Consejos deportivos y ejercicios para personas con hipotiroidismo

Además de los medicamentos, el ejercicio desempeña un papel fundamental en el alivio de los síntomas asociados con el hipotiroidismo. Sigue leyendo y conoce más.
Consejos deportivos y ejercicios para personas con hipotiroidismo
Leidy Mora Molina

Revisado y aprobado por la enfermera Leidy Mora Molina el 22 julio, 2021.

Escrito por Rafael Victorino Muñoz, 21 julio, 2021

Última actualización: 22 julio, 2021

¿Cuáles son los ejercicios aptos para personas con hipotiroidismo? En general, el ejercicio se considera uno de los factores primordiales para tener una vida saludable. Sin embargo, hay algunas condiciones que pueden limitar la capacidad de la persona para realizar actividad física, como los trastornos tiroideos.

La tiroides hipoactiva, como también se conoce este padecimiento, afecta el metabolismo del cuerpo. Además, está asociado con síntomas como la fatiga, la arritmia, el dolor en las articulaciones, la depresión y la propensión a aumentar de peso.

En las personas afectadas, estos síntomas podrían interferir con un programa regular de ejercicios. No obstante, incorporar la actividad física como parte de la rutina diaria es, precisamente, la mejor manera de mantener el bienestar. ¿Qué hay que tener en cuenta? Descubre algunas recomendaciones.

¿Cómo afecta el hipotiroidismo al metabolismo?

La tiroides es un órgano pequeño (más o menos como la mitad de una nuez). Se encuentra ubicado en la parte frontal del cuello, en un cartílago debajo de la manzana de Adán. Pese a su tamaño, desempeña un papel determinante en el metabolismo.

Este órgano participa en la producción de varias hormonas, como la tiroxina y la triyodotironina, que inciden en el crecimiento y desarrollo. Esta última, además, afecta casi todos los procesos metabólicos. Incluso, regula el ritmo cardíaco y la temperatura corporal.

Cuando se padece hipotiroidismo, el metabolismo se hace más lento. Esto se traduce en diversos síntomas, como la tendencia a aumentar de peso con facilidad, la sensación de fatiga, el dolor articular, las palpitaciones y la sensación de desánimo.

Debido a los niveles bajos de hormonas tiroideas, la capacidad cardíaca tiende a reducirse. De allí que en las personas con hipotiroidismo se presente un mayor riesgo de sufrir arritmias ventriculares.

Por otra parte, la tiroides contribuye con la descomposición del colesterol, y estimula la producción de enzimas necesarias para eliminar triglicéridos. De este modo, cuando baja el nivel de hormonas tiroideas, el colesterol malo y los triglicéridos tienden a aumentar.

Entre otras cosas, el metabolismo oxidativo alterado en el hipotiroidismo subclínico afecta la captación de oxígeno. Luego, se hace más lenta la producción de energía y el rendimiento físico disminuye en el ejercicio.

Debido a esto, la fatiga y los calambres no tardan en aparecer en las personas con hipotiroidismo cuando practican deporte. De hecho, suelen requerir de un mayor tiempo de recuperación entre las series durante el entrenamiento.

Por último, esta condición también incide de forma negativa en el estado de ánimo. Esto se debe a que la tiroides interviene en la regulación de los principales neurotransmisores.

¿Cómo afecta el hipotiroidismo al metabolismo?
Las personas con hipotiroidismo suelen experimentar más sensación de fatiga durante la actividad física. Por eso, se aconseja que los ejercicios sean de bajo impacto o moderados.


Beneficios de los ejercicios para las personas con hipotiroidismo

La práctica habitual de ejercicios es muy beneficiosa para las personas que padecen hipotiroidismo. Incluso, como lo detalla un ensayo divulgado en Archives of Endocrinology and Metabolism, mantener una rutina de entrenamiento ayuda a mejorar la calidad de vida cuando se tiene esta condición. 

Metabolismo y energía

A menudo, las personas con hipotiroidismo manifiestan una constante sensación de falta de energía. Con el fin de contrarrestarlo, se suelen recetar medicamentos como la levotiroxina.

Y aunque muchos llegan a pensar que la práctica de ejercicio los puede afectar, lo cierto es que ocurre un efecto contrario. Los entrenamientos regulares ayudan a aumentar los niveles de energía y a combatir el cansancio.

Las investigaciones muestran que el ejercicio de bajo impacto puede reducir la fatiga, e incluso mejorar la función tiroidea de pacientes con este padecimiento. En efecto, se ha observado un aumento de la triyodotironina y la tiroxina, en aquellos que realizan actividad física regular.

Peso, grasa corporal y masa muscular

De acuerdo con investigaciones, el metabolismo más lento provoca que las personas con hipotiroidismo tiendan a aumentar de peso y a mostrar signos de obesidad. Y así como aumenta el porcentaje de grasa corporal, disminuye la masa muscular.

