Dolor de coxis: 9 posibles causas y cómo aliviarlo

El dolor de coxis puede impedirnos trabajar, estudiar o ejercitar. Sigue leyendo y te contamos qué hacer para aliviarlo.
Dolor de coxis: 9 posibles causas y cómo aliviarlo
Leonardo Biolatto

Revisado y aprobado por el médico Leonardo Biolatto.

Última actualización: 13 septiembre, 2022

El dolor de coxis, también llamado coxigodinia, es aquel que se presenta al final de la columna, justo donde comienzan los glúteos. La intensidad varía, aunque en ocasiones aumenta la incomodidad al estar sentados o al adoptar determinadas posiciones.

Las causas son diversas, incluyendo lesiones y malas posturas. Puede requerirse de tratamiento con analgésicos, pero otras veces se alivia solo o aplicando algunas medidas caseras.

Incidencia del dolor de coxis

El coxis o cóccix es un hueso se compone de tres o cinco vértebras fusionadas. Se encuentra al final de la columna, en la base, justo debajo del sacro.

Es el que soporta el peso al sentarnos, junto con la parte inferior de la pelvis. En los adultos tiende a curvarse un poco. Cuando esto ocurre en exceso puede ocasionar algunos problemas.

Entre tales problemas se encuentra el dolor en el coxis, que también se conoce con otros nombres, como dolor del hueso sacro, dolor coccígeo, coccidinia, coccigodinia o cocciaglia. De acuerdo con las investigaciones, constituye cerca del 1 % de las consultas por dolencias en la columna vertebral.

Es más frecuente en las mujeres. Se piensa que esta diferencia puede deberse a la localización del coxis femenino, más posterior o expuesto.



Síntomas asociados

El dolor en el coxis se suele presentar como una sensación punzante en el hueso de manera constante. Otras veces se siente cuando se toca o palpa la zona. Puede irradiar hacia la cintura.

Generalmente, empeora al estar mucho tiempo sentado o de pie, al hacer alguna actividad que genere más presión sobre el hueso y al moverse repentinamente. En ocasiones, puede haber dolores al defecar o cuando se tienen relaciones sexuales. En las mujeres provoca incomodidades durante la menstruación.

Otros síntomas que pueden acompañar son los siguientes:

  • Aparición de hematomas.
  • Sensación de presión o entumecimiento en los glúteos.
  • Menor calidad del descanso.
Cóccix.
La ubicación del cóccix provoca que su dolor afecte la calidad de vida, pues molesta al sentarse y al acostarse.

Posibles causas del dolor en el coxis

Son diversas las causas que pueden ocasionar la aparición de un dolor en la zona sacra o coccígea. Entre las mismas se tienen las siguientes.

1. Lesión o traumatismo

Como consecuencia de caer sentados o recibir un golpe en la zona de la cintura, podemos sufrir una lesión o traumatismo que conlleve dolor en el coxis. Hay que aclarar que las fracturas de este hueso no son tan frecuentes, pero de igual modo ocurren.

Puede requerirse de un mayor tiempo de recuperación.

2. Acción repetitiva

El dolor puede deberse a la realización de una acción que genera presión constante sobre el hueso, como andar a caballo o en bicicleta. Incluso al correr o al bajar y subir escaleras.

3. Mal movimiento o sobreesfuerzo

Otra situación relacionada con la aparición de un dolor en el coxis es un mal movimiento al agacharse o un sobreesfuerzo al levantar una carga.

4. Mala postura

Mantener una mala postura corporal al sentarse durante mucho tiempo, mientras se está trabajando frente a la computadora o al conducir, también es un factor asociado con la aparición de dolor en el coxis.

5. Embarazo y parto

En los últimos meses de embarazo, los huesos de la zona lumbar se acomodan de otra forma. Se hacen más flexibles o móviles. Asimismo, durante el parto, la cabeza del bebé puede lesionar algunas estructuras.

6. Sobrepeso u obesidad

Mantener un peso por encima del adecuado para la talla o un índice de masa corporal (IMC) elevado, alrededor de 30, hace que la presión sobre el coxis también se incremente.

7. Hernia discal

En ciertos casos, el dolor del coxis puede ser consecuencia de una compensación, en el sentido de que la persona cambia la manera de sentarse o pararse para evitar incomodidades. Esto sucede, por ejemplo, cuando hay una hernia discal en la zona lumbar.

8. Procesos articulares degenerativos

Procesos como la enfermedad degenerativa articular (EDA) afectan los cartílagos que recubren las articulaciones y estructuras óseas. Si esto ocurre en la región lumbosacra, por ejemplo, puede haber dolor en el coxis.

9. Otras causas

Con menos frecuencia, el dolor en el coxis puede deberse a un tumor, un quiste o a la enfermedad pilonidal, que es una infección provocada por acumulación de vellos y células muertas debajo de la piel.



