Carne de bisonte vs. carne de res: ¿cuál es más saludable?

La carne se caracteriza por aportar proteínas de alto valor biológico. Además cuenta con una gran concentración de minerales en su interior, lo que resulta beneficioso para el organismo.
Carne de bisonte vs. carne de res: ¿cuál es más saludable?
Saúl Sánchez Arias

Escrito y verificado por el nutricionista Saúl Sánchez Arias.

Última actualización: 08 noviembre, 2022

En el mercado, existen diferentes tipos de carne y no todas ellas tienen las mismas propiedades nutricionales. Por eso, conviene enfatizar el consumo de aquellas que cuentan con una mayor densidad de nutrientes, para mejorar el funcionamiento del organismo. Te vamos a enseñar las diferencias entre la carne de bisonte y la de res.

Lo primero que hay que tener en cuenta es que los expertos en nutrición recomiendan priorizar la ingesta de pescado frente a la de carne. Los productos marinos cuentan con una menor cantidad de calorías, mientras que presentan en su interior proteínas de la más alta calidad.

Características nutricionales

La carne de bisonte se caracteriza por ser poco calórica, ya que cada 100 gramos de producto contienen 109 calorías. Sin embargo, concentra una gran cantidad de proteínas de alto valor biológico en su interior; en concreto, 21,62 gramos por cada 100 de alimento.

Hay que tener en cuenta que las proteínas son esenciales para garantizar una buena salud muscular. De acuerdo con un estudio publicado en BioMed Research International, estos nutrientes contribuyen a prevenir la aparición de la sarcopenia y del catabolismo del tejido magro.

Tanto la carne de bisonte como la carne de res son nutritivas
La carne, en general, aporta numerosos macro y micronutrientes esenciales para la salud humana.

Asimismo, este alimento cuenta con concentraciones significativas de minerales como el calcio, el hierro, el magnesio, el fósforo y el zinc. Este último ha demostrado ser clave en el proceso de diferenciación de las células de la serie blanca, encargadas del funcionamiento del sistema inmunitario.

Por su parte, la carne de res resulta mucho más calórica, ya que aporta 288 calorías por cada 100 gramos. Del mismo modo, es notablemente más grasa, siendo también su contenido proteico superior. Consigue concentrar 26 gramos de proteína por cada 100 gramos de alimento.

Hay que destacar que la mayor parte de la grasa de su interior es de tipo saturado. Sin embargo, esto no resulta problemático para la salud del corazón, tal y como apunta una revisión publicada en Lipids in Health and Disease.



Similitudes

Ambos productos presentan un contenido elevado en proteínas de alto valor biológico, lo cual resulta importante para la salud muscular. Además, tanto la carne de bisonte como la de res presentan en su interior una gran cantidad de minerales esenciales para la salud, por lo que pueden incluirse en el contexto de una dieta saludable.

La carne de bisonte y la carne de res son similares
Debido a sus beneficios para la salud, ambos tipos de carne deberían incluirse de forma regular en la dieta.

Diferencias entre la carne de bisonte y la carne de res

La principal diferencia entre la carne de bisonte y la carne de res radica en su contenido energético, determinado por la presencia de grasa en su interior. La de bisonte, al ser mucho más magra, aporta menos cantidad de calorías.

Al mismo tiempo, la carne de bisonte cuenta con una concentración menor en colesterol. Sin embargo, esto no resulta ni buena ni mala noticia, ya que la producción endógena del nutriente se modula según la presencia del mismo en la dieta. Además, existen dudas de que exista relación entre este valor y el riesgo de patología cardiovascular.

De todos modos, ambos productos son muy bajos en grasas de tipo trans, por lo que se consideran cardiosaludables. No generan tampoco problemas inflamatorios, por lo que son recomendables para la salud.



¿Cuál es la mejor opción?

Hay que tener en cuenta que cada persona cuenta con unas necesidades nutricionales diferentes, por lo que no siempre se puede establecer una recomendación a nivel general. Lo que está claro es que, en el contexto de una dieta de pérdida de peso, la carne de bisonte se podría consumir de forma más habitual por su menor contenido energético.

No obstante, la carne de res es también buena opción a la hora de confeccionar casi cualquier tipo de dieta. Solamente habría que tener cuidado con este producto en pacientes con patologías renales, ya que un exceso de proteínas en ellos puede dificultar la función de filtrado de los órganos.

Asimismo, cualquier de estas carnes ha de aparecer en la dieta de los deportistas, puesto que el aporte de hierro evitará que se desarrollen problemas como la anemia, condicionada por la práctica de ejercicio en cantidades excesivas. Otros de los micronutrientes que se concentran en su interior contribuirán a maximizar el rendimiento físico.

Carne de bisonte y carne de res, dos productos saludables

Tanto la carne de bisonte como la carne de res son productos saludables que se pueden introducir en el contexto de una dieta variada. Eso sí, siempre es más recomendable priorizar el consumo de pescado, ya que este se ha relacionado con una mejor salud cardiovascular.

Hay que tener en cuenta que los productos marinos, además de proteínas de alto valor biológico, contienen ácidos grasos insaturados que son capaces de modular los mecanismos inflamatorios. Un ejemplo de ellos son los omega-3. No te olvides tampoco de realizar ejercicio físico con frecuencia para garantizar un buen estado de salud, además de descansar adecuadamente por las noches.

Te podría interesar...
Twicor: la polipíldora para el tratamiento del colesterol
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Twicor: la polipíldora para el tratamiento del colesterol

Twicor es un medicamento que está compuesto por dos principios activos diferentes. Se trata de un fármaco que está indicado para regular el coleste...



  • Martone AM, Marzetti E, Calvani R, Picca A, Tosato M, Santoro L, Di Giorgio A, Nesci A, Sisto A, Santoliquido A, Landi F. Exercise and Protein Intake: A Synergistic Approach against Sarcopenia. Biomed Res Int. 2017;2017:2672435. doi: 10.1155/2017/2672435. Epub 2017 Mar 21. PMID: 28421192; PMCID: PMC5379082.
  • Wessels I, Maywald M, Rink L. Zinc as a Gatekeeper of Immune Function. Nutrients. 2017 Nov 25;9(12):1286. doi: 10.3390/nu9121286. PMID: 29186856; PMCID: PMC5748737.
  • Zhu Y, Bo Y, Liu Y. Dietary total fat, fatty acids intake, and risk of cardiovascular disease: a dose-response meta-analysis of cohort studies. Lipids Health Dis. 2019 Apr 6;18(1):91. doi: 10.1186/s12944-019-1035-2. PMID: 30954077; PMCID: PMC6451787.

Los contenidos de esta publicación se redactan solo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar o sustituir diagnósticos, tratamientos o recomendaciones de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar o someterte a cualquier procedimiento.