Por fortuna, sí hay una medida eficaz para contrarrestar esto. Sin duda, se trata del ejercicio. En primer lugar, este permite incrementar el gasto calórico, lo que ayuda a adelgazar. Por otro lado, el entrenamiento de fuerza permite ganar volumen en el músculo mientras reduce el porcentaje de grasa.

Sumado a esto, este tipo de entrenamiento mejora el tono muscular y mejora la respuesta del cuerpo al ejercicio. Así, poco a poco, disminuye la sensación de debilidad y los calambres. 

Corazón

Los estudios realizados sobre el tema refieren que el hipotiroidismo es una condición clínica que tiene efectos sobre la función cardíaca. En este orden de ideas, se puede afectar la contractilidad, la resistencia vascular, la presión arterial y el ritmo cardíaco.

No obstante, hay ejercicios que ayudan al funcionamiento del corazón y que reducen los riesgos de enfermedad cardíaca. Una excelente noticia para las personas con problemas de tiroides.

Estado de ánimo y depresión

Cuando hay una función tiroidea deficitaria, el estado de ánimo se ve afectado. Afortunadamente, el ejercicio también activa las hormonas de la felicidad. Así, se reducen los sentimientos de pesadumbre e incrementa el bienestar.

Según una publicación en Depression and Anxiety, tan solo 45 minutos de ejercicios aeróbicos moderados, tres veces a la semana, tienen un efecto significativo sobre el ánimo. Este buen hábito es el remedio natural para la tristeza, el mal humor y la depresión.

Otros beneficios

Además de lo mencionado, los ejercicios contribuyen con el bienestar general de las personas con hipotiroidismo. Otros beneficios son los siguientes:

  • El entrenamiento de fuerza puede contribuir a recuperar la pérdida ósea que ocurre cuando hay trastornos de la tiroides.
  • Los ejercicios de bajo impacto, como la natación, el Taichí o el yoga ayudan a aliviar el dolor en las articulaciones que aparece como efecto del hipotiroidismo.
  • Por último, los patrones de descanso, que también pueden resultar afectados, mejoran con la actividad física.


Consejos y ejercicios para personas con hipotiroidismo

Las personas con hipotiroidismo deben tener especial cuidado antes de adoptar una rutina de ejercicios. Esto especialmente si son personas sedentarias o que no se han ejercitado durante algún tiempo. En tal sentido, hay que comenzar despacio, sin exigirse demasiado.

Al respecto, se recomiendan ejercicios cardiovasculares de bajo impacto como los siguientes:

  • Caminar.
  • Bailar.
  • Yoga.
  • Taichí.
  • Pilates.
  • Bicicleta elíptica.
  • Natación.

Luego, una vez que el cuerpo se adapte, se puede aumentar de manera gradual la intensidad o la duración, y pasar a ejercicios más exigentes. Eso sí, siempre manteniéndose dentro de los límites de la propia capacidad.

Entre las actividades físicas de mayor impacto están las siguientes:

  • Saltar la cuerda.
  • Trotar o correr.
  • Jugar tenis.
  • Practicar baloncesto.
  • Hacer senderismo en montaña.
  • Hacer ciclismo de ruta.
  • Sentadillas y otros ejercicios de piernas.
  • Pesas.
  • Calistenia.

Lo ideal es realizar un mínimo de 150 minutos a la semana de ejercicios aeróbicos o cardiovasculares. Asimismo, 2 o 3 sesiones de ejercicios de fuerza combinados. Pero si al principio no puedes hacer esto, trata de trabajar en sesiones de al menos 15 minutos.

El entrenamiento de fuerza es muy importante para las personas con hipotiroidismo, con miras a activar el metabolismo y quemar calorías. Es necesario que se trabajen todos los grupos musculares principales, por lo menos 2 días a la semana cada músculo.

Cuando se tiene una afección en la tiroides, hay sobrepeso y la persona ha pasado tiempo sin entrenar, es posible que se tenga que esforzar un poco más. Hay que armarse de paciencia y, sobre todo, de perseverancia, para ponerse en forma y lograr un peso sano.

Los resultados y las mejoras se alcanzarán con el tiempo. Para que el entusiasmo persista, se recomienda elegir diferentes ejercicios cada día, y combinar las rutinas.

Por último, cabe recordar que el ritmo cardíaco y respiratorio te avisan si te estás exigiendo demasiado. Si te resulta posible, usa un pulsómetro. Y si te sientes cansado, o algo te duele, simplemente detente. No es una competencia.

Natación
La natación es una de las formas de ejercicio más recomendadas para personas con hipotiroidismo. Es de bajo impacto y tiene muchos beneficios.

