Dieta hCG: características y posibles riesgos

La FDA cataloga este método para bajar de peso como peligroso y fraudulento. Sin embargo, sus seguidores lo defienden. Te contamos más sobre sus riesgos.
Dieta hCG: características y posibles riesgos
Maria Patricia Pinero Corredor

Escrito y verificado por la nutricionista Maria Patricia Pinero Corredor.

Última actualización: 06 febrero, 2022

La dieta hCG es un método para bajar de peso bastante controvertid0. Tiene defensores que aseguran su efectividad, pero la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA) la considera peligrosa, ilegal y fraudulenta.

Pero, ¿qué es la hCG? ¿Por qué se dice que ayuda a la pérdida de peso? Pues bien, hCG hace referencia a la hormona «gonadotropina humana» cuyos niveles son elevados a principios del embarazo. También está relacionada con los tratamientos de fertilidad.

Sin embargo, hace algunos años, el doctor Albert Simeons propuso su uso como modalidad para adelgazar. En concreto, el plan sugiere el consumo de solo 500 calorías al día más una inyección de la hormona. Por supuesto, su implementación supone varios riesgos. A continuación, te contamos todos los detalles.

¿En qué se basa la dieta hCG?

La dieta hCG consiste en una extrema restricción calórica —solo 500 calorías al día— y en la inyección de la hormona hCG (coriogonadotropina humana). Dicha hormona es la que liberan las mujeres en estado de gestación para ayudar al crecimiento saludable del útero y al desarrollo del feto.

Como método para adelgazar, su uso se hizo popular en la década de 1950. De acuerdo con sus defensores, la inyección de hCG podría disminuir la sensación de hambre y apoyar la pérdida de peso. Incluso, se llegó a afirmar que contribuía a la redistribución de grasa en los muslos, las caderas y el estómago.

Pese a esto, no hay estudios que respalden su seguridad y eficacia. Por el contrario, la mayor parte de las investigaciones aseguran que la efectividad de esta dieta radica en el bajo consumo de calorías y no tiene nada que ver con el uso de la hormona.

En la mayoría de las evaluaciones se administró un placebo a un grupo de personas que hacían la dieta y la hormona a otro grupo. Se encontró que la reducción de peso fue similar entre ambos grupos. Además, demostraron que la hCG no quita el hambre.

¿En qué se basa la dieta hCG?
La hormona hCG incrementa durante el periodo de embarazo. No hay estudios que demuestren que calma el apetito o que ayude a la pérdida de peso.


¿Qué dice la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA)?

La Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA) ha aprobado la hCG como medicamento recetado para tratar la infertilidad femenina y el hipogonadismo en los hombres. No obstante, desaprueba su uso como producto para bajar de peso.

Según esta entidad, los fabricantes promocionan estos productos asegurando que «cambian los patrones de alimentación anormales» o que «restablecen el metabolismo». De hecho, se afirma que puede ayudar a la pérdida de 10 a 15 kilos en 30 a 40 días. 

Pese a esto, la FDA advierte de sus peligros y explican que «cualquier pérdida de peso se debe a la extrema restricción calórica. No a la hCG». En ciertas dosis pone en riesgo la salud.

Por ello, en 2016 enviaron siete cartas de advertencia a las empresas que comercializaron estos productos. Consideran su comercialización como violatoria de la ley y solo lo admiten cuando el médico las sugiere como parte de un tratamiento hormonal. 

¿Cómo se planifica la dieta hCG?

Distribuir 500 calorías al día no es cosa fácil. Por lo tanto, debe ser una dieta muy baja en grasas. Se divide en 3 fases:

  1. Fase de carga: durante los 2 primeros días se consumen alimentos abundantes en grasa y en calorías. Además, se inicia la toma de hCG.
  2. Fase de pérdida de peso: de la semana 3 a la 6 se comen 500 calorías junto con la hCG. Solo se permiten el almuerzo y la cena.
  3. Fase de mantenimiento: es el momento de excluir el hCG; además, se va aumentando de manera gradual la ingesta de alimentos, pero sin azúcar ni almidón, durante 3 semanas.

Los promotores de esta dieta recomiendan solo 3 semanas en la fase intermedia para aquellas personas que buscan una mínima pérdida de peso. Sin embargo, si se desea una pérdida de peso más significativa, hay que seguirla por 6 semanas. De hecho, algunos repiten todas las fases hasta llegar al peso esperado.

Cada comida debe contener una porción de proteína magra, un pedazo de pan, un vegetal y una porción de frutas. Se debe evitar la mantequilla, el azúcar y los aceites. A su vez, hay que ingerir muchos líquidos, en especial el agua. Es válido el café o el té

¿La dieta hCG ayuda a perder peso?

Por lo general, cuando se hace una dieta baja en calorías, el cuerpo usa las reservas energéticas para poder cumplir con sus funciones. De este modo, se empieza a disminuir la grasa acumulada.

