Yogur griego: 7 beneficios y diferencias con el normal

El yogur griego es más cremoso y ácido que el natural, pero también posee interesantes diferencias nutricionales y propiedades para la salud.
Yogur griego: 7 beneficios y diferencias con el normal
Elisa Morales Lupayante

Escrito y verificado por la pedagoga en educación física y nutricionista Elisa Morales Lupayante.

Última actualización: 16 septiembre, 2022

Junto al yogur natural, el kéfir, o el quark; el yogur griego tiene muchos beneficios y se ha hecho un hueco entre los productos lácteos más saludables y preferidos por mucha gente. 

Sin embargo, más allá de su textura y su delicado sabor, también debe ser apreciado por su aporte nutritivo y su posible contribución a una mejor salud y bienestar.

Si quieres conocer más acerca de este lácteo, cómo se diferencia del yogur natural y algunas de sus propiedades, te invitamos a seguir leyendo el artículo.

Qué es el yogur griego y en qué se diferencia del normal

El griego es, en realidad, un yogur colado para retirar todo el suero de leche. Esta es la principal diferencia con el yogur normal y lo que le otorga su consistencia más espesa y cremosa, cualidad por la cual es de sobras conocido.

Se caracteriza por tener un color entre blanco y crema, con una textura suave y un peculiar sabor ácido, es decir, la mezcla entre la crema y el queso cottage.

Asimismo el proceso de colado (que se sustituye a menudo por la adición de nata y/o leche en polvo) elimina una parte de la lactosa y concentra otros nutrientes. Por este motivo, a nivel nutricional ambos yogures también son distintos.

El yogur griego tiene más cantidad de proteínas, grasas, vitaminas y minerales y una cantidad algo menor de carbohidratos. 

El yogur griego y sus beneficios para la salud

Muchas personas han tomado la decisión de incluir yogur griego en su alimentación regular, ya que es un producto con importantes aportes a la salud.

Debido a su calidad nutricional, su consumo se asocia con la mejora del sistema cardiovascular (tal y como desarrollaremos en este artículo) y un menor índice de masa corporal, según afirma en su estudio el International Journal of Obesity.

Lo mejor de todo es que es un producto versátil que puede tomarse tanto en el desayuno, como en las meriendas y las cenas. ¿Necesitas razones para tomarlo? Veamos en detalle sus principales beneficios para el organismo.

1. Adecuado para las personas con intolerancia a la lactosa

yogur griego bajo lactosa

El yogurt griego tiene un bajo nivel de lactosa en comparación de otros productos lácteos. El proceso de fermentación mantiene cultivos vivos y activos que se encargan de convertir la lactosa en ácido láctico, que es mucho más fácil de absorber.

De acuerdo con la evidencia científica, la mayoría de personas con intolerancia a la lactosa pueden tolerar bien cantidades de hasta 12 gramos de lactosa. Por este motivo tomar yogur griego podría ser una forma de introducir lácteos en la dieta.

Sin embargo, es importante considerar el nivel de intolerancia a la lactosa de forma individual, pues hay personas a las que sí puede provocarle efectos secundarios. Consulta primero con tu médico. 



2. Mejora la digestión y la flora intestinal

El yogur griego también contiene probióticos, por lo que se convierte en un producto que afecta de manera positiva en la flora intestinal. Como consecuencia de ello, repercute en la salud general del organismo.

Por un lado los probióticos ayudan a mantener la flora intestinal en equilibrio. Si esta se ve alterada podrían aparecer problemas inflamatorios, inmunitarios o desordenes neurológicos. También podrían estar relacionados con una mejora frente a las diarreas y el estreñimiento.

3. Bueno para los huesos

yogur griego calcio

Como otros productos lácteos, el yogur griego aporta calcio al organismo. De esta forma nos ayuda a prevenir enfermedades como la osteoporosis y otros problemas óseos según afirma este estudio.

Además contiene otros nutrientes interesantes para el desarrollo de los huesos como son las proteínas y el fósforo.

4. Pérdida de peso

Dos de los principales nutrientes que se encuentran en el yogur griego son la proteína y la grasa. Por este motivo tiene una alta capacidad saciante que podría ser muy buena en las dietas para adelgazar.

Agregarlo a las comidas y snacks asegura un buen aporte de proteína y es una forma de mantenernos llenos más tiempo y reducir la ingesta total de calorías a lo largo del día. 

