11 soluciones naturales para aliviar la otitis o inflamación de oídos

Aunque ante síntomas de otitis siempre es necesario recurrir al médico, ¿sabías que algunos remedios de la abuela podrían complementar la terapia médica? ¡Descubre estas opciones!
11 soluciones naturales para aliviar la otitis o inflamación de oídos

Última actualización: 21 enero, 2024

La inflamación de los oídos u otitis suele aparecer cuando hay una acumulación de líquidos en los canales auditivos o suceden irritaciones en la zona. En compañía del tratamiento convencional, puedes utilizar soluciones naturales para disminuir los síntomas de la otitis y evitar el desarrollo de complicaciones.

La otitis puede darse en diferentes niveles de gravedad, según el área del oído afectada y qué tan rápido se le brinde un tratamiento. Además, sus síntomas, como el dolor, suelen ser bastante molestos. Veamos algunas soluciones naturales para la otitis para reducir el malestar.

Causas y síntomas de la otitis

Según la zona del oído donde ocurra, la otitis puede ser media o externa. De acuerdo con StatPearls, alrededor del 80 % de los niños experimentarán un caso de otitis media durante su vida, mientras que hasta el 10 % de la población desarrollará otitis externa o del nadador al menos una vez y la mayoría de los casos serán agudos.

Esta inflamación puede ocurrir por una infección por bacterias, virus, hongos. También por causas no infecciosas, como alergias o un tapón de cerumen. De igual manera, existen distintas enfermedades relacionadas, como la otitis media serosa o la otitis media supurativa crónica, que pueden tener una otitis media aguda como origen.

En general, los siguientes síntomas de una otitis suelen ser los más usuales. Ante cualquiera de ellos, ya sea en adultos, niños o bebés, es recomendable asistir a una consulta médica cuanto antes.

  • Dolor
  • Fiebre
  • Vómitos
  • Náuseas
  • Dolores de cabeza
  • Secreciones líquidas
  • Sensación de oído tapado
  • Disminución de la audición
  • Sensación de picor en la oreja
  • Inflamación de los ganglios linfáticos

Te recomendamos leer Tipos de otitis


Remedios caseros para los oídos inflamados

Cuando el dolor de oídos permanece por más de dos días, los médicos suelen recomendar medicamentos para esta enfermedad, como antibióticos y analgésicos de venta libre. Aun así, puedes preguntarle sobre alguno de los siguientes remedios de la abuela como coadyuvantes para la otitis.

Ten presente que los siguientes remedios caseros para ayudar a aliviar la otitis no reemplazan los indicados por un médico. Además, muchos de ellos aún están bajo análisis para conocer posibles efectos secundarios. Por eso, consulta con un profesional antes de emplearlos, más aún si deseas utilizarlos en los niños o bebés.

1. Ajo

El ajo es un alimento con propiedades antiinflamatorias y antibióticas. Contiene alicina y s-alil cisteína, las cuales son capaces de inhibir el crecimiento bacteriano de los agentes más frecuentes de la otitis. Es por ello que es uno de los remedios caseros más populares para esta afección.

Aunque hacen falta estudios, suelen recomendar colocar un par de gotas con extracto de ajo en el oído. De esa manera, su uso podría controlar el dolor. También, otro de los remedios de la abuela para la otitis consiste en calentar aceite de oliva con ajo y, una vez frío, aplicar gotas en el oído.

Sin embargo, no existe evidencia científica que lo apruebe y es necesario consultar con un médico antes. En especial, porque no se deben colocar gotas en los oídos si existe la posibilidad de una perforación del tímpano. Esto podría complicar el cuadro clínico.

2. Aceite de lavanda

Las propiedades antiinflamatorias del aceite esencial de lavanda poseen respaldo científico. Gracias a ello, existen estudios en los que investigaron este aceite para los casos de dolor de oídos.

El estudio publicado en el Anais da Academia Brasileira de Ciências sugiere que el aceite esencial de lavanda podría ser tan efectivo como un fármaco para reducir la inflamación en los oídos. De todas maneras, esta investigación fue realizada en animales, por lo que son necesarios más informes.

Al igual que en el caso anterior, no debes utilizar estas gotas si presentas una posible perforación del tímpano o riesgo de que ocurra. De otro modo, podrías agravar la infección, así que consulta con tu médico antes de utilizarlo.

¿Cómo podrías usar aceite de lavanda?

  • Para empezar, inclina la cabeza y pon dos o tres gotas del aceite esencial de lavanda en el oído inflamado.
  • Después, mantén esa posición por cinco minutos. Luego, drena los posibles excesos.
  • Repite su uso las veces que te indique el médico y suspende ante cualquier efecto indeseable.

