¿Cómo se usa la inteligencia artificial en el fútbol profesional?

¿Sabías que un equipo puede predecir sus posibilidades reales de ganar un partido? Con la inteligencia artificial y todos los datos que ofrece y analiza, este tipo de cosas es posible.
¿Cómo se usa la inteligencia artificial en el fútbol profesional?

Escrito por Fernando Clementin

Última actualización: 19 mayo, 2022

La tecnología ha llegado al deporte desde hace mucho y día a día nos encontramos con novedades que llaman la atención. Una de ellas es la inteligencia artificial o IA, una herramienta que cada vez se utiliza más y se ha vuelto casi indispensable en la élite del fútbol profesional.

Primero resulta útil definir el concepto. La IA es aquella que demuestran las máquinas y se genera a través de procesadores y softwares. Una de sus funciones en el ámbito deportivo es el análisis de una enorme cantidad de datos, identificar tendencias y hacer predicciones con base en ellas.

En palabras más simples, la inteligencia artificial la ejercen máquinas que hacen lo mismo que las personas, pero a gran escala, con más precisión y velocidad. En lugar de tener a varias personas observando un partido, las máquinas registran lo que ocurre automáticamente y procesan los datos.

Por ejemplo, algunas empresas que brindan este tipo de servicios instalan cámaras en los estadios para tener registros propios de un encuentro. A partir de esas imágenes son capaces de extraer millones de datos, utilizando algoritmos. Esta información se vende a los deportistas y a los clubes, quienes pueden obtener así un panorama más amplio de lo que ocurre.



El big data y la aplicación de la inteligencia artificial

Big data es la denominación que se le ha dado al gran conjunto de datos que se desprenden de los encuentros deportivos a partir del uso de la inteligencia artificial. En la actualidad, los equipos que recurren a este método analítico —es decir, casi todos los de primer nivel internacional— tienen datos sobre pases, distancias, tiros, entradas, entre otros.

Esto tiene dos grandes utilidades a simple vista. La primera es que permite analizar el rendimiento de los deportistas en la propia plantilla. Con ello se pueden modificar las sesiones de entrenamiento y darle mayor relevancia a un aspecto por sobre otros.

Asimismo, el big data ofrece la posibilidad de conocer muchísimo más sobre los futbolistas de otros equipos. Esto es positivo tanto a la hora de enfrentarlos como durante el mercado de fichajes, cuando se debe encontrar a «ese» futbolista que falla pocos pases y tiene determinado despliegue en cada partido.

Mujer analizando datos en la computadora tras un partido de fútbol profesional.
El big data no solo se aplica al fútbol. Es una disciplina con cada vez más aplicaciones en el trabajo, la publicidad y el ocio.
La idea es reducir al máximo el factor del azar a la hora de tomar decisiones.

La inteligencia artificial y las nuevas estadísticas

Además de brindar más datos, la inteligencia artificial en el fútbol permite analizarlos mejor. Una demostración de ello es la creación de nuevos términos para definir variables que desde hace poco se comenzaron a medir, como los goles esperados (xG) y las asistencias esperadas (xA).

Según el sitio oficial de la Bundesliga, la liga de fútbol profesional de Alemania, los goles esperados demuestran la probabilidad de que un futbolista anote un gol usando un índice que va de 0 a 1. Para ello se tienen en cuenta variables como la posición de tiro, la distancia a la portería, la posición del portero, la intervención de otros defensas, el registro goleador del jugador, entre otros.

Una posibilidad de gol con un registro de 0,5 xG debería terminar en conversión el 50 % de las veces.

Por su parte, las asistencias esperadas son los pases en zonas de peligro que pueden terminar en gol del jugador que recibe. Ese último pase previo al gol es lo que se denomina «asistencia». Al igual que los goles esperados, se miden con una escala de 0 a 1 en la que el valor máximo (1) representa una probabilidad máxima de que la jugada termine en gol.

Para ilustrarlo de forma más clara, si un jugador da un pase a un compañero que está de espaldas a la portería y marcado por rivales, la xA será baja. En cambio, si asiste a un compañero que queda de cara a la meta y sin portero, la xA será más alta, ya que es muy probable que ese pase acabe siendo una asistencia.



La inteligencia artificial brinda datos inéditos

La inteligencia artificial ha revolucionado el fútbol y otros deportes en los últimos años. Gracias a esta herramienta, lo que antes dependía del ojo del entrenador y su equipo, hoy está perfectamente evaluado y medido.

Algunas de estas mediciones tan innovadoras incluyen no solo la eficiencia física, sino también el rendimiento cognitivo de un deportista. Por ejemplo, la inteligencia artificial permite medir los aciertos en la toma de decisiones y el estrés al que está sometido un jugador durante un encuentro.

Hasta se han desarrollado índices que reúnen toda la información disponible, la comparan con la de otro equipo y establecen así la posibilidad de ganar para un conjunto. Este índice se denomina IET (índice de eficiencia técnica) y se basa en las matemáticas para analizar el rendimiento general de un equipo desde la táctica colectiva.

La inteligencia artificial en el fútbol gana cada vez más espacio.
El manejo de los datos es una parte fundamental del entrenamiento y de la vida de los clubes que están en un nivel superlativo.

Un instrumento fundamental en el fútbol moderno

Como todo elemento innovador, la inteligencia artificial sigue en desarrollo y todavía se estudian nuevos casos de uso para las casi infinitas posibilidades que ofrece. Los cuerpos técnicos de los equipos son cada vez más amigos de estas nuevas tecnologías.

Lo ideal es que haya un grupo de especialistas que digieran toda la información y entreguen lo más importante a los entrenadores. De nada serviría contar con tantos datos si no hay quién los interprete.

Mientras tanto, como se trata de un complemento y no de algo que gane campeonatos por sí mismo, hay algunas cosas que siguen siendo imprescindibles. El trabajo, la planificación y el talento deben ir de la mano con la tecnología para conseguir los objetivos propuestos.

Te podría interesar...
¿En realidad nos beneficia la tecnología?
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
¿En realidad nos beneficia la tecnología?

Algunas personas pueden ignorar qué efectos tiene la tecnología en la salud. Asimismo, otras llegan incluso a dudar si en realidad nos beneficia.