Las 6 mejores infusiones para combatir el mal aliento

Carolina Betancourth·
28 Septiembre, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la pedagoga en educación física y nutricionista Elisa Morales Lupayante al
07 Junio, 2019
Además de aliviar las molestias digestivas, la infusión de menta neutralizaría el mal aliento debido a sus propiedades antibacterianas.

Para combatir el mal aliento es indispensable mantener una buena higiene bucal y visitar al odontólogo. No obstante, algunas infusiones naturales podrían ser útiles para combatir el mal aliento.

El mal aliento o halitosis se produce, la mayor parte de las veces, por el crecimiento bacteriano en la boca debido a la acumulación de residuos de alimentos. Por supuesto, también puede presentarse a causa de diferentes alteraciones en la saliva, de enfermedades como la sinusitis o de hábitos como el fumar.

Se caracteriza por la aparición de un olor desagradable que, pese al cepillado, se puede percibir con facilidad, incluso desde cierta distancia. Debido a esto, puede provocar problemas de autoestima y, además, inseguridad dado que la persona afectada suele causar molestias en su entorno social.

Si bien es fácil de disimular con una práctica correcta de higiene y también con el uso de enjuagues bucales, en ocasiones es necesario recurrir a otros remedios para solucionarlo por completo.

Si bien existen alternativas 100 % naturales que podrían resultar útiles para combatir el mal aliento, la visita al dentista es altamente recomendable para que el profesional corrobore el estado de salud de toda la boca.

1. Infusión de menta

La infusión de menta ayudaría a combatir el mal aliento y los problemas dentales debido a sus propiedades que neutralizan el olor desagradable y, también, inhiben la formación de placa bacteriana en los dientes.

Además, dado que cuenta con propiedades digestivas, también lucharía contra los trastornos que influyen en la aparición de este síntoma, como el reflujo gástrico.

Ingredientes

  • 1 taza de agua (250 ml).
  • 1 cucharada de hojas de menta (10 g).

Preparación

  • Pon a hervir la taza de agua, agrégale las hojas de menta.
  • Después, déjala reposar a temperatura ambiente durante 10 minutos.

Modo de consumo

  • Toma una taza de esta infusión después de cada comida principal.

Ver también: Té de menta para el dolor de cabeza y estómago

2. Infusión de hinojo

Otro de los remedios con propiedades digestivas que facilitaría el control de la halitosis es la infusión de hinojo. Sus propiedades antibacterianas limpiarían las zonas difíciles de la boca y evitarían la aparición de infecciones en los dientes y encías.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de semillas de hinojo (5 g).
  • 1 taza de agua (250 ml).

Preparación

  • Incorpora las semillas de hinojo en una taza de agua hirviendo y, después, déjala reposar 10 minutos.

Modo de consumo

  • Ingiere la bebida 2 o 3 veces al día.

3. Infusión de anís

Taza anís estrellado.

La sabiduría popular sostiene que la ingesta de infusión de anís ayudaría a neutralizar el olor desagradable de la boca, sobre todo cuando este se origina por el consumo de algunos alimentos, como las cebollas y los ajos. Además, facilitaría la digestión de las comidas pesadas y disminuiría el nivel de acidez que afecta el pH de la saliva.

Ingredientes

  • 1 taza de agua (250 ml).
  • 1 cucharadita de anís (5 g).

Preparación

  • Pon a hervir la taza de agua y agrégale una cucharadita de anís.
  • Después, tapa la infusión y espera que repose de 10 a 15 minutos.

Modo de consumo

  • Ingiere la bebida después del cepillado habitual.

4. Infusión de jengibre

La infusión de jengibre es un conocido remedio para las náuseas y los problemas estomacales que suelen influir en la aparición del mal aliento. Cuenta con un activo natural ─conocido como gingerol─ que tras ser asimilado ayudaría a prevenir las infecciones orales, como se observa en el artículo Active ingredients of ginger as potential candidates in the prevention and treatment of diseases via modulation of biological activities.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de jengibre rallado (5 g).
  • 1 taza de agua (250 ml).

Preparación

  • Incorpora el jengibre rallado en una taza de agua hirviendo y déjalo reposar 10 minutos.
  • Después pasa la bebida a través de un colador e ingiérela.

