Las lesiones recurrentes de Rafael Nadal

Al pensar en Rafael Nadal, muchos imaginan sus corridas para defender tiros que parecían imposibles. Con el tiempo, semejante desgaste físico lo ha afectado.
Las lesiones recurrentes de Rafael Nadal
Leonardo Biolatto

Revisado y aprobado por el médico Leonardo Biolatto.

Escrito por Fernando Clementin

Última actualización: 25 julio, 2022

El nombre de Rafael Nadal quedará grabado en la historia del tenis para siempre por su juego, sus títulos y récords. Construyó y sigue construyendo una carrera impresionante. De no haber sido por ciertas lesiones, podría haber ganado incluso mucho más de lo que ganó.

Es cierto que las lesiones acompañan a prácticamente todos los deportistas de élite. No solo en el tenis, sino en casi todas las disciplinas.

Ahora bien, la «mala fortuna» que tuvo Nadal fue que le tocó padecer dolencias recurrentes, que volvían a aparecer temporada tras temporada. A continuación, presentaremos un resumen de las que más lo molestaron en sus casi 20 años de carrera profesional.

Rafael Nadal y las lesiones que lo complicaron

En sus 19 años de carrera hasta ahora, Rafael Nadal sufrió 21 lesiones. Esto, sin contar dolores menores que no le significaron retirarse de un torneo o directamente no presentarse.

Varias de estas lesiones se dieron en zonas o estructuras del cuerpo que ya se habían visto afectadas antes. Es decir, fueron lesiones recurrentes, como las que repasamos en la siguiente enumeración.

1. Problemas en el abdomen

Rafael Nadal, el máximo ganador de torneos de Grand Slam de todos los tiempos (22 títulos), se retiró de Wimbledon 2022 a causa de un desgarro abdominal. En la cita sobre el césped londinense le tocaba jugar la semifinal, pero no se pudo presentar.

Otra lesión ya había afectado una zona cercana de su cuerpo unos meses antes, en el Másters 1000 de Indian Wells. En ese certamen sufrió una fisura por estrés en el tercer arco costal izquierdo, jugando la semifinal ante el también español Carlos Alcaraz.

Años antes, en 2018 y 2019, el mallorquín también había tenido problemas musculares en la zona abdominal. Teniendo en cuenta la repetición de esta lesión, parece evidente que el tenista ocupa la zona media de su cuerpo en gran medida para moverse como lo hace en la pista.

Fisura por estrés en Rafael Nadal.
El core de Nadal ha presentado sucesivos problemas, tanto en la parte baja abdominal como en la zona torácica.

2. Las rodillas, otro foco de lesiones para Rafael Nadal

Los tejidos blandos presentes en esta articulación siempre fueron un punto problemático para Rafael Nadal. No es de extrañar si se tiene en cuenta el desgaste físico extremo que el español tiene en cada partido, fruto de su fiereza y tenacidad para no dar una bola por perdida.

Es su marca registrada, pero tiene su precio.

Ya desde 2008, Rafa tuvo que aguantar inflamaciones en los tendones de sus rodillas (tendinitis). Uno de los primeros problemas ocurrió en el tendón rotuliano de su rodilla derecha.

Al año siguiente, en 2009, la misma lesión le costaba perder su invicto en Roland Garros, torneo del que es el máximo ganador histórico en la actualidad, con 14 conquistas. Además, tampoco pudo jugar Wimbledon ese año.

Las lesiones en los tendones de las rodillas se sucedieron los años posteriores. Incluso en 2012 sufrió la rotura de un tendón, lo que le demandó una recuperación de 7 meses.

Tras unos años de «tranquilidad» en este sentido, en 2018 volvió a retirarse de un torneo (el US Open) por un fuerte dolor en el tendón rotuliano de su rodilla derecha. Con tantos años de impactos y desgaste, este problema ya es algo crónico para el cuerpo del español.



3. Lesiones en las muñecas

Así como las rodillas, las muñecas también son una zona muy demandada por los tenistas en competencia. Rafael Nadal, con su golpe de drive tan característico, las puso a prueba en cada uno de los más de 1200 partidos disputados en su carrera como profesional.

En 2016 apareció la primera lesión relacionada con esta zona. Concretamente, lo que pasó fue una desinserción de la vaina del cubital posterior de su muñeca derecha. Estuvo afuera del circuito 3 meses por esta causa.

2 años más tarde, las molestias se trasladaron a la otra muñeca y se manifestaron en forma de inflamación. Otra vez tuvo que abandonar en pleno Roland Garros y competir infiltrado en los Juegos Olímpicos de Río 2016 para soportar el dolor. Finalmente, en 2019 se bajó de un torneo de exhibición por una reincidencia.



4. Síndrome de Müller-Weiss, una de las últimas lesiones de Nadal

Este problema había comenzado en 2005, en el inicio de su carrera. El síndrome de Müller-Weiss es una enfermedad degenerativa que se manifiesta en uno de los huesos del pie: el escafoides. Genera una deformación en los tejidos que puede producir dolor y adormecimiento de la extremidad.

Causado por un retraso en la osificación del escafoides (hueso ubicado en el vértice del arco interno en la parte posterior del pie), el síndrome puede tener como consecuencia otros problemas en las extremidades inferiores. Quienes lo sufren, a menudo modifican la forma natural de pisar para evitar el dolor.

En el caso de Nadal, la lesión reapareció con más intensidad en Roland Garros 2021 (aunque fue campeón igual) y lo obligó a perderse prácticamente todo el resto de la temporada, con Juegos Olímpicos y Grand Slams incluidos.

El síndrome de Müller-Weiss afecta a la parte posterior del pie.
La mala pisada puede repercutir hacia las articulaciones más altas, como las rodillas y la cadera, causando problemas en ellas.

Rafael Nadal, perseguido por las lesiones

La gran cantidad de lesiones que Nadal tuvo a lo largo de su carrera tienen que ver con su despliegue físico en cada partido. Sobre todo cuando era más joven; al español lo caracterizaban la garra, la resistencia y la fuerza mental. Para muchos, es el mejor deportista de todos los tiempos en el plano psicológico.

Sin embargo, todo ese desgaste le fue pasando factura con los años, y cada vez con más frecuencia. Incluso, tuvo que hacer modificaciones en su estrategia y en sus golpes para ser más agresivo y jugar puntos más cortos.

Está claro que consiguió el éxito y logró casi todo lo que se propuso. Ahora, uno de los últimos objetivos de su carrera es liberarse de las lesiones y terminar su etapa como tenista de la manera que él y el tenis se lo merecen.

Te podría interesar...
Mira estas 20 manías, tics y curiosidades de Rafael Nadal
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Mira estas 20 manías, tics y curiosidades de Rafael Nadal

Las costumbres del tenista Rafael Nadal antes, durante y después de cada partido, dan un toque pintoresco a su carrera.