Yogur griego: beneficios y diferencias con el normal

Los primeros yogures fueron por fermentación espontánea, cuando por accidente alguna bacteria se alojó en el interior de las bolsas de piel de cabra en las que transportaba la leche fresca.
Yogur griego: beneficios y diferencias con el normal
Elisa Morales Lupayante

Escrito y verificado por la pedagoga en educación física y nutricionista Elisa Morales Lupayante.

Última actualización: 14 enero, 2022

No hay un dato específico que determine de dónde es originario el yogur. Tampoco el yogur griego. Sin embargo, existen teorías que indican que surgió en Europa oriental, hace 4500 años. 

Gracias a su aporte nutricional, el yogur ha tomado gran importancia entre los alimentos aptos para una dieta saludable. En la actualidad encontramos una enorme lista de marcas y variedades de yogures.

Entre sus nutrientes principales encontramos:

  • Proteínas.
  • Lípidos.
  • Carbohidratos.
  •  Vitaminas.
  •  Minerales.

Pero, ¿cómo es el yogur griego y en qué se diferencia del normal?

El griego es, en realidad, un yogur colado para retirar todo el suero de leche. Por este motivo su consistencia es más espesa y cremosa, cualidad por la cual es de sobras conocido.

Se caracteriza por tener un color entre blanco y crema, con una textura suave y un peculiar sabor ácido, es decir, la mezcla entre la crema y el queso cottage.

A diferencia del yogur normal, el griego tiene una mayor concentración de algunos de sus nutrientes. Además presenta una cantidad más alta de proteínas. Según cómo sea la leche con el que se elabora (grasa o desgrasada) la cantidad de lípidos es variable.

Beneficios del yogur griego

Muchas personas han tomado la decisión de incluir yogur griego en su alimentación regular, ya que es un producto con importantes aportes a la salud. Debido a su calidad nutricional, su consumo se asocia con la mejora del sistema cardiovascular (tal y como desarrollaremos en este artículo) y un menor índice de masa corporal, según afirma en su estudio el International Journal of Obesity.

Lo mejor de todo es que es un producto versátil que puede tomarse tanto en el desayuno, como en las meriendas y las cenas. ¿Necesitas razones para tomarlo? Veamos en detalle sus principales beneficios para el organismo.

Adecuado para las personas con intolerancia a la lactosa

yogur griego bajo lactosa

El yogurt griego tiene un bajo nivel de lactosa en comparación de otros productos lácteos. El proceso de fermentación mantiene cultivos vivos y activos que se encargan de convertir la lactosa en ácido láctico, que es mucho más fácil de absorber.

De acuerdo con la evidencia científica, la mayoría de personas con intolerancia a la lactosa pueden tolerar bien cantidades de hasta 12 gramos de lactosa. Por este motivo tomar yogur griego podría ser una forma de introducir lácteos en la dieta.

Sin embargo, es importante considerar el nivel de intolerancia a la lactosa de forma individual, pues hay personas a las que sí puede provocarle efectos secundarios. Consulta primero con tu médico. 

Mejora la digestión

Este yogur es muy fácil de digerir debido a que contiene menos hidratos de carbono que el resto de los yogures.

Además contiene probióticos y bacterias saludables que trabajan removiendo los residuos de los alimentos que se adhieren a las paredes intestinales.

Fuente de calcio

yogur griego calcio

Como otros productos lácteos, el yogur griego también aporta calcio al organismo.

  • De esta forma nos ayuda a prevenir enfermedades como la osteoporosis y otros problemas óseos según afirma este estudio publicado en Anales del Sistema Sanitario de Navarra, ya que refuerza los huesos y permite que estos absorban mejor los nutrientes.
  • Entre tanto, el calcio regula el sistema nervioso, tal y como afirma en su investigación el Instituto Nacional de Salud de Bogotá. Por ello, cuando hay una deficiencia de este mineral experimentamos calambres o dolores.

Pérdida de peso

Por lo general, el yogur griego es más bajo en grasa que el resto, además de aportar grandes cantidades de proteínas. Estas últimas son el macronutriente con más capacidad saciante, por lo que agregarlo a las comidas y snacks es una buena forma de mantenernos llenos más tiempo. 

Además, de acuerdo a un estudio del International Journal of Obesity, su consumo de asocia con menos grasa corporal, una circunferencia de cintura más pequeña y una menor ganancia de peso. Asimismo, al contar con mayor número de proteínas, es beneficioso para las personas que realizan ejercicio físico regular.

 

Reduce los niveles de colesterol

yogur griego saludable

El yogur griego funciona como tratamiento natural para combatir el colesterol.

  • Este contiene Lactobacillus Acidophilus, una bacteria beneficiosa que actúa contra la síntesis endógena del colesterol malo (LDL), según afirman varios estudios.
  • Sin embargo, hay que tener en cuenta que debe acompañarse con una dieta equilibrada y la práctica de ejercicio físico. 

Sin embargo algunas investigaciones arrojan resultados contrarios. Según estos, parece ser que este tipo de bacterias no mejorarían los factores de riesgo cardiovascular como el colesterol en sangre. Así pues lo más recomendable es consultar con el médico sobre la conveniencia o no de añadirlos en la dieta. 

