¿Por qué es bueno hacer deporte diariamente?

Lorena González·
23 Enero, 2021
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico Carlos Fabián Avila al
08 Diciembre, 2018
Hacer deporte a diario no solo es beneficioso para mantenernos en forma y perder peso, sino que también aporta beneficios a nivel psicológico. Te invitamos a conocer 7 grandes consecuencias positivas del ejercicio.

¿Por qué hacer deporte? Mantener el cuerpo en buen estado es fundamental, y no solo por el hecho de tener una figura esbelta y tonificada, sino porque esto va directamente relacionado con una buena salud, tanto física como mental.

Llevar una vida activa no implica realizar un montón de ejercicios para mantener un cuerpo perfecto, sino hacer deporte diariamente de forma moderada. Quizás puede parecer exagerada la idea de hacer ejercicio todos los días, pero los beneficios son apreciables. Además, no tiene por qué ser demasiado, sino suficiente.

¿Por qué es bueno hacer deporte diariamente?

A continuación, te vamos a enumerar 7 razones por las que el deporte es la piedra fundamental de una vida saludable. Luego de conocerlos, ¡te darán ganas de hacer deporte sin dudas!

1. Mejora el aspecto físico

Deportista comiendo.

El realizar ejercicio diariamente, aunque sea de baja intensidad, contribuye a quemar la grasa y las calorías sobrantes del cuerpo. Esto se debe al déficit de energía que se genera, como detalla un estudio que publicó la revista Annals of Nutrition & Metabolism.

De esta manera, se logra tonificar los músculos y mantener un peso ideal. Además, al sudar se eliminan toxinas perjudiciales que, si se acumulan, pueden afectar el organismo y causar problemas fisiológicos y estéticos, como explica una investigación publicada en la Revista Habanera de Ciencias Médicas.

Lee también: Señales de que tu cuerpo no elimina bien las toxinas

2. Hacer deporte vuelve a las personas más felices

Aparte de mejorar la composición física, al realizar ejercicios se genera la liberación de unas sustancias producidas por el encéfalo llamadas endorfinas. Estas son péptidos que tienen propiedades similares a las de los opiáceos.

Estas sustancias actúan como neurotransmisores y son capaces de brindar relajación, tranquilidad, paz mental y sensación de bienestar, tal y como explica un estudio publicado por Sports Medicine.

Por otro lado, hacer ejercicios ayuda a tener más energía y ganas de hacer cosas. Esto fomenta el logro de objetivos y, por extensión, mejora la autoestima. A su vez, se potencia la autoconfianza, nos sentimos más útiles, somos más eficientes y estamos más cómodos con nosotros mismos.

Practicar al menos 30 minutos de actividad física ayuda al cuerpo a mantener un nivel adecuado de endorfinas, para así mantenernos sanos y felices. Asimismo, disminuye significativamente los casos de depresión, de acuerdo con una publicación del sitio WebMD.

3. Ayuda a evitar enfermedades

chica deportista con metro

Al hacer deporte diariamente y lograr mantener un peso adecuado, disminuye el riesgo de desarrollar enfermedades como hipertensión arterial, obesidad, diabetes tipo 2 o cáncer, entre otras. Esto se explica en profundidad en un estudio reciente publicado por Journal of Sport and Health Science.

Estas son dolencias que, por lo general, padecían los adultos. No obstante, en la actualidad, con el desarrollo de la tecnología y el sedentarismo asociada a esta, son muchos los niños y los adolescentes que están padeciendo este tipo de enfermedades.

Al incluir una rutina de ejercicio o un deporte extracurricular en la vida de los niños, se reduce la probabilidad de tener una población infantil sedentaria y enferma como consecuencia.

4. Es una forma de envejecer mejor

Es un tema que a las personas jóvenes no les suele llamar mucho la atención. No obstante, sin darnos cuenta, el tiempo pasa de forma muy rápida y los cambios en el cuerpo se empiezan a notar cada vez más.