3. Manzanilla

La manzanilla es una planta antiinflamatoria y antimicrobiana que puede contribuir a reducir los síntomas de la otitis. Un estudio del Journal of Investigative Medicine indagó si las gotas con extracto de manzanilla podían ser efectivas para el dolor de oídos.

En efecto, sugieren que estas gotas de venta libre podrían servir como un tratamiento natural para casos leves de otitis externa. Puedes consultar a un médico si te recomienda usarlas. Otro método que se suele indicar es tomar una infusión para acceder a los beneficios de la manzanilla. Te enseñamos cómo prepararla.

¿Cómo preparar una infusión de manzanilla?

  • Hierve una taza de agua (250 mililitros) y coloca 5 gramos de manzanilla.
  • Deja que repose por 5 minutos, cuela la manzanilla y luego consume. Puedes consumirla una vez al día, aunque evítala si tomas anticoagulantes o estás embarazada.

4. Cebolla

La cebolla contiene flavonoides y polifenoles que le confieren un posible efecto antibacterial. De manera que su uso como una de las soluciones naturales para la otitis parece deberse a que podría reducir la presencia de microorganismos. Aun así, los estudios sobre ello fueron realizados in vitro, por lo que no es posible asegurar su efectividad.

La cebolla para la otitis es empleada de diversas maneras. Algunas personas indican aplicar su jugo de forma directa en el oído afectado. Aquí te enseñaremos otra manera de usarla, siempre que no exista una perforación timpánica o riesgo de ella, porque podría empeorar el cuadro clínico. Por eso, siempre consulta antes con un médico.

¿Cómo hacer compresas con jugo de cebolla?

  • En primer lugar, toma una cebolla y córtala en pedazos pequeños.
  • Luego, lleva a calentar 100 mililitros de agua con los trozos de cebolla dentro. Deja que reposen allí por 30 minutos.
  • Una vez que haya pasado ese tiempo, apaga el fuego, y procesa la mezcla en una licuadora.
  • A continuación, cuela la preparación para usar solo el líquido.
  • Por último, una vez que esté frío, embebe con él una tela fina o gasa, retira el exceso de líquido y colócala en el oído afectado por unos minutos. Consulta con un médico sobre la frecuencia de uso.

5. Eucalipto

El eucalipto es popular por su efecto expectorante y mucolítico. No obstante, también puede ser uno de los remedios caseros para la otitis. Un estudio publicado en BMC Complementary Medicine and Therapies sugiere que algunas especies de eucalipto podrían ser una alternativa prometedora al tratamiento antibiótico de la otitis media.

En el mismo estudio, indican que la inhalación de aceites esenciales ha sido utilizada para tratar enfermedades del tracto respiratorio. En este sentido, como el oído está conectado con la nariz y la garganta, hacer vahos de vapor con eucalipto podría ayudar a aliviar los síntomas de esta infección.

¿Cómo hacer vahos con eucalipto?

  • Primero, cuece varias hojas de eucalipto en medio litro de agua.
  • Después, cuando llegue a ebullición, retíralo. Deja que se enfríe un poco para evitar quemarte.
  • Cubre la cabeza con una toalla y procura acercar el oído al vapor por 15 minutos. Puedes repetirlo dos veces al día.

6. Jengibre

El jengibre es una planta con propiedades beneficiosas para el organismo empleada por la medicina tradicional para aliviar los síntomas de muchas patologías. Así, podría actuar contra algunas bacterias que causan la otitis o inflamación del oído.

A pesar de esto, los estudios tan solo han investigado y sugerido su posible efecto in vitro. Sin embargo, una forma segura de incorporarlo es a través de la dieta, para sazonar las comidas o tomar una infusión. También, consulta al médico si puedes hacer aromaterapia con él.

¿Cómo hacer vahos de vapor con jengibre?

  • Hierve un trozo de jengibre en medio litro de agua.
  • Luego, cuando el agua no esté tan caliente para evitar quemaduras, coloca una toalla sobre tu cabeza y acércate al vapor.
  • Permanece así por 15 minutos. Procura que el vapor ingrese en la nariz y el oído inflamado.

7. Compresas frías o tibias

Si la molestia es muy fuerte, puedes utilizar estas soluciones naturales para aliviar la otitis. Las compresas pueden ser útiles para reducir la inflamación y el dolor de oído que ocasiona la infección.

¿Cómo usar compresas?

  • Remoja una toallita en agua tibia o fría.
  • Luego, escúrrela y aplícala sobre la oreja que te duele.
  • Mantenla así por 15 o 20 minutos. Puedes repetirlo varias veces al día y probar distintas temperaturas para hallar la que mejor te funcione.

8. Gárgaras con agua salada

Las gárgaras de agua con sal suelen recomendarse en casos de dolor de garganta. Sin embargo, también podrían ser útiles para aliviar las molestias cuando se padece una otitis media. Así, podrían ayudar a reducir la inflamación.

