9 alimentos que todo paciente con colitis debe evitar

Aunque suele recomendarse el consumo de fibra para mejorar la digestión y optimizar la depuración de desechos, si padecemos colitis es mejor evitarla, ya que puede incrementar la hinchazón y los dolores
9 alimentos que todo paciente con colitis debe evitar
Diego Pereira

Revisado y aprobado por el médico Diego Pereira.

Última actualización: 08 abril, 2022

Un paciente con colitis lo que sufre es una enfermedad digestiva que se produce por la inflamación del intestino grueso, debido a una intoxicación alimentaria o infección parasitaria, según afirma este estudio realizado por la Universidad de Harvard.

Muchos tienden a confundirlo con episodios comunes de diarrea, ya que esta es uno de sus síntomas principales. No obstante, en este caso se produce con más severidad, casi siempre va acompañada con hinchazón, dolor abdominal y fiebre.

Además, a diferencia de otros problemas digestivos, suele producirse de forma recurrente en un periodo de duración más largo. Debido a esto conviene conocer más sobre la enfermedad.

Pero también es importante tener claro qué alimentos pueden empeorar sus síntomas. En esta ocasión queremos compartir los 9 principales para que empieces a limitar su consumo desde ahora. ¡Descúbrelos!

1. Frituras y alimentos grasos

Patatas fritas, alimento a evitar por pacientes con colitis

Las frituras y los alimentos con altos niveles de materias grasas pueden empeorar los síntomas de la colitis debido a que dificultan la digestión y aumentan el nivel de inflamación. Además algunos datos indican que las dietas altas en grasas empeoran la enfermedad al alterar la barrera intestinal.

Esto se corrobora con las experiencias subjetivas de los propios pacientes. En un estudio de las prácticas dietéticas de un grupo de personas con colitis, un 29 % reportó sufrir un empeoramiento de los síntomas después de ingerir alimentos muy grasos.

2. Granos y semillas enteras

Si bien desde siempre se ha recomendado el consumo de fibra para lograr una óptima digestión, un paciente con colitis debe evitar la que proviene de alimentos como los granos y las semillas enteras. La fibra soluble es la más indicada para estos casos, tal y como afirma esta investigación realizada por la Asociación de Enfermos de Crohn y Colitis ulcerosa.

3. Café y té

Café, alimento que debe evitar un paciente con colitis

Los pacientes diagnosticados con este trastorno deben evitar al máximo las bebidas con cafeína, incluyendo el café y el té, según afirma la Sociedad Española de Medicina Interna en este informe. Esta sustancia aumenta el nivel de inflamación en el colon y afecta el proceso que se encarga de evacuar los desechos.

  • Mantener su consumo puede empeorar los cólicos y la irritación relacionada con este trastorno.
  • Además, dado que tiende a acumularse en el cuerpo, influye en los procesos que eliminan las toxinas.

4. Leche y productos lácteos

La leche entera y los productos lácteos son uno de los primeros alimentos que los pacientes con colitis eliminan de sus dietas. Muchos de ellos refieren malestar y empeoramiento de los síntomas, en gran parte debido a la presencia la lactosa. Pero esto no sucede en todos los afectados.

Por este motivo los expertos aconsejan descartar la leche y los productos lácteos de la dieta durante los brotes o fases agudas de la enfermedad, sobre todo si estos causan síntomas negativos. En algunos casos pueden ser más adecuados los yogures o los quesos suaves con poca grasa si existe malabsorción de lactosa.

5. Carnes embutidas

Embutidos

Las carnes embutidas y procesadas no solo tienen altos niveles de grasa, sino también sodio y aditivos artificiales que aumentan la irritación en el intestino. Su ingesta habitual genera dificultades a nivel digestivo y aumenta la presencia de toxinas en el colon.

Los datos obtenidos de diferentes estudios muestran una asociación entre el consumo excesivo de carne roja y carne procesada y una mayor incidencia de enfermedades inflamatorias intestinales (como colitis y enfermedad de Crohn). En el caso de la colitis se observa también un aumento de la recurrencia.

Según sus autores, la razón podría estar relacionada con la destrucción de la microbiota intestinal. Esto perjudica la integridad de la pared del colon y agravaría la colitis inducida por sulfato de dextrano.

6. Margarina, un enemigo para el paciente con colitis

La margarina y otros productos que puedan contener grasas hidrogenadas, son alimentos que definitivamente no deberían estar en el plan de alimentación de un paciente con colitis. De hecho se considera positivo disminuir su ingesta para toda la población en general debido a su relación con procesos inflamatorios y problemas cardiovasculares.

Así mismo, algunos datos de observación muestran que la presencia de grasas trans en la dieta podría estar relacionada con un mayor riesgo de padecer colitis ulcerosa (aunque este no es nunca el único factor desencadenante).

7. Alimentos con alto contenido en fibra

Masa con harina

La fibra dietética se encuentra en algunos alimentos vegetales como verduras, frutas y cereales. Los alimentos que presentan más cantidad agregan volumen a las deposiciones y favorecen el tránsito intestinal.

Por este motivo, durante un brote de colitis con diarrea e inflamación puede ser más adecuado optar la pasta, el pan o el arroz blancos así como verduras y frutas cocidas.

