Receta fácil de alcachofas rebozadas en tempura

Te vamos a enseñar una sencilla receta de alcachofas en tempura para que disfrutes al máximo de unos vegetales que resultan muy positivos para la salud hepática.
Receta fácil de alcachofas rebozadas en tempura
Saúl Sánchez Arias

Escrito y verificado por el nutricionista Saúl Sánchez Arias.

Última actualización: 13 marzo, 2022

Las alcachofas son vegetales con un montón de propiedades beneficiosas para la salud. Las mismas se pueden incluir en el contexto de una dieta variada, ya que contienen un buen puñado de nutrientes esenciales. Normalmente, se recomiendan para quienes presentan problemas o patologías hepáticas debido a su efecto protector sobre este órgano. Por ello, te enseñaremos a preparar alcachofas rebozadas en tempura.

Antes de comenzar, es necesario destacar la importancia de plantear una dieta que evite los déficits nutricionales. De lo contrario, se podrían experimentar alteraciones en el funcionamiento de la fisiología, lo que da lugar a patologías complejas y crónicas con el paso de los años. Siempre habrá que priorizar el consumo de alimentos frescos.

Ingredientes de las alcachofas rebozadas en tempura

Para elaborar unas exquisitas alcachofas rebozadas, serán necesarios los siguientes ingredientes:

  • 8 alcachofas.
  • 100 gramos de harina.
  • 150 gramos de agua muy fría.
  • 5 gramos de levadura.
  • 1 pizca de sal.
  • 1 vaso de aceite de oliva virgen extra.

Paso a paso

Alcachofas a la montillana: ¿cómo se preparan?
Las alcachofas aportan fibra, un nutriente esencial para mejorar el tránsito intestinal.
  1. Limpia las alcachofas. Para ello, retira las hojas más duras y quédate solo con el corazón, que es la parte tierna. Acto seguido, cortan las puntas que también están duras y limpia la parte interior, puesto que puede haber algo de pelusa.
  2. Una vez superado este paso, divide las alcachofas en cuartos.
  3. Introduce los corazones de alcachofa en un bol con agua y unos trozos de limón. Es conveniente incorporar también un poco de zumo de limón para evitar que se oxiden.
  4. A continuación, coloca agua a calentar en un cazo y añade las alcachofas cuando esta empiece a hervir. Será necesario cocinar entre 10 y 15 minutos para conseguir que estén bien tiernas.
  5. Cuando se termina el tiempo, escurre las alcachofas. Reserva.
  6. Prepara la masa de la tempura. Primero, coloca agua muy fría en un bol. Después, añade la harina, la levadura y la sal. Remueve todo bien hasta lograr una textura parecida a la de una crema. Es posible que sea necesario incorporar un poco más de harina de la estipulada.
  7. Una vez que la masa está lista, colócala unos minutos en la nevera para que repose.
  8. Luego, escurre bien las alcachofas y sécalas para después bañarlas en la masa. Es importante que queden bien cubiertas de la misma.
  9. Fríelas en una sartén con abundante aceite muy caliente y, cuando estén doradas, disponlas en un plato con papel absorbente.


Beneficios de las alcachofas

Descubre a continuación los principales beneficios de las alcachofas para la salud. Por supuesto, ten en cuenta que existen muchas formas de preparación distintas para estos vegetales. No se debe abusar tampoco del rebozado, pues añade un buen puñado de calorías y de carbohidratos. El mismo se puede incluir en la dieta de manera puntual, alternándolo con otros métodos de elaboración.

Favorecen la salud hepática

De acuerdo con un estudio publicado en la revista Phytotherapy Research, el consumo de un extracto de alcachofa resulta eficaz para prevenir y tratar el hígado graso no alcohólico. Cabe señalar que al hablar de la inclusión del vegetal en la pauta, el efecto no será tan fuerte, pero ayudará a reducir presión inflamatoria sobre este órgano. Las personas que sufren problemas hepáticos deberían enfatizar su consumo.

Alcachofa verde con morado.
Consumir alcachofas de manera regular podría ayudar a controlar el hígado graso no alcohólico.

Las alcachofas cuentan con una serie de fitoquímicos en su interior que provocan un efecto antioxidante y antiinflamatorio en el organismo. Ambos mecanismos se encuentran detrás del desarrollo de muchas de las patologías crónicas y complejas. Es necesario incluir en la dieta de forma regular elementos que los modulen para evitar que la fisiología se altere.

