¿Cómo preparar pollo «piccata»?

El "pollo piccata" es una receta italiana deliciosa. Se trata de pechugas cocidas en salsa con limón, alcaparras, caldo y mantequilla. Aprende a prepararla a continuación.
¿Cómo preparar pollo «piccata»?
Florencia Villafañe

Escrito y verificado por la nutricionista Florencia Villafañe.

Última actualización: 16 septiembre, 2022

El pollo piccata es un plato excelente para degustar en un almuerzo o cena importante. Esta receta, de sabor delicioso y un toque ácido, se elabora con pollo en una salsa cremosa de limón y alcaparras.

En general, este plato italiano se acompaña con ensaladas, pastas simples o verduras básicas, ya que es este el que acapara toda la atención. Ahora bien, si quieres aprender a preparar pollo piccata, sigue leyendo el artículo que te dejamos a continuación.



Receta de pollo «piccata»

pollo
El pollo piccata se prepara con pechuga y, gracias a la salsa, queda tierno y jugoso.

En general, para hacer pollo piccata se utiliza la pechuga, ya que al ser una parte seca, queda perfecta en textura y gusto, luego de absorber los sabores de la salsa.

Por otro lado, es importante mencionar que esta receta no es lo mismo que la Piccata, otro plato italiano. Por más que tenga el nombre prácticamente igual, este último se elabora con carne de ternera o con pescado.

Sin más preámbulo, te dejamos la receta y el paso a paso de cómo elaborarlo. Con las siguientes cantidades alcanzará para 4 comensales. Considera que el tiempo aproximado que te llevará preparar pollo piccata será de 50 minutos.

Ingredientes

  • 8 filetes de pechuga de pollo
  • 2 limones (vas a usar el zumo y la ralladura)
  • 4 cucharadas de harina de trigo
  • 150 mililitros de vino blanco
  • 1 frasco de alcaparras
  • 1 pizca de sal y de pimienta negra
  • 3 cucharadas soperas de mantequilla
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 2 dientes de ajo
  • 1 ramito de hojas de perejil
  • 400 mililitros de caldo de pollo

Paso a paso 

  1. Salpimenta los filetes de pollo al gusto.
  2. Luego, coloca la harina en un plato hondo y pasa de ambos lados cada filete. Reserva esto en un plato.
  3. A continuación, añade el aceite de oliva y 1 cucharada de la mantequilla en una sartén. Lleva a fuego bajo.
  4. Cuando la materia grasa esté caliente, coloca el pollo dentro de ella. Asegúrate de usar una fuente amplia para que no queden amontonados. Luego, dora los filetes de ambos lados. Retira del fuego y resérvalos.
  5. Es momento de dorar los dientes de ajo. Para ello, pícalos y añádelos en la misma sartén que estabas utilizando. Incorpora también el resto de la mantequilla. Mantén el fuego al mínimo y espera a que el ajo comience a tomar color.
  6. Cuando ello sucede, añade el vino blanco y deja que esto se cocine durante 4 minutos. Con este tiempo será suficiente para que el alcohol se evapore.
  7. Mientras esperas, ralla los limones y exprime el zumo. Añade este líquido a la sartén y agrega, también, un vaso del caldo. Considera que este último puede ser casero o elaborado con una pastilla de caldo de pollo.
  8. Deja que esto se cocine durante 10 minutos con el fuego al mínimo.
  9. Pasado el tiempo, revuelve y prueba de sabor. De ser necesario, agrega más condimento, sal, zumo de limón o agua.
  10. Cuando la salsa ya tiene el sabor que quieres, vuelve a introducir los filetes de pollo dentro para que terminen de cocinarse y para que se impregnen con el sabor de la misma.
  11. Al cabo de 5 minutos, añade las alcaparras. Si la salsa no cubre el pollo, incorpora otro vaso de caldo o de agua.
  12. Agrega el perejil picado.
  13. Revuelve para que no se pegue.
  14. Finalmente, apaga el fuego y sirve el pollo piccata que acabas de preparar en un plato.

¿Por qué preparar esta receta?

El pollo piccata es que este plato se puede elaborar como una opción de comida saludable. Si bien esta receta lleva mantequilla, se puede reducir la cantidad de la misma y, así, obtener un plato nutritivo y bajo en grasas.

Se sabe que el pollo es un alimento que posee un aporte destacable de proteínas, fósforo y ciertas vitaminas del complejo B. De hecho, la Fundación Española de nutrición detalla que el aporte nutricional que contiene el mismo en 100 gramos de alimento es el siguiente:

  • 20 gramos de proteínas
  • 128 miligramos de fósforo
  • 10,4 miligramos de niacina
  • 0,3 microgramos de vitamina B6

Por otro lado, los profesionales de la nutrición recomiendan a las personas que tienen una alimentación omnívora que en sus dietas predomine la ingesta de carnes bajas en grasas saturadas, como lo es el pollo. Por ello, este plato es una opción compatible con una alimentación saludable.



¿Con qué acompañar el pollo «piccata»?

Espárragos de mar: características y usos en la cocina.
Los espárragos pueden ser un buen acompañamiento para el pollo piccata.

Por fortuna, las guarniciones que sientan bien con el pollo piccata son variadas. En general, se lo acompaña con un plato de pastas, ya sean rellenas, tallarines o espaguetis. También, combina a la perfección con verduras, con arroz, con quinoa y hasta con polenta. Si quieres opciones detalladas para preparar con este plato, ten en cuenta las siguientes:

  • Ensalada de aceitunas, rúcula y tomates cherry con aceite de oliva
  • Arroz con queso en hebras, choclo y boniato
  • Quinoa, tomates y cebolla morada rehogada
  • Ensalada de pepino y zanahoria rallada con vinagre
  • Verduras al horno: berenjena, zapallo, morrón y cebolla
  • Espárragos y repollo de bruselas con aceite balsámico

Consejos para variar la textura del pollo piccata

Hay quienes prefieren que la salsa del pollo sea espesa. Si este es tu caso, lo puedes lograr agregando otros ingredientes. Lo más aconsejable para ello, es que añadas una cucharada de fécula de maíz, previamente disuelta en 2 cucharadas de agua natural para que no formen grumos. Otra opción es que incorpores harina de trigo también disuelta en agua o, incluso, crema de leche o nata.

Prepara esta receta en casa

El pollo es un ingrediente saludable y sumamente versátil. Como has podido ver, esta receta no requiere de grandes conocimientos gastronómicos. Por lo tanto, te animamos a que la pruebes.

Eso sí, ten en cuenta que la inclusión de carnes con salsas a base de mantequilla o nata no se recomienda de manera habitual en la pauta, debido a su gran aporte de carbohidratos. No obstante, no sucederá nada frente a su consumo esporádico.

Te podría interesar...
Deliciosa receta de enfrijoladas de pollo mexicanas
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Deliciosa receta de enfrijoladas de pollo mexicanas

Las enfrijoladas de pollo suponen una excelente opción para preparar rápido sin renunciar a un buen aporte de nutrientes.




Los contenidos de esta publicación se redactan solo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar o sustituir diagnósticos, tratamientos o recomendaciones de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar cualquier procedimiento.