Dieta vegetariana para pacientes con diabetes: consejos para planificarla

Si las personas que siguen una dieta vegetariana son diagnosticadas con diabetes, pueden continuar con la misma y ayudar a su tratamiento. Te explicamos cómo elaborar un plan de alimentación acorde para estos casos.
Dieta vegetariana para pacientes con diabetes: consejos para planificarla
Maria Patricia Pinero Corredor

Escrito y verificado por la nutricionista Maria Patricia Pinero Corredor.

Última actualización: 20 agosto, 2022

La estadística de mortalidad de la diabetes y sus complicaciones la han convertido en un verdadero problema de salud pública. El cambio a un patrón de alimentación más saludable se ha convertido en una medida principal de prevención y tratamiento. Ahora bien, ¿funciona la dieta vegetariana para pacientes con diabetes?

Las diferentes versiones de las dietas vegetarianas han demostrado ser tan beneficiosas como los régimenes convencionales. Sin embargo, hay que aplicarlas de una forma correcta.

Esto incluye consumir raciones adecuadas de nutrientes y calorías acordes a las exigencias individuales. De allí que son necesarios ciertos consejos para que funcionen mejor.

Es este artículo te daremos las pautas generales que permiten cumplir de forma adecuada con una dieta vegetariana para pacientes con diabetes. Por eso, si continúas leyendo este artículo, podrás contribuir a disminuir las estadísticas de esta temible enfermedad.



¿Qué es una dieta vegetariana?

De acuerdo a la revista Offarm, la dieta vegetariana incluye todos los alimentos de origen vegetal y excluye las carnes y sus derivados. Según el grado de exclusión, encontramos lo siguiente:

  • Vegana: en la que no se consume ningún alimento animal.
  • Lactoovovegetariana: además de vegetales, se consumen huevos, leche y productos lácteos.
  • Lactovegetariana: solo incluye como alimentos de origen animal a la leche y sus derivados, pero no a los huevos.
  • Variantes menores: la ovovegetariana (huevos y vegetales) y la semivegetariana (permite el pescado y las carnes de aves).

¿Cómo influye la dieta vegetariana en la diabetes?

El tratamiento de la diabetes se basa en 3 pilares fundamentales: dieta saludable, actividad física regular y medicación. Los dos primeros se aplican con carácter preventivo. Pero además, en el caso de la alimentación, es una alternativa viable e insustituible por su efecto protector.

Los patrones de alimentación a base de vegetales son bajos en grasa saturada, colesterol y sodio. Además, tienen un alto contenido de fibra, potasio y ácidos grasos insaturados. La dieta vegetariana puede mantener el control del azúcar en la sangre, regular el peso corporal y disminuir las complicaciones de la enfermedad.

Beneficios de una dieta vegetariana para los pacientes con diabetes

Las características y propiedades nutricionales de una dieta vegetariana benefician el tratamiento de varias enfermedades. En especial, el de la diabetes. Veamos por qué.

Mujer con diabetes tipo 1.
Tanto la diabetes tipo 1 como la 2 podrían beneficiarse de una dieta vegetariana. Siempre y cuando se cumplan algunos principios en su planificación.

Controla el peso corporal

Los planes de alimentación vegetarianos son más bajos en calorías en relación con los convencionales. Esto favorece la pérdida de peso en el paciente obeso diabético, regularizándose el índice de masa corporal.

Además, al mantener un buen control del peso, el azúcar en sangre tiende a normalizarse. Se reduce el riesgo de las complicaciones frecuentes de la diabetes.

Disminuye las complicaciones cardiovasculares

Las dietas veganas son libres de colesterol y bajas en grasas saturadas, lo que se considera un factor protector cardiovascular. Así mismo, el mayor contenido de fibra dietética puede regular los niveles elevados de lípidos en la sangre.

Controla el azúcar en la sangre y la respuesta a la insulina

Las verduras, las frutas frescas, las legumbres, los granos integrales y los frutos secos pueden ayudar a controlar el azúcar en la sangre y mejorar la respuesta a la insulina.

Sin embargo, el consumo desmedido de ciertos vegetales y derivados, sobre todo los ricos en azúcares simples y en almidones (pan, arroz, papas, pasta sobrecocida), puede afectar de forma negativa el azúcar en sangre.



Consejos para planificar la dieta vegetariana del paciente diabético

El primer consejo para llevar a cabo una dieta vegetariana con diabetes es asistir a la consulta con un nutricionista, quien evaluará de manera individual la condición de salud. Además, establecerá los requerimientos calóricos de macro y micronutrientes a ingerir durante el plan.

En el caso de que la dieta no sea vegetariana estricta

Dependiendo del tipo de dieta vegetariana, se pueden considerar o no algunos alimentos de origen animal. Si este es el caso, entonces debes saber elegir qué productos acompañarán.

En caso de incorporarse huevos, se recomienda usar unas 5 claras a la semana, ya que no contienen grasa. Sin embargo, también se permite comer unas 3 yemas semanales y, en caso de tener los lípidos en sangre elevados, solo 2.

Los quesos deben ser magros o sin grasa. El ricotta o queso cottage pueden ser una buena opción, ya que contienen bajos valores de grasa saturada. La leche y el yogur deben ser descremados.

