Almejas con perejil: receta sencilla y sana

27 Abril, 2021
Este artículo ha sido escrito y verificado por la nutricionista Anna Vilarrasa
Si tienes ganas de disfrutar de un buen marisco en casa, la receta de almejas con perejil es muy interesante. Apta para principiantes, con un resultado final interesante y saludable.

Las almejas con perejil se pueden repetir sin cansar, ya que son muy versátiles y se disfrutan en momentos diferentes. Son un aperitivo ligero y saludable, un entrante diferente o una salsa para acompañar una deliciosa pasta fresca.

Continúa leyendo este artículo para aprender a prepararlas y elegir el mejor momento para que aparezcan en tu mesa. Descubrirás que no necesitas grandes conocimientos de gastronomía para abordarlas.

Almejas con perejil: un platillo rico y sencillo

Las almejas son un tipo de molusco que vive enterrado bajo la arena en las orillas de ríos y mares. Pertenecen al mismo grupo que otros bivalvos, como los berberechos y los mejillones.

Con el marisco se pueden preparar platos muy sanos y sabrosos que no tienen por qué ser solo el acompañamiento o la decoración en otras recetas. Es por esto que hoy hablamos de estas almejas con perejil, de las más fáciles de preparar.

Y es que solo son necesarios cuatro ingredientes. En pocos minutos tienes listo un plato con el que todo el mundo querrá repetir. El sabor de las almejas se ve resaltado por sus acompañantes y el resultado es un inconfundible bocado de mar.

Lee más: ¿Qué son los mariscos y qué tan nutritivos son?

Ingredientes necesarios para la receta de almejas con perejil

Realmente rápida, pues se prepara en 15 minutos. Solo necesitas lo siguiente:

  • 1 redecita de almejas frescas.
  • 2 cayenas pequeñas.
  • 1 vaso de vino blanco.
  • 2 dientes de ajo.
  • Ramitas de perejil fresco.
  • Limón.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • 1 puñado de sal gruesa.
Perejil para las almejas.
El perejil aportará una cuota de sabor más que interesante a esta receta con almejas, constituyendo un plato de mar.

Pasos para elaborar el plato

  1. En primer lugar es necesario limpiar bien las almejas. Para ello ponerlas en un cuenco con agua y sal gruesa. De este modo se suelta la arenilla que puede quedar encerrada en los moluscos. Lo ideal es dejarlos unas 2 o 3 horas y cambiar el agua de vez en cuando.
  2. Escurrir y aclarar bien bajo un chorro de agua fría.
  3. A continuación, pelar y picar el ajo y trocear el perejil muy fino. Si no se dispone de los ingredientes frescos, también es posible usar alguna picada de ajo y perejil ya preparada (fresca o congelada). Bastarán con unas 2 cucharadas soperas.
  4. Poner una sartén con aceite de oliva al fuego. Añadir la picada y las dos unidades de pimienta de cayena. En general, aportan un sabor picante suave. Si se prefiere más fuerte se puede agregar otra más, pero si es la primera vez que se usa, mejor empezar con poco para conocer el ingrediente.
  5. En el momento que el ajo adquiere un poco de color, incorporar las almejas bien escurridas. Verter el vaso de vino. Tapar y dejar cocinar unos minutos para que se abran. Cuando esto último sucede el plato ya está terminado y punto.
  6. En el último momento se puede rociar con un poco de jugo de limón.

El primer paso es clave. Si queda un poco de arenilla en las almejas se hace molesto comerlas. Del mismo modo, si al final alguna de ellas no se abre, es necesario retirarla.

Tanto si se sirve como aperitivo o como entrante, es recomendable acompañar con un buen pan, ya sea hecho en casa o no. Verás que este es imprescindible para mojar en la salsa, pues todos los sabores y aromas del plato quedan impregnados en el aceite.

Beneficios de consumir almejas

Las almejas son un alimento con una gran calidad nutricional. Por lo tanto, su consumo es adecuado en todas las personas y edades. Cabe recordar que el marisco se puede introducir en la dieta de los niños, junto con el pescado.

En primer lugar, se trata de una fuente importante de proteínas de alto valor biológico, como las que se hallan en el huevo y en la carne. Aunque al ser más fibrosas son más difíciles de digerir.

