Tipos de nariz: ¿cuál es la tuya?

Rafael Victorino Muñoz·
17 Noviembre, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la enfermera Leidy Mora Molina al
17 Noviembre, 2020
Hay distintos tipos de nariz y cada una tiene sus características y también su encanto. ¿Las conoces todas? Son varias y dependen, en gran medida, de la ascendencia geográfica y cultural. Sigue leyendo.

Desde un punto de vista estético, el centro del rostro es muy importante para la armonía de los rasgos. De allí que se considere que la cara depende, en gran medida, de los tipos de nariz.

Claro, aparte de esto, la nariz nos permite respirar, percibir olores y también sirve para apoyar las gafas. Pero en el presente artículo hablaremos solo de las variedades. ¿Conoces cuál es la tuya?

Diferentes tipos de nariz

La nariz, como parte de las facciones, es distinta y característica de cada persona y cada rostro. Por esta razón, puede decirse que, pese a que todas son diferentes, siempre armonizan.

Ahora bien, el diseño anatómico es básico: dos cavidades por donde el aire entra a las fosas nasales, dos aletas que recubren dichas cavidades, el tabique y la punta. Estos, a su vez, son los elementos que determinan la forma de la nariz.

Sin embargo, entre una nariz y otra existen diferencias que pueden llegar a ser notables. Las mismas varían de acuerdo a la forma del puente, altura y anchura, apertura de las fosas, entre otros aspectos. A partir de esto es posible clasificarlas en grandes grupos, según su forma general.

Nariz de perfil de hombre.
Los tipos de nariz se relacionan a la ascendencia geográfica y a los grupos poblacionales del mundo.

Sigue leyendo: ¿Qué es la rinoplastia y cuáles son sus cuidados?

Nariz chata

La nariz chata se caracteriza por presentar un puente corto con cierto hundimiento. Las fosas nasales están extendidas hacia los lados. Asimismo, la punta es plana.

Se le denomina de esta forma por el hecho de que las personas que tienen este tipo de nariz presentan, de perfil, un aspecto como hundido o achatado. Es decir, el apéndice nasal sobresale poco de la cara. La nariz chata prevalece, con ciertas diferencias, entre poblaciones de tez amarilla y también negra. En asiáticos es menos ancha que en individuos con rasgos africanos.

Nariz respingada o respingona

A diferencia de la anterior, la nariz respingada tiene una punta sobresaliente que se va aguzando. El tabique suele ser recto, aunque se curva un poco hacia el final. Por ello, las fosas parecen apuntar hacia el frente.

Este tipo de nariz es común entre personas del norte de Europa. Aunque predomina bastante en otros grupos humanos. Esta forma se debería a una adaptación del organismo para respirar mejor el aire frío.

Vistas de perfil, las narices respingonas parecen puntiagudas, como las de los personajes de algunas historietas. En cirugía estética es la más solicitada. Sin embargo, es oportuno señalar que no en todos los rostros armoniza igual.

También te puede interesar: Esto es lo que dice la forma de tu rostro sobre tu personalidad

Nariz ancha

La nariz ancha muestra como característica distintiva un engrosamiento constante, desde el tabique recto hasta la punta. De este modo, suele parecer más ancha que alta. El célebre jugador de baloncesto Lebron James tiene este tipo de nariz.

Las aletas son dilatadas, así como los agujeros nasales. Se le llama también nubia, por ser común entre los habitantes de esta región. Aunque está presente en otras poblaciones del norte de África, incluso en Sudán, así como en afroamericanos.

Nariz aguileña o romana

La nariz aguileña evidencia un puente alto, largo y pronunciado. El tabique se curva hacia dentro en la punta. Por esta razón se le llama así, ya que recuerda el pico de un ave. Es la más notoria vista de perfil.

Es característica de poblaciones del sur de Europa (España, Italia, Francia y Portugal). También está presente entre los árabes y aquellas regiones que en algún momento del pasado estuvieron ocupadas por estos, así como en pueblos eslavos.

Nariz griega

La nariz griega es equilibrada en sus proporciones. El puente es recto, el tabique apenas sobresale y las fosas nasales son pequeñas, por lo que las aletas dilatan poco. Es el complemento perfecto del llamado perfil griego.

