3 tipos de pedicura para embellecer tus pies

El cuidado de los pies es tan importante como el de otras partes del cuerpo. Por eso, te invitamos a conocer los diferentes tipos de pedicura, sus beneficios y algunas recomendaciones. ¡Sigue leyendo!
3 tipos de pedicura para embellecer tus pies
Leidy Mora Molina

Revisado y aprobado por la enfermera Leidy Mora Molina el 11 mayo, 2021.

Escrito por Patricia Sofia Jimenez Blanco, 10 mayo, 2021

Última actualización: 11 mayo, 2021

La estética de los pies es importante tanto para las mujeres como para los hombres. Por eso, en los últimos años se han desarrollado varias técnicas para su cuidado. ¿Conoces los 3 tipos de pedicura para embellecer los pies?

La Academia Estadounidense de Dermatología recomienda este tipo de intervenciones para disminuir problemas como las durezas y las callosidades. Pero, ¿qué opción elegir? Todo depende de tus necesidades. A continuación, te contamos más al respecto.

Tipos de pedicura y sus características

Arreglarse los pies con frecuencia evita que se presenten molestias en las uñas, ya que se retiran todos los elementos que suelen encajarse en ellas. De esta manera, se reduce la posibilidad de presentar dolor en el área y, de paso, se mantienen los pies sanos.

Pero hay que aclarar que existen varios tipos de pedicura. Cada uno de ellos cumple con un propósito en específico, y debe llevarse a cabo por parte de un profesional en el área. Conoce sus principales características.

1. Básica o normal

La pedicura básica es un tipo de limpieza de los pies en la que la atención se enfoca principalmente en retirar la piel muerta y las callosidades que estén en dicha zona. Dentro de los tipos de pedicura existentes, esta proporciona el cuidado mínimo requerido para evitar molestias o dolores a causa de uñas encarnadas.

Con respecto al procedimiento, lo que se hace es insertar los pies en un recipiente con agua tibia para remojarlos por unos minutos. Luego, se limpian las uñas de forma superficial, y se pasa una paleta por los callos para eliminarlos. Para culminar, se coloca esmalte sobre las uñas.

Mujer en pedicura
La pedicura básica permite mantener los pies suaves, libres de células muertas. Además, reduce el riesgo de uñas encarnadas.

2. Spa

Muchos suelen confundir la pedicura básica, con la de spa. Hay una clara diferencia entre ellos, y es que la de spa tiene como función brindar relajación a los músculos del pie con ayuda de piedras calientes y otros elementos.

Cabe destacar que la técnica varía según el centro estético. En la actualidad, muchos establecimientos dedicados a la pedicura de spa realizan masajes en la zona con otras herramientas aparte de piedras calientes.

También existe un nuevo método conocido como Jelly spa, que ofrece una mayor suavidad a los pies. En cualquier caso, lo importante es tener presente que el cuidado de los pies tiene la misma relevancia que las demás partes del cuerpo. Con ello, se evitan molestias a futuro.

3. Clínico

La pedicura clínica o completa es una categoría más profesional. La suelen recomendar especialistas, dado que abarca todo lo relacionado con el cuidado de los pies. Sin duda, es uno de los tipos de pedicura más útiles para mantener las uñas y la piel sana.

Así, cuando asistes a estas sesiones, no solo se enfocan en limpiar los elementos presentes en las uñas, sino que también se retiran los callos y se proporcionan masajes para relajar.

Algunos puntos clave que se toman en consideración para una pedicura clínica son los siguientes:

  • Diagnóstico de los pies, para poder conocer con exactitud qué tratamiento aplicar.
  • Remojo de los pies en agua tibia y jabón, para luego proceder con la limpieza.
  • Aplicación de cremas humectantes especiales para la zona.
  • Limpieza de las uñas y las callosidades.
  • Masajes relajantes. 

Este es el tipo de pedicura ideal para hombres y mujeres, ya que los resultados tienen mejor calidad y mayor durabilidad.

Te puede interesar: ¿Qué es la quiropodia?.

Pasos esenciales para una pedicura completa

El cuidado y el mantenimiento de los pies es fundamental para el bienestar general. Por eso, estas prácticas deben hacerse con regularidad. Sin importar el tipo que te realices, hay una serie de pasos esenciales para una pedicure completa. ¡Toma nota!

