Tomates confitados: receta paso a paso

13 Noviembre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la nutricionista Florencia Villafañe
Los tomates confitados se hacen a temperaturas menores que las frituras y con un tiempo de cocción más prolongado. ¿Quieres aprender a prepararlos? En este espacio te compartimos la receta.

¿Alguna vez tuviste que tirar los tomates porque se te echaron a perder? ¿Sabes qué puedes hacer con ellos para evitar que esto vuelva a pasarte? Además de la opción clásica de convertirlos en salsa, puedes hacer algo que te encantará: tomates confitados.

Por fortuna, con este método puedes conservar este alimento por más tiempo, ya que luego puedes usarlos en ensaladas, pastas, carnes y otros platos. Además, te aseguras de aprovechar al máximo sus propiedades nutricionales, ya que su contenido calórico es bajo y representan una buena fuente de antioxidantes, fibra, vitaminas y minerales.

La idea de confitar los alimentos surgió hace siglos en Francia debido a la necesidad de conservar frutas, vegetales y otra variedad de ingredientes como las carnes. Desde entonces, se ha convertido en una buena opción para prolongar la vida útil de los alimentos.

Incluso, como lo indica el «Manual de conservación de frutas y hortalizas mediante tecnologías combinadas», también es una forma de realzar su sabor. ¿Te animas a confitar tus propios tomates? ¡Toma nota!

¿Qué es el confitado?

El confitado, también llamado confit, deriva del verbo francés confire, que significa ‘preservar’. En concreto, esta técnica consiste en cocinar el alimento por un período prolongado en una materia grasa.

Para ello, se puede usar aceite, mantequilla, manteca de cerdo, grasa de res, entre otros. A diferencia de la fritura, que además se hace de forma rápida, en el confitado las temperaturas rondan de los 90 a los 100 grados.

Así pues, la materia grasa evita que los microorganismos crezcan, ya que estos se desarrollan en ambientes donde hay humedad. Sin embargo, esta forma se reserva para hacer confituras de todo tipo de carnes o verduras.

De manera contraria, las frutas se confitan cocinándolas en almíbar, que funciona de forma idéntica porque hace que las mismas pierdan agua. Este proceso se aplica en peras, manzanas, higos, naranjas, melocotones, entre otros. En particular, el proceso de confitado se puede hacer al horno o en la cocina, pero depende del alimento y del gusto personal.

¿Qué es el confitado?
El confitado es un método que permite incrementar la vida útil de algunos alimentos.

Te puede interesar: 7 tips para dar un toque oriental a tus recetas de siempre

¿Cómo hacer tomates confitados?

Ahora que ya sabes en qué consiste esta técnica, te enseñamos cómo puedes hacer tomates confitados en casa. Solo necesitas contar con algunos ingredientes que darán un sabor especial a esta receta. ¡Apunta el paso a paso que tienes que seguir para lograrlo!

Ingredientes

  • 3 dientes de ajo.
  • Tomates cherry (600 g).
  • 1 cucharadita de sal (2,5 g).
  • ½ cucharada de postre de azúcar.
  • Ramitas: 1 de romero, 1 de tomillo, 1 de albahaca.
  • Aceite de oliva virgen extra (200 ml)
  • 1 cucharadita de café de pimienta negra en grano (2,5 g).

Lee también Cómo hacer un gratinado de calabacines y tomates

Procedimiento

  • En primer lugar, lava y seca los tomates. Puedes usar variedades diferentes si lo deseas, pero debes cortarlos en partes pequeñas.
  • Luego, pela los dientes de ajo, córtalos al medio y retira la parte del centro. Si son grandes, puedes cortarlos en más trozos.
  • A continuación, lava las hierbas aromáticas y resérvalas a un costado.
  • Por otro lado, en una cazuela amplia, dispón los tomates, las hierbas aromáticas, la sal, el azúcar y la pimienta negra. Cuando ya has acomodado todo, añade el aceite de oliva virgen extra hasta cubrir los tomates por la mitad.
  • En este momento, enciende la hornilla a temperatura media y lleva la cazuela al fuego. Es importante que la tapes.
  • Cuando la temperatura comience a subir, bájala a fuego mínimo para que el aceite ronde los 70 grados.
  • Confita los tomates durante una hora, aproximadamente. Para que realices el procedimiento de forma correcta, a los 45 minutos destapa la mitad de la cazuela y sube un poco la temperatura del fuego para que continúe siendo baja.
  • Pasado este tiempo, apaga el fuego y deja que los tomates se enfríen a temperatura ambiente.
Tomates confitados
Los tomates confitados se pueden incorporar a una amplia variedad de recetas.

Esteriliza los frascos antes de guardar los tomates confitados

Antes de proceder a guardar los tomates, debes esterilizar los frascos para evitar que crezcan microorganismos. De este modo, podrás disminuir el riesgo de que se produzca alguna enfermedad por transmisión alimentaria.

En relación a esto, «la «guía introducción a la elaboración de conservas» sugiere lo siguiente:

  • Lavarlos en agua caliente con detergente.
  • Sumergirlos por completo en agua hirviendo y dejarlos allí durante 5 minutos.
  • Pasado este tiempo, retirarlos, escurrirlos y ponerlos boca abajo hasta que sea el momento de llenado.

Para finalizar esta receta, debes introducir los tomates dentro de los frascos y, si es necesario, agregar aceite de oliva virgen extra hasta cubrirlos. Procede a rotularlos con fecha y guárdalos en el refrigerador (hasta 5 días).

Lee también Cómo proteger las conservas caseras para evitar el botulismo

Tomates confitados, ¿en qué recetas puedes usarlos?

Ahora que ya sabes cómo elaborar los tomates confitados en casa, puedes usarlos como guarnición para carnes acompañándolos con vegetales verdes. Otro manera de aprovecharlos puede ser en salsas o para completar un platillo de pasta. Incluso, se pueden comer con tostadas o en guisados.

Como verás, hacerlos es un proceso es sencillo, solo requiere que tengas los ingredientes necesarios. Por supuesto, puedes variar la receta usando otras hierbas, si es que lo prefieres. ¡Anímate a probar este receta repleta de sabor!

  • Mejía, L. D., Alzamora, S. M., Guerrero, S. N., Nieto, A. B., & Vidales, S. L. (2004). Conservación de frutas y hortalizas mediante tecnologías combinadas. SM Alzamora, SN Guerrero, AB Nieto y SL Vidales (revisión y edición), Manual de capacitación de la División AGS de FAO. FAO.
  • Introducción a la elaboración de conservas. UNIVERSIDAD NACIONAL DE LA PLATA. Disponible en: http://lipa.agro.unlp.edu.ar/wp-content/uploads/sites/29/2020/03/GUIA-CONSERVAS.pdf
  • MANUAL CONSERVACIÓN DE ALIMENTOS. Disponible en: http://www.inacap.cl/web/material-apoyo-cedem/profesor/Gastronomia/Manuales/Manual_Conservacion_de_Alimentos.pdf.
  • Waliszewski, K. N., & Blasco, G. (2010). Propiedades nutraceúticas del licopeno. salud pública de méxico52(3), 254-265.
  • Gutiérrez Tlahque, J., Santiago Sáenz, Y. O., Hernández Fuentes, A. D., Pinedo Espinoza, J. M., López Buenabad, G., & López Palestina, C. U. (2019). Influencia de los métodos de cocción sobre la actividad antioxidante y compuestos bioactivos de tomate (Solanum lycopersicum L.). Nova scientia11(22), 53-68.