Menstruación consciente: ¿por qué es importante conocer tu ciclo?

La menstruación consciente es un concepto que invita a vivir el ciclo menstrual de una forma más razonable, partiendo del autocuidado. Se ha convertido en un movimiento universal que busca fomentar el bienestar en las personas menstruantes.
Menstruación consciente: ¿por qué es importante conocer tu ciclo?
Leidy Mora Molina

Revisado y aprobado por la enfermera Leidy Mora Molina.

Escrito por Edith Sánchez

Última actualización: 06 octubre, 2022

La menstruación consciente es una práctica y, también, una actitud. Tiene que ver con conocer en detalle todos los aspectos asociados al ciclo menstrual y darles un manejo razonado. Es una manera de incrementar el autoconocimiento y la autonomía.

Muchas veces, el ciclo menstrual se vive de forma casi inadvertida. Se sabe que la regla está presente cada mes y esta se aborda, pero no siempre de la forma más adecuada. Las demás fases del ciclo, a veces, ni siquiera se conocen. La menstruación consciente llama a evitar esto.

Asimismo, es claro que la regla tiene diversas connotaciones negativas en algunas personas y culturas. La menstruación consciente busca la construcción de nuevos significados para el ciclo femenino. Es una práctica liberadora y saludable.

La menstruación: más allá de la biología

evitar hacer durante tu período menstrual.
Deja de lado las connotaciones negativas de la regla y únete a la tendencia de la menstruación consciente.

La regla no es solo una experiencia biológica. Tiene una gran cantidad de significados sociales, culturales e, incluso, políticos. En muchos casos, se ve como algo feo, sucio o patológico. También, se le asocia con una supuesta «locura temporal» durante el llamado síndrome premenstrual.

Lo cierto es que el ciclo menstrual no es solo la regla. También es cierto que ni dejan de ser mujeres aquellas que no menstrúan, ni lo son menos los hombres transgénero que sí lo hacen. Por eso, en la actualidad se habla de personas menstruantes y no solo de mujeres.

El punto es que la menstruación consciente es una forma de conocer, comprender y abordar de una manera más razonable todos los fenómenos asociados al ciclo menstrual. Esto contribuye al empoderamiento de la persona menstruante y, también, incide en la percepción social y cultural de la regla.

Qué es la menstruación consciente

El ciclo menstrual implica una serie de cambios fisiológicos que inciden en el cuerpo, pero también en la mente. Las percepciones, las emociones  e, incluso, la espiritualidad y las capacidades cognitivas cambian en función de cada fase del ciclo menstrual.

La menstruación consciente se basa en la idea de que conocer en detalle todos esos cambios es fundamental para darles el manejo adecuado y, al mismo tiempo, sortear las respuestas que deben darse, en función de las exigencias del entorno.

Ese conocimiento detallado del ciclo menstrual permite gestionar mejor los momentos de actividad y de descanso, la sexualidad e, incluso, la dieta. No basta con tener un conocimiento teórico. La menstruación consciente es fruto de la auto observación a lo largo del ciclo menstrual.

La importancia de la menstruación consciente

La menstruación consciente es una vía para incrementar el autoconocimiento. Tiene que ver con adoptar una mirada introspectiva que te permita reconocer mejor lo que ocurre en tu cuerpo durante el ciclo menstrual y darle lo que requiere.



La forma como se desarrolla el ciclo menstrual aporta mucha información acerca de la salud de la persona menstruante. El sangrado mismo, durante la regla o fuera de esta, es un cúmulo de información que se debe saber interpretar. El color, el olor, la textura, etc., son datos de salud.

Uno de los objetivos esenciales de la menstruación consciente es preservar un buen estado de salud y notar a tiempo cualquier anomalía. Sin embargo, también cumple con el cometido de desarrollar una mayor autonomía, así como más bienestar y satisfacción a través del autocuidado.

Conociendo tu ciclo menstrual

El ciclo menstrual no solo involucra un conocimiento, sino también una sabiduría. El primero te aporta elementos para comprender lo que sucede en tu cuerpo durante cada etapa del mes. La segunda te permite abordar y gestionar esos cambios de una forma que te produzca satisfacción y tranquilidad.

Lo usual es que el ciclo menstrual dure entre 21 y 35 días, pero es más variable en los primeros años después de la primera menstruación (menarquia) o antes de la última (menopausia). Solo entre el 10 y el 15 % de las mujeres tienen ciclos exactos de 28 días.

Durante el ciclo menstrual, se produce un óvulo maduro. Si este es fecundado, hay embarazo. Si no lo es, tiene lugar un sangrado. ¿Por qué se sangra? El útero tiene un revestimiento interno llamado endometrio. Si hay fecundación, allí se alojará el embrión. Si no, será expulsado en forma de sangrado.