Si la dieta admitiera carnes blancas, se aconsejan los pescados azules, como el salmón, la caballa, las sardinas o el atún. Estos contienen altos contenidos de omega-3, que previenen las enfermedades cardiovasculares.

Las carnes de aves deben prepararse sin piel y, de preferencia, los cortes magros. Se recomienda el asado, el horneado o la plancha para evitar el uso de la grasa en la cocción.

Selecciona los vegetales con un bajo índice glucémico

El índice glucémico (IG) de un alimento es un número que indica la velocidad con la que eleva el azúcar en sangre. Este valor se compara con un elemento de referencia, que podría ser la glucosa o el pan blanco.

Existen alimentos de origen vegetal con alto IG, es decir, que aumentan de manera rápida el azúcar en la sangre. Por esta razón, hay que evitarlos en los pacientes con diabetes.

De acuerdo a la Asociación Americana de Diabetes, el pan, el azúcar, la papa, la calabaza, el arroz blanco, la harina de trigo, la piña y el melón tienen un IG mayor a 70. Mientras que el arroz integral, el salvado de avena, el arroz parbolizado, las legumbres, la zanahoria y la mayoría de las frutas tienen un IG bajo o menor a 55.

Consume vegetales ricos en fibra

La fibra es un nutriente con reconocidos beneficios para la salud. En el caso de la fibra soluble, puede regular la velocidad de absorción de los carbohidratos. De esta manera, logra controlar el azúcar en la sangre.

La pectina, los mucílagos y los betaglucanos son ejemplo de fibras solubles. Para aumentarlas en la dieta, come legumbres, como los frijoles, las lentejas, las arvejas y los garbanzos.

Incluye todas las frutas, menos el aguacate, las aceitunas, la sandía y la piña. También selecciona granos integrales, como la quinoa, la avena, la cebada y el amaranto.

En cuanto a la ingesta, la Asociación Americana de Diabetes recomienda entre 20 a 35 gramos al día de fibra para controlar el azúcar y la insulina en los pacientes diabéticos. Para esto se aconseja comer lo siguiente:

  • 3 raciones diarias de verduras: tomates, pepinos, zanahorias, coliflor, brócoli, coles, calabacín, alcachofas, espinaca.
  • 2 raciones de frutas: manzanas, ciruelas, uvas, peras, durazno, kiwi, toronja, bayas.
  • 5 raciones de cereales integrales.
  • 4 a 5 raciones de legumbres.
Legumbres en la dieta vegetariana del paciente con diabetes.
Las legumbres tienen un lugar que ocupar en la dieta del paciente diabético. 4 a 5 raciones diarias sería lo ideal.

Usa el tipo y la cantidad de grasa adecuada

A pesar de que los aceites vegetales contienen ácidos grasos esenciales y omega-3, se debe consumir la cantidad establecida por el profesional de la salud. Además, las grasas y los aceites son fuente de energía. 1 gramo aporta 9 calorías, que representan más del doble de lo que podrían aportar las proteínas y los carbohidratos.

Debe evitarse las frituras en las preparaciones, los aderezos con aceite, el aguacate y la mantequilla de maní, las aceitunas y la crema de leche. Recuerda usar con preferencia el aceite de oliva.

Distribuye los carbohidratos en el mismo horario

La distribución del número de ingestas de carbohidratos a lo largo del día debe ser igual en cada jornada, incluyendo los intervalos de tiempo. La regularidad influye de manera positiva en el control del azúcar en la sangre.

Esa distribución de carbohidratos no es aplicable a todos los pacientes. Eso lo decidirá el profesional de la nutrición.

Evita la carencia de ciertos nutrientes

La vitamina B12 es un micronutriente que se encuentra en los alimentos de origen animal, en especial en la leche, el yogur y los huevos. En el caso de los veganos, puede haber carencia de esta vitamina y, por lo tanto, se aconseja tomar suplementos en dosis de 5 microgramos diarios.

Modelo de dieta vegetariana para pacientes con diabetes

Al planificar una dieta vegetariana para pacientes con diabetes, se deben considerar cada uno de los consejos anteriores. Este modelo de menú oscila entre 1200 y 1600 calorías al día.

  • Desayuno: 1 tostada de pan integral con salteado de espinacas, acelgas y aceite de oliva, 3/4 de taza de avena en hojuelas no azucarada, una manzana entera y café.
  • Colación: ensalada de frutas frescas
  • Almuerzo: 1/2 taza de espinacas rehogadas con piñones, 1 taza de lentejas guisadas con arroz integral, una brocheta de frutas, té frío no azucarado.
  • Merienda: 1/4 de taza de frutos secos
  • Cena: 3/4 de taza de arroz parbolizado al curri con setas y garbanzos, 1 taza de salteado de calabacín, berenjena y pimiento, 1 brocheta de frutas.
Te podría interesar...
Alimentación en diabetes tipo 2: ¿cómo debe ser?
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Alimentación en diabetes tipo 2: ¿cómo debe ser?

Aunque la diabetes es una enfermedad crónica, puede ser abordada con una alimentación adecuada, actividad física y los medicamentos que se requiera...