Hipotiroidismo: 8 alimentos recomendados en tu dieta

No existe una dieta para tratar el hipotiroidismo, pero unos niveles adecuados de nutrientes y ciertos alimentos pueden ayudar a mejorar el bienestar y la salud en general.
Hipotiroidismo: 8 alimentos recomendados en tu dieta
Anna Vilarrasa

Escrito y verificado por la nutricionista Anna Vilarrasa.

Última actualización: 18 septiembre, 2023

La dieta puede preocupar mucho a las personas que sufren hipotiroidismo y conocer qué alimentos son más adecuados puede ser una gran ayuda.

Las pautas alimentarias no revierten la situación, pero alimentarse de forma saludable y potenciar algunos nutrientes puede ser una gran ayuda para acompañar el tratamiento.

A continuación, hablamos de cuáles son algunos de los mejores alimentos, qué pautas ayudan a alimentarse mejor y ofrecemos un menú semanal a modo de ejemplo e inspiración.

¿En qué consiste el hipotiroidismo?

El hipotiroidismo es una enfermedad que aparece cuando la tiroides no segrega suficiente cantidad de hormona tiroidea. Esta glándula con forma de mariposa está situada en la parte delantera del cuello y produce hormonas que regulan la forma en que el cuerpo usa la energía.

Como consecuencia de dicha disfunción, una gran parte de las acciones del cuerpo empiezan a ralentizarse. Algunos de los síntomas que pueden aparecer son los siguientes:

  • Sensación de frío.
  • Fatiga y debilidad muscular.
  • Depresión.
  • Estreñimiento.
  • Aumento de peso.
  • Dolor y rigidez en las articulaciones.

Se trata de una condición de salud mucho más común entre las mujeres, también a partir de los 60 años.

El tratamiento de esta enfermedad es siempre médico y consiste en proveer al cuerpo la cantidad de hormona necesaria. Con esta medida suele ser suficiente, siempre que se tome en las cantidades dosificadas por el médico. No se debe abandonar el tratamiento sin consultar con el especialista, tampoco ingerir más del prescrito.



Algunos nutrientes son relevantes en el hipotiroidismo 

Si bien el tratamiento de esta condición se basa en la medicación, la alimentación tiene un papel de acompañamiento.

No existe un plan dietético para las personas con hipotiroidismo, pero hay algunos nutrientes que juegan un rol importante en el funcionamiento normal de la glándula.

Tal como se puede leer en una publicación aparecida en el International Journal of Environmental Research and Public Health, es necesario que algunos estén presentes; mientras que otros conviene reducirlos. Entre los más relevantes se encuentran los siguientes:

1. Selenio

Una ingesta adecuada de este oligoelemento aumenta la eficiencia en la síntesis de hormonas tiroideas. Pero, además, el selenio tiene una actividad antioxidante que es necesaria para proteger la propia glándula del daño que le pueden ocasionar los radicales libres. 

2. Hierro

Para poder ejercer su efecto de forma correcta, el selenio necesita encontrar suficiente cantidad de hierro. Estudios en animales y humanos han detectado que un déficit de este último afecta al metabolismo de la hormona tiroidea.

3. Zinc

El zinc es otro de los micronutrientes necesarios para la glándula tiroidea, según datos aparecidos en el International Journal for Vitamin and Nutrition Research.

Su interacción es compleja y afecta tanto a los mecanismos de funcionamiento como a la acción. Aunque el déficit de zinc no es habitual, si se padece de hipotiroidismo es importante asegurar fuentes alimentarias en la dieta.

4. Yodo

Este nutriente, en la cantidad justa, es un componente esencial para la tiroides, ya que participa en la formación de las hormonas. Su déficit suele ser una de las principales causas de hipotiroidismo.

No obstante, esta porción justa se debe aportar con los alimentos. Tal como apuntan Prete, Paragliola y Corsello (2015)en forma de suplementos puede provocar un efecto contrario.

5. Goitrógenos

Algunos nutrientes pueden ser perjudiciales en caso de hipotiroidismo. Como indican los expertos en investigación y diagnóstico de esta enfermedad, se conocen con el nombre de goitrógenos y son los que hay que vigilar de forma especial dado que interaccionan con el yodo.

