowski
Leonardo Biolatto

Escrito y verificado por el médico Leonardo Biolatto.

Última actualización: 09 abril, 2022

El mejor jugador del mundo futbolístico actual, Robert Lewandowski, sigue una rutina exigente para mantener su físico. Los frutos se cosechan en goles y en distinciones. Recientemente ha recibido el galardón The Best 2021 que otorga la Federación Internacional de Fútbol (FIFA).

Este premio ha tenido diferentes denominaciones a lo largo de la historia. Alguna vez fue el Mejor Jugador Mundial FIFA, hasta el año 2009. Ese último fue ganado por Lionel Messi y luego se fusionó con el Balón de Oro. En dicha época sufrió el monopolio de Messi y Cristiano Ronaldo.

Desde el 2016 se llama FIFA The Best y en las últimas dos ediciones pertenece a Robert Lewandowski, el delantero polaco que gusta compartir su exigente rutina en las redes sociales. El entrenamiento del goleador es furor y analizamos en este artículo cómo influye la disciplina de su equipo en las sesiones que prepara.

La exigente rutina de Robert Lewandowski tiene resultados

Robert Lewandowski es jugador de la selección polaca de fútbol desde el año 2008 y se desempeña como delantero del Bayern Múnich desde la temporada 2014/15. Sus números con el conjunto alemán son impresionantes.

En el transcurso del 2021 rompió dos récords llamativos de Alemania. Por un lado, marcó 41 goles en una sola temporada. Esto lo llevó a superar la antigua marca que tenía Gerd Müller, un histórico referente del deporte.

Por otro lado, en el año calendario finalizó con 43 goles, lo que también sirvió para destronar a Müller de otra marca que se consideraba elevada. Su promedio de más de 1 gol por partido lo colocan en el podio de los mayores artilleros del fútbol mundial.

Si retrocedemos unos años, veremos que desde sus inicios con el Bayern Múnich este jugador polaco es una máquina de golear. En septiembre del 2015 anotó 5 goles en 9 minutos, cuando su club disputaba un partido contra el Wolfsburg en la Bundesliga. Y lo hizo ingresando desde el banco de suplentes, lo que le valió el reconocimiento en el libro Guinness.

Balón de fútbol y pie.
El fútbol ha evolucionado con el tiempo, por lo que cada vez se baten nuevos récords que parecían inalcanzables.

El rol de Holger Broich en la exigente rutina de Robert Lewandowski

La preparación física que el Bayern Múnich proporciona a sus jugadores es un complemento que permite que Robert Lewandowski esté en un estado físico óptimo. Parte del reconocimiento en su galardón como The Best debe atribuirse a Holger Broich.

Este científico del fútbol fue contratado por el equipo alemán para mejorar a la plantilla. Y podemos decir que es un científico del deporte porque ha publicado artículos científicos diversos sobre el entrenamiento y el fútbol de élite.

Del mismo modo, su tesis doctoral titulada Procesos cuantitativos para el diagnóstico de rendimiento en el fútbol de élite demuestra que es un experto en la materia. Desde el año 2014 está a cargo de que los jugadores del Bayern mantengan su físico.

Quizás, el mayor desafío del preparador fue la pandemia de COVID-19. En un inicio significó tener a los jugadores sin actividad y aislados en sus hogares por varios meses.

Para contrarrestar el efecto negativo de la posible falta de movimiento, Broich ideó un ciberentrenamiento individualizado. A través de conexiones frecuentes y videoconferencias, los atletas recibían desafíos para completar y enviar de vuelta en forma de video.

Desde repetir movimientos realizados por alguien a quien debían copiar vía online hasta asistir a clases virtuales, Robert Lewandowski formó parte de los dirigidos por el catedrático del deporte. A su exigente rutina, el polaco sumó las indicaciones del profesor.



¿Tiene sentido ganar masa muscular en el fútbol?

