3 maneras de consumir té verde para perder grasa abdominal

Debido sus propiedades diuréticas, el té verde se ha convertido en una opción adelgazante muy popular. A continuación te presentamos tres deliciosas y refrescantes opciones de bebidas con té verde, para perder grasa abdominal.
3 maneras de consumir té verde para perder grasa abdominal
Elisa Morales Lupayante

Revisado y aprobado por la pedagoga en educación física y nutricionista Elisa Morales Lupayante.

Última actualización: 25 agosto, 2022

Muchas personas se deciden a consumir té verde para perder grasa abdominal, porque piensan que puede ayudar a lograr el objetivo. Ahora, lo que no siempre tienen en cuenta es que deben consumirlo dentro de un estilo de vida saludable.

Es decir, no es recomendable apoyarse solo en el consumo de té verde para adelgazar. Lo ideal es consumirlo como un complemento más, junto con una alimentación balanceada y una rutina de ejercicios moderados.

Beneficios del té verde

El té verde (Camellia sinensis) es una bebida originaria de China que se consume en todo el mundo en la actualidad. Para producirlo, se recolectan hojas frescas que, después de someterse al secado, se prensan, enrollan y trituran. El hecho de que sufra oxidación durante su procesado hace de él una bebida especial.

Debido a la presencia de polifenoles, es considerado una bebida que aporta diversos beneficios para nuestra salud física y mental. Entre estos se tiene:

  • Reduce el estrés oxidativo;
  • Retrasa los efectos del envejecimiento;
  • Se asegura que ayuda a reducir el riesgo de cáncer, pero aún los estudios son limitados al respecto;
  • Tiene efectos potencialmente beneficiosos en la prevención de enfermedades cardiovasculares;
  • Ayuda a mejorar la densidad ósea;
  • Mejora la atención y la memoria;
  • Es relajante.

Por si fuera poco, el té verde también te puede ayudar a perder la grasa abdominal acumulada.

Cómo consumir té verde para perder grasa abdominal

Ayuda a la quema de calorías

Si bien es cierto que una taza de té verde puede venir muy bien para perder grasa abdominal, o eliminar líquidos retenidos y desinflamar el abdomen y las piernas, hay que tener en cuenta algunas consideraciones para poder aprovechar todos sus beneficios. Toma nota de lo siguiente.

Cuándo

Evita consumir té verde inmediatamente después de comer. Lo ideal es esperar unos 45 minutos después de haber realizado una comida principal. De lo contrario, el té puede impedir que el cuerpo absorba los nutrientes de los alimentos correctamente.

Por otra parte, se considera que, con miras a aprovechar sus propiedades para quemar grasas y sus efectos antioxidantes, el mejor momento es en la mañana.

Si lo prefieres, puedes sustituir la taza de café matutina por una de esta infusión. Y en caso de que desees tomarla por la noche, procura que sea dos o tres horas antes de dormir.

Cuánto

Se debe mantener un consumo moderado. Lo recomendable es de 2 a 3 tazas al día; y nunca se debe exceder de 5. Hay que recordar que esta bebida tiene un efecto diurético, lo que podría causar deshidratación; también puede hacer que baje la tensión y afectar a las personas que sufren de anemia, según se señala en algunos estudios.

Nota importante: si estás consumiendo medicamentos diuréticos, evita tomar té verde, a menos que sea bajo la supervisión del médico.

Otras opciones

La infusión es la forma más conocida de consumir té verde; sin embargo, hay otras opciones. Por ejemplo, viene en polvo, hay cápsulas, así como suplementos alimenticios. Dependiendo de la marca, varía la concentración. Por lo tanto, se debe ser muy cuidadoso con la cantidad a consumir. Lo ideal es que esto sea supervisado por un profesional de la salud.

3 bebidas con té verde para perder grasa abdominal

Se puede beber té verde de diversas maneras para perder grasa abdominal. A continuación te proponemos algunas recetas deliciosas para que las incorpores a tu dieta.

1. Té verde con menta

Si quieres potenciar el sabor de té verde, puedes añadirle unas cuantas hojas de menta fresca. A continuación te comentamos el paso a paso para que la bebida te sepa a gloria.

Té verde para aliviar los síntomas de la endometriosis

Ingredientes

  • 1 cucharada de té verde (15 g).
  • 1 taza de agua (250 ml).
  • 5 hojas de menta.