Entonces… ¿Yogur griego o normal?

yogur griego o natural

La próxima vez que elijas un yogur para tu despensa, toma en cuenta las cualidades del yogur griego. Según afirma esta investigación de la Universitat Rovira i Virgili en Reus, Tarragona, el yogur en general y su ingesta está asociada a una mejora en la calidad de la dieta al ser fuente de diversos micronutrientes

El griego, en particular:

  • Tiene un porcentaje más alto de proteína
  • Se obtiene a partir del suero de la leche, reduciendo la lactosa y, por ende, tiene menos carbohidratos y azúcares.
  • Es ideal para agregarlo a tus platillos y sustituirlo por otros ingredientes más calóricos porque no se cuaja al someterlo a altas temperaturas.
  • Se considera un producto apto para una dieta lacto vegetariana, a menos que le añadan gelatina (colágeno animal).
  • Se cree que la ingesta de yogur griego aumenta la cantidad de glóbulos blancos, que son los encargados de combatir las infecciones bacterianas y virales.

Aprovecha el sabor y los beneficios del yogur griego

El yogur griego es un tipo de yogur sometido a un proceso de colado, por lo que es más cremoso y denso que el normal. Además también presenta una mayor concentración de nutrientes como son la vitamina B12 o las proteínas.

Igual que muchos productos lácteos puede formar parte de una dieta saludable. Es más, su consumo en el marco de una dieta equilibrada tiene propiedades digestivas, saciantes y es bueno para tener unos huesos sanos.

Para ello es recomendable elegir siempre las versiones sin azúcar ni ingredientes añadidos. Y si es necesario optar por aquellos bajos en grasa. 

Te podría interesar...
¿Cómo hacer un yogur natural en casa fácilmente?
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
¿Cómo hacer un yogur natural en casa fácilmente?

El yogur natural es un alimento muy completo y nutritivo que, por su aporte de probióticos, nos ayuda a mejorar la salud. ¡Descubre cómo hacerlo en...



  • Babio N, Mena-Sánchez G, Salas-Salvadó J. Más allá del valor nutricional del yogur: ¿un indicador de la calidad nutricional de la dieta? Nutrición Hospitalaria. 2017. 34 (4).
  • Desai, N. T., Shepard, L., & Drake, M. A. (2013). Sensory properties and drivers of liking for Greek yogurts. Journal of Dairy Science. https://doi.org/10.3168/jds.2013-6973.
  • Eales J, Lenoir-Wijnkoop I, et al. Is conusming yoghurt associated with weight management outcomes? Results from a systematic review. International Journal of Obesity. Mayo 2016. 40 (5): 731-746.
  • Facioni M. S, Raspini B, et al. Nutritional management of lactose intolerance: the importance of diet and food labelling. Journal of Translational Medicine. Junio 2020. 18: 260.
  • Food Data Central. Yogurt, greek, plain, whole milk. Enero 2019. U. S Department of Agriculture.
  • Food Data Central. Yogurt, plain, whole milk. Enero 2019. U. S Department of Agriculture.
  • Ivey K.L, Hodgson J.M, et al. The effect of yoghurt and its probiotics on blood pressure and serum lipid profile; a randomized controlled trial. Nutrition, Metabolism & Cardiovascular Disease. Enero 2015. 25 (1): 46-51.
  • Moore J. B, Horti A, Fielding B.A. Evaluation of the nutrient content of yogurts: a comprehensive survey of yogurt products in the major UK supermarkets. BMJ Open. Septiembre 2018. 8 (8): e021387.
  • Olivos C, Cuevas A, et al. Nutrición para el entrenamiento y la competición. Revista Médica Clínica Las Condes. Mayo 2012. 23 (3): 253-261.
  • Oria E. Factores preventivos y nutricionales de la osteoporosis. Anales del Sistema Sanitario de Navarra. 2003. 26 (3).
  • Ortinau, L. C., Culp, J. M., Hoertel, H. A., Douglas, S. M., & Leidy, H. J. (2013). The effects of increased dietary protein yogurt snack in the afternoon on appetite control and eating initiation in healthy women. Nutrition Journal. https://doi.org/10.1186/1475-2891-12-71.
  • Peña A. S. Flora intestinal, probióticos, prebióticos, simbióticos y alimentos novedosos. Revista Española de Enfermedades Digestivas. Noviembre 2007. 99 (11).
  • Rozenberg S, Body J. J, et al. Effects of dairy products consumption on health: benefits and beliefs - a commentary from the Belgian Bone Club and the European Society for Clinical and Economic Aspects of Osteoporosis, Osteoarthritis and Musculoskeletal Diseases. Calcified Tissue International. 2016. 98: 1-17.
  • Shufelt, T. (2012). The Yogurt Wars Get Serious. Canadian Business.
  • Vien Sh, Fabek H, et al. Role of single serving form of dairy on satiety and postprandial glycaemia in young and older healthy adults. Applied Physiology, Nutrition and Metabolism. Diciembre 2019. 44 (12): 1289-1296.
  • Wang L, Guo M-J, et al. The effects of probiotics on total cholesterol. A meta-analysis of randomized controlled trials. Medicine. Febrero 2018. 97 (5): e9679.