Hipotiroidismo: los 8 alimentos más recomendados

Como hemos visto, la alimentación mejora el estado de salud de las personas con problemas en la glándula tiroides. Es necesario que los alimentos presentes aporten los nutrientes necesarios para su correcto funcionamiento.

1. Sal yodada

Esta es una de las mejores forma de cubrir las necesidades mínimas de yodo en la dieta. Es fácil de dosificar y se evita el riesgo de ingerir cantidades demasiado altas. 

2. Nueces del Brasil

Este fruto seco es uno de los que aporta niveles más altos e interesantes de selenio y de zinc. Una unidad o dos al día ya son suficientes.

El resto de frutos secos (almendras, avellanas, nueces, piñones, anacardos o pistachos, entre otros) ayudan a cubrir las demandas de hierro. Esto, sin contar que son alimentos muy nutritivos y buenas fuentes de grasas saludables y proteínas.

Se pueden introducir de forma fácil, como tentempié a media mañana o media tarde. También es posible integrarlos en las ensaladas, las gachas de avena o mezclarlos con un yogur.

3. Pescados y productos del mar variados

Gran parte de todas estas opciones son abundantes en yodo, selenio, hierro y zinc. También son una buena fuente de proteína y su ingesta puede ayudar a reducir otras elecciones menos oportunas, como la carne procesada.

Asimismo, el pescado azul (atún, anchoas, bonito o salmón) aporta ácidos grasos omega-3, que tienen un efecto antiinflamatorio. Tal como se puede leer en el International Journal of Molecular Sciences, esto puede ser beneficioso en las personas con enfermedad de Hashimoto (un tipo de hipotiroidismo autoinmune).

4. Huevos

Los huevos son alimentos accesibles, versátiles y que suelen tener una amplia aceptación. Se pueden preparar en tortilla, revueltos o hervidos; todas ellas elaboraciones aptas para una dieta saludable.

Igual que en el caso del pescado, son una fuente excelente de proteína y también contienen yodo y selenio.

5. Verduras

Tomate, zanahoria, calabacín, berenjena, acelga, lechuga o espárragos. Cualquier verdura se encuentra en la base de una dieta saludable, algo muy importante en la alimentación para el hipotiroidismo.

Entre sus principales puntos fuertes se encuentra la cantidad de fibra que contienen. Más allá de otros beneficios, pueden ayudar a mejorar el estreñimiento, un síntoma común en personas con esta condición.

Se pueden integrar de forma libre en la dieta, teniendo en cuenta algunas restricciones que comentamos más adelante.

6. Cereales integrales y legumbres

Este grupo de alimentos provee buena parte de la energía diaria, ya que en su composición destacan los hidratos de carbono. Las legumbres, además, contienen una buena cantidad de proteína y de hierro (entre otros compuestos interesantes).

En referencia a los cereales, es preferible elegir las variedades integrales frente a las refinadas. Los primeros mantienen buena parte de los nutrientes que contienen los granos: vitaminas E y del grupo B, fibra y algunos minerales.

7. Frutas

Todas están permitidas, sobre todo si se comen frescas y enteras: solas, en forma de macedonia, en brochetas o mezcladas con un yogur o postre vegetal.

Son ideales para cualquier momento del día: en el desayuno, como postre o en los tentempiés de la mañana y la tarde.

8. Aceite de oliva

Esta debe ser el aceite prioritario, en especial para sustituir la mantequilla y las margarinas. Puede usarse tanto para cocinar como para aliñar alimentos en crudo.

Qué alimentos no están recomendados

Cuando se sufre hipotiroidismo, existen algunos alimentos que deben restringirse y otros que es mejor tomar con cuidado. Algunos son comunes a la población en general y otros se cree que pueden afectar la función de la tiroides.

