26 remedios caseros para la infección urinaria

El agua de coco, la piña, la albahaca y el perejil tienen propiedades antibacterianas que pueden ayudar a eliminar bacterias y disminuir el ardor al orinar. Descubre todos los remedios caseros para la infección urinaria.
26 remedios caseros para la infección urinaria
Maricela Jiménez López

Revisado y aprobado por la médico Maricela Jiménez López.

Escrito por Yamila Papa Pintor

Última actualización: 06 junio, 2024

Las infecciones urinarias son muy molestas. Sentir ardor al orinar, ganas constantes de ir al baño o la vejiga llena puede desesperar a más de uno. Sin embargo, algunos remedios caseros para la infección urinaria, como el ajo o la cebolla, pueden complementar la terapia médica.

Aunque la infección urinaria es más frecuente en las mujeres que en los hombres, ya que su uretra es más corta, todas las personas están propensas a padecerlas. En esos casos, es importante consultar con un médico ante algún síntoma.

A continuación, te explicamos algunos métodos naturales para aliviar la infección urinaria junto con su modo de preparación. Son muy sencillos, te ayudarán a aliviar las molestias gracias a sus propiedades antibacterianas y diuréticas, y lo mejor: puedes prepararlos en casa.

Causas y síntomas de la infección urinaria

Las infecciones urinarias se producen cuando bacterias, como la Escherichia coli, pasan a la orina desde la uretra y viajan a la vejiga, o incluso hasta los riñones. Hay dos tipos de infección del tracto urinario: en las vías urinarias superiores (afecta a los riñones) y en las vías urinarias inferiores (afecta a la vejiga).

Como indica la Urology Care Foundation, algunas de las causas o factores que predisponen estas afecciones son la menopausia, tener relaciones sexuales, la genética, usar diafragma o condones con espermicida. También, tener un catéter, anomalías en el tracto urinario o diabetes.

Entre los síntomas característicos de las infecciones urinarias inferiores o cistitis se encuentran los que mencionaremos. Ten presente que, cuando la infección alcanza a los riñones, también puedes presentar fiebre, dolor en la parte alta de la espalda, náuseas y vómitos.

  • Ardor al orinar
  • Sensación de vejiga llena
  • Micciones con poca cantidad de orina
  • Impulsos súbitos o frecuentes de orinar
  • Orina con aspecto turbio, espumoso o con olor intenso
  • Dolor en la parte baja del abdomen o la espalda y en la zona pélvica
Si tienes alguno de estos síntomas, consulta de inmediato con un médico para que realice los análisis pertinentes, como un urocultivo.


¿Cómo eliminar la infección urinaria de forma natural?

Son diversos los remedios caseros para la infección urinaria que pueden ayudarte a tratar este problema, aliviando algunos síntomas. Sin embargo, este tipo de terapias son complementarias al tratamiento indicado por el profesional, que suele incluir diferentes antibióticos. Por eso, siempre debes consultar a tu médico antes de utilizarlos.

1. Agua

Beber mucho líquido ayuda a aumentar la frecuencia urinaria y eliminar las bacterias. Es bueno no solo para controlar los síntomas cuando ya hay infección, sino incluso para prevenir los riesgos de contraerla.

Así lo indican revisiones como la de The Journal of Family Practice . En ella sugieren que aumentar la ingesta diaria de líquidos puede reducir el riesgo de una cistitis recurrente.

¿Qué debes hacer?

Aunque la cantidad varía con cada persona, se suele recomendar la ingesta de 3 litros diarios para los hombres y 2.1 litros diarios para las mujeres. Si tienes dudas, consulta con tu médico.

2. Vitamina C

La vitamina C tiene actividades antioxidantes y antimicrobianas. Por este motivo, podría ser útil para limitar este tipo de infecciones. Tomar comprimidos de ácido ascórbico puede ayudar a reducir la incidencia de la cistitis. Sin embargo, son necesarios más estudios al respecto.

