Deliciosa receta de costillas en salsa barbacoa

¿Eres de los que no le gusta mucho el sabor de la carne sola? En ese caso has de probar las costillas en salsa barbacoa, ya que resultan excelentes para incluir en la dieta.
Deliciosa receta de costillas en salsa barbacoa
Saúl Sánchez Arias

Escrito y verificado por el nutricionista Saúl Sánchez Arias el 09 septiembre, 2021.

Última actualización: 09 septiembre, 2021

Te vamos a enseñar a hacer deliciosas costillas en salsa barbacoa. Esta receta es sencilla de elaborar y gusta a casi todo el mundo. Es perfecta para preparar en familia o para aquellos momentos de celebración en los que hay invitados. Si sigues los pasos que te vamos a dar conseguirás un resultado excelente.

De todos modos, ten en cuenta que el principal secreto para lograr un buen sabor final es la calidad de la carne. Se utiliza carne de cerdo, pero es necesario que tenga una cierta cantidad de grasa. Esta fundirá y aportará una mayor jugosidad.

Ingredientes de las costillas en salsa barbacoa

Para preparar costillas en salsa barbacoa necesitarás lo siguiente:

  • 1,5 kilos de costilla de cerdo.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • 1 vaso de vino blanco.
  • El zumo de un limón.
  • Sal y pimienta.

Además, te vamos a enseñar a elaborar una salsa barbacoa con los siguientes ingredientes:

  • 2 dientes de ajo.
  • 1 cucharada de miel.
  • 2 cebollas medianas.
  • 1 cucharada de miel de caña.
  • 1 cucharada de salsa de soja.
  • 1 cucharadita de salsa Perrins.
  • El zumo de una naranja mediana.
  • 2 cucharadas de azúcar moreno.
  • 2 cucharadas de vinagre de vino.
  • 400 gramos de tomate natural triturado.
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra.

Ten en cuenta que es posible preparar las costillas con una pieza de carne de ternera, pero nosotros te recomendamos el cerdo. Es preciso conseguir un producto de alta calidad, sin desechar la porción grasa para que no quede excesivamente seco durante el cocinado.

Para acompañar las costillas en salsa barbacoa puedes utilizar tubérculos. Una buena opción son las patatas al horno, aunque los chips de boniato también resultarán muy atractivos en este plato.

Chips de boniato para acompañar costillas con salsa barbacoa.
Una opción saludable de acompañamiento para esta receta serán los chips de boniato.


Paso a paso

Hay que comenzar colocando la costilla en una bandeja de horno. Por encima se echan el zumo de limón, el vino, la sal, la pimienta y el aceite al gusto.

Será necesario asegurarse de que todos estos ingredientes impregnen a las costillas, para que estas cojan sabor. Habrá que condimentar la carne por ambas caras para conseguir un buen resultado.

Acto seguido, se introduce la bandeja en el horno que ha sido precalentado a 180 grados centígrados. Una vez que estén doradas, se les da la vuelta.

El proceso de asado puede tardar en total unos 35 minutos, aunque si tienes tiempo te recomendamos que bajes la temperatura del horno y que las dejes más. Así se conseguirá una mayor jugosidad de la carne por medio de la cocción lenta.

Paso a paso para elaborar la salsa barbacoa

Para preparar una excelente salsa barbacoa hay que pelar y picar la cebolla y los ajos. Se colocan en un cazo con un fondo de aceite de oliva virgen extra y se cocinan hasta conseguir que la cebolla coja un color transparente. En este punto se añade el tomate triturado y se continúa cocinando durante 5 minutos más.

Pasado el tiempo, habrá llegado el momento de añadir el resto de los ingredientes que hemos mencionado más arriba. Se baja el fuego y se cocina toda la mezcla durante unos 20 minutos.

Es muy importante remover para evitar que la salsa se pegue al fondo. A medida que se evapore el líquido, cada vez se irá espesando más, cogiendo la textura óptima para acompañar las costillas.

Una vez que ha reducido, se introduce la salsa en el vaso de una batidora y se tritura para conseguir un resultado fino. El último paso consiste en verterla en un cuenco para servirla.