Además, de acuerdo a un estudio del International Journal of Obesity, su consumo de asocia con menos grasa corporal, una circunferencia de cintura más pequeña y una menor ganancia de peso. 

5. Desarrollo de masa muscular

Las proteínas son uno de los nutrientes necesarios durante el día y después del ejercicio físico. Estas permiten desarrollar la masa muscular y reparar las roturas de fibras que se producen con la actividad.

Un yogur griego natural con un poco de fruta fresca es una opción perfecta, fácil de digerir y con un extra de nutrientes y carbohidratos que aporta la fruta.

6. Positivo para el sistema nervioso

yogur griego saludable

Tanto la vitamina B12 como el resto del grupo B desempeñan un papel en la síntesis de sustancias químicas del cerebro. Su normal funcionamiento es clave para un buen estado de ánimo y el correcto desempeño de las funciones cerebrales.

7. Presión arterial y riesgo cardiovascular

Incluir productos fermentados en la dieta (como el yogur griego) ayuda a reducir los niveles de presión arterial. Así se desprende de una revisión de estudios comprobando este efecto positivo en personas hipertensas y pre hipertensas.

Gracias a este efecto y a otras posibles propiedades de los lácteos y el yogur, se puede decir que es un buen alimento para reducir el riesgo de padecer problemas cardiovasculares.

Cómo introducir el yogur griego en la dieta

Existen muchas formas de disfrutar de este alimento en el día a día, pero antes conviene señalar que el más saludable es el natural sin azúcar añadido. 

Es importante también tener cuidado con aquellos yogures griegos con sabores, pepitas de chocolate o mermeladas de frutas ya que suelen ir siempre acompañados de azúcar o edulcorantes.

Dicho esto, conocemos algunos de los platos dulces y salados con los que podemos disfrutar del delicioso yogur griego y sus beneficios para el organismo:

  • Mezclado con fruta fresca o frutos secos.
  • Con copos de avena para preparar unas gachas o muesli casero.
  • Como ingrediente espesante de algunos guisos y currys, en sustitución de la crema agria o la nata.
  • Mezclado con hierbas frescas es una crema perfecta para mojar pan o trozos de verduras crudas. 
  • Para elaborar salsas con las que acompañar las verduras, mezclado con mostaza, hierbas o un poco de ajo.


Entonces… ¿Yogur griego o normal?

yogur griego o natural

La próxima vez que elijas un yogur para tu despensa, toma en cuenta las cualidades del yogur griego y los beneficios que aporta al organismo.

Según afirma esta investigación de la Universitat Rovira i Virgili en Reus, Tarragona, el yogur en general y su ingesta está asociada a una mejora en la calidad de la dieta al ser fuente de diversos micronutrientes

El griego, en particular:

  • Tiene un porcentaje más alto de proteína. 
  • Se obtiene tras el colado del suero o con la adición de nata. El resultado es un menor contenido de lactosa y carbohidratos. Esto lo convierte en un producto interesante en las dietas bajas en carbohidratos y que puede ser mejor tolerado por las personas con intolerancia a la lactosa. 
  • Es ideal para agregarlo a tus platillos y sustituirlo por otros ingredientes más calóricos porque no se cuaja al someterlo a altas temperaturas.

Aprovecha el sabor del yogur griego y sus beneficios para la salud

El yogur griego es un tipo de yogur sometido a un proceso de colado, por lo que es más cremoso y denso que el normal. Además también presenta una mayor concentración de nutrientes como son la vitamina B12 o las proteínas.

Igual que muchos productos lácteos puede formar parte de una dieta saludable. Es más, su consumo en el marco de una dieta equilibrada tiene propiedades digestivas, saciantes y es bueno para tener unos huesos sanos.

Para ello es recomendable elegir siempre las versiones sin azúcar ni ingredientes añadidos. Y si es necesario optar por aquellos bajos en grasa. 

Te podría interesar...
¿Cómo hacer un yogur natural en casa fácilmente?
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
¿Cómo hacer un yogur natural en casa fácilmente?

El yogur natural es un alimento muy completo y nutritivo que, por su aporte de probióticos, nos ayuda a mejorar la salud. ¡Descubre cómo hacerlo en...