Tratamientos para el dolor de coxis

El dolor de coxis puede remitir por sí solo en unos días. Aunque algunos se hacen crónicos y persisten por semanas.

En estos casos, la recomendación es acudir al médico.

El profesional de la salud realizará el reconocimiento del área para buscar signos de fracturas, presencia de bultos o señales de infección. También interrogará al paciente con respecto a si ha sufrido algún golpe o cuáles son sus hábitos.

De manera complementaria, puede solicitar la realización de pruebas de diagnóstico por imagen. Podrán ser radiografías, tomografías o resonancias magnéticas.

El tratamiento a seguir variará según la causa y la gravedad de los síntomas. Se pueden combinar varias de las siguientes opciones:

  • Antiinflamatorios no esteroideos, como ibuprofeno, naproxeno y otros, para reducir el dolor y la inflamación.
  • Inyecciones de anestésicos y esteroides, cuando el dolor es muy potente.
  • Fisioterapia: masajes, tratamiento quiropráctico, estimulación nerviosa eléctrica transcutánea, entre otros.

Se hace cirugía para extirpar parcial o totalmente el hueso del coxis. Sin embargo, esto se recomienda solo cuando las otras opciones no han dado resultado. Y aunque es una operación que se puede hacer de forma sencilla, la recuperación puede tomar varios meses.

Quiropraxia de columna.
La quiropraxia de la columna vertebral puede ayudar a controlar el dolor en la zona baja; sea en el cóccix o en el sacro.

Otras medidas para atenuar o prevenir el dolor de coxis

Además de los tratamientos mencionados, se pueden tomar en cuenta una serie de recomendaciones para atenuar el dolor de coxis o incluso prevenirlo. Sin embargo, los remedios caseros deben aplicarse solo cuando el médico lo autorice y una vez se hayan determinado las causas.

Al respecto, se tienen las siguientes opciones:

  • Reposo: se deben suspender actividades físicas fuertes que impacten en la columna.
  • Aplicar hielo local en la parte baja de la espalda. También, de manera alternada, usar calor con compresas.
  • Al estar sentados, se debe inclinar un poco el cuerpo hacia delante, para que el peso recaiga en las piernas. Para mayor comodidad, se deben usar cojines especiales para sentarse.  Cuando hay dolor instaurado, la mejor postura al dormir es sobre un costado.
  • Hay que combatir el estreñimiento, tomando suficiente líquido y consumiendo fibra.
  • Las personas que tienen kilos de más deben procurar bajar de peso.
  • Hay algunos ejercicios adecuados, como los que se hacen cuando existe hernia discal o lumbalgia, para estirar y fortalecer los músculos de la espalda baja.

¿Se debe acudir al médico por dolor de coxis?

En ciertos casos, como ya se mencionó, el dolor en el coxis disminuye o desaparece cuando modificamos la actividad o los hábitos que ocasionaban su aparición. Sin embargo, no hay que confiarse.

En tal sentido, es conveniente acudir al médico cuando el malestar persiste o cuando es muy intenso. Asimismo, si se presentan otros síntomas, tales como inflamación, enrojecimiento y sensación de calor en la piel de la zona.

Te podría interesar...
Cómo cuidar la salud de la espalda
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Cómo cuidar la salud de la espalda

Es imprescindible aprender cómo cuidar la salud de la espalda, un área muy importante del cuerpo y a la vez, muy sensible.



  • Bannura G. Enfermedad pilonidal sacro-coccígea: factores de riesgo y tratamiento quirúrgico. Rev Chil Cir. 2011;  63(5): 527-533.
  • Emerson S, Speece A. Manipulation of the coccyx with anesthesia for the management of coccydynia. J Am Osteopath Assoc. 2012; 112: 805-807.
  • Navarro Navarro R, Navarro García R, Santana Suárez R, Barroso Rosa S. Coccigodinia. Situación actual, diagnóstico y tratamiento. Canarias médica y quirúrgica. 2011; 2: 28-37
  • Ortega Sánchez-Pinilla R. ¿Cuáles son los ejercicios indicados en la lumbalgia crónica y en la hernia discal? FMC - Formación Médica Continuada en Atención Primaria. 2020; 27(1): 34-46.
  • Patel R, Appannagari A, Whang P. Coccydynia. Curr Rev Musculoskelet Med. 2008; 1(3-4): 223-226.
  • Rivero Torres R, Álvarez Fiallo R. Hernia discal lumbar: algunos aspectos del diagnóstico. Rev Cub Med Mil. 2004;  33(2). Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0138-65572004000200003&lng=es.
  • Salar O, Mustaq F, Ahmed M. Defecation pain and coccydynia due to an anteverted coccyx: a case report. J Med Case Rep. 2012; 6: 175. Accessed 7/1/2020.