Beneficios del consumo de carne roja

En los últimos años, el consumo de carne ha estado muy discutido. Sin embargo, la presencia de este alimento en la dieta genera una serie de beneficios para la salud evidenciados por la ciencia. Eso sí, conviene priorizar la ingesta de carne blanca frente a la roja.

Contribuye a mantener una buena salud muscular

La carne roja es fuente de proteínas de alto valor biológico. Estas cuentan con todos los aminoácidos esenciales y una buena puntuación en cuanto a digestibilidad.

De acuerdo con un estudio publicado en la revista Annals of Nutrition & Metabolism, es esencial garantizar un aporte de al menos 0,8 gramos de proteína por kilogramo de peso al día en personas sedentarias. Si hablamos de deportistas, estas necesidades se pueden doblar o triplicar.

Y es que en estos casos existe un mayor desgaste muscular que ha de ser compensado con una ingesta de proteínas que promocione los procesos de recuperación. De lo contrario, se pondrían en peligro las adaptaciones musculares y se incrementaría el riesgo de lesión.

Además, es clave que la mitad de las proteínas de la dieta sean de alto valor biológico. Por ello hay que incluir alimentos de origen animal de forma recurrente en la pauta. Los productos de origen vegetal no contienen todos los aminoácidos esenciales.



Previene la anemia

Una de las mejores fuentes de hierro es la carne roja. El mineral procedente de este alimento se asimila de una forma mucho más eficiente que aquel que se encuentra en los productos vegetales. Su ingesta regular es clave para prevenir situaciones de anemia que cursen con fatiga y cansancio crónico, según una investigación publicada en la revista The Medical Clinics of North America.

El aporte de este mineral también es determinante en deportistas. Muchos atletas sufren pérdidas de hierro derivadas de la fuerza que tiene que soportar el tendón de Aquiles durante los impactos repetitivos. Es lo que se conoce como anemia del corredor.

Carnes rojas.
Las carnes rojas no deben descartarse de la dieta. Aportan proteínas de algo valor biológico y hierro.

Mejora la función inmune

Otro de los micronutrientes esenciales que concentra la carne roja en su interior es el zinc. Este elemento es clave para asegurar la producción de testosterona a nivel testicular. Un déficit podría generar un desequilibrio hormonal.

En paralelo, el zinc ha demostrado intervenir sobre la diferenciación de las células de la serie blanca. Estas se encargan de luchar contra los microorganismos patógenos que atacan al organismo, lo que evita el desarrollo de patologías infecciosas.

Prepara costillas en salsa barbacoa de una forma sencilla

Tal y como has podido comprobar, es sencillo elaborar costillas en salsa barbacoa. Se trata de una receta con la que triunfarás.

Supone una excelente opción para introducir la carne roja en la dieta, sobre todo para aquellos a quienes no agrada en exceso su sabor cuando se come sola. Con la salsa contará con una mayor aceptación.

Ten en cuenta que la inclusión de la carne en la dieta regular es fundamental. De lo contrario, se incrementa el riesgo de desarrollar déficits nutricionales. No por ello hay que descuidar la presencia de los vegetales en la pauta.

Te podría interesar...
3 recetas de salsa barbacoa para tus carnes
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
3 recetas de salsa barbacoa para tus carnes

Normalmente cuando hacemos una parrilla queremos acompañarla con las mejores salsas y aderezos. Por ello, descubre estas recetas para hacer salsa b...



  • Richter, M., Baerlocher, K., Bauer, J. M., Elmadfa, I., Heseker, H., Leschik-Bonnet, E., Stangl, G., Volkert, D., Stehle, P., & on behalf of the German Nutrition Society (DGE) (2019). Revised Reference Values for the Intake of Protein. Annals of nutrition & metabolism74(3), 242–250. https://doi.org/10.1159/000499374
  • DeLoughery T. G. (2017). Iron Deficiency Anemia. The Medical clinics of North America101(2), 319–332. https://doi.org/10.1016/j.mcna.2016.09.004
  • Wessels, I., Maywald, M., & Rink, L. (2017). Zinc as a Gatekeeper of Immune Function. Nutrients9(12), 1286. https://doi.org/10.3390/nu9121286