Tomate cherry: nutrientes, beneficios y usos

El tomate cherry tiene un gran valor culinario, aunque también tiene beneficios para la salud. Descubre más sobre su valor nutricional y sus usos.
Tomate cherry: nutrientes, beneficios y usos
Maria Patricia Pinero Corredor

Escrito y verificado por la nutricionista Maria Patricia Pinero Corredor.

Última actualización: 04 septiembre, 2022

El tomate cherry también se conoce como «tomate cereza» o «cóctel». Al igual que otras variedades de esta hortaliza, suele emplearse para la elaboración de una amplia variedad de recetas. Se caracteriza por tener un sabor más dulce y menos ácido que el tradicional. De ahí su gran aceptación.

Entre otras cosas, es un ingrediente decorativo para los platos, ya que aparte de los rojos, los hay en otros colores. Justamente, debido a sus pigmentos, se destaca también como una fuente abundante de antioxidantes. ¿Quieres saber más sobre sus propiedades? A continuación, las compartimos en detalle.

Características y origen del tomate cherry

El tomate cherry (Lycopersicum pimpinellifolium) es una variedad del tomate clásico que recibe este nombre por su parecido con la cereza. Otros nombres con los que se conoce son «tomate cóctel», «uva» o «cerasiforme».

Es una fruta tipo baya, cuyos colores varían desde el rojo hasta el verde, pasando por el naranja, el amarillo, el azul o el negro. Miden entre uno y tres centímetros de diámetro y pesan de 10 a 15 gramos.

Su forma es redonda u ovalada, según la variedad. Y a pesar de ser firme por fuera, es muy jugoso por dentro. Entre otras cosas, su sabor es de predominancia dulce con un leve toque ácido.  Algunas variedades conocidas son las siguientes:

  • Cherry pera.
  • Cherry amarillo.
  • Mini cherry.
  • Cherry redondo.
  • Kumato.
  • Zebra.
  • Tomate de colgar.
Características y origen del tomate cherry
El tomate cherry es una fuente abundante de polifenoles, vitaminas y minerales.


Origen

El tomate cherry se considera un probable ancestro del tomate tradicional. Fue descubierto por primera vez en la región de los Andes. Aunque fue en Perú donde se cultivó por primera vez, otros piensan que se remonta más bien al México Azteca. La cocina ecuatoriana y chilena también suele emplearlo como parte de sus tradiciones.

Con la conquista española fue llevado al mercado europeo. Al principio fue usado como planta ornamental, pero a partir del siglo XVIII se empezó a utilizar como fuente alimentaria. En la actualidad, se han ido mejorando los cultivos para modificarlos en tamaño, sabor y resistencia.

Valores nutricionales del tomate cherry

No importa el tamaño del tomate cherry, su valor nutricional es tan importante como el del tomate tradicional. Se considera una fruta de bajo aporte calórico y con alto poder de hidratación, ya que 100 gramos o unas 7 unidades, apenas aportan 18 calorías y más de 90 gramos de agua.

Sus valores de grasa y proteínas son muy bajos, ya que no llegan a los 0,5 gramos. Sin embargo, sus carbohidratos están cerca a los 4 gramos por cada 100 gramos. De estos, 2,6 gramos son azúcares sencillos como fructosa, sacarosa y glucosa.

Lo anterior permite su absorción rápida en el intestino, lo que los convierte en una fuente de energía. El resto de los carbohidratos son del tipo fibra dietética, con 1,2 gramos por cada 100 gramos de tomate cherry.

Dentro de las vitaminas se destaca la vitamina C —con 26 miligramos por cada 100 gramos— y la vitamina A —con 82 microgramos de retinol—. Se recomienda la ingesta de la fruta entera para aprovechar al máximo estos nutrientes.

En cuanto a los minerales, este tomate es uno de los mejores vehículos de potasio. Una porción de 100 gramos aporta 296 miligramos.

Compuestos bioactivos

Los tomates cherry han disparado su popularidad en los mercados gourmet, debido a la presencia de compuestos bioactivos en las frutas. Entre más oscura la piel del tomate, mayor contenido de antocianinas, compuestos fenólicos y otros antioxidantes que los hacen beneficiosos a la salud.

La mayor parte de estas propiedades se centran en su capacidad de respuesta contra los ataques de los radicales libres. Estas sustancias prooxidantes generan muchos daños en el interior de las células.

