Uso recreativo de la marihuana: características y consecuencias

Aunque el cannabis no tiene el potencial de adicción y daño que poseen otros psicoactivos, es mentira que el uso recreativo de la marihuana no genera consecuencias. Hay que informarse y tomar las medidas indicadas.
Uso recreativo de la marihuana: características y consecuencias
Leidy Mora Molina

Revisado y aprobado por la enfermera Leidy Mora Molina el 13 noviembre, 2021.

Escrito por Edith Sánchez, 13 noviembre, 2021

Última actualización: 13 noviembre, 2021

El uso recreativo de la marihuana es un tema que sigue generando polémica. Todo indica que tiene un menor potencial de dependencia y sobredosis que otros psicoactivos. Aun así, entraña riesgos que no se deben desconocer.

En el uso recreativo de la marihuana influyen diversas variables. Los riesgos dependen, por ejemplo, de la edad del consumidor. También de cómo se consuma, en qué cantidad y con qué niveles de tetrahidrocannabinol (THC).

En las últimas décadas se ha vuelto muy popular este uso, en especial en las personas más jóvenes. También ha aumentado la atención en servicios de urgencias por la sobredosis con cannabis. Esto significa que no todo el mundo la consume de manera adecuada.

La marihuana y sus componentes

Al hablar de marihuana se está haciendo referencia a las hojas secas, tallos, flores y semillas de una planta llamada cannabis. Esta tiene dos variedades básicas: sativa o índica. Ambas tienen dos principios activos, aunque en proporciones diferentes: el THC (tetrahidrocannabinol) y el CBD (cannabidiol).

El TCH es una sustancia psicoactiva y es el que, en general, provoca alteraciones en la consciencia. Está presente en grandes cantidades en algunas de las variedades de sativa. El CBD, por su parte, tiene efectos terapéuticos y está más concentrado en la variedad índica.

La marihuana puede fumarse, inhalarse vaporizada, comerse o beberse. En la actualidad, hay concentrados de marihuana para inhalar o comer que contienen elevados niveles de THC. Todas las modalidades de consumo implican riesgos si no se usan de la forma correcta.

Planta cannabis.
Es importante reconocer las diferencias entre el THC y el CBD para distinguir sus usos.

El uso recreativo de la marihuana

Se habla de uso recreativo de la marihuana por contraste con el uso terapéutico. Sin embargo, uso recreativo no quiere decir que haya adicción. Para que en verdad se considere una práctica recreativa debe cumplir con los siguientes criterios:

  • Poca frecuencia. No hay regularidad en el consumo, sino que solo se lleva a cabo de forma ocasional.
  • Libertad en el consumo. El uso recreativo de la marihuana implica que no hay apremio o necesidad de acudir a esta sustancia.
  • Pequeñas cantidades. Solo se emplea en una cantidad que provoque efectos leves y sin la intención de escapar de la realidad.
  • Uso social. No se consume de forma individual para sentirse mejor, aligerar algún problema, relajarse, tener relaciones sexuales o algo similar.
  • Baja inversión. No se invierten cantidades excesivas de dinero en la compra de marihuana.


La acción de la marihuana

Los seres humanos producimos cannabinoides de forma natural en el cerebro. Estos se llaman cannabinoides endógenos y están más concentrados en áreas como el hipocampo, el cerebelo, los ganglios basales y la corteza cerebral. Contribuyen a la regulación de aspectos como el apetito o la percepción.

Lo que hacen los cannabinoides de la marihuana es imitar la acción de los cannabinoides endógenos. Al fumar, inhalar o comer marihuana, el cuerpo libera cannabinoides endógenos; en particular, THC.

De este modo, se inicia una cadena de reacciones celulares que conducen al subidón del que hablan los consumidores. Lo usual es que mejore la percepción sensorial, haya más euforia y una sensación de relajación. En algunos casos, también puede provocar paranoia, ansiedad o ataque de pánico.

Efectos inmediatos de la marihuana

Los efectos inmediatos de la marihuana varían de una persona a otra. En principio, esto depende de la edad, la cantidad de THC que se consuma y el estado general de salud.

Si se vaporiza o se fuma, los efectos son casi inmediatos: tardan de 2 a 3 minutos. Si se come o se bebe, el efecto se sentirá entre 30 y 90 minutos después.

Los efectos del uso recreativo de la marihuana pueden ser positivos, negativos o neutros. Dentro de los primeros están los siguientes:

  • Reducción del estrés.
  • Mayor fluidez de las ideas.
  • Incremento de la consciencia de todos los sentidos.
  • Mayor sensibilidad y conexión con la música.
  • Sensación de relajación muscular.
  • Estado de ánimo más positivo.

