Cómo mejorar tu productividad diaria con 7 hábitos saludables

Aunque no lo relacionemos, mantenernos hidratados y beber suficiente agua puede ser determinantes a la hora de mejorar nuestra productividad, ya que nos ayuda a reducir la fatiga
Cómo mejorar tu productividad diaria con 7 hábitos saludables
Elisa Morales Lupayante

Revisado y aprobado por la pedagoga en educación física y nutricionista Elisa Morales Lupayante el 19 abril, 2021.

Escrito por Daniela Echeverri Castro, 02 febrero, 2017

Última actualización: 19 abril, 2021

Independientemente de las actividades profesionales y tareas cotidianas que tenga cada quien, hoy por hoy, la mayoría de personas busca mejorar su productividad diaria con el fin de aprovechar al máximo el tiempo.

Mejorar la productividad implica adoptar una serie de hábitos que ayuden a realizar lo que se necesita en un tiempo delimitado, con atención plena y sin demasiado esfuerzo. ¿Te interesa saber cuáles pueden ser y por qué pueden llevarte al éxito en lo que te propongas? En caso de que tu respuesta sea afirmativa, no dejes de leer todo lo que vamos a comentarte a continuación.

1. Levántate temprano

Aunque al principio cueste un poco, levantarse temprano todos los días puede ser muy útil a la hora de tener una tener una mejor productividad diaria.

Levantarse motivado por la mañana.

Por ejemplo, si tu jornada de trabajo empieza a las 8:30 de la mañana y trabajas desde casa, puedes levantarte a las 7:00, desperezarte, beber un vaso de agua, hacer unos cuantos estiramientos suaves, preparar tu café o té, desayunar y así estar un poco más espabilado para cuando te toque empezar con tus asignaciones.

Si te levantas tan solo 10-15 minutos antes de tu hora de entrada al trabajo, mayor sensación de pesadez tendrás a primera hora y más te costará llevar a cabo tus tareas.

Hay personas que toman el hábito de levantarse a las 5:00 a.m. para aprovechar más las horas de luz y realizar actividades que, luego por la tarde, puede ser más complicado realizar. Por ejemplo, si tu jornada empieza a las 8:30 y te levantas a las 5:00, puedes aprovechar ese tiempo para tus lecturas, estudios o incluso para realizar tu rutina de ejercicios.

Por supuesto, es fundamental que mantengas el equilibrio en tu horario de sueño. Por ende, si te levantas más temprano, deberás acostarte más pronto para asegurarte de dormir las horas necesarias (bien sean 7, 7 y media u 8).

2. Planifica tu jornada

Uno de los mejores trucos para sacarle todo el provecho a la jornada laboral es hacer un listado de tareas. Esto permitirá establecer prioridades y distribuir el tiempo que se dedica a cada una. 

La planificación permite calcular qué tanto tiempo se requiere para cada tarea del día. Además, permite identificar qué hábitos están robándonos tiempo de forma innecesaria.

Una agenda puede ayudarte a crear un balance general de cada día. También, puede convertirse en una buena herramienta para optimizar el tiempo. Ten en cuenta que puedes aprovechar tanto una agenda de papel como una aplicación que cumpla las mismas funciones, como puede ser Google Calendar.

3. Prepara un desayuno saludable

Cuando tu desayuno es saludable, todo irá bien.

El consumo diario de un desayuno completo y balanceado es fundamental para conseguir un buen desempeño físico y mental durante todo el día. Los nutrientes que se obtienen con esta primera comida del día ayudan a incrementar el gasto energético, estimulando el metabolismo y las funciones cognitivas.

Siempre y cuando sean de alta calidad, los alimentos ingeridos mejoran la fuerza física, controlan la ansiedad y aumentan la capacidad de concentración.

Asegúrate que esta primera comida contenga:

  • Fibra dietética.
  • Vitaminas y minerales.
  • Proteínas de alta calidad.
  • Hidratos de carbono.
  • Antioxidantes.
  • Agua.

4. Realiza ejercicio regularmente

La práctica diaria de ejercicio físico, durante al menos 30-45 minutos es sumamente beneficioso para el cuerpo en líneas generales. Mejora la condición física, permite mejorar la postura corporal, ayuda a liberar tensiones acumuladas (físicas y mentales), y todo esto se traduce en un mejor rendimiento y mejor productividad.

Este hábito saludable le brinda beneficios a la salud cardiovascular y, de hecho, se relaciona con una mejor calidad de vida en general. Practicarlo en horas de la mañana resulta bastante beneficioso, ya que activa el cuerpo y la mente, y estimula sus capacidades.

5. Dedica unos minutos a la lectura para mejorar tu productividad diaria

El hábito de leer no solo es una forma de crecer como persona o un método para mejorar el vocabulario y la oratoria. Aunque muchos lo ignoran, es un gran entrenamiento para fortalecer la salud cerebral en muchos sentidos.

Hay que tener en cuenta que la lectura es un proceso complejo durante el cual, utilizamos ambos hemisferios del cerebro. Por ende, al leer se promueve la actividad de las neuronas, aumenta la concentración y se mejora la capacidad para tomar buenas decisiones.

6. Incrementa el consumo de agua

Los ataques de hambre pueden regularse.
Consumir abundante agua podría ser de ayuda, ¡además de ser saludable!

Muchos ignoran que sus bajas en el desempeño laboral tienen que ver con la deshidratación que sufre el cuerpo al no ingerir la cantidad suficiente de agua.

  • Este preciado líquido equilibra la actividad de las células del cuerpo. Por su parte, mantiene saludables los tejidos, los órganos y en general todo el organismo.
  • A su vez, hidrata las células cerebrales, mejora la circulación y ayuda a lograr una buena distribución de los nutrientes de los alimentos.
  • Por si fuera poco, es clave para el proceso de oxigenación, lo cual ayuda a reducir la fatiga y la constante sensación de sueño.

7. Duerme bien

Algo tan necesario y placentero como dormir bien puede contribuir de múltiples formas a tener una mejor productividad diaria. En primer lugar, el cuerpo renueva sus energías y se prepara para trabajar con más vitalidad a la mañana siguiente.

También es necesario para cumplir algunas funciones que no son posibles en otros momentos del día y que son claves para tener una buena concentración y salud mental. Reducir el horario de sueño es una de las causas principales de fatiga, debilidad y trastornos de salud cognitiva.

¿Listo para poner en práctica estos hábitos? Procura convertirlos en parte de tu rutina y descubre cuán buenos son para aumentar tu productividad en cada labor diaria.

Te podría interesar...
10 ideas para aprovechar al máximo las vacaciones en casa
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
10 ideas para aprovechar al máximo las vacaciones en casa

No es indispensable salir de casa para poder disfrutar del descanso. Por eso, te presentamos 10 ideas para aprovechar al máximo las vacaciones en c...