El día uno del sangrado se considera el primero del ciclo menstrual. Las hormonas regulan estos procesos y su actividad genera cambios físicos y psicológicos a lo largo de todo el ciclo. Una de las manifestaciones de ese proceso es el flujo vaginal, que está presente y cambia a lo largo del periodo.

Las fases del ciclo

Ciclo menstrual y calendario.
Conocer las cuatro fases del ciclo menstrual es parte esencial del bienestar personal.

El ciclo menstrual se divide en cuatro fases. Lo que marca cada una de estas etapas es el cambio que se produzca en el óvulo. A su vez, en cada fase hay diversas manifestaciones, físicas y psicológicas, que es importante reconocer para alcanzar una menstruación consciente. Dichas fases son las siguientes.

Fase menstrual

El revestimiento interno del útero, o endometrio, está lleno de líquidos y de nutrientes. Los niveles de hormonas, estrógeno y progesterona son bajos. Como no ha habido fecundación, el endometrio  se desprende y es expulsado. El organismo hace un gran esfuerzo en ello, por lo cual hay más cansancio de lo habitual.

Estos días son propicios para el descanso y el recogimiento. Lo más indicado es tomar comidas suaves. Hay más sensibilidad, mayor creatividad y más espiritualidad. Lo recomendable es ingerir alimentos diuréticos y ricos en vitamina C, omega-3, hierro y potasio.

Fase preovulatoria

La fase preovulatoria o folicular comprende la etapa que va desde que termina la regla, hasta el día 12 a 14. En esta etapa, maduran algunos folículos dentro del ovario. Tales folículos son el lugar en donde se desarrolla el óvulo. Esta es también la fase de mayor energía y vitalidad del mes.

Esa energía adicional se puede aprovechar para hacer más deporte o realizar actividades pendientes o complejas. También, es ideal para iniciar proyectos. Es la mejor etapa para comer carbohidratos, ya que el organismo está listo para transformarlos en energía. Conviene reducir las grasas.

Fase ovulatoria

Dentro de la menstruación consciente, tiene una gran importancia la fase ovulatoria. Es el momento en el que el óvulo maduro sale del ovario e inicia su recorrido. Corresponde a la etapa fértil. La energía baja un poco, pero al mismo tiempo aumenta la sociabilidad y la empatía. El aspecto es más atractivo y hay mayor seguridad en uno mismo.

Durante esta etapa, las relaciones sociales y personales fluyen mejor. Lo más aconsejable es aumentar el consumo de alimentos ricos en hierro y bajar el consumo de carbohidratos. Se aconseja la ingesta de legumbres, verduras de hoja verde, huevo y frutos secos.



Fase premenstrual

Si el óvulo no ha sido fecundado en la fase anterior, bajan los niveles de las hormonas. Es frecuente que haya síntomas como irritabilidad, fatiga, ansiedad, dolor de cabeza, abdomen inflamado, retención de líquidos, etc. También, es habitual que se prefiera la soledad y la introspección.

Este es un buen momento para identificar lo que a uno no le gusta, en todos los aspectos. Las actividades creativas están muy recomendadas. Conviene ingerir chocolate negro y alimentos con grasas saludables, como el aguacate. También se recomiendan los plátanos, los frutos secos y los lácteos.

Aprende a reconocer tu ciclo menstrual

Cada persona es diferente y, por eso, lo más conveniente es observarse con cuidado y tomar nota de las particularidades individuales. Es la mejor manera de practicar la menstruación consciente. De este modo, podrás identificar cualquier irregularidad.

Es muy importante aprender a escuchar lo que el cuerpo dice. Asimismo, liberarte de prejuicios y mitos frente a la regla. La menstruación consciente no significa «tomar el control», sino vivir tu ciclo menstrual de una forma constructiva y tranquila.

Te podría interesar...
Conoce la razón por la que la menstruación cambia las emociones de las mujeres
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Conoce la razón por la que la menstruación cambia las emociones de las mujeres

Que la menstruación cambia las emociones de las mujeres es algo que todos reconocemos, pero ¿por qué sucede esto? ¿Qué lo puede explicar?



  • Gormaz, G., Prado, S., Duque, G., Gormaz, C., Tsunekawa, H., Cossio, A., ... & Uribe, C. (1992). Caracterización ultrasonográfica del endometrio durante el ciclo menstrual ovulatorio espontáneo. Rev. chil. obstet. ginecol, 257-62.
  • Irusta, G. (2008). Mecanismos involucrados en la atresia del folículo ovárico: relación entre esteroidogénesis, angiogénesis y apoptosis (Doctoral dissertation, Universidad de Buenos Aires. Facultad de Ciencias Exactas y Naturales).
  • De la Cruz Chávez, J. A. (2020). Entre brujas, lunas y otros conjuros: análisis de la construcción de feminidad en los discursos alternativos de menstruación consciente (Bachelor's thesis, PUCE-Quito).

Los contenidos de esta publicación se redactan solo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar o sustituir diagnósticos, tratamientos o recomendaciones de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar cualquier procedimiento.