Como sugiere un estudio del International Journal of Pediatric Otorhinolaryngology, realizar estas gárgaras puede beneficiar a algunos pacientes mientras se encuentran en tratamiento. Además, pueden hacerlas tanto los adultos como los niños, aunque siempre es preferible consultar con el médico antes. Enseguida te contamos cómo llevarlas a cabo.

¿Cómo hacer gárgaras de agua con sal?

  • Diluye ½ cucharadita de sal refinada (2.5 gramos) en un vaso de agua tibia (200 mililitros).
  • Después, toma pequeños tragos, alza la cabeza y realiza gárgaras por 20 segundos.
  • Una vez pasado ese tiempo, escupe el líquido. Puedes realizarlas dos veces al día o cuando te indique el médico.

9. Posición al dormir

Otra de las soluciones para ayudar a disminuir el dolor durante el tratamiento de la otitis está relacionada con las posiciones del cuerpo al descansar. Lo recomendable es dormir del lado del oído no afectado.

Esto se debe a que la postura puede ocasionar presión sobre el oído medio y generar mayor dolor. En este sentido, también se suele recomendar colocar algunas almohadas detrás del torso para dormir casi sentado. Puedes probar cuál es la posición que te hace sentir mejor y adoptarla mientras te encuentras en tratamiento.

10. Agua oxigenada

El exceso de cerumen en los oídos podría conducir a una otitis externa. Por eso, existen algunas soluciones naturales que incluyen peróxido de hidrógeno o agua oxigenada para colocar en el oído inflamado y tapado o con dolor.

Una pequeña cantidad de agua oxigenada puede servir como un agente cerumenolítico que ablande la cera que ocasiona el malestar. Además, tiene un efecto antibacteriano. Por este motivo suele utilizarse con frecuencia para desinfectar heridas. Aun así, consulta con un otorrinolaringólogo antes de su uso.

¿Cómo la puedes utilizar?

  • Debes emplear peróxido de hidrógeno al 3 %. Para ello, puedes diluirlo con agua.
  • Inclina la cabeza y pon dos o tres gotas de la solución en el oído. Repite su uso cada 6 horas o cuando te indique el médico.

11. Vinagre blanco

En los casos de infecciones de oído causadas por bacterias, unas gotas de vinagre blanco podrían ayudar a devolver la acidez al área y evitar que crezcan. Es importante destacar que suelen aconsejarse para otitis externas leves o para evitar que aparezcan.

A pesar de ello, un estudio de Ear, Nose and Throat Journal sugiere que podría ser seguro utilizar vinagre en aquellos casos cuando la membrana del tímpano está perforada. De todas maneras, lo ideal es que lo consultes antes con tu médico para evitar una posible irritación del canal auditivo y agravar la afección.

¿Cómo utilizarlo?

  • Diluye el vinagre blanco en partes iguales con alcohol isopropílico.
  • Luego, inclina la cabeza, toma un poco de la solución con un gotero y coloca un par de gotas en el oído afectado.
  • Repite las veces que te indique el médico.


Consejos adicionales para aliviar la otitis

Las soluciones naturales para la otitis que te hemos compartido complementan el tratamiento convencional. Además de considerar su uso, también puedes aplicar los siguientes consejos:

  • Evita usar bastoncillos en los oídos.
  • No expongas el oído afectado al agua.
  • Evita la exposición al humo del tabaco.
  • Evita usar auriculares mientras la afección está activa.
  • Amamanta a los bebés con otitis media siempre que sea posible.
  • Reduce o controla tus niveles de estrés, porque puede exacerbar la infección o promover su desarrollo en el futuro.
  • En la otitis externa, asea de forma suave el canal auditivo externo, solo si no hay sospecha de una perforación del tímpano.

Consulta a un médico sobre estos remedios caseros para la otitis

Como puedes ver, existen múltiples soluciones naturales para la otitis. Cualquiera de estos remedios puede ser útil para acelerar la recuperación de esta molesta afección, pero bajo ninguna circunstancia sustituyen el tratamiento farmacológico indicado por el especialista. Por eso, la primera opción es consultarle sobre su uso.

Por su parte, si los síntomas persisten, lo mejor es asistir al médico cuanto antes. Sobre todo, si presentas líquido como pus o sangre que sale del oído, fiebre alta, mareos, hinchazón detrás de la oreja, debilidad en la cara o que el fuerte dolor de oído cesa de repente.


Todas las fuentes citadas fueron revisadas a profundidad por nuestro equipo, para asegurar su calidad, confiabilidad, vigencia y validez. La bibliografía de este artículo fue considerada confiable y de precisión académica o científica.



Este texto se ofrece únicamente con propósitos informativos y no reemplaza la consulta con un profesional. Ante dudas, consulta a tu especialista.