Dentro de los efectos neutros se aprecian los siguientes:

  • Incremento del apetito.
  • Lentitud en el habla y en los movimientos.
  • Sequedad en la boca.
  • Enrojecimiento de los ojos.
  • Interrupción de la memoria lineal.
  • Tensión facial y mandibular.

Por su parte, los efectos negativos pueden ser los siguientes:

  • Cansancio.
  • Dificultad para seguir el hilo del pensamiento.
  • Náuseas.
  • Tos y problemas respiratorios en las vías superiores.
  • Problemas con la memoria a corto plazo.
  • Taquicardia, agitación, nerviosismo o ansiedad.
  • Dolor de cabeza.
  • Torpeza y falta de coordinación.

Sobredosis

El uso recreativo de la marihuana también puede conducir a una sobredosis. Esta ocurre cuando se consume una cantidad demasiado elevada de THC. Esta condición pone en riesgo la vida.

A veces puede producirse una crisis psicótica, que incluye delirios y alucinaciones. Esto sucede muchas veces con la marihuana comestible, ya que su efecto tarda en aparecer y el consumidor no regula lo que ingiere.

Una sobredosis es una emergencia médica que debe ser atendida de inmediato.

Efectos a largo plazo de la marihuana

El uso recreativo de la marihuana es responsable cuando parte de la premisa de que esta sustancia no es inofensiva y, por lo tanto, hay que fijar pautas y límites. Se estima que 1 de cada 10 personas que consumen marihuana desarrollará adicción. Si la persona comienza a consumir antes de los 18 años, el riesgo se incrementa a 1 de 6.

Otras posibles consecuencias del uso recreativo de la marihuana a largo plazo pueden ser los siguientes:

  • Aumenta el riesgo de experimentar síntomas psicóticos.
  • Puede haber problemas respiratorios, como tos crónica o dificultad para respirar.
  • Aumenta la frecuencia cardiaca y la presión arterial.
  • Hay mayor riesgo de disfunción eréctil.

El uso recreativo de marihuana entre adolescentes

El uso recreativo de la marihuana en los adolescentes está desaconsejado. Lo indicado es que este tipo de psicoactivo solo pueda ser empleado por personas mayores de 25 años.

El consumo adolescente, en especial por mucho tiempo, podría generar consecuencias como las siguientes:

  • Riesgo aumentado de desórdenes psiquiátricos.
  • Desempeño escolar pobre y mayor deserción escolar.
  • Incremento en la probabilidad de consumir otras drogas.
Adolescente que consume marihuana y alcohol.
El consumo combinado de sustancias es más frecuente entre los adolescentes cuando inician a temprana edad con la marihuana.

¿Buscar ayuda profesional?

Uno de los riesgos del uso recreativo de marihuana es que el consumidor no note el punto en el que ha cruzado la línea entre este y una adicción. En términos generales, hay problemas cuando se experimenta una necesidad recurrente de consumir el psicoactivo.

En la actualidad, no hay medicamentos específicos para tratar esta adicción. Sin embargo, la terapia psicológica, así como los grupos de apoyo, pueden ser de gran ayuda para superar la dependencia.



El uso recreativo de marihuana se incrementa

El uso recreativo de la marihuana va en aumento en todo el mundo. El mito de que este psicoactivo es inofensivo debe desterrarse. Como cualquier sustancia del mismo orden, entraña riesgos y estos deben valorarse en todo momento.

Hay que tener especial cuidado con la marihuana comestible, ya que es la que más genera casos de sobredosis. Así mismo, se debe insistir en que los niños y los adolescentes no deben consumir este tipo de sustancias en ninguna modalidad.

Te podría interesar...
Uso de marihuana medicinal para el dolor crónico: ¿es seguro?
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Uso de marihuana medicinal para el dolor crónico: ¿es seguro?

La marihuana medicinal ha ganado fama como un analgésico potente. A menudo, se usa para padecimientos que cursan con dolor crónico.



  • De Fonseca, F. R., & Navarro, M. (2000). Adicción y sistema cannabinoide endógeno: papel del receptor para cannabinoides CB1 en la fisiología de las neuronas dopaminérgicas mesotelencefálicas. Adicciones, 12(5), 83-95.
  • Sibaja, M. Á. D. (2013). Trastorno de pánico secundario al consumo de cannabis: estudio de un caso. Revista de Casos Clínicos en Salud Mental, 1(1).
  • Cavalie, M. A., Devoto, J., Casanova, J., Raijenstein, G., Scafati, H., Garzon, E., ... & Arocena, M. S. (2016). Consumo de Marihuana: consecuencias del llamado “uso recreativo”. Anuario de Investigación USAL, (2).