Preparación

  • Pon a calentar el agua y, cuando hierva, añádele el té verde.
  • Reduce el fuego al mínimo y déjalo que infusione durante 5 minutos.
  • A continuación, retíralo del fuego, agrega la menta y deja que el líquido repose otros 15 minutos más.
  • Cuando esté a una temperatura adecuada para su consumo, cuela.
  • Si lo deseas, añade un toque de miel. Aunque lo ideal sería disfrutar de tu té sin ningún tipo de edulcorante. 

2. Batido de té verde con aguacate

Una forma saludable de saciar el apetito consiste en tomar un delicioso batido de té verde con aguacate y plátano. ¿Listo para comprobarlo por ti mismo? ¡Sigue estos pasos!

Batido verde

Ingredientes

  • 1 cucharadita de té verde (5 g).
  • ½ taza de agua (125 ml).
  • ½ aguacate maduro.
  • 1 banana madura.
  • 3 almendras.

Preparación

  • Pon el agua a hervir.
  • Cuando alcance su punto de ebullición, agrega el té verde y deja que se cueza.
  • Baja el fuego y deja que la mezcla repose otros 10 minutos.
  • Apaga el fuego y deja entibiar.
  • Seguidamente, cuela la bebida y transfiérela al vaso de la licuadora.
  • A continuación, añade la pulpa de aguacate, la banana troceada y las almendras.
  • Procesa todo por unos instantes hasta obtener una bebida homogénea y sin grumos.
  • Sirve y bebe a media mañana.

3. Bebida de té verde, piña y guaraná

Refrescante, ligera, aromática y diurética, así es como se podría definir la mezcla de té verde, piña y guaraná. Como toque especial, te recomendamos que le agregues unos cuantos cubos de hielo. ¿Te animas a probarla? En ese caso, sigue estos pasos. 

Ingredientes

  • 2 tazas de agua (500 ml).
  • 1 rodaja de piña picada.
  • 1 cucharada de té verde (15 g).
  • ½ cucharadita de polvo de guaraná (2,5 g).

Preparación

  • Pon a hervir las tazas de agua.
  • Cuando alcancen el punto de ebullición, agrégales el té verde, la piña y el polvo de guaraná.
  • Deja que hiervan a fuego durante 5 minutos, como mínimo, y apaga el fuego.
  • Por último, deja que repose alrededor de 15 minutos y cuélalo.
  • Sirve y disfruta.

Té verde: un complemento saludable

El té verde puede brindar varios beneficios y ayudar a perder peso, siempre y cuando su consumo se hago dentro del marco de un estilo de vida saludable. De no adoptar y mantener el mismo, no se podrá lograr el objetivo deseado.

Y es que esta bebida, por sí sola, no es capaz de hacer que alguien baje de peso; más aún, si luego la persona va a cometer excesos, llevando una mala alimentación (basada en chatarra y ultraprocesados) y manteniendo un estilo de vida sedentario.

En consecuencia, si quieres bajar de peso de una forma saludable y eficaz, no te limites solo a consumir té verde para perder grasa abdominal. Lo más recomendable es adoptar una dieta adecuada y acompañar esta por una buena rutina de ejercicios físicos a diario.

Y si el médico lo autoriza, se pueden consumir bebidas como el té verde, a manera de complemento. Asimismo, recuerda que lo más recomendable es que consultes con un nutricionista y sigas sus indicaciones.

Por último, ten en cuenta que la bebida más saludable siempre será el agua. En consecuencia, aunque pueda ser una opción recomendable en algunos casos, no debe ingerirse el té verde como sustituto del agua.



  • Aruquipa Castro, R., Bautista Mollo, G., Blanco Blanco, V. (2010). Anemia hemolítica adquirida por productos adelgazantes. SCientífica,  8(1), 25-27.
  • Cheun, L. K., et al. (2002). El camino del té. London: Gaia Books.
  • Ody, P. (2000). Complete Guide to Medicinal Herbs. New York, NY: Dorling Kindersley Publishing.
  • Shimizu, M.; Kubota, M.; Tanaka, T., and Moriwaki, H. (2012). “Nutraceutical approach for preventing obesity-related colorectal and liver carcinogenesis”, International Journal of Molecular Sciences, 13 (1), 579-595.
  • Tomata, Y.; Kakizaki, M.; Nakaya, N., et al. (2012). “Green tea consumption and the risk of incident functional disability in elderly Japanese: the Ohsaki Cohort 2006 Study”, The American Journal of Clinical Nutrition, 95(3), 732-739.