Sueño bifásico y polifásico: ¿qué son y cuándo se recomiendan?

Los datos disponibles indican que el sueño bifásico y el polifásico eran la forma normal de dormir antes de que sobreviniera el industrialismo. Quienes tengan problemas de insomnio podrían intentar alguna de estas opciones.
Sueño bifásico y polifásico: ¿qué son y cuándo se recomiendan?
Leidy Mora Molina

Revisado y aprobado por la enfermera Leidy Mora Molina.

Escrito por Edith Sánchez

Última actualización: 12 abril, 2022

El sueño bifásico y polifásico son modalidades alternativas a los patrones de sueño tradicionales. Lo habitual es que la gente tenga un modelo de sueño monofásico, esto es, dormir una sola vez durante la noche.

Sin embargo, también son muchos los que tienen un patrón de sueño bifásico y polifásico. Esto quiere decir que duermen dos o más veces durante el día. A esto también se le conoce como sueño dividido.

Hay argumentos a favor y en contra de esa forma de descansar. Grandes personajes de la historia, como Franz Kafka, Nikola Tesla o Leonardo Da Vinci tenían estos patrones alternativos. Todos ellos pensaban que así potencializaban sus habilidades. ¿Es eso cierto?

Los patrones de sueño más comunes

El sueño monofásico es lo que equivale a un sueño normal. Sin embargo, hay que saber que esta modalidad solo se convirtió en un patrón habitual a partir de la Revolución industrial. Antes eran más comunes el sueño bifásico y el polifásico.

En términos generales, el patrón de sueño de una persona está determinado por el ritmo circadiano. Este hace que las horas de sueño y de vigilia sean de uno u otro modo. Sin embargo, no todos están despiertos durante las horas de sol ni dormidos en las horas de oscuridad.

Un adulto normal debe dormir un mínimo de 7 horas al día. Aun así, un estudio encontró que algunas personas con mutación en el gen ADBR1 pueden dormir 6,5 horas sin ningún efecto perjudicial.

Así mismo, los militares y otros grupos tienen patrones distintos, sin que haya evidencia de algún daño por ello. De hecho, muchos reportan que esto les permite mantener la atención y el estado de alerta en mejores condiciones.

¿Qué es el sueño bifásico?

El sueño bifásico tiene que ver con dormir en dos segmentos. Según una investigación de 2016, esta era la modalidad predominante antes de la Revolución industrial en la mayoría de las culturas del planeta.

Existen registros de que en varias sociedades occidentales, lo habitual era dormir en dos etapas distintas, separadas por una vigilia de una hora. Ese lapso era aprovechado para orar, interpretar los sueños, crear, tener relaciones sexuales o visitar a los vecinos.

Thomas Wehr es un investigador de estos fenómenos y realizó un estudio al respecto. 8 voluntarios fueron confinados en una habitación durante un mes. Tenían 14 horas de oscuridad cada día.

Los patrones de sueño comenzaron a cambiar y, al final, adoptaron el patrón de sueño bifásico. O sea, dormían 4 horas, despertaban luego durante 2 o 3 horas, y luego volvían a dormir por otras 4 horas más.

Hombre duerme feliz.
Los patrones de sueño no siempre se pueden considerar normales o anormales. Depende de la reacción del cuerpo al ritmo circadiano.

Tipos de sueño bifásico

Hay varias maneras de organizar el sueño bifásico. La modalidad más habitual es la que se conoce como siesta y que aún se practica de manera muy habitual en países como España o Grecia. En general, se puede hablar de 3 tipos de sueño bifásico:

  • Siesta corta: se duermen 6 horas en la noche y se hace una siesta de 20 minutos a mitad del día.
  • Siesta larga: se duermen 5 horas en la noche y se hace una siesta a mitad del día, de entre una hora y una hora y media.
  • Bifásico radical: consiste en dividir en dos el tiempo del sueño. Por lo general, un lapso de 4 horas seguido de 2 o 3 horas de vigilia. Luego otras 4 horas de sueño.


Ventajas y desventajas

Hay evidencia a favor y en contra del sueño bifásico. Se ha comprobado que las siestas cortas y largas favorecen la memoria, la capacidad de aprendizaje, la alerta y el estado de ánimo. Sin embargo, puede que no sean buena idea si afectan luego el sueño nocturno, especialmente en los niños.

Cuando no se duerme lo suficiente o la calidad del sueño es pobre, aumenta la probabilidad de sufrir trastornos como dificultades cognitivas, enfermedad cardiovascular, obesidad y diabetes tipo 2. De hecho, algunos problemas de insomnio podrían ser el efecto de tratar de incorporar un sueño monofásico en personas que requieren un descanso bifásico.

