¿Qué es el skipping y qué beneficios tiene?

El skipping es un ejercicio muy útil para mejorar la técnica de carrera. En este artículo te contamos sus secretos, variantes y beneficios.
¿Qué es el skipping y qué beneficios tiene?
Eva María Rodríguez

Escrito y verificado por la instructora fitness y yoga Eva María Rodríguez el 27 enero, 2021.

Última actualización: 27 enero, 2021

El skipping es un ejercicio básico en el aprendizaje de la técnica de carrera que suele emplearse para activar la circulación a modo de calentamiento. Además, es excelente para trabajar la coordinación de brazos y piernas.

La forma de realizar el skipping es sencilla, al menos en esencia. De hecho, es como correr sin moverse del sitio. Se realiza elevando alternativamente las rodillas de forma rápida hasta la cintura, apoyando solo la parte delantera del pie y moviendo los brazos de modo que salga hacia delante el contrario a la rodilla que se eleva.

¿Para qué sirve el skipping?

Además de mejorar la circulación y la coordinación, el skipping es un excelente ejercicio por sí mismo, ya que fortalece la musculatura del tren inferior en general. En este sentido, es interesante para entrenar tanto los músculos flexores de la cadera como los extensores del tobillo.

Además, como es un ejercicio de alto impacto en el que el apoyo se realiza sobre la parte anterior del pie (sin talón), el tobillo realiza un gran trabajo amortiguando e impulsando el cuerpo. De este modo, se trabaja la fuerza reactiva del tobillo, que es fundamental para maximizar la eficacia y la frecuencia de las zancadas.

Todo esto ayuda, no solo a mejorar la eficacia y la eficiencia de la carrera, sino también a prevenir lesiones durante los entrenamientos y las competiciones. 

¿Es más recomendado el skipping que correr?

El skipping es un ejercicio muy bueno para calentar y para trabajar la técnica. Además, es muy interesante realizarlo cuando no hay mucho espacio para correr, ya que se puede hacer en el sitio o con un pequeño desplazamiento.

Sin embargo, no sustituye el entrenamiento de carrera, sino que lo complementa. Solo en caso de que no se pueda salir a correr se puede realizar como alternativa. No hay que perder de vista que es explosivo y muy intenso, además que no aborda todos los aspectos implicados en la carrera en sí misma.

Carrera de maratón.
Esta técnica no suplanta la carrera. Puede realizarse como calentamiento o alternativa si no se puede salir a correr, pero nada más.

¿Qué beneficios tiene el skipping?

Teniendo en cuenta lo anterior, podemos decir que incluir este ejercicio como parte de los entrenamientos tiene muchos beneficios para el corredor, tanto desde el punto de vista de la forma física como de la coordinación y la técnica. En concreto, los principales beneficios que tiene el skipping son los siguientes.

1. Mejora de la velocidad y de la potencia en la técnica de carrera

Al ser un ejercicio de ejecución rápida, el skipping no solo mejora la velocidad posterior durante la carrera, sino que también aumenta la potencia.

2. Activación de la circulación sanguínea

Al ser un ejercicio rápido que implica la flexión y elevación de las rodillas, así como el movimiento amplio y rápido de los brazos, el skipping activa la circulación sanguínea. Esto hace que sea un ejercicio muy eficaz para el calentamiento.

No obstante, no debe realizarse en frío, sino que es necesario concretar movilizaciones y estiramientos dinámicos previos para evitar lesiones. No hay que perder de vista que este es muy intenso y exigente.

3. Mejora de la coordinación y la estabilidad

Para que este ejercicio sea eficaz hay que prestar mucha atención a la coordinación de brazos y piernas. Esta coordinación durante la carrera no solo ayuda a potenciar la zancada, sino que es vital para la estabilidad. Durante la realización del skipping se potencia el trabajo de estabilidad, implicando la actividad de los músculos del núcleo.

4. Mejora la postura al correr

La técnica obliga a mantener una postura erguida que puede ser fácil de perder durante la carrera. Por eso, al entrenar con este ejercicio la postura mejora, puesto que el cuerpo la interioriza y se fortalece la musculatura estabilizadora de la columna.

5. Mejora la economía de la carrera

La economía de la carrera consiste mejorar el consumo de oxígeno que necesitamos para poder correr, manteniendo una velocidad determinada. Incluyendo el skipping en los entrenamientos logramos mejorar esta capacidad.

6. Fortalecimiento de la musculatura del tren inferior

En realidad, con el skipping se consigue el fortalecimiento de toda la musculatura, pero es relevante la mejora en la musculatura del tren inferior, sobre todo en los flexores de la cadera y en los extensores del tobillo. Esto redunda no solo en una mejora de la eficacia, sino también en la prevención de lesiones asociadas.

7. Aumento de la resistencia

Al ser un ejercicio de alta intensidad e impacto, ayuda a mejorar la resistencia durante la carrera. De hecho, es un excelente método para incluir dentro de una rutina de HIIT o entrenamiento de alta intensidad.

8. Mejora de la velocidad gestual

El skipping implica movimientos muy rápidos y precisos. Esto ayuda a mejorar la velocidad gestual durante la carrera, aumentando la eficacia y eficiencia de la misma.

Pareja de corredores entrenando.
El entrenamiento de carrera no es solo salir a correr, sino que también implica la musculatura y su desarrollo.

Cómo realizar el skipping

El skipping más básico se realiza modificando la técnica de carrera, elevando las rodillas más de lo habitual (hasta la cintura o un poco más), bien dando pasos cortos, bien haciéndolo en el sitio, apoyando solo la parte anterior el pie (antepié). A su vez, los brazos, flexionados a 90 grados, realizan un movimiento alterno; adelante el brazo contrario a la rodilla elevada. Los brazos tienen una gran importancia en la carrera, puesto que estabilizan el cuerpo y se gana potencia con ellos.

Una variación de este ejercicio es el skipping ruso. En esta modalidad se bloquean las rodillas, de modo que se realiza una especie de movimiento de tijera. Otra variación es el contra-skipping o, lo que es lo mismo, llevar alternativamente los talones al glúteo. Ambos ofrecen un complemento al trabajo muscular y preparan al cuerpo para diferentes tipos de impactos.

Skipping para entrenar

Entrenar para correr implica mucho más que solo correr. El entrenamiento de carrera debe incluir ejercicios de todo tipo, tanto de agilidad y coordinación como de fuerza y flexibilidad.

No hay que olvidar que, además de entrenar las habilidades y capacidades, también hay que compensar aquellos grupos musculares y capacidades físicas no requeridas para correr. El objetivo es doble: por una parte, un físico mucho más armonioso; y por otra, evitaremos desequilibrios musculares que pueden echar por tierra todo el trabajo realizado.

Te podría interesar...
Jogging y running: ¿en qué se diferencian?
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Jogging y running: ¿en qué se diferencian?

¿Todos los que corren hacen running? ¿Dónde queda la práctica del jogging? ¿Jogging y running son lo mismo? Lo vemos en este artículo.



  • Pavei, Gaspare, Carlo M. Biancardi, and Alberto E. Minetti. "Skipping vs. running as the bipedal gait of choice in hypogravity." Journal of Applied Physiology 119.1 (2015): 93-100.
  • McDonnell, Jessica, et al. "Skipping has lower knee joint contact forces and higher metabolic cost compared to running." Gait & posture 70 (2019): 414-419.
  • Johnson, Samuel T., et al. "Ground-reaction forces during form skipping and running." Journal of Sport Rehabilitation 14.4 (2005).