Tienes derecho a hacer "borrón y cuenta nueva" en tu vida

Hacer borrón y cuenta nueva no significa rendirse, sino hacer una limpieza de todo aquello que nos lastra en el camino hacia la felicidad y el bienestar.
Tienes derecho a hacer "borrón y cuenta nueva" en tu vida
Valeria Sabater

Escrito y verificado por psicóloga Valeria Sabater el 15 abril, 2021.

Última actualización: 15 abril, 2021

A veces viene bien, es saludable, enriquecedor e incluso supone toda una revolución personal hacer borrón y cuenta nueva puede ser la solución a algunos de tus problemas presentes. Algo que resulta curioso es el hecho de que seamos tan resistentes al cambio.

Siendo o no del todo conscientes de ello, a menudo, todo lo que suponga salir de la zona de confort o salir de una rutina, cambiar un hábito o un contexto determinado… lo interpretamos como una especie de “amenaza”.

En su necesidad primordial por garantizar la supervivencia, el cerebro siempre nos animará a buscar la comodidad, y esto a menudo puede incluir quedarse en la zona de confort. Lo que intentará es susurrarnos aquello de “no lo hagas; no cambies nada de lo que te rodea, estás bien así”.

Sin embargo, de acuerdo con lo expuesto por varios equipos de investigación, al cerebro también le encantan las sorpresas y las novedades porque producen cierto placer. Así se beneficia de ese paso maravilloso que va a suponer el recibir otros estímulos que pueden garantizarnos la felicidad o simplemente emociones agradables.

Queremos invitarte a reflexionar sobre el derecho de las personas a hacer esto mismo: reiniciarnos.

Para hacer borrón y cuenta nueva hay que “limpiar”

Claves para mitigar la ansiedad.

Los cambios no llegan precisamente marchándonos nosotros de un contexto determinado.

No es necesario arrancar nuestras raíces y buscar otros mapas y otros territorios para hacer borrón y cuenta nueva. Lo más adecuado es promover el cambio aunando nuevas fortalezas interiores con las cuales “limpiar” todo aquello que no nos agrada, que ha caducado, que no enriquece y que entorpece nuestro avance.

Puedes empezar por tu propio hogar. Haz una limpieza de todo lo que pertenece a una etapa que no te agrada. Desecha papeles, ropa que ya no usas, regalos que nunca te gustaron, recuerdos que te incomodan o que ocupan demasiado espacio para lo poco que sirven. Abre las ventanas y deja que el viento te acompañe mientras haces esa limpieza para que una nueva primavera entre a tu vida.

A continuación, llega la parte más valiente e importante. Reflexiona en profundidad sobre qué más puede sobrar en tu vida. Tal vez debas cambiar rutinas, tal vez debas alejarte de ciertas personas y romper ciertos vínculos… Valóralo con calma y piensa en las medidas que puedes aplicar.

Aprecia el vacío, intuye el cambio y céntrate en tu persona

Cuando realizas una profunda limpieza en tu hogar, te admiras de cuántas cosas inservibles habías acumulado y la luz que irradia cada rincón tras haber sacado brillo, tras haber quitado el polvo, la basura o los objetos rotos. Esto transmite una serenidad muy reconfortante.

Todo está en orden ahora. Por una parte, has dejado a un lado cosas que ya no te eran útiles o ya no te interesaban. Por otra, también te has alejado de las personas que no te aportaban nada positivo e incluso de aquellas que te hacían daño.

Hay quien, al llegar a esta fase de spring cleaning en su vida (‘limpieza de primavera’ en español), se lanza de inmediato a conocer gente nueva. Se empeña en crear nuevas relaciones y embarcarse en todo un carrusel de experiencias novedosas. No es lo más asertivo.

Cuando ponemos en práctica un “borrón y cuenta nueva” estamos favoreciendo el autocuidado. Por ello, es vital que nos dedicamos un tiempo de inflexión.

Mujer sujetando un ramito de florecillas.

Debemos apreciar ese vacío conseguido tras la limpieza, esos huecos en los que antes estuvo alguien que ahora ya camina por otros senderos. En esos vacíos estamos nosotros mismos, y debemos reencontrarnos. Además, debemos revalorizar la soledad y reconciliarnos con ella.

Los cambios en el exterior te hacen sentir diferente: alguien más fuerte

Si el simple hecho de querer iniciar el cambio es ya un signo de valentía, y haberlo logrado es un rasgo de ese valor.

En ocasiones, no somos consciente de ello, pero en nuestro interior se encuentra la semilla de la resiliencia. Hacerla germinar requiere de una gota de determinación, una pincelada de entereza y unos cuantos gramos de intuición para saber qué nos conviene y qué es mejor evitar.

Tras hacer borrón  y cuenta nueva te sentirás orgulloso de ti mismo. Esa firme convicción de que tienes el timón de tu vida es algo gratificante de lo que debes disfrutar.

Borrón y sonrisas nuevas: es momento de redecorar tu vida

 

Amigas conversando felices

Vida nueva, sonrisas nuevas. El esfuerzo realizado habrá valido la pena y, aunque tengas claro de que te ha costado mucho llegar hasta donde te encuentras ahora, todo lo obtenido es maravilloso. Ahora eres tú en toda tu esencia, tú en toda tu magia.

Es momento de “decorar” tu vida, y aquí van unos sencillos consejos que te servirán de ayuda:

  • Decora tu vida con personas que te aprecien por como eres, con tus virtudes y defectos.
  • Deja que lleguen a tu corazón personas que sepan dar y recibir felicidad.
  • Rodéate de personas que, aún cuando tienen miedo, procuran buscar una solución para cada problema y no un problema para cada solución. Personas maduras, organizadas, pero también flexibles y divertidas.
  • Permite que lleguen a ti esas oportunidades que siempre mereciste y que no te atreviste a alcanzar.

En definitiva, ábrete al cambio, ponte en movimiento y sé receptivo a lo que la vida quiera traerte y que te agrade, te ilusione y te identifique.

Te podría interesar...
Cómo distanciar a las personas tóxicas que afectan tu vida
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Cómo distanciar a las personas tóxicas que afectan tu vida

En este artículo señalamos algunas pautas para distinguir a esas personas tóxicas que nos rodean, así como sus personalidades más características.



  • Clastres, P. (1977). El cuento de la antropología marxista. Bicicleta.
  • Dawkins, R. (1993). El gen egoísta: Las bases biológicas de nuestra conducta. SALVAT. https://doi.org/10.1590/S0036-36342008000500003
  • Maturana, H. (1985). Biología del fenómeno social. Terapia Familiar.
  • Baharona, A. (2001). Origen y evolución del ser humano. ¿Cómo Ves?
  • Galarsi, M., Medina, A., Ledezma, C., & Zanin, L. (2011). Comportamiento , historia y evolución. Fundamentos En Humanidades.