Cómo cocinar la avena para disfrutar sus propiedades

Te vamos a enseñar como cocinar la avena de forma óptima para sacarle el máximo partido a uno de los mejores cereales.
Cómo cocinar la avena para disfrutar sus propiedades
Saúl Sánchez Arias

Escrito y verificado por el nutricionista Saúl Sánchez Arias.

Última actualización: 14 mayo, 2022

Cocinar la avena puede ser beneficioso para disfrutar de sus propiedades. De este modo, se vuelve un alimento con mejor digestión, lo que permite un aprovechamiento de los nutrientes y una inactivación de algunas sustancias que bloquean su absorción. Por este motivo, se recomienda seguir una serie de procesos para sacarle a este cereal el máximo partido.

Antes de comenzar, es clave destacar que el aporte de fibra resulta primordial para conseguir mantener un buen estado de salud con el paso del tiempo. La avena es buena fuente de este elemento, por lo que su inclusión de manera regular en la pauta conseguirá generar un beneficio claro sobre el funcionamiento del tubo digestivo.

Cocinar la avena adecuadamente

Uno de los puntos clave antes de cocinar la avena consiste en dejarla en remojo algunas horas. Así, se inactivan los comentados antinutrientes, lo que permitirá un aprovechamiento mayor del alimento de manera posterior. No pasa nada si se incluye en la dieta sin remojar, pero con este sencillo proceso obtendrás un producto final de mayor calidad.

La avena aporta carbohidratos complejos y fibra a la dieta.

Por otra parte, a la hora de preparar el alimento conviene decantarse por la leche en lugar de por el agua como líquido de cocción. No solo quedará la avena mucho más cremosa, sino que el plato final contará con un valor nutricional superior.

De esta manera, no solo concentrará carbohidratos complejos y fibra en su interior, sino que se añadirán un buen puñado de proteínas de alto valor biológico. Estos elementos han demostrado ser determinantes en la prevención de patologías asociadas a la masa magra.

Ahora bien, a la hora de ejecutar el cocinado, no será positivo excederse en cuanto al tiempo. De lo contrario, la avena quedará demasiado pastosa y dura al final. Es mejor recortar un poco el proceso y conseguir un resultado mucho más meloso y agradable desde el punto de vista organoléptico. Además,  se evitará también que se pegue al fondo del cazo. Para ello, conviene remover de vez en cuando. A continuación, te daremos más detalles.



Receta de avena

Ya conoces los puntos clave para cocinar la avena. Ahora, te presentaremos la preparación de una receta sencilla que podrás elaborar de manera regular para introducir en el desayuno. La misma te permitirá empezar el día con energía y aportará los nutrientes esenciales necesarios para que el organismo funcione correctamente.

Ingredientes

Los productos que vas a necesitar para sacar adelante la receta son:

  • 2 tazas de leche entera
  • 6 cucharadas de copos de avena o de hojuelas
  • Canela en polvo
  • Azúcar o edulcorante líquido

Paso a paso

  1. Pon la avena en remojo durante un par de horas.
  2. Después, escurre el cereal y coloca todos los ingredientes mencionados, salvo la canela en un cazo.
  3. Cocina a fuego medio durante unos 10 minutos, removiendo cada poco tiempo con una cuchara de madera.
  4. Pasado el tiempo, las hojuelas deberían estar blandas y la textura tendría que ser ligeramente pastosa. Esto es indicativo de que la avena está ya lista.
  5. Para terminar, espolvorea por encima un poco de canela y dejar atemperar.
  6. Se puede consumir tanto caliente como fría.

La avena combina muy bien con otros alimentos de calidad como la fruta, los frutos secos o las semillas. Se pueden introducir en la elaboración para incrementar la densidad nutricional del plato.

La avena es un cereal delicioso y nutritivo que puede incorporarse a la pauta habitual en diferentes preparaciones.
La avena es un cereal delicioso y nutritivo que puede incorporarse a la pauta habitual en diferentes preparaciones.


Beneficios de la avena

La avena es uno de los cereales con mayor contenido en fibra soluble. Este elemento actúa como prebiótico, generando un efecto muy positivo sobre la microbiota intestinal. Así lo evidencia una investigación publicada en la revista The Journal of Nutritional Biochemistry. Los beta glucanos de la avena consiguen estimular el crecimiento de las bacterias y reducen el riesgo de disbiosis.

Asimismo, se trata de un alimento que consigue aportar una cantidad significativa de carbohidratos de alta calidad. Estos nutrientes suponen el sustrato energético principal para la realización de actividades de alta intensidad. Además, son claves en el proceso de recuperación. Cuando se consumen junto a las proteínas estimulan de manera muy eficiente la reposición del glucógeno, según un estudio publicado en Nutrients

Cocinar la avena de forma óptima para disfrutarla al máximo

Según has podido comprobar, cocinar la avena es clave para poder sacarle el máximo rendimiento a nivel nutricional. Se incrementa la digestibilidad del alimento y se consigue también un valor nutricional superior, añadiendo otros productos de calidad como la leche entera. Supone un plato excelente tanto para deportistas como para personas sedentarias. De hecho, la avena es el mejor cereal para incluir en la dieta.

Te podría interesar...
Receta saludable de bizcocho de avena
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Receta saludable de bizcocho de avena

El bizcocho de avena es fácil de preparar y es capaz de aportar muchos carbohidratos y fibra, por lo que se considera saludable



  • Martone, A. M., Marzetti, E., Calvani, R., Picca, A., Tosato, M., Santoro, L., Di Giorgio, A., Nesci, A., Sisto, A., Santoliquido, A., & Landi, F. (2017). Exercise and Protein Intake: A Synergistic Approach against Sarcopenia. BioMed research international2017, 2672435. https://doi.org/10.1155/2017/2672435
  • Jayachandran, M., Chen, J., Chung, S., & Xu, B. (2018). A critical review on the impacts of β-glucans on gut microbiota and human health. The Journal of nutritional biochemistry61, 101–110. https://doi.org/10.1016/j.jnutbio.2018.06.010
  • Alghannam, A. F., Gonzalez, J. T., & Betts, J. A. (2018). Restoration of Muscle Glycogen and Functional Capacity: Role of Post-Exercise Carbohydrate and Protein Co-Ingestion. Nutrients10(2), 253. https://doi.org/10.3390/nu10020253