20 consejos para tener sexo oral

Un beso apasionado puede generar mil sensaciones. ¿Imaginas hacerlo en el área íntima de tu pareja? Mantener contacto visual o susurrar frases puede mejorar el sexo oral. ¡Conoce más sugerencias!
20 consejos para tener sexo oral
Mariel Mendoza

Revisado y aprobado por la médica Mariel Mendoza.

Última actualización: 04 junio, 2024

En las relaciones íntimas es tan importante dar como recibir placer. Después de la penetración, la felación o cunnilingus es la práctica más común para lograrlo. Sin embargo, es fundamental saber ciertos consejos para hacer sexo oral, así como los gustos y preferencias de cada uno.

Para esto, conocer qué es lo que más le gusta a tu pareja es fundamental. Luego, resta aprender ciertos tips, como juegos de ritmo con la lengua, cambios de temperatura o las mejores posiciones para llevar adelante esta práctica. Toma nota de estos consejos para tener sexo oral y mejorar tu técnica, tanto si eres hombre como mujer.

Consejos para saber cómo hacer sexo oral

El sexo oral es la estimulación de los genitales externos mediante la lengua, la garganta o la boca. Aunque algunas encuestas sugieren que a las mujeres parece gustarles menos que a los hombres, es una práctica gratificante para casi todas las personas.

La felación (estimulación del pene con la boca) o cunnilingus (estimulación de la vulva con la boca) es uno de los preliminares más practicados para excitar a la pareja y ayudarla a llegar al orgasmo. En efecto, más del 85 % de las personas entre 18 y 44 años han tenido sexo oral al menos una vez.

Y, para aquellos que se animan a más, está el sexo oral en el ano, beso negro o anilingus. Por ende, ¿por qué no aumentar el placer de tus encuentros íntimos poniendo en práctica estas sugerencias a la hora de practicarle sexo oral a tu pareja?

1. No vayas directo

De la prisa solo queda el cansancio, y esto aplica también para el sexo oral. Así que no te vayas de una vez al pene o la vulva. Para empezar, lo mejor es preparar el terreno con besos y caricias.

Antes de pasar a la acción, puedes comenzar con el cuello, las orejas y los labios. Luego, baja con lentitud a los pechos y el abdomen hasta el muslo, haciendo que tu pareja desee lo que está por venir.



2. Juega con la lengua

Mientras más húmedo mejor, así que deja que la saliva lo empape bien y da cabida para que tu lengua hable antes de que la boca termine la conversación. Para hacer una felación, comienza lamiendo el tallo de arriba hacia abajo antes de introducir la cabeza en tu boca.

Con respecto al cunnilingus, enfócate en la zona del clítoris, que es un pequeño bulto donde se juntan los labios internos y es de máximo placer para la mujer. No olvides hacer estos movimientos con creatividad para aumentar la diversión y el deseo.

3. Genera un ritmo uniforme

Aunque la pasión se acelere, la delicadeza es de suma importancia al hacer sexo oral. Para la estimulación del hombre, después de jugar alrededor del pene, introdúcelo en la boca de forma lenta. Olvídate de los dientes, y presiona con los labios y la mano, variando el ritmo, pero siempre cuidando que la emoción no genere movimientos bruscos que puedan hacerle daño.

En el caso del sexo oral en la mujer, emplea movimientos constantes y rápidos de la lengua en la zona del clítoris. Acompáñalos de desplazamientos circulares y diferentes, como si dibujaras algo sobre él.

4. No te centres solo en los órganos sexuales

Usa las manos para acariciar otras partes del cuerpo de tu pareja, como los glúteos, la ingle y el perineo. De igual manera, lamer los testículos o las zonas alrededor de la vulva le producirá mucho placer, pues son áreas muy sensibles, y centrarse en ellas hará que aumente la excitación.

5. Haz contacto visual

Mantener los ojos en tu pareja te permitirá lograr una conexión de complicidad e interés, así como saber aquello que está sintiendo. Además, esto genera más excitación, así que enloquecerás a tu pareja si le miras fijamente, de vez en cuando, mientras le lames o succionas.

6. Fíjate en su lenguaje corporal

Escucha el cuerpo de tu pareja, capta la tensión, respiración, gemidos y posturas mientras le practicas sexo oral. Esta información te permitirá saber qué lugares deben ser atendidos, si le gusta al mismo tiempo o por partes, así como qué tal lo está pasando o si lo estás haciendo bien o mal.