Dentro de estos compuestos se encuentran los polifenoles, como la naringenina, el ácido clorogénico, la quercetina y el kaempferol. Otras sustancias son los flavonoides, como la catequina y las antocianinas, que dan tonalidades rojas, azules y moradas.

Asimismo, los carotenoides de este tomate, como el licopeno, tienen efecto antioxidante. Estos estimulan el sistema inmune y tienen actividad antitumoral.



Beneficios del tomate cherry

Los beneficios del tomate cherry están asociados a la presencia de los compuestos bioactivos y a su abundante concentración de nutrientes. Los más destacados los mencionamos a continuación.

Favorece una buena la visión

La presencia de carotenoides en su pulpa tienen actividad de provitamina A, por lo que ayudan a mejorar la visión y a prevenir ciertas enfermedades visuales. Por ejemplo, disminuyen el riesgo de ceguera nocturna y de degeneración ocular.

Combate la oxidación celular

Los compuestos fenólicos del tomate cherry ayudan a neutralizar los radicales libres producidos por  las especies reactivas de oxígeno dentro del cuerpo. Entre otras cosas, los fenoles le confieren las siguientes propiedades:

  • Antiinflamatorio.
  • Hepatoprotector.
  • Cardioprotector.
  • Hipoglucemiante.
  • Antimicrobiano.

Dadas estas propiedades, su consumo tiene una relación positiva con la prevención y disminución de los daños causados por las enfermedades degenerativas. 

Puede formar parte de las dietas para bajar de peso

Su elevado contenido de agua y el bajo aporte de grasas hace del tomate cherry un ingrediente predilecto de los regímenes para adelgazar. Una porción de 100 gramos aporta pocas calorías en una gama de preparaciones de las que puede formar parte.

Coadyuva en la prevención del envejecimiento prematuro

El estrés oxidativo produce daño en las membranas celulares y es capaz de acelerar el desarrollo del envejecimiento. El licopeno es capaz de detener esos procesos por su actividad antioxidante.

También, protege la piel del daño de los rayos ultravioleta. Se recomienda triturar los tomates cherry y cocinarlos con aceite de oliva para aprovechar mejor el licopeno.

Fuente de potasio y vitamina C

La vitamina C del tomate cherry se aprovecha al máximo siempre que se consuma fresco. Este nutriente facilita la absorción del hierro, potencia el sistema inmunitario, aumenta la síntesis de colágeno, entre otras funciones.

Por otra parte, sus altos valores de potasio lo convierten en un ingrediente idóneo para mantener el equilibrio dentro y fuera de las células. Asimismo, forma parte de la transmisión nerviosa y del metabolismo de carbohidratos.

Usos del tomate cherry

Es habitual comer tomate cherry en su forma natural, ya sea como parte de ensaladas, en sándwiches y bocadillos. Sin embargo, también puede ser procesado en forma de salsas o estofados. A menudo, es un ingrediente gourmet para pastas y pizzas.

Este alimento sorprende por su versatilidad en la comida. Es posible degustarlo como snack o merienda, en tartaletas, en mermeladas, en forma de purés, en sopas, entre otras recetas. En general, se puede comer caliente, frío, crudo o procesado.

Pasta con tomate cherry
Por su sabor y versatilidad, el tomate cherry puede incorporarse en una amplia variedad de preparaciones.

Lo que no debemos olvidar

El tomate cherry contiene nutrientes y beneficios tan interesantes como los del tomate clásico. Es vehículo de una amplia gama de antioxidantes como el licopeno, los polifenoles, las antocianinas y los flavonoides.

Lo mejor es comerlos enteros y frescos para aprovechar toda su vitamina C. No obstante, para aprovechar mejor el licopeno, se recomienda su preparación con aceite de oliva. Es una buena opción para dar sabor a los platos o para adornar. Aporta un sabor ligeramente dulce que te encantará.

Te podría interesar...
10 tipos de tomates y cómo usarlos
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
10 tipos de tomates y cómo usarlos

Hay distintos tipos de tomates en el mercado, pero se siguen desarrollando variedades genéticas que hasta cambian su color.




Los contenidos de esta publicación se redactan solo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar o sustituir diagnósticos, tratamientos o recomendaciones de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar cualquier procedimiento.