Pesadillas en el posparto: ¿cuáles son las más frecuentes?

Las pesadillas en el posparto suelen ser frecuentes. Pueden deberse a la falta de descanso o a desajustes hormonales.
Pesadillas en el posparto: ¿cuáles son las más frecuentes?
Elena Sanz

Revisado y aprobado por la psicóloga Elena Sanz.

Última actualización: 18 octubre, 2022

Las pesadillas en el posparto son más frecuentes de lo que podría pensarse, según revelan algunos estudios realizados al respecto. Estos sueños pueden ser bastante perturbadores, ya que tienen que ver con el recién nacido.

Y es que en la mayoría de los casos, los contenidos de tales pesadillas están relacionados con situaciones en las que el bebé corre peligro, se desaparece o cae de la cama. Esto genera no poca ansiedad en las madres.

Se afirma que son producto de una combinación de factores, entre los cuales están los desajustes hormonales, así como la falta de descanso o los cambios de horario que se ajustan con la llegada del bebé.

Sigue leyendo y conoce cuáles son las pesadillas más frecuentes en el posparto y qué se puede hacer para lidiar con ellas.

¿Por qué ocurren pesadillas en el posparto?

Las pesadillas se describen como un tipo de parasomnia que se presentan al final de un ciclo de sueño. Durante las mismas, en nuestra mente discurren imágenes con contenidos que son angustiosos, a la vez que muy vívidos.

De este modo, la experiencia resulta perturbadora. A veces, incluso las pesadillas son acompañadas de gritos, movimientos violentos, sudoración o llanto. A causa de ello, la persona suele despertar muy sobresaltada, con signos de agitación nervios.

Ahora bien, las pesadillas en el posparto son bastante frecuentes. De acuerdo con un estudio, más del 90 % de las mujeres suelen tener este tipo de sueños en fechas cercanas o posteriores al alumbramiento.

De manera particular, la mayoría de las mujeres entrevistadas (cerca del 75 %) en la citada investigación refirió que el contenido de estos sueños estaba relacionado con situaciones en las que sus bebés corrían peligro, lo que les causaba angustia o ansiedad al despertar.

Las pesadillas en el posparto pueden surgir como una reacción emocional natural a la nueva responsabilidad que supone el hecho de ser madres. Es decir, hay expectativas y temores con respecto a equivocarse y hacer algo que pueda resultar dañino para el bebé.

Aparte, es oportuno señalar que también con la llegada de la maternidad se experimentan cambios. Uno de estos tiene que ver con la irregularidad en el horario de descanso, por lo que no se logra alcanzar un sueño de calidad.

En tercer lugar, otro de los factores que contribuyen con la aparición de pesadillas en el posparto es la alteración de los niveles hormonales. Esto ocurre no solo durante el embarazo, sino también después de dar a luz.



¿Cuáles son las pesadillas más frecuentes en el posparto?

Entre las pesadillas más frecuentes en el posparto están aquellas en las que el bebé se encuentra en una situación peligrosa, que la madre no puede controlar. Pero veamos más en detalle.

1. El bebé se cae de la cama

Soñar que el recién nacido se cae de la cama es algo frecuente cuando la madre duerme con el niño. Esta es una situación sobre la que aún se discute mucho, con respecto a si es algo positivo o negativo.

Sin embargo, este tipo de sueños también puede suceder cuando la madre ha estado amamantando y se queda dormida, debido al cansancio acumulado.

2. El bebé se pierde

En esta pesadilla, la madre sueña que el niño llora, pero no lo puede encontrar. Incluso se da el caso de que, en el sueño, el bebé está en la cama y la madre lo busca entre las sábanas, sin lograr dar con él.

3. Secuestran al bebé

En otra de las pesadillas frecuentes en el posparto, similar a la anterior, el niño se pierde en un sitio público porque alguien lo ha tomado. Una variante del mismo sueño es que alguien se ha llevado al recién nacido de la cuna, la cual está vacía cuando la madre se acerca a ver.

4. El bebé olvidado

Tan angustiosa como las anteriores es la pesadilla posparto en la cual la madre sueña que ha olvidado al bebé en algún lugar por descuido. Así, al terror por no encontrar al niño se suma la culpa por ser la responsable de que tal cosa ocurriera. Suele ser un reflejo del temor que experimenta cualquier mujer de que esto suceda en la realidad.

