Loading...
 

Los tipos de personalidad según Carl Jung

La teoría de la personalidad de Gustav Jung es una de las más conocidas. Veamos en qué se basa su modelo y cómo se caracteriza.

Revisado y aprobado por la psicóloga Elena Sanz.

Última actualización: 27 noviembre, 2021

En psicología existen diferentes teorías de personalidad. Es decir, modelos orientados a catalogar, clasificar y describir los distintos tipos de comportamientos humanos. Cada tipo se distingue por rasgos y características, de manera que delimitan el perfil de un individuo. Hoy te hablamos de los tipos de personalidad de Carl Gustav Jung.

Aunque a veces pensemos que se trata de un interés reciente, en realidad la descripción de la personalidad es algo que desde hace milenios ha preocupado al hombre. Por ejemplo, Hipócrates y Galeno tenían sendos modelos orientados a ello. Dado que los tipos de personalidad de Carl Jung han sido los más transcendentes, hoy te describimos cuáles son y sus características.

Los 8 tipos de personalidad de Carl Jung

El modelo de los tipos de personalidad de Carl Jung tiene su génesis en su libro publicado en 1921 Psychological Types. Es de lejos uno de los modelos con mayor influencia en la psicología. Sus postulados se sienten, entre otras cosas, en el indicador Myers-Briggs y en el clasificador de temperamento Keirsey.



En su teoría, Jung clasifica a las funciones cognitivas en dos pares dicotómicos: las funciones racionales (de juzgar) como lo son pensar y sentir, y las funciones irracionales (de percibir) como lo son la sensación y la intuición.

Ambas, de acuerdo con sus escritos, se pueden manifestar de forma introvertida o extrovertida (denominada extravertida en su obra). Con base en esto, se desprende la siguiente clasificación.

1. Extrovertido reflexivo

Ser un extrovertido reflexivo puede traer muchas ventajas en los puestos de liderazgo profesional.

Las personas extrovertidas reflexivas (o pensadoras) son aquellas que se enfocan exclusivamente en la razón. Utilizan la lógica para orientar sus ideas, de manera que se apartan del idealismo o de las suposiciones sin fundamento. Le prestan más atención a sus reflexiones que a las de los demás, de modo que en este aspecto son individualistas.

Esto es algo que manifiestan además de manera explícita. Son muy abiertos a compartir sus interrogantes y respuestas, y con frecuencia se les asocia con una actitud de liderazgo. Sin embargo, están más interesados en saber las cosas que presentarlas. También pueden ser un poco tercos, manipuladores e incluso tiránicos con quienes les rodean.

2. Introvertido reflexivo

Las personas introvertidas reflexivas (o pensadoras) se caracterizan por guiarse a través de los senderos de la razón; pero lo hacen sin formar vínculos sólidos con la sociedad. Comparten con las anteriores su inquietud por las preguntas y respuestas y por fundamentar aquello que interpretan; aunque esta vez se cierran sobre sí mismos.



Por tanto, un introvertido reflexivo tiene ciertos rasgos asociales (sin que llegue a ser asocial), es percibido como alguien extraño y prefiere divagar en solitario. Al igual que el caso anterior, pueden ser muy tercos, manifestar poca sensibilidad hacia los demás y ser un poco autoritarios con sus ideas (aunque sin imponerlas con tanta fuerza).

3. Extrovertido sentimental

Quienes manifiesten una personalidad extrovertida sentimental tendrán grandes habilidades para establecer relaciones sociales. Son muy abiertos a la comunicación, practican la empatía, son afables, complacientes y no temen expresar sus sentimientos de acuerdo con la ocasión.

Esto no implica que se sientan 100 % cómodos en la manada, ya que en ocasiones pueden rehuir de ella. Son sensibles al rechazo y no son propensos a la reflexión. Es una personalidad muy maleable, una que incluso podemos catalogar como convencional.