Sin embargo, el componente que más destaca es el agua, ya que representa un 80 % de su peso. Por ello es un alimento muy ligero.

El porcentaje de lípidos es bajo, pero se trata en gran parte de ácidos grasos omega 3, conocidos por sus propiedades beneficiosas para el sistema cardiovascular y el cerebro.

Aparte de esto proveen de un buen número de vitaminas y minerales esenciales para un óptimo desarrollo y funcionamiento del organismo:

  • Hierro: fundamental en la formación de hemoglobina. Es la encargada de transportar el oxígeno de los pulmones a todas las células del cuerpo. De esta forma, las almejas contribuyen a prevenir anemias.
  • Iodo y selenio: ambos son necesarios para la formación de las hormonas tiroideas que controlan de forma principal el metabolismo. Además, el selenio es importante para la reproducción, la formación de ADN, la protección del cuerpo ante las infecciones y el daño causado por los radicales libres.
  • Vitamina A: se trata de una de las vitaminas liposolubles. Es esencial para la reproducción, el sistema inmunitario y la visión.
  • Niacina o vitamina B3: ayuda a convertir los alimentos en energía.

Deben evitar su ingesta aquellas personas con alergia a las almejas. Esta suele ser más habitual en la edad adulta y sus síntomas principales son dermatitis, urticaria de contacto y angioedema.

Almejas en un plato.
Los frutos de mar deben estar presentes en las dietas de manera regular.

Lee: Dieta para la anemia ferropénica: qué debe incluir

Prepara almejas con perejil

Muchas veces las recetas sencillas son las más sabrosas y solo unos ingredientes bastan para conseguir un plato de éxito. Esto es importante cuando el ingrediente principal es el único protagonista, como esta receta de almejas con perejil.

Para ello es de especial importancia comprar productos de calidad. En el caso de las almejas, las buenas se caracterizan por tener la cáscara entera, limpia, mojada y brillante. Además, la misma debe encontrarse cerrada y ofrecer resistencia a la apertura.

Una vez en casa, conservar en la nevera a menos de 4 grados centígrados. Si no se van a ingerir enseguida es mejor congelarlas crudas o cocidas. En el momento de degustar es necesario descongelar en la nevera y cocer o calentar a la temperatura adecuada.

Las almejas son un alimento tan interesante a nivel nutritivo que, por ello, es deseable introducirlas de vez en cuando en la dieta. Admiten muchas preparaciones, como guisadas con salsa, con arroz, a la plancha o al vapor.

  • Agencia Española de Seguridad Alimentaria. Cocinar de forma segura.
  • Asociación Española de Personas con Alergia a los Alimentos y al Látex. Mariscos, ácaros, atopías y deporte.
  • Dyall S.C. Long-chain omega 3 fatty acids and the brain: a review of the independent and shared effects of EPA, DPA and DHA. Frontiers in Aging Neuroscience. Abril 2015. 7:52.
  • Estapé A. El marisco en la alimentación infantil. Marzo 2021.
  • Mozzafarian D, Wu J.H.Y. Omega-3 fatty acids and cardiovascular disease: effects on risk factors, molecular pathways and clinical events. Journal of the American College of Cardiology. Noviembre 2011. 8;58(20):2047-67.
  • Office of Dietary Supplements . National Institutes of Health. Hierro. U.S. Department of Health and Human Services. Diciembre 2019.
  • Office of Dietary Supplements. National Institutes of Health. Iodo. U.S. Department of Health and Human Services. Septiembre 2020.
  • Office of Dietary Supplements . National Institutes of Health. Niacina. U.S. Department of Health and Human Services. Febrero 2019.
  • Office of Dietary Supplements . National Institutes of Health. Selenio. U.S. Department of Health and Human Services. Diciembre 2019.
  • Office of Dietary Supplements . National Institutes of Health. Vitamina A. U.S. Department of Health and Human Services. Febrero 2020.
  • Velero Gaspar T, et al. La alimentación española. Características nutricionales de los principales ingredientes de nuestra dieta. Fundación Española de la Nutrición. Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación. Mayo 2018.