  • Alimentos poco nutritivos y muy energéticos: zumos, refrescos, bollería, aperitivos, salsas comerciales, carne procesada y golosinas, entre otros.
  • Soja y verduras de la familia de las Brassicas: contienen goitrógenos que pueden interferir con la actividad de la glándula tiroides. No están prohibidas, pero tampoco se pueden ingerir en gran cantidad.
  • Algas: se suelen consumir por ser una buena fuente de yodo. No obstante, es difícil calcular la cantidad recomendada y existe el riesgo de tomarlo en exceso.
  • Lácteos y gluten: algunas personas con hipotiroidismo autoinmune se pueden ver beneficiadas si retiran estos componentes de su dieta. Esto es así siempre y cuando tengan intolerancia. Así lo indican un grupo de expertos a través de Annals of Agricultural and Environmental Medicine

Alimentos e hipotiroidismo: ejemplo de menú semanal

Considerando las pautas de alimentación en caso de hipotiroidismo, así como los alimentos recomendados, ofrecemos a continuación un plan alimentario de una semana.

Cabe destacar que se trata de una guía orientativa y es necesario adaptarla a las necesidades de cada persona y a su situación personal. 

Lunes

  • Copos de quinoa con fresas y almendras.
  • Wok de arroz y verduras con pollo.
  • Ensalada con atún y tortilla.

Martes

  • Tostada con queso fresco y tomate.
  • Crema de calabacín y salmón con arroz integral.
  • Hummus de garbanzos con vegetales y pan.

Miércoles

  • Huevos revueltos con espárragos verdes con pan integral.
  • Verduras al horno con patata y conejo a la plancha.
  • Gazpacho y ensalada de pasta con gambas y jamón. 

Jueves

  • Copos de trigo sarraceno con nueces de Brasil y arándanos.
  • Ensalada de lentejas y trigo sarraceno.
  • Pollo al curri con verduras.

Viernes

  • Tostadas con aguacate, tomate y nueces.
  • Crema de calabaza y lubina al horno con boniato.
  • Huevos revueltos con champiñones y ensalada.

Sábado

  • Porridge con manzana y canela.
  • Espinacas con pasas y piñones y garbanzos. 
  • Ensaladilla de verduras y hamburguesa de pescado.

Domingo

  • Tostadas con queso y jamón.
  • Paella marinera.
  • Ensalada y tortilla.

Aparte, es necesario añadir un yogur natural o una pieza de fruta como postre. También se pueden comer a media mañana o media tarde, alternando con un puñado de frutos secos, frutas deshidratadas o copos de avena. 

Otras pautas para acompañar la dieta en el hipotiroidismo

Más allá de lo que es más y menos conveniente comer, otros factores pueden mejorar la secreción de hormona tiroidea y su regulación, según datos recientes aparecidos en Food Science and Human Wellness.

Por lo tanto, son recomendaciones adicionales que se deben tener en cuanta y que tienen que acompañar el tratamiento farmacológico y la dieta.

  • No tomar suplementos nutricionales sin consejo profesional o una consulta previa al equipo médico. Estos pueden contener una cantidad demasiado alta de algunos componentes o interferir en la absorción de la medicación.
  • Mantener una vida activa y realizar el ejercicio físico adecuado para esta condición. Con ello se pueden mejorar varios aspectos: el estado de ánimo, la condición física, la regulación hormonal o el riesgo de sufrir otros problemas de salud relacionados.
  • Descansar las horas suficientes.
  • Adoptar un estilo de vida alejado del estrés.


¿Qué hay que recordar sobre los alimentos y el hipotiroidismo?

Aunque no existe una dieta tipo para el hipotiroidismo, algunos alimentos son mucho más recomendables que otros.

En general, se recomienda aumentar el consumo de frutos secos, huevos, pescados, cereales integrales, verduras y otras opciones que proporcionan los nutrientes adecuados para la glándula tiroides.

De todos modos, lo idóneo es obtener un plan de alimentación de la mano de un nutricionista, ya que cada caso tiene sus particularidades. El profesional, además, puede orientar sobre cómo preparar platos saludables cada día.


Todas las fuentes citadas fueron revisadas a profundidad por nuestro equipo, para asegurar su calidad, confiabilidad, vigencia y validez. La bibliografía de este artículo fue considerada confiable y de precisión académica o científica.



Este texto se ofrece únicamente con propósitos informativos y no reemplaza la consulta con un profesional. Ante dudas, consulta a tu especialista.