¿Cómo hacer mermelada de uva casera?

La mermelada de uva es idónea para acompañar tus meriendas o tus desayunos. ¿Te animas a prepararla en casa? Descubre una sencilla receta.
¿Cómo hacer mermelada de uva casera?
Saúl Sánchez Arias

Escrito y verificado por el nutricionista Saúl Sánchez Arias el 03 septiembre, 2021.

Última actualización: 03 septiembre, 2021

La mermelada de uva supone una forma diferente de consumir esta fruta. No es muy habitual encontrar dicho producto ya elaborado en supermercados, por lo que vamos a enseñarte una receta sencilla para prepararlo en casa. Ten en cuenta que el sabor final dependerá en gran medida de la calidad de las uvas escogidas.

Por otra parte, no te olvides que la introducción de las frutas en la dieta regular es esencial. Estos alimentos concentran micronutrientes esenciales para asegurar un buen estado de salud. En líneas generales, se recomienda su consumo en crudo. No obstante, es posible en alguna ocasión hacer una excepción y comer mermelada.

Mermelada de uva casera

El consumo puntual de mermelada puede hacer parte de una dieta sana y balanceada. Aún así, hay que considerar que es una receta no apta para personas con diabetes o problemas metabólicos debido a su contenido de azúcares añadidos. En los demás casos, puede introducirse en pequeñas porciones durante el desayuno o la merienda.

Ingredientes

  • 300 gramos de uva negra.
  • 200 gramos de azúcar.
  • El zumo de un limón.

Paso a paso

  • Para comenzar, introduce en una olla las uvas, el azúcar y el zumo de limón. Mezcla bien y cocina a fuego lento hasta que la fruta se deshaga.
  • Una vez llegues a este punto, sigue aplicando calor durante otros 20 minutos más, hasta que al pasar una espátula se vea el fondo del recipiente. En este momento, se deja enfriar la mermelada.
  • A partir de aquí existen dos opciones. La primera consiste en consumir y envasar el resultado final tal cual, con algunos trozos de uva. Por otra parte, cabe la posibilidad de introducir el producto en el vaso de una trituradora y procesar hasta conseguir una mezcla totalmente homogénea.

A la hora de conservar la mermelada, ten en cuenta que es fundamental esterilizar los tarros de cristal y someterlos a un baño María posterior para asegurar que se genera vacío en el interior. De lo contrario, podrían proliferar bacterias patógenas. Tras conseguir este objetivo higiénico, se recomienda mantener en un lugar fresco y seco.

Mermelada de uva casera
La mermelada de uva casera cabe en el contexto de una dieta sana. Sin embargo, es primordial moderar su consumo.


Beneficios de la uva

Antes de terminar, vale la pena recordar los principales beneficios del consumo de uva. Debes tener en cuenta que estas propiedades se obtienen del consumo de la uva cruda. Además, es primordial que su ingesta se dé en el contexto de una dieta sana.

Retrasa el envejecimiento

La uva se caracteriza por concentrar en su interior una serie de fitonutrientes con capacidad antioxidante, conocidos como taninos. Estos elementos son capaces de neutralizar la formación de radicales libres y su posterior acumulación en los tejidos del organismo. De este modo, se evita que la inflamación se promocione de forma descontrolada y que aparezcan patologías complejas.

De acuerdo con un estudio publicado en la revista Critical Reviews in Food and Science and Nutrition, estos compuestos se pueden encontrar en las uvas y en muchas frutas de carácter exótico, como la acerola. La inclusión de dichos comestibles en la alimentación se considera positiva para el organismo. Asimismo, hay que destacar que dichas sustancias no son tan abundantes en las uvas blancas.

Ayuda a tratar el estreñimiento

Tanto las pepitas como la piel de las uvas están formadas en gran parte por fibra. Este elemento contribuye a incrementar el volumen del bolo fecal para agilizar el tránsito intestinal. Con ello se consigue una estimulación de los receptores del tubo digestivo. A su vez, esto resulta en movimientos peristálticos más intensos, lo que facilita el descenso de los desechos.

Existen evidencias que señalan que la falta de fibra en la dieta es uno de los factores de riesgo para el desarrollo del estreñimiento. Además, un consumo bajo de agua o alteraciones a nivel de la microbiota también pueden afectar a la hora de experimentar dicha condición.

Estimula la función inmune

Dentro de los micronutrientes de la uva es preciso hacer especial mención a su contenido en vitamina C. Este compuesto cuenta con múltiples funciones dentro del organismo. Desempeña un efecto antioxidante significativo y neutraliza la producción de radicales libres.

Por otra parte, es capaz de estimular la función inmune. De acuerdo con una investigación publicada en la revista Nutrients, mantener los niveles adecuados de vitamina C en el cuerpo reduce la incidencia de muchas enfermedades de carácter infeccioso, sobre todo de tipo respiratorio.

Asimismo, dosis elevadas del nutriente contribuyen a un manejo más efectivo de los síntomas. La mayor parte de los fármacos para tratar resfriados cuentan con una cantidad abundante de vitamina C en su interior, a parte de otros principios activos.



Contribuyen a modular la presión arterial

El consumo de uvas está muy recomendado desde el punto de vista cardiovascular. En primer lugar, por su contenido en taninos. Esta clase de compuestos modulan los procesos inflamatorios y reducen la incidencia de problemas como la aterosclerosis.

Además, concentra potasio en su interior. Dicho mineral provoca un efecto sobre la tensión arterial contrario al del sodio, es decir, genera una modulación a la baja del parámetro. Evitar situaciones de hipertensión se relaciona con un menor riesgo cardiovascular en general.

Podrían ayudar a combatir la hipertensión
El consumo regular de uva puede contribuir a proteger el cuerpo contra la presión arterial alta. Por supuesto, siempre y cuando la dieta sea sana.

Prepara mermelada de uva de forma casera

Como has visto, preparar mermelada de uva de forma casera es muy sencillo. Aunque esta fruta cuenta con beneficios para la salud evidenciados, hay que moderar su ingesta siempre y cuando la receta concentre azúcares añadidos. Estos ingredientes son capaces de afectar negativamente a la salud metabólica si se consumen de forma desmedida, sobre todo en personas sedentarias.

No obstante, la mermelada de uva puede aparecer en la dieta de forma ocasional sin ningún inconveniente. Cuenta con la ventaja de que se conserva bien y tiene una vida útil prolongada. Sin embargo, es preciso guardar unas normas higiénicas básicas y almacenarla en un lugar fresco y seco, alejada de la luz solar.

Te podría interesar...
¿Cómo preparar mermelada de nectarina?
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
¿Cómo preparar mermelada de nectarina?

Es sencillo elaborar mermelada de nectarina. Simplemente hay que conseguir una fruta de calidad y seguir los pasos que te mostramos.



  • Chang, S. K., Alasalvar, C., & Shahidi, F. (2019). Superfruits: Phytochemicals, antioxidant efficacies, and health effects - A comprehensive review. Critical reviews in food science and nutrition59(10), 1580–1604. https://doi.org/10.1080/10408398.2017.1422111
  • Sharma, A., & Rao, S. (2017). Constipation: Pathophysiology and Current Therapeutic Approaches. Handbook of experimental pharmacology239, 59–74. https://doi.org/10.1007/164_2016_111
  • Carr, A. C., & Maggini, S. (2017). Vitamin C and Immune Function. Nutrients9(11), 1211. https://doi.org/10.3390/nu9111211