5. Otras pesadillas posparto frecuentes

Además de las mencionadas, otros sueños angustiosos que tienen las mujeres que recién han dado a luz son los siguientes:

  • Se cae el bebé y se golpea fuerte.
  • El niño llora desconsoladamente sin que se sepa cuál es la causa.
  • Un peligro invisible e inminente (tal vez un animal) acecha al bebé.
  • El recién nacido llora por hambre, pero no hay nada para darle de comer.

También te puede interesar ¿Por qué tenemos pesadillas?


¿Qué hacer ante las pesadillas posparto?

Estas pesadillas, sumadas a la mala calidad del sueño, podrían afectar a la madre con respecto a su funcionamiento, así como la relación con el bebé y la atención que debe prestar a sus cuidados. Si este es el caso, hay algunas cosas que se pueden y deben hacer para superar esta situación de la mejor manera.

Por una parte, no está de más pedir o aceptar ayuda si la situación con el cuidado del bebé es complicada. Esto puede pasar tanto con madres primerizas, por la falta de experiencia, como con las que tienen otros niños pequeños que atender.

Sea cual sea nuestra situación, necesitamos dormir bien. Y pese a que una madre que recién ha dado a luz piensa que debe estar la totalidad de su tiempo observando al niño, esto no es del todo cierto.

A como dé lugar, hay que encontrar ese espacio para descansar. Esto ayudará a minimizar la aparición de las pesadillas posparto.

Si se tiene pareja, hay que confiar en que alguien puede colaborar en el cuidado del bebé. Lo mismo aplica para algún familiar con quien se conviva. Además, esto permitirá establecer buenos vínculos entre el recién nacido y las personas de su entorno.

Por último, hay que bajar los niveles de estrés y la ansiedad con respecto a los cuidados del bebé. Esto no significa llegar al extremo de la desatención. Pero cuidar bien y angustiarse no son sinónimos ni se requiere lo segundo para lograr lo primero.

Poco descanso por cuidar al bebé causa pesadilla posparto.
Poder delegar ciertos cuidados del bebé y otras rutinas del hogar a los demás es sano.

Pesadillas posparto: ¿debemos preocuparnos?

Además de despertar en un estado que mezcla confusión con ansiedad, lo más común es que la madre sienta un mayor deseo de proteger a su hijo. Sin embargo, es oportuno acotar que estas pesadillas nada significan y pueden ser de lo más normales. Los sueños, sueños son, como ya lo dijo Calderón de la Barca.

Ahora bien, si la persona siente que estos sueños son muy frecuentes o inquietantes, es necesario que converse con quienes están a su alrededor y cuente lo que sienta e identifique lo que le preocupa en realidad.

Si además, los sueños perturbadores se acompañan de desánimo, apatía, tristeza o pensamientos obsesivos, tal vez pueda tratarse de una depresión posparto. O es un posible indicio de un brote de ansiedad o manifestación de una psicosis.

En todo caso, esto lo debe determinar un profesional especialista en el tema de la conducta. Por consiguiente, en las situaciones en las que se empieza a afectar la vida de la madre y la relación que tiene con su hijo, sería conveniente acudir a terapia.

Te podría interesar...
5 síntomas anormales que te dicen que algo no va bien en el posparto
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
5 síntomas anormales que te dicen que algo no va bien en el posparto

Existen múltiples síntomas anormales que indican que algo no va bien en el posparto; identificarlos es importante para evitar complicaciones.



  • García Vega M,  Muñoz Gálligo E,  Mingote Adán J, et al. El estrés, uno de los principales factores psicosociales predisponentes en el desarrollo de la depresión puerperal. Cuadernos de medicina psicosomática y psiquiatria de enlace. 2012; 103: 65-71.
  • Guerra Rivas G. Depresión postparto y su influencia en el núcleo familiar. Babahoyo, Ecuador: Universidad Técnica de Babahoyo, 2020.
  • Nielsen T, Paquette T. Dream-associated behaviors affecting pregnant and postpartum women. Sleep; 2007; 30(9): 1162–1169.
  • Oviedo Lugo G, Mondragón V. Trastornos afectivos posparto. Universitas Médica. 2006; 47(2): 131-140.
  • Sánchez Montoya J, Palacios Alzaga G. Matronas Prof. Trastorno de estrés postraumático en el embarazo, parto y posparto. 2007; 8 (1): 12-19.
  • Wills L, Garcia J. Parasomnias. CNS Drugs. 2002; 16: 803-810.

Los contenidos de esta publicación se redactan solo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar o sustituir diagnósticos, tratamientos o recomendaciones de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar cualquier procedimiento.