¿Qué debes hacer?

Puedes consultarle al médico sobre el consumo diario de alimentos con vitamina C para la infección urinaria, como el limón o la naranja. En caso de tener problemas de absorción, consulta con el médico sobre la posibilidad de consumir algún suplemento.

Si sientes náuseas, calambres estomacales, dolor de cabeza o acidez, suspende su consumo.

3. Arándanos

Si bien existen opiniones diversas sobre el consumo de arándanos en el caso de las infecciones urinarias, un estudio de Molecules indica que el jugo de arándanos rojos puede impedir que las bacterias se adhieran a las paredes del tracto urinario. De esa manera, sería útil en especial para evitar infecciones cuando son recurrentes.

¿Qué debes hacer?

Consume zumo de arándanos cada día según las indicaciones médicas, pero no añadas azúcar. Otra opción es licuar media taza de arándanos frescos con un vaso de agua. Bebe de inmediato y repite a diario.

Beber mucho jugo de arándanos podría provocar malestar estomacal y diarrea. Además, no es recomendable si tienes antecedentes de cálculos renales porque puede aumentar el riesgo de padecerlos.

4. Agua de coco

El agua de coco no solo ayuda a hidratarse, sino que también contiene propiedades antimicrobianas y antioxidantes. Esta es la razón por la cual beberla puede servir como complemento de los remedios para tratar infecciones urinarias.

¿Qué debes hacer?

Puedes preparar agua de coco casera al perforar un coco y quitarle la parte blanca. Luego, colócala en una licuadora, suma cuatro vasos de agua y licúa todo. Puedes refrigerarlo para beberla fresca durante el día. Algunas personas también consumen el aceite de coco virgen. Pregunta a tu médico antes de optar por ese método.

No bebas agua de coco si tienes niveles elevados de potasio en la sangre y consulta con un médico si padeces problemas renales.

5. Ajo

La alicina que posee el ajo lo convierte en otro de los remedios caseros para tratar una infección urinaria. Esto se debe a que tiene una acción antiinfecciosa que puede mejorar la infección y sus síntomas, como sugieren en Food & Function. A pesar de esto, es importante consultar con un médico antes de consumirlo de manera frecuente.

¿Cómo hacer un té para la infección urinaria?

Pela dos dientes de ajo y machácalos. Añade una taza de agua caliente y deja reposar por cinco minutos antes de beber. Repite este tratamiento las veces que te indique el médico hasta que los síntomas desaparezcan.

No lo consumas si tienes algún trastorno hemorrágico y suspende en caso de notar acidez, gases o diarrea.

6. Cebolla

La cebolla se usa de forma tradicional como un alimento antimicrobiano, y sus extractos pueden inhibir varias bacterias, como la Pseudomonas aeruginosa. Por este motivo, podría ser útil en el tratamiento de las infecciones urinarias.

¿Qué debes hacer?

De forma tradicional, se utiliza tanto cruda como en decocciones para curar las infecciones. Para hacer un té para tratar una infección urinaria, pela un cuarto de una cebolla pequeña, pícala y ponla a hervir en medio litro de agua durante veinte minutos. Retira y cuela y bebe el caldo.

Ten presente que la cebolla puede aumentar la indigestión, retardar la coagulación sanguínea y reducir el azúcar en la sangre.

7. Cáscaras de plátano

A pesar de que muchas personas desechan la piel de los plátanos, esta es comestible y posee muchos beneficios. En el caso de las infecciones urinarias, posee actividad antimicrobiana capaz de inhibir a las bacterias que ocasionan este tipo de afección.

¿Cómo consumirlas?

Algunas maneras de incorporar las cáscaras de plátano en tu dieta es incluirlas en los platos, tanto crudas como asadas. Tan solo debes lavarlas, cortarlas y agregarlas a tus preparaciones favoritas, como licuados, bizcochos o cocinarlas en el horno hasta que estén crocantes.