4. Introvertido sentimental

Desarrollan los mismos sentimientos que los demás, aunque no son tan dóciles al momento de demostrarlos. Por ejemplo, son muy empáticos, afables y comunicativos con quienes lo rodean; aunque lo son mucho menos frente a los desconocidos.

No son muy espontáneos al momento de expresar algunos sentimientos, como por ejemplo el apego. Pueden guardarse, de esta manera, algunas emociones sin que esto implique que esta no arda dentro de ellos. A menudo se los cataloga como solitarios, melancólicos o indiferentes.

5. Extrovertido perceptivo

Este tipo de personalidad también se denomina extrovertida sensitiva y se describe como aquella interesada en los fenómenos externos. Son muy prácticos, asimilan el mundo tal y como es y se interesan de manera continua por nuevas experiencia de vida.

Es por esto último que disfrutan todo lo relacionado con el placer, y lo hacen en general en compañía de un grupo de personas. No vacilan al momento de probar una nueva experiencia de vida, e incluso pueden tomar decisiones sin reflexionar al respecto. Por lo general son muy inspiradoras.

6. Introvertido perceptivo

Una persona introvertida perceptiva ve más allá de la realidad, un proceso que requiere un profundo proceso de reflexión.

Estas personas le dan un valor agregado a aquello que pueden asimilar a través de sus sentidos, sin que esto implique que se procesen por su razón o sentimientos. Muchos de estos se dedican al arte o en todo caso a sumar experiencias que le otorgan satisfacción.

Para ellos la realidad es lo ideal, de manera que valoran a esta por sobre todas las cosas. Pueden ser personas agradables, aunque también pueden ensimismarse en una actitud solitaria. Son modestos y en ocasiones prefieren el silencio, sin que esto implique que se pierdan en profundas ideas o razonamientos.

7. Extrovertido intuitivo

La última paleta de contraste de los tipos de personalidad de Gustav Jung la encontramos en los intuitivos. Las personas extrovertidas intuitivas se les cataloga con frecuencia como aventureros o emprendedores. Suelen tener muchos proyectos a la vez, y siguen sumando nuevos a medida que concluyen los otros.

Se enfocan en el futuro y en ideas que pueden concretar en la realidad. Por lo general solo piensan en sí mismos, de manera que el alcance de los objetivos no siempre tiene una repercusión positiva en los demás. Tampoco se detienen a saborear sus logros; sino que van a por uno nuevo en su lista.

8. Introvertido intuitivo

No se preocupan por el presente, sino que sus ideas, pensamientos y reflexiones están siempre apuntando hacia el futuro. Pueden ser muy soñadores, idealistas e imaginativos, y lo hacen con independencia de los demás. Esto los lleva a ser un poco impulsivos, todo con el fin de concretar aquello que ahora mismo invade su mente.

Si tenemos en cuenta el indicador Myers-Briggs, en el que se describen 16 personalidades, las personas con esta personalidad se corresponden con la INFJ. No todos puntúan para esta, pero un alto porcentaje de ellos sí lo hacen.

De acuerdo con su teoría, cada una de las cuatro funciones (ocho si consideramos su contraparte) mantiene un rasgo dominante. Es decir, está más desarrollada y es la que se manifiesta de forma explícita. Las otras dos se consideran auxiliares y la tercera es la opuesta a la primera y está regida por el inconsciente. Por esta razón a veces se le llama función sombra o función interior.

Los tipos de personalidad de Carl Gustav Jung siguen teniendo un gran impacto en la sociedad, a pesar de que se formuló hace unos 100 años. La personalidad es aún objeto de estudio, de manera que siguen surgiendo modelos que amplían o discuten el presentado el día de hoy.

Te podría interesar...
Leerlo en Mejor con Salud
La teoría de la personalidad de Sigmund Freud

La teoría de la personalidad de Sigmund Freud ha servido para comprender la dinámica de la psique humana. ¿En qué consiste?