Prolapso vaginal anterior o cistocele: causas y tratamiento

El prolapso vaginal anterior o cistocele es un problema relativamente frecuente. Es más común en las mujeres que han dado a luz por parto natural.
Prolapso vaginal anterior o cistocele: causas y tratamiento
Leidy Mora Molina

Revisado y aprobado por la enfermera Leidy Mora Molina.

Escrito por Edith Sánchez

Última actualización: 02 octubre, 2022

El prolapso vaginal anterior o cistocele es una afección en la cual la vejiga cae de su posición habitual y genera presión en las paredes de la vagina. Esto se debe al estiramiento y al debilitamiento de los tejidos de sostén en esa zona.

No hay datos sobre la cantidad de mujeres que tienen prolapso vaginal anterior o cistocele. Muchas de ellas no experimentan síntomas o no consultan al médico. Se estima que más de la mitad de las pacientes que han dado a luz tienen algún grado de prolapso en los órganos pélvicos.

Al trastorno también se le conoce con los nombres de prolapso de la pared vaginal anterior, vejiga prolapsada y vejiga caída. En este artículo nos centraremos en las causas y el tratamiento de esa patología.

¿Cuándo hablamos de prolapso vaginal anterior?

Cuando se habla de los órganos de la pelvis, se hace referencia a la vejiga, el útero y los intestinos. Todos ellos se mantienen en su lugar gracias a los músculos y los tejidos conectivos que hay en el suelo pélvico.

Cuando tales músculos y tejidos no cumplen bien su función, la vejiga puede salirse de su sitio. Una vez sucede esto, la propia vejiga comienza a empujar la pared anterior de la vagina y se produce el prolapso vaginal anterior o cistocele.

Todo esto ocasiona una sensación de presión en la pelvis y a veces un bulto en la vagina, que se puede sentir o no. También se presentan problemas para orinar, tales como dificultad para evacuar la orina, necesidad frecuente de ir al baño, sensación de no haber vaciado la vejiga por completo o incontinencia.

Mujer con incontinencia por prolapso vaginal anterior.
El prolapso aumenta la presión pélvica. Eso origina que la orina no pueda ser retenida por mucho tiempo.


Causas del cistocele

El prolapso vaginal anterior o cistocele se produce por el estiramiento o debilitamiento de los músculos, los tendones y los tejidos que mantienen la vejiga en su lugar. Ahora bien, ¿por qué ocurre esto?

A veces, solo se trata del paso del tiempo. Con el envejecimiento, los músculos y los tendones se vuelven más frágiles. Sin embargo, el prolapso vaginal anterior o cistocele puede ocurrir a cualquier edad, por un esfuerzo crónico o un traumatismo.

La causa más habitual de esta afección es el trabajo de parto. También tiene lugar en personas con estreñimiento frecuente o con tos crónica.

Así mismo, es posible que se produzca después de una cirugía en la zona pélvica. O también en personas que tengan enfermedades de base, como el síndrome de Ehlers-Danlos.



Factores de riesgo

Se puede afirmar que los principales factores de riesgo para desarrollar prolapso vaginal anterior o cistocele son los siguientes:

  • Embarazos múltiples.
  • Bebés de alto peso al nacer.
  • Parto vaginal, en especial si es asistido con instrumentos.
  • Menopausia. Durante esta etapa disminuye la producción de estrógenos, la que facilita la pérdida de elasticidad de los tejidos.
  • Histerectomía o cirugía reconstructiva pélvica previa.
  • Levantar objetos pesados con frecuencia.
  • Obesidad.

Tratamientos no quirúrgicos

Si el caso de prolapso vaginal anterior o cistocele es leve, quizás no requiera de abordaje específico. Se toman en cuenta factores como la edad, el estado de salud general, la gravedad de la afección, el deseo de tener hijos en el futuro y la actividad sexual para establecer cuál es el mejor tratamiento.

En principio, se puede optar por lo conservador y no invasivo. Hay dos opciones: los ejercicios del suelo pélvico y el uso de un pesario vaginal.