8. Semillas de sandía

Las semillas de la sandía ayudarían a combatir distintas bacterias implicadas en este tipo de afecciones, como la Escherichia coli. Por eso mismo, pueden emplearse para tratar las infecciones de orina, de acuerdo con el Journal of Pharmacognosy and Phytochimestry.

A su vez, comer sandía puede contribuir a hidratar el cuerpo e ir de forma frecuente al baño. Ya que contiene alrededor de un 93 % de agua, es una manera de eliminar las bacterias a través de la orina.

¿Qué debes hacer?

Una forma de consumir las semillas de sandía es preparar una infusión. Para hacerla, calienta una taza de agua y agrega una cucharadita de semillas. Espera cinco minutos, cuela y consume. También puedes tostar las semillas, machacarlas y agregarlas a la harina de las preparaciones.

Otro de los remedios caseros para la infección urinaria consiste en comer varios trozos de sandía por día. También es una buena medida para prevenir las infecciones de orina de forma natural si se es vulnerable a ellas.

Las semillas de sandía pueden contener antinutrientes como oxalatos. Por eso, es importante hervirlas o tostarlas antes de consumirlas.

9. Piña

Dadas sus características antibacterianas, la piña es una de las frutas adecuadas para una infección de orina. Así, podría inhibir ciertos patógenos que las ocasionan, según indica el Journal of Pharmaceutical Research International. También, posee bromelina y vitamina C, que han sido empleados para tratar este tipo de infecciones.

¿Qué debes hacer?

Además de incorporar la fruta a tu dieta, puedes preparar un jugo al licuar un trozo de piña con un vaso de agua. Procesa hasta que quede homogéneo y bebe de inmediato.

Ten precaución con su consumo, sobre todo durante el embarazo o si puedes ser alérgico a la piña.

10. Semillas de apio

Los frutos del apio, también llamados semillas, tienen efectos positivos sobre las infecciones urinarias no complicadas. Poseen acción antimicrobiana y antiadhesiva que podría prevenir la actividad de las bacterias en el tracto urinario.

¿Qué debes hacer?

Con la semilla del apio puedes preparar varios remedios caseros para la infección de la orina. Para hacer un té, vierte en una taza de agua hirviendo una cucharadita de semillas de apio, tapa y deja refrescar diez minutos antes de beber.

Todavía no se conocen los efectos secundarios de su consumo. Por lo tanto, consulta antes con un médico.

11. Albahaca

La albahaca es una de las hierbas ideales para tratar una infección urinaria. Uno de sus componentes es el eugenol, que se trata de un aceite esencial antimicrobiano. Según un estudio de Molecules, el aceite de albahaca podría inhibir distintas cepas de la bacteria Escherichia coli.

¿Qué debes hacer?

Un método es preparar un aceite de albahaca para incorporar a tus platillos. Tan solo necesitas agregar 15 gramos de albahaca en medio litro de aceite de oliva extra virgen. Procesa y mantenlo en la heladera.

También puedes hacer una infusión con una cucharadita de hojas de albahaca por taza de agua, dejando reposar diez minutos. Recuerda: nada de azúcar.

Consulta con tu médico antes de consumirla porque contiene estragol y puede no ser seguro en grandes dosis. A su vez, podría retardar la coagulación sanguínea y reducir la presión arterial.

12. Vinagre de manzana

Puede ser bueno tomar vinagre de manzana para una infección urinaria. Tiene actividad antimicrobiana frente a distintas bacterias que ocasionan esta afección, como Escherichia coli. Pero no se puede tomar puro porque podría irritar la garganta.

¿Cómo consumirlo?

En su lugar, añade en medio litro de agua dos cucharadas de vinagre de manzana y revuelve hasta disolver bien. Bebe pequeños sorbitos durante todo el día.

13. Bicarbonato de sodio

En algunos países es común el uso de alcalinizantes, como el bicarbonato de sodio, cuando se tiene una infección urinaria. Si bien no existen investigaciones que recomienden su uso, podrían servir para elevar el pH de la orina y aliviar los síntomas como la micción dolorosa o frecuente. Consulta con tu médico antes.