Modo de consumo

  • Toma una taza de infusión después de cada comida principal para combatir el mal aliento.

5. Infusión de salvia

Infusión de salvia

El consumo de infusión de salvia sería un buen complemento para los pacientes con halitosis, ya que ayudaría a restablecer las secreciones de saliva y, además, combatiría las bacterias que proliferan en los dientes y las encías.

Ingredientes

  • 1 taza de agua (250 ml).
  • 1 cucharada de salvia seca (10 g).

Preparación

  • Hierve una taza de agua y agrégale la salvia.
  • Después espera que repose 10 minutos, pásala por un colador y sírvela.

Modo de consumo

  • Ingiere 2 tazas de infusión al día.

Te recomendamos leer: 5 usos maravillosos del aceite de salvia que debes conocer

6. Infusión de manzanilla para el mal aliento

Las propiedades antiinflamatorias y digestivas de la infusión de manzanilla podrían aliviar los problemas gastrointestinales que afectan el aliento de la boca. Su consumo promovería la eliminación de las toxinas retenidas en el cuerpo y, de paso, regularía el pH de la saliva.

Ingredientes

  • 1 cucharada de flores de manzanilla (10 g).
  • 1 taza de agua (250 ml).

Preparación

  • Vierte las flores de manzanilla en una taza de agua hirviendo.
  • Después, tápala y espera que repose de 10 a 15 minutos.

Modo de consumo

  • Toma una taza de infusión de manzanilla después de cada comida.

¿Qué hacer frente a la halitosis?

¿Te preocupa sufrir de mal aliento? Si tienes este problema, elige alguna de las infusiones mencionadas y úsala como complemento de tus hábitos de higiene oral.

Si la condición persiste, es necesario que acudas al médico, ya que el mal aliento también puede ser señal de algún problema interno que necesita otro tipo de tratamiento.

  • Scully, C., & Greenman, J. (2008). Halitosis (breath odor). Periodontology 2000. https://doi.org/10.1111/j.1600-0757.2008.00266.x
  • Porter, S. R., & Scully, C. (2006). Oral malodour (halitosis). British Medical Journal. https://doi.org/10.1136/bmj.38954.631968.AE
  • Haraszthy, V. I., Zambon, J. J., Sreenivasan, P. K., Zambon, M. M., Gerber, D., Rego, R., & Parker, C. (2007). Identification of oral bacterial species associated with halitosis. Journal of the American Dental Association. https://doi.org/10.14219/jada.archive.2007.0325
  • Messadi, D. V., & Younai, F. S. (2003). Halitosis. Dermatologic Clinics. https://doi.org/10.1016/S0733-8635(02)00060-8
  • Aylikci, B., & Çolak, H. (2013). Halitosis: From diagnosis to management. Journal of Natural Science, Biology and Medicine. https://doi.org/10.4103/0976-9668.107255
  • Haghgoo, Roza & Abbasi, Farid. (2013). Evaluation of the use of a peppermint mouth rinse for halitosis by girls studying in Tehran high schools. Journal of International Society of Preventive & Community Dentistry. 3. 29-31. 10.4103/2231-0762.115702.
  • Phytother Res. 2006 Aug;20(8):619-33. A review of the bioactivity and potential health benefits of peppermint tea (Mentha piperita L.). DOI: 10.1002/ptr.1936.
  • Food Control. Volume 35, Issue 1, January 2014, Pages 109-116. Chemical composition, antibacterial activity and mechanism of action of essential oil from seeds of fennel (Foeniculum vulgare Mill.)
  • Int J Physiol Pathophysiol Pharmacol. 2014; 6(2): 125–136. Published online 2014 Jul 12. Active ingredients of ginger as potential candidates in the prevention and treatment of diseases via modulation of biological activities. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4106649/
  • Srivastava, Ph.D. (Prof.J.K.Srivastava), Janmejai & P. N., Eswar Shankar & Gupta, Sanjay. (2010). Chamomile: A herbal medicine of the past with a bright future (Review). Molecular medicine reports. 3. 895-901. 10.3892/mmr.2010.377.