Mejoran el tránsito intestinal

Las alcachofas son fuente de fibra, un elemento es clave para favorecer la salud intestinal. Este nutriente se une al bolo fecal aumentando su volumen, lo que provoca una mayor estimulación de los mecanorreceptores que se encuentran en la pared del tubo digestivo. De este modo, los movimientos peristálticos se vuelven más intensos, lo que reduce el estreñimiento. Así lo afirma un estudio publicado en Nature Reviews.

Además, la fibra no solo puede servir para normalizar los hábitos intestinales, sino que previene el desarrollo de varias enfermedades relacionadas con el tubo. Es necesario alcanzar un consumo de al menos 25 gramos al día para conseguir realmente un efecto protector con el paso de los años.

Asimismo, hay que alternar entre fibra soluble e insoluble. La primera cuenta con la capacidad de fermentar dentro del intestino. Esto favorece el crecimiento de las bacterias que conforman la microbiota, lo que resulta clave de cara a mantener la eficiencia en los procesos digestivos y de absorción de nutrientes.



Reducen los niveles de glucosa en sangre

Las alcachofas cuentan con un compuesto en su interior, la inulina, que es capaz de modular los niveles de glucosa en sangre. Este efecto resulta determinante para prevenir la prediabetes o la diabetes. Según un estudio publicado en la revista Nutrition & Diabetes, es positivo incluir dicho alimento en la pauta de quienes han sido diagnosticados de diabetes de tipo 2 para facilitar el manejo de la patología.

Además, será determinante en estos casos cuidar la dieta en general. Se debe evitar el consumo de azúcares simples y de alimentos ultraprocesados de origen industrial. Del mismo modo, habrá que promocionar la práctica regular de ejercicio físico para reducir los niveles de inflamación e incrementar la sensibilidad a la insulina por parte de las células.

Estimulan la sensación de saciedad

Debido al contenido en fibra, se considera a la alcachofa como un alimento muy saciante. Por este motivo, es idóneo para su inclusión en una dieta con objetivo de pérdida de peso. Puede ayudar a controlar la ansiedad, lo que llevaría al planteamiento de una pauta hipocalórica con mayor facilidad.

De hecho, en las personas con un control deficiente del binomio apetito-saciedad se recomienda enfatizar la ingesta de fibra y de vegetales. Estos alimentos presentan una densidad energética baja, pero son capaces de provocar sensación de llenado a nivel estomacal. El resultado es un consumo menor de calorías al final del día.

Prepara en casa alcachofas rebozadas en tempura de forma sencilla

Como has visto, es sencillo elaborar en casa alcachofas rebozadas en tempura. Son necesarios pocos ingredientes para conseguir un resultado fantástico. Ahora bien, tendrás que seguir al pie de la letra los pasos que te hemos comentado para conseguir una textura final de la masa exquisita. Así, lograrás un plato que se puede incluir en el contexto de una dieta saludable.

Para terminar, recuerda que cuando el objetivo es prevenir el desarrollo de patologías complejas a medio y a largo plazo es necesario promover una serie de buenos hábitos en conjunto. No basta solo con cuidar la dieta. Habrá también que realizar ejercicio físico de forma regular, priorizando sobre todo el trabajo de fuerza. De este modo, se conseguirá mantener la homeostasis en el medio interno.

Te podría interesar...
Efectos del encurtido en los vegetales
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Efectos del encurtido en los vegetales

Las técnicas de conservación alargan la vida útil y la temporada de algunos alimentos. El encurtido en vegetales es una de las más antiguas.



  • Panahi, Y., Kianpour, P., Mohtashami, R., Atkin, S. L., Butler, A. E., Jafari, R., Badeli, R., & Sahebkar, A. (2018). Efficacy of artichoke leaf extract in non-alcoholic fatty liver disease: A pilot double-blind randomized controlled trial. Phytotherapy research : PTR32(7), 1382–1387. https://doi.org/10.1002/ptr.6073
  • Vriesman, M. H., Koppen, I., Camilleri, M., Di Lorenzo, C., & Benninga, M. A. (2020). Management of functional constipation in children and adults. Nature reviews. Gastroenterology & hepatology17(1), 21–39. https://doi.org/10.1038/s41575-019-0222-y
  • Ahn, H. Y., Kim, M., Seo, C. R., Yoo, H. J., Lee, S. H., & Lee, J. H. (2018). The effects of Jerusalem artichoke and fermented soybean powder mixture supplementation on blood glucose and oxidative stress in subjects with prediabetes or newly diagnosed type 2 diabetes. Nutrition & diabetes8(1), 42. https://doi.org/10.1038/s41387-018-0052-y