Maíz: beneficios, valores nutricionales y contraindicaciones

¿Cuándo fue la última vez que consumiste maíz? Es posible que no hace tanto tiempo. Se trata de un cereal popular.
Maíz: beneficios, valores nutricionales y contraindicaciones
Maria Patricia Pinero Corredor

Escrito y verificado por la nutricionista Maria Patricia Pinero Corredor el 27 octubre, 2021.

Última actualización: 27 octubre, 2021

El maíz es un cereal con orígenes ancestrales. Los indígenas americanos, antes de la llegada de Cristóbal Colón, lo consideraban la base de la vida. Esta semilla ha penetrado en casi todas las gastronomías del mundo desde entonces.

Tiene innumerables variedades y puede encontrarse en diferentes preparaciones en cada continente. Lo debes haber comido cientos de veces en tu vida.

Pero, ¿alguna vez te preguntaste qué te aporta consumirlo? ¿Puede causarte algún daño ingerirlo? En este artículo te contaremos qué beneficios obtienes y su valor en la cocina. Sigue leyendo y lo sabrás.

Valores nutricionales del maíz

Desde el punto de vista nutricional, el maíz es superior a otros cereales, excepto por el contenido de proteínas. Según el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA), 100 gramos de maíz aportan 86 gramos de kilocalorías, 3,27 gramos de proteínas, 18 gramos de carbohidratos y 2 de fibra. Se considera una buena fuente de almidón, ya que tiene 5,7 gramos.

Es una gran fuente de minerales. Aporta 37 miligramos de magnesio, 270 de potasio, 89 miligramos de fósforo y 15 de sodio. De vitaminas contiene 6,8 miligramos de vitamina C, 187 Unidades Internacionales de vitamina A, 42 microgramos de ácido fólico y 23 miligramos de colina.

Se trata del único cereal provitamina A, lo que quiere decir que es el único capaz de ser convertido en vitamina A por el cuerpo.

Beneficios del maíz

El consumo de maíz tiene importantes beneficios para la salud. Te los explicamos a continuación.

Maíz.
El maíz es un producto ancestral. Las culturas americanas lo han tenido siempre como base de la dieta.

1. Propiedades antioxidantes

Al contener carotenoides, como la luteína (644 Unidades Internacionales) y la criptoxantina (115 Unidades Internacionales), el poder para bloquear radicales libres es notorio. Ambas sustancias se consideran potentes antioxidantes.

La luteína y la criptoxantina suelen ser responsables del color naranja y amarillo de los alimentos. Se trata de carotenoides si los clasificamos químicamente.

Los antioxidantes combaten a los radicales libres, que son sustancias químicas que introducen el oxígeno a las células del cuerpo, causando la oxidación en diferentes partes y acelerando el envejecimiento.

2. Control del peso

Algunos tipos de maíz son ricos en amilosa, uno de los componentes del almidón. Por ello, ayudan a controlar el peso. Esta variedad de almidón no se digiere en el intestino delgado, llega al intestino grueso y alimenta a la flora intestinal. Por lo tanto, ayuda a regularizar el tránsito y da mayor sensación de saciedad.

3. Para la función cerebral

Al contener colina, el maíz se convierte en una pieza importante de la dieta para la función cerebral. La colina es un nutriente que es necesario para la síntesis de acetilcolina. Se trata de un neurotransmisor que cumple funciones en la memoria y en el control muscular.

Además, el maíz también contiene grandes cantidades de ácido fólico. Este interviene en la función del sistema nervioso central, en el metabolismo de las células nerviosas y en la síntesis de mielina. La mielina es una sustancia que protege a las células nerviosas (neuronas), aumentando la velocidad de transmisión del impulso.



4. Libre de gluten

El maíz es una de las bases de las dietas para las personas que no pueden consumir gluten. El gluten es una proteína que se encuentra en algunos cereales como el trigo, la cebada y el centeno.

Usos del maíz en la cocina

Casi todos los hogares en el mundo consumen este producto. De él pueden obtenerse diferentes ingredientes para preparar productos o usarse el grano en las preparaciones.

Algunos de los elaborados que quizá conoces y usas son los siguientes:

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) asegura que el maíz es usado como alimento humano básico en México, toda América Latina y África Sub-Sahariana. En estas regiones, las formas de preparación varían.

Se comen desde hervidos, el grano tostado, en sopa o gelatina y potajes conocidos como cachapas, en granos fermentados o como masa. Existen numerosas preparaciones a base de maíz, como la arepa, la polenta, las palomitas, el pan de maíz, los tacos, los tamales y las tortillas.

Palomitas de maíz.
Las palomitas de maíz son un acompañante básico de las películas en muchos países.


Contraindicaciones del maíz

Como ya sabemos los beneficios, ahora también toca considerar que el producto tiene algunas contraindicaciones. La principal reside en su alto contenido de almidón. El almidón está compuesto por cadenas de glucosa, es decir, por azúcares.

Las personas con diabetes deben reducir la ingesta de este alimento y sus derivados.

Más allá de ese cuidado puntual, no existen otras recomendaciones de cuidado para con el alimento. Siempre que se incluya en una dieta variada y equilibrada, será prudente que esté presente en la pauta.

Te podría interesar...
Maíz tierno: 5 recetas fáciles y deliciosas
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Maíz tierno: 5 recetas fáciles y deliciosas

Con el maíz tierno, puedes cocinar desde los platillos más sencillos hasta un exquisito almuerzo para la familia. Echa un vistazo a estas 5 recetas...



  • Melendez A. Importancia nutricional de los pigmentos carotenoides. ALAN v.54 n.2 Caracas jun. 2004
  • Lesbia Meertens-R. Vitamina B12, ácido fólico y función mental en adultos mayores. Invest. clín v.46 n.1 Maracaibo mar. 2005
  • R.L. Paliwal. Usos del maíz. FAO. Disponible en http://www.fao.org/3/x7650s/x7650s08.htm