Para entenderlo mejor, cabe recordar cómo funciona el metabolismo. Todos los alimentos y bebidas pasan a ser energía a través de las calorías. Cuando se toman en exceso, el cuerpo no consigue utilizarla y tiende a acumularse.

De acuerdo con esto, es lógico pensar que la dieta hCG sí ayuda a una reducción de peso importante. Y es que, para un adulto promedio, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda la ingesta de 2000 a 2500 calorías al día.

Riesgos de la dieta hCG

¡Cuidado! Si bien este modelo de alimentación permite perder kilos, lo cierto es que supone varios riesgos para la salud. Hoy en día, es un tipo de dieta desaconsejado por los profesionales. Veamos en detalle sus peligros.

1.Deterioro del estado nutricional de los minerales

En un estudio divulgado en los Archivos Latinoamericanos de Nutrición, un grupo mujeres obesas fue dividido en dos. Uno hizo una dieta de 1000 calorías y otro una de 1300.

A las 12 semanas se evaluó el valor nutricional del hierro, el zinc, el cobre y el calcio. Se registró que las dietas hipocalóricas deterioran el valor nutricional de los micronutrientes.

n consecuencia, pueden aparecer trastornos como la anemia, la pérdida de cabello, la alteración en la calcificación ósea y los cambios dentales.



2. Desequilibrio electrolítico

En la sangre están los electrolitos, que son iones con carga positiva y negativa. Tienen funciones importantes en el cuerpo, como las reacciones nerviosas y la función muscular. Una dieta inadecuada y una falta de vitaminas puede provoca su desequilibrio. Sus síntomas abarcan lo siguiente:

  • Latidos irregulares.
  • Cambios en la presión sanguínea.
  • Confusión.
  • Trastornos del sistema nervioso.
  • Problemas óseos.

3. Latidos cardíacos irregulares

Los latidos cardíacos demasiado lentos o muy rápidos pueden tener su origen en problemas alimentarios. Esto es porque el corazón siempre está en funcionamiento y necesita energía continuamente.

De hecho, se sabe que un aporte deficiente de energía produce alteraciones estructurales y funcionales en el corazón a largo plazo. Suele aparecer en pacientes con anorexia nerviosa, quienes también tienen una insuficiencia calórica en su dieta.

Mujer con latidos irregulares
Lejos de causar beneficios, la dieta hCG conlleva a varios riesgos potenciales para la salud. Uno de ellos son los latidos irregulares.


 4. Varios efectos secundarios

La ciencia ha demostrado que la hCG puede causar efectos secundarios como los siguientes:

  • Cansancio.
  • Irritabilidad.
  • Inquietud.
  • Depresión.
  • Edema o acumulación de líquidos.
  • Formación de coágulos en la sangre.
  • Mamas agrandadas en los hombres.

La restricción calórica también puede producir pérdida de masa muscular, efectos adversos en la salud mental y física, desnutrición, aumento del riesgo de cálculos renales y complicaciones en personas diabéticas y con trastornos renales.

Seguridad de la dieta hCG

En este punto, hay que recordar que la FDA no ha aprobado la hCG como coadyuvante para perder peso. Además, no hay evidencias que respalden los supuestos beneficios de esta dieta.

Por el contrario, se advierte de posibles efectos secundarios por el uso de la hormona y por la restricción calórica que propone este régimen. Así pues, si de bajar de peso se trata, lo mejor es buscar orientación profesional con el médico y el nutricionista. 

Te podría interesar...
¿Cuántas calorías debo comer al día para bajar de peso?
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
¿Cuántas calorías debo comer al día para bajar de peso?

En el siguiente artículo nos preguntamos sobre cuántas calorías debemos comer para bajar de peso y cómo reducirlas de un modo saludable.



  • Aguirre M. Efecto de dietas con restricción moderada de energía sobre el estado nutricional de algunos minerales en mujeres obesas. 2007. Archivos latinoamericanos de nutrición. http://ve.scielo.org/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0004-06222007000300006
  • K Johansson. Risk of symptomatic gallstones and cholecystectomy after a very-low-calorie diet or low-calorie diet in a commercial weight loss program: 1-year matched cohort study. International Journal of Obesity (2014) 38, 279–284. 2014
  • Parikh H. Trombosis venosa profunda múltiple (TVP) aguda como probable evento adverso del uso de gonadotropina coriónica humana (HCG) para la pérdida de peso. Ash Publication. Volumen 126, Número 23. 3 de diciembre de 2015
  • Cuesta F. Desnutrición y corazón. Fbbva. https://www.fbbva.es/microsites/salud_cardio/mult/fbbva_libroCorazon_cap63.pdf
  • FDA. Preguntas y respuestas sobre los productos HCG para bajar de peso. 2016.
  • Butler S. Evidence for, and Associated Risks with, the Human Chorionic Gonadotropin Supplemented Diet. 2016 Nov;13(6):694-9.  doi: 10.3109/19390211.2016.1156208. Epub 2016 Mar 24.
  • FDA. Evite los productos peligrosos de la dieta HCG. 2020.