Cuando se observan los físicos de los jugadores del Bayern Múnich queda claro que sus cuerpos poseen una considerable masa muscular y poca cantidad de tejido graso en proporción. Esto es resultado del plan de Broich y también ha significado un debate en el mundo de la medicina del deporte.

¿Es necesario que un atleta de élite como Robert Lewandowski tenga los abdominales marcados para rendir mejor en el campo de juego? Aunque hay detractores de este tipo de entrenamiento, los resultados parecen estar a favor del polaco y del equipo alemán.

La fuerza muscular máxima y la composición corporal son parámetros que forman parte de la medicina deportiva. El tejido muscular neto, libre de grasa, juega un rol fundamental en la prevención de lesiones y en la capacidad que puede tener una persona para correr más rápido, golpear el balón con intensidad, no fatigarse ni acalambrarse.

Aprovechando la detención obligada de la pandemia y las restricciones de circulación, el club alemán se focalizó en que sus jugadores aumentaran la masa muscular. Ante la imposibilidad de hacer prácticas en la cancha y con el balón, los esfuerzos se destinaron a llegar a los partidos con cuerpos musculosos.

Esto es clave para que Robert Lewandowski sea hoy el mejor jugador del mundo. Sus abdominales marcados y su masa muscular ostensible lo mantienen lejos de las lesiones y con una resistencia atlética que es envidiable.



Los entrenamientos cruzados en la exigente rutina de Lewandowski

La exigente rutina física de Robert Lewandowski para ser el mejor se vale de lo que se conoce como entrenamientos cruzados. Esta es una modalidad que se aplica a cualquier deporte.

Consiste en realizar actividades que sean paralelas a la principal. Es decir, practicar otro deporte que no sea el mismo al que nos dedicamos, pero que comparta algunas cuestiones esenciales. Esto potencia el rendimiento.

El delantero polaco tiene afinidad por las artes marciales. Dedica algo de tiempo semanal a este entrenamiento paralelo que parece no tener nada que ver con el fútbol, pero que repercute en su físico.

Diversos estudios científicos han señalado los efectos beneficiosos del entrenamiento cruzado. La estabilidad, la velocidad, los reflejos y la concentración podrían incrementarse en los futbolistas de élite cuando se valen de ejercicios que cambian la respuesta en la cancha.

Karate en la rutina de Robert Lewandowski.
Las artes marciales potencian aspectos vinculados a los reflejos y la reactividad. Dos cuestiones importantes para un delantero.

La perseverancia te hace el mejor

El cambio físico gracias a la exigente rutina de Robert Lewandowski no lo ha convertido en el mejor del mundo de la noche a la mañana. Años de dedicación dan sus frutos luego de sacrificios y calendarios ajustados.

El acompañamiento en la preparación con métodos científicos y un correcto seguimiento son una pieza del engranaje que lleva a lo máximo del fútbol mundial. Es imposible entender el galardón que ha ganado el delantero polaco si no lo ponemos en el contexto del Bayern Múnich y bajo las teorías de Holger Broich.

Todavía quedan récords que este atleta puede batir. Seguro nos seguirá sorprendiendo en el futuro.

Te podría interesar...
Lewandowski: la dieta que lo mantiene en el top 5 de mejores futbolistas del mundo
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Lewandowski: la dieta que lo mantiene en el top 5 de mejores futbolistas del mundo

Te contamos los principales aspectos de la dieta de Lewandowski que lo han llevado a lo más alto del fútbol mundial. ¡Alimentos goleadores!



  • Achtzehn, Silvia, Holger Broich, and Joachim Mester. "High-performance and elite sports." Point-of-Care Testing. Springer, Berlin, Heidelberg, 2018. 225-241.
  • Rivas, Esp Miguel Angel Araujo, and Antonio José Hernández Guerrero. "Parámetros morfo-funcionales básicos del rendimiento atlético evaluados en los deportes." Lecturas: Educación Física y Deportes 25.273 (2021).
  • Fernández-Rio, Javier, et al. "Effects of slackline training on acceleration, agility, jump performance and postural control in youth soccer players." Journal of human kinetics 67 (2019): 235.