¿Qué es el sueño polifásico?

El sueño polifásico es menos común y supone dormir en más de dos segmentos por el día. La mayoría de los mamíferos tienen este patrón, aunque los primates son monofásicos.

Algunos piensan que con esta modalidad se puede alcanzar un descanso óptimo. Otros, por el contrario, lo ven con escepticismo.

Tipos de sueño polifásico

Hay varios tipos de sueño polifásico. Muchas personas crean sus propias segmentaciones del sueño a su antojo o conveniencia. Sin embargo, hay 3 que son predominantes:

  • Horario de Dymaxion: supone tomar 4 siestas de 30 minutos cada 6 horas. Esto arroja un total de 2 horas de siesta por día. Fue practicado por el arquitecto estadounidense Buckminster Fuller durante 2 años y los médicos certificaron que estaba sano.
  • Horario de Uberman: implica tomar una siesta de 20 minutos cada 4 horas para un total de 3 horas de sueño al día. Es la modalidad más rígida de sueño polifásico.
  • Horario de Everyman: corresponde tomar un bloque de sueño de 3 horas por la noche, con 3 siestas de 20 minutos repartidas a lo largo del día. Hay numerosas variaciones en el tiempo del bloque y de las siestas.


Ventajas y desventajas

No existe evidencia científica sobre las ventajas del sueño polifásico. Sin embargo, sí hay una investigación hecha con marineros, según la cual sería una buena alternativa para sortear los lapsos de privación de sueño por motivos externos, como un viaje o una guerra.

Los expertos están de acuerdo en que el sueño polifásico puede provocar efectos similares a los de la privación de sueño. Esto incrementa el riesgo de padecer trastornos como obesidad, hipertensión arterial, depresión, ansiedad, psicosis, cardiopatía, diabetes y apnea obstructiva.

Problemas para dormir en el sueño bifásico y polifásico.
Los patrones de sueño elegidos podrían derivar en trastornos si no nos adaptamos, como problemas de memoria.

Adoptar el sueño bifásico o polifásico

Son muchas las personas que reportan beneficios del sueño bifásico y del polifásico. Sin embargo, un cambio en los patrones debe realizarse con cuidado.

La mayoría de los médicos indican que es muy importante dormir las horas necesarias, aunque se distribuyan de manera diferente. En este, como en tantos aspectos, puede haber grandes diferencias entre uno y otro.

Por regla general, si una persona duerme de noche sin interrupciones, no hay razón para que intente adoptar el sueño bifásico o el polifásico. Por el contrario, si alguien tiene dificultades para dormir, es posible que probar estas modalidades sea una buena idea.

La fase de adaptación a los nuevos patrones suele durar entre 2 y 3 semanas. Si se experimenta alguna molestia, lo mejor es volver al patrón anterior. En materia de sueño todavía hay mucho por descubrir. El indicador más importante es que haya sensación de descanso.

Te podría interesar...
La buena calidad del sueño puede prevenir enfermedades del cerebro
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
La buena calidad del sueño puede prevenir enfermedades del cerebro

La buena calidad del sueño es fundamental para prevenir enfermedades cerebrales y otro tipo de patologías de diverso orden según lo estudios.



  • Shi G, Xing L, Wu D, Bhattacharyya BJ, Jones CR, McMahon T, Chong SYC, Chen JA, Coppola G, Geschwind D, Krystal A, Ptáček LJ, Fu YH. A Rare Mutation of β1-Adrenergic Receptor Affects Sleep/Wake Behaviors. Neuron. 2019 Sep 25;103(6):1044-1055.e7. doi: 10.1016/j.neuron.2019.07.026. Epub 2019 Aug 28. PMID: 31473062; PMCID: PMC6763376.
  • Ekirch A. R. (2016). Segmented Sleep in Preindustrial Societies. Sleep, 39(3), 715–716. https://doi.org/10.5665/sleep.5558.
  • Brown, W. A., MD. (2020, 16 noviembre). Acknowledging Preindustrial Patterns of Sleep May Revolutionize Approach to Sleep Dysfunction. Psychiatric Times. https://www.psychiatrictimes.com/view/acknowledging-preindustrial-patterns-sleep-may-revolutionize-approach-sleep-dysfunction.
  • Filardi, M., Morini, S., & Plazzi, G. (2020). Pre-Race Sleep Management Strategy and Chronotype of Offshore Solo Sailors. Nature and science of sleep, 12, 263–269. https://doi.org/10.2147/NSS.S241162.
  • Pedemonte, M., & Velluti, R. A. (2005). La vigilia y el sueño.