7. Emplea un lubricante

Adicional a todo lo anterior, la lubricación es clave para una buena práctica. Si no consigues lograrlo con tu saliva, es recomendable que tengas a mano un buen lubricante. Otra herramienta que puede servir es el empleo de cremas comestibles. Úntaselas y saboréalas como si fuera el mejor postre.

8. Comunícate antes de hacer sexo oral

Es fundamental realizar esta práctica solo si a los dos les apetece y lo encuentran placentero. Cuando desconoces lo que tu pareja piensa, el momento puede parecer eterno y no lo disfrutes de forma plena. Para saber los gustos de cada uno, lo mejor es escucharse mutuamente, comunicarse y reconocer lo que se siente bien y lo que no.

9. Ayúdate de tus manos

Tener sexo oral no significa prestar atención solo a los movimientos de la lengua y tu boca. Las manos también son necesarias para que la situación sea aún más gratificante.

Para practicar una felación, toma el pene con tu mano hábil y realiza movimientos ascendentes y descendentes mientras besas o lames el glande. En el caso del cunnilingus, usa uno o dos dedos para introducirlos en la vagina mientras juegas con los ritmos de la lengua sobre el clítoris.

10. Incorpora juguetes sexuales

Si buscas renovar la forma en la que realizas sexo oral, uno de los mejores consejos para cambiar la rutina es utilizar juguetes sexuales. Eso sí, lo ideal es preguntarle a tu pareja si está de acuerdo antes de emplearlos.

Usar un vibrador en el sexo oral puede incrementar la satisfacción de ambos. Por ejemplo, si estimulas a un hombre, mientras tienes el miembro masculino en la boca, puedes colocar el vibrador sobre tu mejilla. Para las mujeres, existe un dispositivo a batería que se coloca en la lengua y ocasiona un temblor sobre la zona.

11. Varía las posiciones

Las posiciones sexuales no solo importan al momento de tener relaciones con penetración. Otro de los tips para hacer un buen sexo oral es variar cómo ambos se ubican. Pueden practicarlo de pie, de rodillas o de lado. Pueden probar con la clásica postura 69 en la que ambos reciben placer o con alguna de sus variantes, como la postura 68 o la posición 70.



12. Usa protección

Uno de los mayores consejos de higiene para tener sexo oral es considerar qué tan cercana es la otra persona, pues este acto es perfecto para afianzar lazos y disfrutar. Sin embargo, no olvides usar protección, sobre todo si tu pareja no es muy conocida, a fin de prevenir afecciones de salud.

Existen preservativos de distintos sabores pensados para el sexo oral. En el caso de practicarlo a una mujer, puedes recortarlo para formar un cuadrado que sirva de barrera.

Una publicación de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades señala que el uso de condón, un protector dental u otro método de barrera puede reducir el riesgo de contagiar o contraer una enfermedad de transmisión sexual al practicar sexo oral. Así, no solo es importante en la penetración, sino también en este tipo de práctica.

13. Higieniza tus manos, boca y partes íntimas

Antes de pasar a la acción, es importante que laves tu boca y limpies tus manos con agua y jabón. Aunque lo ideal es emplear barreras, no está de más higienizar estas áreas para evitar que posibles microbios lleguen a la zona íntima y ocasionen enfermedades. Si tienes cortes, llagas o una infección en la boca, es mejor dejar el sexo oral para otra ocasión.

Lo mismo ocurre con las zonas erógenas. Antes de la práctica, lava el pene o la vulva y las partes cercanas con agua. Puedes usar jabón si lo prefieres, pero siempre y cuando sea adecuado para el pH de esa región tan delicada.

14. Juega con los cambios de temperatura

Usar un cubo de hielo o emplear un lubricante a base de agua con efecto frío o calor pueden ser los consejos que necesitas para tener un buen sexo oral. El frío o el calor pueden aumentar la sensibilidad y provocar sensaciones excitantes para quien recibe placer.

Si usas un hielo, colócalo en tu boca mientras haces esta práctica. En el caso del gel, aplícalo sobre las áreas genitales antes de estimularlas con tu boca.

15. Susurra frases

Mientras estás besando las partes íntimas de tu pareja, una buena idea es realizar pausas para preguntar o decir cosas. Por ejemplo: «¿te gusta?», o «me encanta como te excitas». Deja que tu imaginación vuele y utiliza las palabras para aumentar el placer. También, los interrogantes pueden ser útiles para conocer si la otra persona está disfrutando del momento.