¿Qué debes hacer?

Prepara una bebida mezclando un vaso de agua y una cucharadita de bicarbonato de sodio. Como no existe evidencia al respecto, conviene no abusar: una vez al día o dos como máximo, según lo indicado por el médico.

No es recomendable consumirlo durante el embarazo, la lactancia o darlo a los niños. Tampoco si tienes presión, sodio o calcio altos, insuficiencia cardíaca, enfermedad hepática o niveles bajos de potasio.

14. Cebada

Los granos de cebada son empleados para preparar agua de cebada. No solo tiene múltiples nutrientes, sino que además puede ayudar a quienes sufren de infecciones del tracto urinario. De acuerdo con el Pramana Research Journal, este cereal tiene una buena actividad diurética, ayudando a eliminar toxinas a través de la orina. Además, es útil en las infecciones del tracto urinario.

¿Cómo preparar agua de cebada?

Debes enjuagar la cebada hasta que el agua salga transparente. Luego, hierve ½ taza de cebada en un litro de agua. Cuando empiece a hervir, baja el fuego y deja que se cocine por treinta minutos. Apaga, cuela y bebe a diario de forma moderada.

La cebada no es apta para las personas con celiaquía.

15. Enebro

El enebro es otra de las hierbas que ayudan para una infección urinaria, gracias a sus propiedades antimicrobianas y diuréticas. Una revisión del African Journal of Urology indica que tanto el aceite como las hojas y bayas del enebro podrían mejorar este tipo de infecciones. A su vez, las infusiones muestran más acción diurética que dicho aceite.

¿Cómo hacer un té?

Para preparar una infusión de enebro, calienta una taza de agua y agrega una cucharadita de bayas de esta hierba. Espera cinco minutos antes de colar y consumir.

No utilices enebro si estás embarazada o durante la lactancia. No tomes más de 10 gramos de bayas de enebro por más de cuatro semanas y consulta con un médico si tienes diabetes, problemas estomacales o de presión arterial.

16. Probióticos

Los alimentos fermentados, como el yogur y el kéfir, contienen probióticos, que son microorganismos que ayudan a promover el sano equilibrio de las bacterias en el organismo. Los probióticos se han vinculado con diversos beneficios para la salud digestiva.

También, pueden contribuir con la prevención de infecciones urinarias, sobre todo cuando son recurrentes. Incluso, las mujeres pueden utilizar supositorios vaginales que contengan probióticos. Sin embargo, es necesario que un médico lo evalúe, ya que los resultados son mixtos.

¿Qué debes hacer?

Aunque los resultados de los estudios parecen depender del tipo de probiótico empleado, puedes incorporar a tu dieta alimentos probióticos naturales. Algunos son: yogur natural, kimchi, kéfir, chucrut, miso y kombucha.

17. Baños de asiento

Los baños de asiento consisten en sumergir la zona genital en agua caliente durante algunos minutos. Por lo general, se aconsejan como terapia complementaria para calmar las irritaciones o el ardor al orinar. Incluso, pueden ser beneficiosos para disminuir el dolor y drenar las bacterias adheridas al tracto urinario.

¿Qué debes hacer?

Hierve dos litros de agua en una bañera o un recipiente en el que puedas sentarte dentro. El agua debe estar caliente, pero soportable, y llegar hasta las caderas. Realiza baños de asiento por diez minutos una o dos veces al día. Puedes agregar alguna hierba, como cola de caballo o manzanilla.

18. Aceite de árbol de té

El aceite de árbol de té tiene propiedades antimicrobianas. Así, podría ser un buen complemento de los remedios para la infección urinaria dados por el médico. Como indica un estudio de Antibiotics, sería eficaz para inhibir a la Escherichia coli y potenciar el efecto de algunos antibióticos.

¿Qué debes hacer?