Si incluimos en la rutina diaria alguna actividad física o algún deporte, estaremos disminuyendo las probabilidades de presentar trastornos como osteoporosis. Esto se debe a que el ejercicio ayuda a aumentar la densidad ósea, según explica un estudio que publicó Postgraduate Medical Journal.

Realizar ejercicios sencillos como correr o caminar rápidamente, saltar la cuerda o levantar el peso del propio cuerpo puede ayudar a mantener la fortaleza de los huesos e ir preparándolos para la vejez.

Te puede interesar: Osteoporosis: causas, síntomas, diagnóstico y tratamiento

5. Mejora la calidad del descanso

Al realizar ejercicios diariamente, el cuerpo pierde energía. Con ello, los músculos trabajan un poco más de lo normal, la mente se despeja y se aleja los problemas.

Así, al llegar la noche, el cuerpo solo está preparado para descansar y recuperar la energía necesaria para empezar al día siguiente. De esta forma, conseguimos un sueño placentero, recuperador y de mayor calidad, según un estudio publicado por Journal of Behavioral Medicine.

Para muchas personas, la decisión de realizar ejercicios no es tan fácil como para otras. Por eso, si existe cierta resistencia, es mejor buscar una actividad que motive, que sea apasionante. De esta manera, estaremos más motivados a incluir el ejercicio en el día a día.

6. Aumenta la vida social

Muchos prefieren realizar actividades de este tipo en compañía de amigos o familiares. Si eres de los que no te gusta ejercitarte solo y no hallas alguien cercano, puedes apuntarte a un grupo de baile o algún equipo de aficionados.

Recuerda que cuidar el cuerpo es esencial para disfrutar de una buena salud y tener una vida plena. ¡Utiliza la actividad física como una herramienta para socializar y conocer más gente!

7. Representa un modo de ahorrar dinero

Otra cosa que puedes realizar para incluir actividades físicas en el día a día es dejar el automóvil y utilizarlo solo para las cosas realmente necesarias. Para las actividades diarias, puedes optar por caminar o utilizar la bicicleta para movilizarte. Así, ahorrarás dinero en combustible, ¡y probablemente también en medicamentos!

Hacer deporte, una decisión de vida más que recomendable

Luego de repasar todos estos datos, no hay duda de que la actividad física tiene mucho para aportar en la vida de todas las personas. Sin importar la edad ni la condición física, todos pueden adaptar su disciplina favorita a sus posibilidades.

Además, si se elige una disciplina que divierta y motive, no veremos al ejercicio como una obligación, sino como una actividad para disfrutar realmente. ¡Y más todavía si lo hacemos con amigos o con la pareja!

  • Strasser, B., Spreitzer, A., & Haber, P. (2007). Fat loss depends on energy deficit only, independently of the method for weight loss. Annals of nutrition & metabolism, 51(5), 428–432. https://doi.org/10.1159/000111162
  • Rosales Ricardo, Yury. (2014). Masaje y ejercicios físicos en casos con paniculopatía edemato-fibro esclerótica en la atención primaria. Revista Habanera de Ciencias Médicas, 13(3), 475-486. Recuperado en 23 de enero de 2021, de http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1729-519X2014000300013&lng=es&tlng=pt.
  • Harber, V.J., Sutton, J.R. Endorphins and Exercise. Sports Medicine 1, 154–171 (1984). https://doi.org/10.2165/00007256-198401020-00004
  • David C. Nieman, Laurel M. Wentz. 2019. The compelling link between physical activity and the body's defense system. Journal of Sport and Health Science. https://doi.org/10.1016/j.jshs.2018.09.009. (http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S2095254618301005)
  • J. A. Todd; R. J. Robinson. 2003. Osteoporosis and exercise. Postgraduate Medical Journal. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC1742726/pdf/v079p00320.pdf
  • Kredlow, M.A., Capozzoli, M.C., Hearon, B.A. et al. The effects of physical activity on sleep: a meta-analytic review. J Behav Med 38, 427–449 (2015). https://doi.org/10.1007/s10865-015-9617-6
  • Exercise and Depression. WebMD. https://www.webmd.com/depression/guide/exercise-depression#1