Cómo limpiar tu hígado para ayudarte a perder peso

¿Sabías que los granos enteros pueden ayudar a descongestionar el intestino? Al ser ricos en fibra y vitamina B nos ayudan a mejorar la metabolización de las grasas y favorecer la pérdida de peso.
Cómo limpiar tu hígado para ayudarte a perder peso
Valeria Sabater

Escrito y verificado por Valeria Sabater el 24 Noviembre, 2020.

Última actualización: 24 Noviembre, 2020

Sin duda, mantener un peso adecuado y un hígado sano es algo esencial para la salud. No obstante, a menudo, no nos alimentamos correctamente, no realizamos ejercicio físico con suficiente regularidad y tampoco prestamos demasiada atención a cómo mantener nuestro bienestar de manera integral. Por supuesto, todo esto afecta la salud, aunque al momento no lo parezca. ¿Te gustaría saber cómo evitar esto y qué puede ayudarte a perder peso y cuidar tu salud hepática?

A continuación te ofrecemos algunas sencillas ideas para ayudarte a desintoxicar el hígado y ayudarte en tu intento por bajar de peso. La idea es que te sirvan de guía para empezar a cuidarte mejor o bien como complemento a lo que te indiquen tu médico y nutricionista.

Cuidar la salud hepática puede ayudar a perder peso

Como veníamos comentando antes, si no nos cuidamos adecuadamente, podemos quebrar nuestra salud y disminuir significativamente nuestro bienestar. Esto puede traducirse en todo tipo de problemas de salud, falta de energía y vitalidad, e incluso un mal aspecto. Por esto mismo es que resulta tan necesario aprender a cuidarnos y mantener en el tiempo un estilo de vida saludable, de una forma coherente.

Cuando no nos cuidamos bien, el hígado puede llegar a acumular toxinas e incluso puede derivar en una enfermedad, como la del hígado graso. Además, no podemos pasar por alto que si el hígado se sobrecarga, el sistema inmunitario empezará a debilitarse y sufriremos muchas más enfermedades. Entonces, ¿vale la pena el descuido? Desde luego que no.

Tampoco debemos olvidar que la obesidad ejerce a su vez una peligrosa espiral: la acumulación de grasa o el exceso de tejido adiposo en el cuerpo promueve muchas enfermedades hepáticas como la diabetes. A su vez, la presencia de lípidos y toxinas en el hígado hace más problemático el esfuerzo por perder peso.

Adicionalmente, cabe destacar que el hígado es el órgano principal que quema grasa. Se necesita que tanto él como la vesícula biliar trabajen en equipo para procesar y depurar las grasas. Si ambos están llenos de toxinas, nunca podrán ejecutar adecuadamente su trabajo. Así que vale la pena aplicar a la cotidianidad los siguientes consejos para poder mantener sanos tanto el hígado como la vesícula, además de perder peso de forma saludable.

Opciones para depurar el hígado y perder peso de forma saludable

Rutinas y buenos hábitos alimentarios
Aunque el consumo de alimentos saludables es necesario para evitar enfermedades, la obsesión por comer sano puede traer efectos contraproducentes.

1. Comer aguacates

Es muy beneficioso comer aguacates dentro de una dieta equilibrada. Esta es una de esas frutas enormemente saludables, que además de saciar el apetito, es capaz de ayudar a depurar toxinas del organismo mientras aporta una buena cantidad de grasas beneficiosas (omega 3).

2. Darle prioridad a los alimentos integrales frente a los de harina blanca refinada

Consumir panes integrales (es decir, panes de grano entero como puede ser el de trigo, cebada, avena, etc.), en lugar de consumir pan blanco es un gran acierto. Principalmente porque los granos enteros son fuente de vitaminas del complejo B, que -entre otras cosas- ayudan en la mejora de la metabolización de las grasas y la función hepática que nos permite fortalecer y y descongestionar el hígado. Por tanto, serán un aliado en tu intento por perder peso.

3. Consumir té verde

Seguramente habrás oído mencionar alguna vez muchos de los beneficios del té verde. Es esa bebida rica en antioxidantes que nos ayuda a depurar y acelerar el metabolismo y que, gracias a sus catequinas, ayudar al buen funcionamiento del hígado. Vale la pena tomarlo en el desayuno o bien a media tarde, 45 minutos después de haber comido. Es un producto delicioso y adecuado que te beneficiará, siempre y cuando lo consumas en el marco de un estilo de vida saludable.

4. Tomar uvas frescas… ¡y otras frutas! regularmente

Uvas blancas, uvas moradas… no importa. Son una fuente natural de antioxidantes que ayudan a la activación de producción de bilis. Disponen además de propiedades antienvejecimiento y protectoras de el corazón, gracias a su contenido en un antioxidante muy particular: el resveratrol. Es una de esas frutas más adecuadas para la salud. ¡No dudes en consumirla cuando esté de temporada!

5. Comer una manzana verde al día ayuda a perder peso

Comer una manzana verde al día en lugar de cualquier snack industrial o golosina rica en azúcares, grasas y antinutrientes es una excelente opción para saciar el apetito, poner en marcha el intestino, desinflamar el abdomen y, cómo no, obtener una buena dosis de nutrientes que promoverán la salud de todo el organismo, incluyendo el hígado.

6. Tomar jugo de betabel (remolacha) y zanahoria, en vez de alcohol

Este jugo natural es sabroso y muchísimo más saludable que cualquier bebida alcohólica. Consumirlo te ayudará a depurar tu organismo, eliminar toxinas y además, cuidar tu salud hepática.

Destaca su aporte de fibra, así como también de flavonoides y beta-caroteno, que son sustancias que ayudan a estimular y mejorar la función hepática.

7. Comer más verduras y vegetales de hoja verde

Espinacas, berros, coles de bruselas, rúcula, escarola… son ideales para ayudarnos a  limpiar el hígado y el intestino de desechos y toxinas acumuladas. Aparte, su contenido de clorofila nos ayuda a desintoxicar el organismo, lo que también resulta muy conveniente.

Lee: ¿Por qué es importante comer frutas y verduras según la OMS?

8. Tomar de vez en cuando un poco de aceite de oliva con limón

Una cucharada de aceite de oliva virgen extra y tres gotitas de jugo de limón es un remedio natural que se recomienda para limpiar el hígado y el intestino de desechos acomulados y toxinas. Esto es porque puede ayudar a promover el tránsito intestinal, algo sin duda muy conveniente en caso de estreñimiento. ¡Pruébalo!

Ahora que ya conoces todas estas opciones para bajar de peso saludablemente y al mismo tiempo cuidar tu salud hepática, ¿qué esperas para empezar a integrarlas a tu rutina? ¡Cuanto antes empieces, mejor te sentirás!

Recuerda que si tienes cualquier duda sobre cómo mejorar tu estilo de vida para ganar en salud, lo mejor será que consultes con tu médico de cabecera y sigas sus indicaciones. 

Te podría interesar...
9 tips para desintoxicar el cuerpo de forma natural
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
9 tips para desintoxicar el cuerpo de forma natural

A continuación te comentamos los 9 tips para desintoxicar el cuerpo de forma natural. ¡Descubre lo sencillos que son y cómo puedes incluirlos en tu rutina!