  • Babio N, Mena-Sánchez G, Salas-Salvadó J. Más allá del valor nutricional del yogur: ¿un indicador de la calidad nutricional de la dieta? Nutrición Hospitalaria. 2017. 34 (4).
  • Bosse J, Dixon D. Dietary protein to maximize resistance training: a review and examination of protein spread and change theories. Journal of the International Society of Sports Nutrition. Septiembre 2012.
  • Buendia J. R, Li Y, et al. Regular yogurt intake and risk of cardiovascular disease among hypertensive adults. American Journal of Hypertension. Abril 2018. 31 (5): 557-565.
  • Desai, N. T., Shepard, L., & Drake, M. A. (2013). Sensory properties and drivers of liking for Greek yogurts. Journal of Dairy Science.
  • Dong J-Y, Szeto I. M, et al. Effect of probiotic fermented milk on blood pressure: a meta-analysis of randomised controlled trials. British Journal of Nutrition. Octubre 2013. 110 (7): 1188-94.
  • Eales J, Lenoir-Wijnkoop I, et al. Is conusming yoghurt associated with weight management outcomes? Results from a systematic review. International Journal of Obesity. Mayo 2016. 40 (5): 731-746.
  • Facioni M. S, Raspini B, et al. Nutritional management of lactose intolerance: the importance of diet and food labelling. Journal of Translational Medicine. Junio 2020. 18: 260.
  • Food Data Central. Yogurt, greek, plain, whole milk. Enero 2019. U. S Department of Agriculture.
  • Food Data Central. Yogurt, plain, whole milk. Enero 2019. U. S Department of Agriculture.
  • Hamarajata P, Versalovic J. Effects of probiotics on gut microbiota: mechanisms of intestinal immunomodulation and neuromodulation. Therapeutic Advances in Gastroenterology. Enero 2013. 6 (1): 39-51.
  • Ivey K.L, Hodgson J.M, et al. The effect of yoghurt and its probiotics on blood pressure and serum lipid profile; a randomized controlled trial. Nutrition, Metabolism & Cardiovascular Disease. Enero 2015. 25 (1): 46-51.
  • Kennedy D. O. B vitamins and the brain: mechanisms, dose and efficacy. A review. Nutrients. Febrero 2016. 8 (2): 68.
  • Moore J. B, Horti A, Fielding B.A. Evaluation of the nutrient content of yogurts: a comprehensive survey of yogurt products in the major UK supermarkets. BMJ Open. Septiembre 2018. 8 (8): e021387.
  • Olivos C, Cuevas A, et al. Nutrición para el entrenamiento y la competición. Revista Médica Clínica Las Condes. Mayo 2012. 23 (3): 253-261.
  • Oria E. Factores preventivos y nutricionales de la osteoporosis. Anales del Sistema Sanitario de Navarra. 2003. 26 (3).
  • Ortinau, L. C., Culp, J. M., Hoertel, H. A., Douglas, S. M., & Leidy, H. J. (2013). The effects of increased dietary protein yogurt snack in the afternoon on appetite control and eating initiation in healthy women. Nutrition Journal. https://doi.org/10.1186/1475-2891-12-71.
  • Peña A. S. Flora intestinal, probióticos, prebióticos, simbióticos y alimentos novedosos. Revista Española de Enfermedades Digestivas. Noviembre 2007. 99 (11).
  • Rozenberg S, Body J. J, et al. Effects of dairy products consumption on health: benefits and beliefs - a commentary from the Belgian Bone Club and the European Society for Clinical and Economic Aspects of Osteoporosis, Osteoarthritis and Musculoskeletal Diseases. Calcified Tissue International. 2016. 98: 1-17.
  • Shufelt, T. (2012). The Yogurt Wars Get Serious. Canadian Business.
  • Vien Sh, Fabek H, et al. Role of single serving form of dairy on satiety and postprandial glycaemia in young and older healthy adults. Applied Physiology, Nutrition and Metabolism. Diciembre 2019. 44 (12): 1289-1296.
  • Wang L, Guo M-J, et al. The effects of probiotics on total cholesterol. A meta-analysis of randomized controlled trials. Medicine. Febrero 2018. 97 (5): e9679.
  • Weigle D, Breen P. A, et al. A high-protein diet induces sustained reductions in appetite, ad libitum caloric intake and body weight despite compensatory changes in diurnal plasma leptin and gherkin concentrations. American Journal of Clinical Nutrition. Julio 2005. 82 (1): 41-8.