No es aconsejable consumir este tipo de aceites esenciales para la cistitis. Por eso, podrías hacer baños de asiento y colocar algunas gotas del aceite en el agua caliente. Sumerge la parte inferior de tu cuerpo por diez o quince minutos.

19. Cola de caballo

Al igual que otros de los remedios caseros para las infecciones urinarias del listado, la cola de caballo tiene propiedades diuréticas y antibacterianas. Por esta razón, suele utilizarse con la finalidad de aminorar los síntomas propios de la infección. Entre sus efectos, disminuye la interacción que las bacterias tienen con las células del tracto urinario.

¿Qué debes hacer?

Un método sencillo de consumo es preparar un té. Calienta una taza de agua y agrega una cucharadita de cola de caballo. Espera unos minutos, cuela y bebe.

No uses cola de caballo en el embarazo, la lactancia, si tienes niveles bajos de potasio o de tiamina.

20. Granada

Esta fruta posee múltiples beneficios para la salud. Entre ellos, un estudio de Infection and Drug Resistance menciona que su piel ayudaría en las infecciones de orina. En efecto, es un alimento antibacteriano y diurético.

¿Qué debes hacer?

Una manera de consumir la cáscara de granada es en una infusión. Para hacer esta bebida natural para las infecciones de orina, calienta una taza de agua y agrega la piel de media granada. Deja que repose por cinco a diez minutos antes de colar y beber.

La granada puede reducir la presión arterial.

21. Olivo y cúrcuma

Con el olivo y la cúrcuma puedes hacer remedios caseros para apoyar la terapia médica en caso de una infección urinaria. Ambos tienen propiedades que ayudan a prevenir y mejorar los síntomas. El olivo suele recomendarse para tratar estas infecciones, mientras que la cúrcuma podría inhibir la formación de bacterias en el tracto urinario.

¿Qué debes hacer?

Coloca en una taza un par de hojas de olivo y una cucharadita de cúrcuma. Luego, agrega agua caliente. Espera cinco minutos, cuela y consume.

No lo utilices durante el embarazo, la lactancia o si tienes problemas de la vesícula biliar o hemorrágicos.

22. Manzanilla alemana

En un estudio de Biomedical Research, investigaron las propiedades de la manzanilla alemana sobre las bacterias causantes de cistitis en el embarazo. El extracto de sus flores podría inhibir el crecimiento de todas las bacterias encontradas. Por eso, indican que podría considerarse como parte de la terapia.

¿Qué debes hacer?

Además de incorporar una cucharada de esta hierba en baños de asiento, puedes realizar una infusión. Calienta una taza de agua y añade una cucharadita de flores de manzanilla alemana. Espera cinco minutos antes de colar y beber.

No la consumas en el embarazo y la lactancia o si tienes una condición sensible a las hormonas, como cáncer de útero o de ovario.

23. Espárragos

Consumir espárragos podría contribuir a mejorar los síntomas de una infección de orina. Esto se debe a que es una planta con actividad diurética. Por lo tanto, como explican en Future Journal of Pharmaceutical Sciences, aumentaría el volumen urinario y favorecería la eliminación de bacterias del tracto urinario.

¿Qué debes hacer?

Incorpora espárragos a las comidas, pero no abuses de ellos. Como no existe una dosis máxima, es ideal consultar con un médico.

Ten presente que, al actuar como diuréticos, pueden disminuir los niveles de potasio.

24. Hojas de abedul

Las infusiones con hojas de abedul son unas de las más empleadas como parte de los remedios para la infección urinaria. Esto se debe a que, entre sus propiedades, poseen actividad antiinflamatoria y antiadhesiva de uropatógenos.

¿Cómo hacer un té?

Coloca una cucharadita de hojas de abedul en una taza con agua caliente. Aguarda cinco minutos, cuela y bebe.

No es recomendable consumirlo durante el embarazo, la lactancia o si tienes presión alta.