Otras recomendaciones

Cuando se hace ejercicio a diario, siempre existe el riesgo de romper el compromiso con las rutinas, por cualquier motivo. Hay que mantener el enfoque, y a la vez que el entusiasmo. He aquí algunas recomendaciones para ello.

  • Solicita ayuda de un entrenador profesional para que diseñe un programa adaptado a tus necesidades y nivel de condición física.
  • Haz ejercicio acompañado.
  • Escucha música mientras ejercitas.
  • Fija metas y objetivos.
  • Puedes usar una aplicación que te ayude a ver progresos.
  • Nunca te esfuerces hasta llegar al límite del cansancio.
  • Sal al aire libre.
  • Descansa por lo menos un día a la semana.

¿Qué deben tener en cuenta las personas con hipotiroidismo antes de practicar ejercicios?

Seleccionar la mejor rutina depende tanto de la condición física como del estado de salud y del tratamiento. Si las hormonas tiroideas se encuentran bien controladas y la persona está sana, se puede hacer casi cualquier clase de ejercicios.

Por supuesto, antes de iniciar una rutina, hay que consultar con el médico y tomar en cuenta sus recomendaciones acerca de lo que se puede hacer y lo que no.

No se debe olvidar que las personas con hipotiroidismo experimentan dolores musculares y articulares. Algunos ejercicios tal vez no afecten, pero otros puede producir impacto o tensión, lo que agrava las dolencias o lesiones.

Por otra parte, si las hormonas no están bien controladas, el ejercicio podría ser peligroso. Especialmente si es actividad de alta intensidad y hay alteración de la frecuencia cardíaca, conviene andarse con cuidado.

¿Qué hay que recordar?

Los ejercicios para personas con hipotiroidismo siempre serán positivos y ayudarán a contrarrestar los síntomas, como el sobrepeso. Aún así, no hay que crear falsas expectativas. La actividad física no va a hacer que la tiroides produzca más hormonas.

Hay que tener presente que se trata de una enfermedad autoinmune y, por tanto, un plan de entrenamiento o una dieta no van a curar o a revertir el proceso. Por ello, es fundamental respetar el tratamiento médico. 

Te podría interesar...
Cómo sobrellevar el hipotiroidismo: 4 consejos
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
Cómo sobrellevar el hipotiroidismo: 4 consejos

Descubre las mejores claves y consejos para sobrellevar el hipotiroidismo. Te contamos todo al respecto en el próximo artículo.



  • Arem R, Rokey R, Kiefe C, Escalante D, Rodriguez A. Cardiac systolic and diastolic function at rest and exercise in subclinical hypothyroidism: effect of thyroid hormone therapy. Thyroid. 2009; 6(5): 397-402.
  • Werneck FZ, Coelho EF, Almas SP, Garcia MMDN, Bonfante HLM, Lima JRP, Vigário PDS, Mainenti MRM, Teixeira PFDS, Vaisman M. Exercise training improves quality of life in women with subclinical hypothyroidism: a randomized clinical trial. Arch Endocrinol Metab. 2018 Oct;62(5):530-536. doi: 10.20945/2359-3997000000073. PMID: 30462806.
  • Caraccio N, Natali A, Sironi A et al. Muscle metabolism and exercise tolerance in subclinical hypothyroidism: a controlled trial of levothyroxine. The Journal of Clinical Endocrinology & Metabolism. 2005; 90(7): 4057-4062.
  • Ertek S, Cicero AF. Hyperthyroidism and cardiovascular complications: a narrative review on the basis of pathophysiology. Arch Med Sci. 2013; 9(5): 944–952.
  • Hackney A, Kallman A, Hosick K, Rubin D, Battaglini C. Thyroid hormonal responses to intensive interval versus steady-state endurance exercise sessions. Hormones (Athens). 2012; 11(1): 54-60.
  • Lucía A, Hoyos J, Pérez M, Chicharro J. Thyroid hormones may influence the slow component of vo2 in professional cyclists. The Japanese Journal of Physiology. 2001; 51(2): 239-242.
  • Sotolongo A, Rodríguez B. Caracterización clínica del hipotiroidismo en pacientes geriátricos Policlínico Pedro Fonseca. Revista Habanera de Ciencias Médicas. 2012;11(2): 265-271.
  • Udovcic M, Pena R, Patham B, Tabatabai L, Kansara A. Hypothyroidism and the Heart. Methodist Debakey Cardiovasc J. 2017; 13(2): 55–59.
  • Walter K, et al. Elevated thyroid stimulating hormone is associated with elevated cortisol in healthy young men and women. Thyroid Res. 2012; 5(1): 13.
  • Zacaron F, Filipo E, Perrout J et al. Pulmonary oxygen uptake kinetics during exercise in subclinical hypothyroidism. Thyroid. 2014; 24(6): 931-938.