Guía para cuidar las orquídeas antes y después de la floración

La belleza de las orquídeas es muy perseguida en el mundo de la decoración y la jardinería. En este artículo aprenderás cómo cuidarlas.
Guía para cuidar las orquídeas antes y después de la floración

Última actualización: 21 abril, 2022

Las orquídeas son una de las flores más hermosas y delicadas de la naturaleza y su indiscutible atractivo es el favorito de jardineros y amantes de la florería. Aunque se trata de plantas muy resistentes, se necesita una guía para cuidar las orquídeas al máximo.

Muchas personas no se animan a tener estas exóticas plantas en sus casas, ya que creen que requieren de un cuidado experto, pero eso no es verdad. Cuidar las orquídeas puede ser una tarea muy sencilla si se tienen presente sus necesidades. Aunque existen más de 25 000 especies, estos consejos representan una ayuda general para todas.

Consejos para cuidar las orquídeas y promover su floración

Esta es una guía básica para que puedas cuidar las orquídeas de tu hogar correctamente y logres mantener su floración intacta el mayor tiempo posible. Recuerda que el mantenimiento requiere constancia y paciencia, así que procura brindarle cariño diario para que logre florecer y puedas apreciar su inigualable belleza.



1. Bríndales buena luz solar

La mayoría de las orquídeas, como la Phalaenopsis u orquídea mariposa, necesitan de buena luz solar indirecta para favorecer su floración. Procura situar las macetas cerca a una ventana o terraza para que puedan recibir la luz, pero no de forma directa, ya que sus delicadas hojas y pétalos podrían secarse con facilidad.

Ventana con luz solar para las orquídeas.
Analiza cómo el sol entra por tus ventanas para darle un ambiente de luz indirecta a tus orquídeas.

2. Prefieren la temperatura cálida

Para cuidar las orquídeas y proteger al máximo sus flores, es necesario brindarles un ambiente cálido, entre los 22 °C durante el día y los 18 °C por la noche. Estas plantas no resisten el frío, así que debes prestar atención a la temperatura para que puedan sobrevivir. Además, una buena ventilación también es necesaria.

3. Mantén una humedad constante

Debes recordar que las orquídeas son plantas tropicales, por lo que suelen crecer en medio de la humedad de la selva virgen. Con el fin de mantener su característica belleza, es necesario que les brindes un ambiente cálido y húmedo para crecer.

Si vives en una zona muy árida o durante la época de invierno, humedece solo las hojas con ayuda de un humidificador. Evita mojar las flores.

4. Cuidar las orquídeas es no abusar de los riegos

El exceso de agua en los riegos puede ser muy perjudicial para la salud de estas delicadas flores. Para cuidar las orquídeas debes tener en cuenta que la mayoría de ellas tiende a sobrevivir con más facilidad con poca agua, que con un exceso de esta.

Procura regarla dos veces a la semana durante la primavera/verano y solo una vez durante el otoño/invierno. Además, evita mojar el núcleo de la planta para que no se pudra. Opta por regar los laterales de la maceta o sumergir sus raíces en agua.

5. Compra un sustrato de calidad

Cuidar las orquídeas es una tarea sencilla cuando se les proporciona a las plantas las herramientas ideales para su desarrollo. Recuerda que la tierra de jardinería normal no es indicada y debes comprar un sustrato poroso y ligero. En la mayoría de las tiendas o floristerías puedes encontrar este sustrato, que está hecho a base de cortezas de árbol.



6. Las macetas transparentes son mejores

Las orquídeas realizan su fotosíntesis a partir de sus raíces también, por lo que no conviene tenerlas en una matera muy opaca. Una maceta pequeña de plástico, metacrilato o cristal es una buena opción para ellas.

Estas plantas no requieren de un espacio muy grande, pero sí es necesario cambiar el sustrato cada 2 años.

7. Cuidar las orquídeas de plagas y enfermedades

Siguiendo los cuidados mencionados con anterioridad y con ayuda de un plaguicida especializado para orquídeas, la planta no tendría por qué tener ninguna clase de deterioro. La mayoría de los hongos, las bacterias y los parásitos suelen aparecer por un cuidado inadecuado.

Si observas alguna anormalidad, como partes podridas, caracoles o babosas, retíralas con rapidez y evita que la orquídea tenga contacto con otras hasta que se recupere. Además, aplica un poco de fertilizante o plaguicida, dependiendo del caso.

Mujer cuida una orquídea.
El cuidado de las orquídeas es simple si se respetan las necesidades básicas de la planta.

8. Promueve su floración

Sin lugar a dudas, las flores simétricas y exóticas son el principal atractivo de las orquídeas. Por fortuna, estas suelen durar en perfectas condiciones hasta 12 semanas. Si notas que duran menos tiempo, podría ser una falta o exceso de riego, poco calor o corrientes de aire.

Un consejo para promover la floración en una orquídea estancada y que hace mucho no florece, es provocar un cambio de temperatura de 10 °C entre el día y la noche en otoño o primavera. En muchas ocasiones, la solución es tan sencilla como poner la planta cerca de una ventana.

Cuidar las orquídeas es sencillo, pero requiere atención

La belleza de las orquídeas es capaz de transformar un espacio aburrido con sus colores y formas, siendo un complemento ideal para decorar tu hogar. Así que si quieres aventurarte a tener una en casa, no lo dudes más.

Cultivar plantas trae muchos beneficios. Y con los cuidados necesarios no debes preocuparte mucho, ya que son muy resistentes y agradecidas.

Te podría interesar...
Plantas en casa que nos aportan salud
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Plantas en casa que nos aportan salud

Quien quiera cuidar y disfrutar de la naturaleza, debería considerar tener plantas en casa. Su belleza y aroma justifican que se incluyan en la dec...