En el caso de quien está recibiendo placer, no dejes de mencionar que te gusta lo que tu pareja hace. También, cuáles son tus preferencias (rápido, lento, suave, etc.) para que la otra persona sepa cómo complacerte.

16. Frecuenta distintos lugares

Mejorar tu técnica de sexo oral no solo implica saber cómo usar tu boca, sino también renovar los métodos. Para lograrlo, un truco es practicarlo en diferentes espacios de la casa. No tiene por qué ocurrir siempre en la cama. Te daremos algunas ideas:

  • En el sillón
  • En la ducha
  • Sobre una mesa
  • De pie, apoyados contra una pared

17. Prepara un vaso de agua

Una de las consideraciones antes de esta práctica es colocar un vaso con agua cerca de donde suceda la acción. Sobre todo al hacer sexo oral a un hombre, el agua puede ser fundamental luego de la eyaculación.

Si bien es recomendable utilizar una barrera de protección, las parejas estables no suelen hacerlo. En esos casos, es importante que hablen sobre sus deseos, sobre todo si prefieren la eyaculación en la boca o no. No a todas las personas les gusta, pero a las que sí, es posible que les ayude tomar agua o enjuagarse con ella después.

No olvides que la eyaculación en la boca y tragar el semen pueden transmitir enfermedades sexuales.

18. Succiona, pero no muerdas

El sexo oral no solo se trata de lamer y besar. Con el fin de intensificar el placer, prueba otras técnicas, como succionar el clítoris o el glande del pene. Cierra tus labios y chupa como si se tratase de una pajilla. Pregúntale a tu pareja si le gusta la sensación y, por sobre todo, ten mucho cuidado de no morder esas áreas sensibles.

19. Estimula la zona trasera

Este consejo no es para todos. Por eso es muy importante que consultes antes de hacerlo. Mientras te encuentres besando y masajeando las partes erógenas de tu pareja, introduce con cuidado un dedo por el ano y muévelo con delicadeza. Quizás debas usar un poco de lubricante. Aunque puede asustar a algunos, a muchas personas les gusta.

20. No lo hagas por obligación

Para que ambos puedan pasar un buen rato, es importante que no se sienta como una responsabilidad. Si no te quieres realizar sexo oral o que te lo hagan a ti, habla con tu pareja primero. Despejen sus dudas y den cuenta de qué les gusta y qué no. Intenten llegar a un acuerdo para que puedan disfrutar sin inconvenientes.

Beneficios y desventajas de hacer sexo oral

Como un pilar de la sexualidad, practicar sexo oral también tiene ciertas ventajas para la salud. Así lo indica una revisión de Oral, en la que sugieren que puede mejorar la intimidad, la calidad de la relación, la satisfacción sexual y hasta el bienestar.

Este tipo de experiencia puede generar menos preocupación o ansiedad y también facilitar los orgasmos de quien lo recibe o lo ejecuta. Por si fuera poco, existe una relación entre él y la reducción de problemas ginecológicos o infecciones de transmisión sexual. Por eso, muchas personas lo escogen por sobre la penetración.

A pesar de esto, también tiene ciertas desventajas, como que a algunas personas no les resulta agradable. Además, uno de los mitos sobre el sexo oral es que no existen riesgos de contraer enfermedades, lo cual no es cierto. El sexo oral está asociado a muchas ETS. Por eso es tan importante tomar precauciones y hablar con tu pareja al respecto antes de llevarlo a cabo.

Saber cómo hacer sexo oral puede mejorar tu bienestar sexual

Además de proporcionar orgasmos por sí mismo, el sexo oral ostenta el papel de ser un preliminar estrella. También, fortalece la confianza de la pareja y permite salir de la monotonía que puede generar un coito solo atenido a la penetración. Aunque antes era percibido como un tema tabú, en la actualidad se ha convertido en una práctica muy habitual.

Por otra parte, la amplitud de lugares y momentos en los que puede realizarse le anota otro punto positivo a esta práctica sexual. Haz más dinámica tu relación aplicando estos consejos para tener sexo oral y deja que tu boca hable. ¡No te arrepentirás!


Todas las fuentes citadas fueron revisadas a profundidad por nuestro equipo, para asegurar su calidad, confiabilidad, vigencia y validez. La bibliografía de este artículo fue considerada confiable y de precisión académica o científica.



Este texto se ofrece únicamente con propósitos informativos y no reemplaza la consulta con un profesional. Ante dudas, consulta a tu especialista.