Pasado el momento crítico es aconsejable volver a introducir alimentos con fibra de forma paulatina. En general, estos son muy beneficiosos para la salud y no pueden faltar en un plan alimentario saludable.



8. Bebidas carbonatadas y alcohólicas

Las bebidas alcohólicas y las gaseosas son bastante irritantes para aquellos que padecen colitis y dificultades digestivas, tal y como se afirmaba con anterioridad en el informe de la Asociación Española de Medicina Interna.

  • Su contenido de azúcares refinados, además de dióxido de carbono y colorantes, aumenta la acidez e inflamación.
  • Además, son responsables de síntomas como los gases.

9. Los azúcares no absorbibles no convienen al paciente con colitis

Se trata de los llamados alcoholes como el sorbitol, el manitol y otros alcoholes de azúcares. Se encuentran presentes en productos como chicles y caramelos sin azúcar, helados, dulces, algunas frutas y jugos de frutas (pera, melocotón o ciruela pasa por ejemplo).

Este tipo de carbohidratos son fermentados de forma rápida por parte de las bacterias intestinales lo que puede generar un aumento de la producción de gas. Además también atraen agua al colon y podrían provocar un episodio de diarrea.

Algunos análisis dietéticos muestran que la supresión de alimentos altos en FODMAP’s (entre los que se encuentran estos azúcares) resulta en una mejora de los síntomas en un 50 % de los pacientes con colitis y otros trastornos inflamatorios intestinales.

Controla estos alimentos en la dieta del paciente con colitis

La alimentación es un factor clave en el manejo de las enfermedades inflamatorias intestinales como la colitis, sobre todo para mejorar los síntomas que aparecen durante los brotes. Aunque por el momento la mayoría de expertos señalan que no existe una dieta específica para afrontar esta situación.

Durante estos momentos es aconsejable reducir al máximo la ingesta de todos los alimentos comentados con anterioridad. Sin embargo  tampoco conviene adoptar una dieta de exclusión como práctica habitual. 

Lo más aconsejable es elaborar una lista individual de cuáles son los alimentos mejor y peor aceptados. Además de acudir a un especialista para buscar alternativas saludables con las que facilitar el control de la enfermedad y evitar possibles carencias nutricionales. 

Te podría interesar...
Colitis ulcerosa: causas, síntomas y tratamiento
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Colitis ulcerosa: causas, síntomas y tratamiento

Te invitamos a conocer qué sintomas tiene la colitis ulcerosa y cuáles son los mejores remedios naturales para tratarla en casa.



  • Aggarwal D, Burns H, et al. Dietary practices in patients with inflammatory bowel disease-food for thought. BMJ Journals. 64 (1).
  • Ananthakrishnan A, Khalili H, et al. Long-term intake of dietary fat and risk of ulcerative colitis and Crohn's disease. Gut. Mayo 2014. 63 (5): 776-784.
  • Ballesteros-Vásquez M. N, Valenzuela-Calvillo L. S, et al. Ácidos grasos trans: un análisis del efecto de su consumo en la salud humana, regulación del contenido en alimentos y alternativas para disminuirlos. Nutrición Hospitalaria. Febrero 2012. 27 (1).
  • Basson A. R, Chen Ch, et al. Regulation of intestinal inflammation by dietary fats. Frontiers in Immunology. Febrero 2021.
  • Bermejo, F., Guerra, I., & López-Sanromán, A. (2012). Colitis ulcerosa. Medicine. https://doi.org/10.1016/S0304-5412(12)70298-6.
  • Crohn’s & Colitis Foundation of America. (2014). The Facts About Inflammatory Bowel Diseases. Inflammatory Bowel Diseases. https://doi.org/10.1097/00054725-199606000-00001
  • Dan-Ping L, Cui M, et al. High read meat intake exacerbates dextran sulfate-induced colitis by altering gut microbiota in mice. Frontiers in Nutrition. Julio 2021.
  • Gearry R. B, Irving P. M, et al. Reduction of dietary poorly absorbed short-chain carbohydrates (FODMAP's) improves abdominal symptoms in patients with inflammatory bowel disease - a pilot study. Journal of Chron's and Colitis. Febrero 2009. 3 (1): 8-14.
  • Medline Plus. Dieta baja en fibra y residuos. Agosto 2020.
  • Ng, S. C., Shi, H. Y., Hamidi, N., Underwood, F. E., Tang, W., Benchimol, E. I., … Kaplan, G. G. (2017). Worldwide incidence and prevalence of inflammatory bowel disease in the 21st century: a systematic review of population-based studies. The Lancet. https://doi.org/10.1016/S0140-6736(17)32448-0.
  • Rosenbaum, M. (1983). Ulcerative colitis. Psychosomatics. https://doi.org/10.1016/S0033-3182(83)73183-X.
  • Sociedad Española de Medicina Interna. Colitis ulcerosa.
  • Taxonera C, Mendoza J. L, et al. Consumo de lácteos y enfermedad inflamatoria intestinal: ¿invertir la tendencia? Anales de Medicina Interna. Mayo 2004. 21 (5).
  • Tripathi K, Feuerstein J. New development in ulcerative colitis: latest evidence, management, treatment, and maintenance. Drugs in context. Abril 2019. 8: 212572.

Los contenidos de esta publicación se redactan solo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar o sustituir diagnósticos, tratamientos o recomendaciones de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar cualquier procedimiento.