Este es el tipo de nariz que se observa en las obras pictóricas y escultóricas de la antigüedad clásica grecolatina. Predomina, aunque no exclusivamente, en los países europeos de la cuenca del Mediterráneo.

Nariz bulbosa

Como su nombre lo da a entender, su forma recuerda a la de un bulbo. Es abultada en la parte inferior, aunque sin llegar a ser del todo ancha. De hecho, las aletas no sobresalen tanto.

Eso sí, es notoria la punta redondeada o con forma de bola, así como el agrandamiento de la parte que rodea las fosas. Es también común en la tez negra, en los afrodescendientes y en los mestizos americanos.

Nariz pequeña

La nariz pequeña luce respingona, pero mucho más corta en el puente y tabique. En la base puede ser redondeada, aunque por lo general es poco ancha, con aletas pequeñas y fosas diminutas.

Si se mide desde el arco de las cejas hasta debajo de las fosas, la distancia que hay es corta en comparación con los otros tipos de nariz. Razón por la que luce tan pequeña en el rostro de la persona.

Nariz grande y gruesa

Es aquella que ocupa un volumen notorio en el rostro de la persona. Pueden ser proporcionadas, aguileñas o de grandes aletas, con punta redondeada o bulbosa.

De perfil se notan bastante, aunque también de frente. El célebre personaje de la literatura Cyrano de Bergerac es el caso emblemático de una persona a la que se atribuye una nariz grande y prominente. Este tipo de nariz no predomina en un grupo poblacional en particular, aunque es menos común entre asiáticos y europeos del norte.

Perfil de nariz de mujer.
La variedad en los tipos de nariz es grande y denota la singularidad de esta parte del cuerpo.

Nariz desigual, ondulada o asimétrica

En algunas personas, la nariz puede ser algo despareja. Uno de los lados es diferente al otro. También puede lucir como una curva, vista de frente, en forma de S. La desigualdad o asimetría puede haber sido causada por un traumatismo. Un ejemplo de este tipo de nariz se ve en el rostro del actor Owen Wilson.

Narices variadas

La nariz es la parte del rostro que más llama la atención. Cada uno de los tipos de nariz es distinto y muy personal. Sin embargo, no todo el mundo está conforme con el suyo. De allí que muchos consideren la posibilidad de someterse a una rinoplastia como opción para mejorar o cambiar la forma.

Aunque la necesidad de un procedimiento quirúrgico también puede deberse a algún problema de salud, desviación del tabique o malformación de origen congénito.

En líneas generales, la forma de la nariz refleja muchas cosas. Algunas no tienen que ver con nosotros, sino con nuestros antepasados, cultura y ubicación geográfica. De este modo, los tipos de nariz también pueden decirnos quiénes somos y de dónde venimos.

  • Hübner M, Ramírez R, Nazer J. Malformaciones congénitas. Diagnóstico y manejo neonatal. Santiago de Chile: Editorial Universitaria, 2005.
  • Ruiz L, Latarjet M. Anatomía humana. Buenos Aires, Editorial Médica Panamericana, 2008.
  • Tamarit JM, Ferrandis E, García-Parrado L, Dalmau J. Nariz y sociedad: curiosidades y anécdotas sobre el apéndice nasal. Therapeía; 2012, 4: 55-68.
  • Vargas H.  Rinología. Fisiología de las Fosas Nasales [En línea].  Universidad Nacional Mayor de San Marcos, 2014. URL Disponible en: https://sisbib.unmsm.edu.pe/BibVirtualData/Libros/Medicina/cirugia/Tomo_V/archivos%20PDF/7Rinologia.pdf
  • Bagheri S, Khan H, Cuzalina A. Rhinoplasty: Current therapy, an issue of oral and maxillofacial surgery clinics. Filadelfia: Elsevier, 2012.
  • Uzun A, Ozdemir F. Morfométrica análise de nasais formas e ângulos em adultos jovens. Brazilian Journal of Otorhinolaryngology; 2012, 80(5): 397-402.