Desinfectar los pies

El primer paso para implementar una pedicura es la desinfección. Es necesario higienizar la zona de trabajo y todas las herramientas que se van a utilizar. Asimismo, la persona que llevará a cabo el procedimiento debe lavar bien sus manos.

Retirar el esmalte anterior de las uñas

Si tienes esmalte semipermanente o clásico en las uñas de los pies, hay que retirarlo antes de comenzar con la pedicura. Los productos utilizados en este caso dependen del tipo de esmalte. Hay que hacerlo con cuidado para evitar maltratar las uñas.

Colocar los pies en agua tibia

En un recipiente, se añade agua tibia y se sumergen los pies durante unos 10 o 15 minutos. De esta manera, se ablandan las zonas duras para trabajar sobre ellas de una forma amigable. Ten en cuenta que, en algunos lugares, aplican un poco de jabón en el agua para ayudar a limpiar mejor.

Cortar las uñas

Este es uno de los pasos primordiales de la pedicura. Por lo general, los especialistas se toman su tiempo para cortar las uñas de manera adecuada. Así, evitan que estas se encarnen a futuro. Dicho de otro modo, previenen que las uñas crezcan en la dirección incorrecta, lo que puede derivar dolor e infecciones.

En estos casos, lo idóneo es que las uñas se mantengan cortas para que no alberguen bacterias ni suciedades. Cabe destacar que los profesionales en el tema conocen con exactitud la forma en la que deben cortar las uñas, de acuerdo al tipo de pie.

Limar las uñas

Una vez que se han cortado todas las uñas, es momento de limarlas. A través de este paso, se les da la forma definitiva y se eliminan impurezas de la superficie.

Retirar las cutículas

Este punto es un poco controversial, porque no todos están de acuerdo con el retirado de cutículas. Sin embargo, muchas veces depende del gusto de la persona. La Academia Estadounidense de Dermatología advierte que quitar las cutículas puede ser contraproducente. En concreto, puede dañar la uña o permitir la entrada de bacterias.

De cualquier modo, para reducir el aspecto antiestético que le dan a la uña, se puede hidratar la zona todos los días con aceites naturales o productos diseñados para ello. Si provocan molestias, las puedes retirar hacia atrás, pero no cortarlas. 

Limpiar la piel

Cuando las uñas ya tienen el largo correcto, el próximo paso es limpiar todo el pie. En este sentido, se procede a retirar las callosidades o a suavizar cualquier tipo de dureza. Zonas como los talones, los dedos y los laterales son las que más sufren.

Añadir esmalte

Este paso entra en la sección de estética, por lo que te puedes poner creativo con respecto al color de esmalte de uñas, diseños, etcétera. El tipo de esmalte depende mucho del gusto personal, pero el semipermanente se recomienda por su durabilidad.

Hidratar

Por último, y no menos importante, es necesario hidratar los pies para completar la pedicura. Aún así, no basta con el proceso de hidratación que haga el profesional. Es necesario repetir este tratamiento en casa, ya sea con cremas o con aceites naturales.

Todas las noches puedes aplicarte una capa de crema y dejar que se absorba mientras duermes. Así, te aseguras de que el área se mantenga suave y libre de resequedad.

Pasos esenciales para una pedicura completa
La hidratación es esencial para mantener sana la piel de los pies. Por ello, todos los días debe aplicarse una crema hidratante.

Recomendaciones finales para cuidar los pies

Más allá de elegir alguno de los tipos de pedicura, es importante cuidar los pies todos los días. Aunque muchos lo ignoran, esta parte del cuerpo tiende a presentar problemas por la falta de humectación o por una higiene inadecuada. En este sentido, pon en práctica lo siguiente:

  • Limpia bien con agua y jabón neutro, y no olvides la zona entre los dedos.
  • Seca con una toalla limpia antes de usar cualquier tipo de calzado.
  • Aplica crema o productos hidratantes, en especial en los talones.
  • Cambia los calcetines todos los días.
  • Usa zapatos cómodos, que faciliten la transpiración.

Si tienes algún síntoma de afecciones en los pies, como hongos, irritación, grietas, entre otros, consulta al médico o dermatólogo. La atención oportuna de estas situaciones es clave para evitar complicaciones.

Te podría interesar...
4 cremas caseras para tratar los talones secos y agrietados
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
4 cremas caseras para tratar los talones secos y agrietados

Los talones secos y agrietados son antiestéticos y pueden causar dolor. Hoy te compartimos 4 cremas caseras que puedes hacer para aliviar estos pro...