Ejercicios del suelo pélvico

Son más conocidos como ejercicios de Kegel y su propósito es el de fortalecer los músculos del suelo pélvico. Consisten en hacer contracciones de los músculos de la zona, mantenerlas y repetir 10 veces por día.

El fisioterapeuta o el médico pueden enseñar la forma correcta de hacerlos.

Pesario vaginal

El pesario es un anillo de goma o plástico que se introduce en la vagina para sostener la pared de la misma. De este modo, se ofrece sostén a la vejiga.

El dispositivo no cura el prolapso vaginal anterior o cistocele, pero sí permite aliviar los síntomas. Este aparato debe retirarse y limpiarse en forma periódica.

Ejercicios de Kegel para el prolapso vaginal o cistocele.
Los ejercicios de Kegel han demostrado efectividad para reducir los efectos de la incontinencia urinaria y los prolapsos vaginales.

Tratamiento quirúrgico

Si los tratamientos no quirúrgicos para el prolapso vaginal anterior o cistocele no funcionan o el caso es muy grave, se debe considerar la opción de una cirugía. El procedimiento puede ser una reparación del cistocele, la colocación de un cabestrillo uretral o ambas.

Cirugía de reparación del prolapso vaginal anterior o cistocele

Esta cirugía también recibe el nombre de colporrafia anterior. El objetivo es volver a colocar la vejiga en su posición normal.

También tensar los músculos y tejidos involucrados, con puntos de sutura, para evitar nuevos desplazamientos. Si hay incontinencia, se puede corregir en el mismo procedimiento.

Cirugía para colocar el cabestrillo uretral

Es otra opción para corregir el prolapso vaginal anterior o cistocele. Consiste en colocar un trozo de malla alrededor de la uretra, conectando los extremos con el pubis. Esta malla es permanente y su objetivo es el mismo que en el caso anterior: devolver la vejiga a su lugar e impedir que se mueva.

¿Se puede prevenir?

El prolapso vaginal anterior o cistocele como tal no se puede prevenir, pero sí es posible tomar algunas medidas para reducir el riesgo de que aparezca. La más eficaz son los ejercicios de Kegel, que toda mujer debería practicar a menudo.

Así mismo, es conveniente mantener un peso adecuado, controlar la tos y el estreñimiento crónicos, y levantar los objetos pesados con la técnica correcta. La cirugía corrige el prolapso vaginal anterior o cistocele, aunque en algunos casos vuelve a producirse.

Te podría interesar...
Prolapso genital femenino: ¿a qué se debe?
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Prolapso genital femenino: ¿a qué se debe?

El prolapso genital femenino es una patología en la que los órganos de la zona pélvica descienden por el debilitamiento del suelo pélvico.



  • García López, A. J. (2002). Prolapso de órganos pélvicos. Iatreia, 15(1), 56-67.
  • Boggio, G. S. (1975). Tratamiento quirúrgico de la relajación de la pared anterior de la vagina. Revista Peruana de Ginecología y Obstetricia, 21(1-2-3), 167-171.
  • Delgado, David, José Grande, and Jorge Salvador. "Colpopexia anterior y uretrosuspensión con monoprótesis en el tratamiento quirúrgico del cistocele e incontinencia urinaria de esfuerzo." Revista Peruana de Ginecología y Obstetricia 56.1 (2010): 33-39.
  • Palma, P., Riccetto, C., Hernández, M., & Olivares, J. M. (2008). Prolapsos urogenitales: Revisión de conceptos. Actas urológicas españolas, 32(6), 618-623.
  • Solá, Vicente, Paolo Ricci, and Enríque Guiloff. "Mallas protésicas en el tratamiento quirúrgico del prolapso genital en la mujer." Rev. Med. Clin. Condes (2005): 168-179.

Los contenidos de esta publicación se redactan solo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar o sustituir diagnósticos, tratamientos o recomendaciones de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar cualquier procedimiento.