25. Perejil

El perejil es otra de las hierbas apropiadas como coadyuvantes para una infección urinaria. No solo cuenta con propiedades antimicrobianas. A su vez, funciona como diurético y, por tanto, ayuda a limpiar el tracto urinario. Por ese motivo, es empleado de forma tradicional para este tipo de afecciones.

¿Qué debes hacer?

Hay distintos remedios con perejil para limpiar la vejiga. Si quieres preparar un té para la infección urinaria, solo necesitas calentar una taza de agua y agregarle una cucharadita de hojas de perejil. Aguarda cinco minutos antes de colar y consumir.

No lo utilices si estás embarazada, tienes trastornos hemorrágicos, diabetes, edemas, presión arterial alta o alguna enfermedad renal.

26. Jengibre

Gracias a sus componentes fitoquímicos, sus extractos pueden inhibir las bacterias que ocasionan cistitis, como Pseudomonas aeruginosa o Escherichia coli. De allí que el jengibre pueda utilizarse como otro de los remedios caseros complementarios a la terapia médica de una infección urinaria.

¿Qué debes hacer?

Para combatir las infecciones con jengibre, puedes incorporarlo a tus comidas, pero una manera sencilla de hacerlo es preparar un té con él. Agrega 1 o 2 gramos de jengibre a una taza de agua caliente, espera unos minutos, cuela y bebe.

Limita el consumo a 3 gramos diarios.No consumas jengibre si estás cerca de la fecha de parto, en etapa de lactancia, tienes trastornos hemorrágicos o afecciones cardíacas.


Otras recomendaciones para la infección urinaria

Además de los remedios caseros para la infección urinaria que te hemos mencionado, en el caso de sufrir esta enfermedad puedes tener en cuenta las siguientes recomendaciones para evitar estas infecciones:

  • Aplica calor en el vientre bajo con una compresa o botella caliente para proporcionar alivio.
  • Evita las bebidas alcohólicas, porque irritan las vías urinarias y empeoran el cuadro cuando hay infección.
  • Intenta no postergar la micción, porque retener la orina y no drenar por completo la vejiga puede promover las infecciones.
  • Mantén una buena higiene íntima, sobre todo en el caso de las mujeres, para impedir que las bacterias ocasionen este tipo de afecciones.
  • Al modo de los baños de asiento, puedes tomar un baño de inmersión con agua tibia, para mejorar algunos síntomas y hacer que la sangre circule más por la zona.

¿Cuándo se debe acudir al médico?

Si notas algún síntoma, la recomendación es acudir al médico. Es el especialista quien puede hacer el diagnóstico y, en caso de ser necesario, recomendar algún medicamento. Estos remedios caseros para la infección urinaria no deben sustituir el tratamiento, sino servir como complemento siempre que el médico los autorice.

Así mismo, si estás bajo una terapia médica y la enfermedad no mejora, o tienes otros síntomas, como fiebre, malestar estomacal, vómitos o escalofríos, consulta con el médico de inmediato. De igual manera, si notas sangre en la orina o si estás embarazada. Si una cistitis no es tratada a tiempo, podría derivar en complicaciones mayores.

Los remedios caseros para la infección urinaria son complementos

El amplio listado de remedios caseros que hemos visto sirve como complemento del tratamiento indicado por un profesional de la salud. Dadas sus propiedades antibacterianas o diuréticas, pueden ayudar a aliviar el malestar.

Aun así, tanto las hierbas, como los tés o alimentos indicados deben consumirse con moderación y bajo supervisión médica. Recuerda que, si los síntomas no desaparecen o se acrecientan, lo mejor es volver a consultar con un profesional de la salud.


Todas las fuentes citadas fueron revisadas a profundidad por nuestro equipo, para asegurar su calidad, confiabilidad, vigencia y validez. La bibliografía de este artículo fue considerada confiable y de precisión académica o científica.



Este texto se ofrece únicamente con propósitos informativos y no reemplaza la consulta con un profesional. Ante dudas, consulta a tu especialista.