Germen de trigo: aportes nutricionales y usos

Te vamos a enseñar cuáles son los aportes nutricionales del germen de trigo y las razones por las que deberías incluir este producto en la alimentación de forma regular.
Germen de trigo: aportes nutricionales y usos
Nelton Abdon Ramos Rojas

Revisado y aprobado por el médico Nelton Abdon Ramos Rojas el 30 diciembre, 2020.

Escrito por Paula Aroca, 22 agosto, 2013

Última actualización: 30 diciembre, 2020

El germen de trigo es la parte de la semilla que germina y produce una nueva planta. Posee muchas propiedades benéficas para la salud humana. Además puedes agregarlo fácilmente a la dieta.

Cuenta con un alto contenido en vitaminas, minerales y proteínas. En el siguiente artículo te explicamos más los aportes que brinda el germen de trigo y cómo debes consumirlo.

Aportes nutricionales del germen de trigo

Germen de trigo

Omega 3

Posee un alto porcentaje de Omega 3. Estos lípidos ayudan a disminuir el colesterol y a impedir la formación de coágulos en la sangre. Todo esto contribuye a preservar el aparato circulatorio y a prevenir enfermedades cardíacas.

El Omega 3 es uno de sus componentes que más beneficia al cerebro. Además se recomienda durante el embarazo ya que previene las malformaciones en el feto. Así lo evidencia un estudio publicado en The Journal of Maternal Fetal & Neonatal Medicine.

Cabe destacar también que los ácidos grasos de la serie omega 3 desempeñan un papel determinante a la hora de modular los procesos inflamatorios. Son capaces de inhibir las cascadas que generan la inflamación, de forma que se reduce el riesgo de desarrollar enfermedades que tienen este mecanismo como elemento subyacente.

Vitamina E

Contiene una considerable cantidad de vitamina E, poderoso antioxidante que colaborará para controlar los radicales libres, responsables del envejecimiento prematuro. La vitamina es capaz de cederle electrones a las especies reactivas de oxígeno, de forma que incrementa la estabilidad de las moléculas y se generan menores mutaciones en el ADN, lo cual se considera contraproducente para el organismo.

Esta vitamina colabora en la mejora de la piel, de las uñas y  del pelo. Beneficia también al aparato circulatorio, a la mente y a la vista, según  una investigación publicada en IUBMB.

También es muy útil para prevenir y combatir la arterioesclerosis. Aunque aún faltan investigación, se recomienda una dieta con alto contenido en vitamina E, incluyendo germen de trigo, para prevenir el mal de Parkinson.

Vitamina B

El germen de trigo cuenta con vitaminas del complejo B (B1, B2 y B6), que benefician el sistema nervioso e inmunológico. También tiene una alta concentración de vitamina B9 o ácido fólico.

Este último nutriente ayuda a prevenir la aparición de la anemia, una patología que cursa con fatiga crónica y con cansancio y que es capaz de condicionar los hábitos de vida. Además resulta esencial para las embarazadas.

Minerales y proteínas

  • Por su aporte de magnesio ayuda a reducir los azúcares en sangre. Por esto se recomienda su consumo en pacientes diabéticos.
  • Al ser un alimento con alto contenido de fósforo, ayuda a mantener los huesos y dientes sanos. También mejora la resistencia física y beneficia las funciones cerebrales.
  • Cuenta con hierro, por lo que está indicado para los casos de anemia y hemorragias nasales.
  • Contiene un alto porcentaje en proteínas e hidratos de carbono. Esto lo convierten en el complemento ideal para todas las edades, desde el niño al anciano.
  • Aporta minerales como el calcio, fósforo, magnesio, potasio y sodio. El potasio, por ejemplo, ha demostrado ser capaz de ayudar a controlar la presión arterial.

Además tiene propiedades antiartríticas y antineurálgicas por lo que ayudan a disminuir el dolor causado por la artritis reumatoidea. Y posee ácido linoleico, el cual facilita la asimilación de grasas, proteínas y azúcares, colaborando en equilibrar el organismo.

Cómo consumirlo

Jugo de piña

El germen de trigo es un excelente alimento que puede consumirse a cualquier edad. En forma de copos o polvo, se recomienda tomar entre una y tres cucharadas para los adultos por día. Para los niños la misma cantidad, pero de postre.

Se puede tomar en el desayuno mezclado con zumos, espolvoreado sobre ensaladas, junto con el yogur, la leche, o las sopas o formando parte de recetas de panadería. Se lo puede utilizar, además, como ingrediente en rellenos y tortillas, en albóndigas y hamburguesas.

De todos modos trata de combinar este alimento con otros cereales saludables. Un ejemplo de ellos sería la avena, que destaca principalmente por su contenido en fibra y en carbohidratos complejos de alta calidad. Esta también se puede incluir en los batidos y en muchas preparaciones, aportando micronutrientes esenciales.

Incluye germen de trigo en la alimentación

Es necesario tener en cuenta que debemos usar el germen de trigo como complemento de dieta y no como sustituto de alimentos. Lo mejor para el organismo es una alimentación variada y saludable. Además, ante cualquier duda siempre es conveniente consultar a un médico que nos indicará si la utilización es conveniente en nuestra dieta.

Tampoco olvides que, además de cuidar la alimentación, es importante la práctica de ejercicio físico de forma habitual. El deporte contribuye a incrementar la eficiencia del organismo y a utilizar los carbohidratos ingeridos como combustible, siendo esta su función principal. De este modo disminuye la incidencia de las patologías complejas de tipo metabólico.

Te podría interesar...
Descubre los mejores cereales sin gluten para incluir en la dieta
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Descubre los mejores cereales sin gluten para incluir en la dieta

Es recomendable evitar el consumo de gluten tanto como sea posible. La mejor opción es simplemente consumir cereales sin gluten.



  • Saccone G, Saccone I, Berghella V. Omega-3 long-chain polyunsaturated fatty acids and fish oil supplementation during pregnancy: which evidence? J Matern Fetal Neonatal Med. 2016;29(15):2389-97.
  • Sozen E, Demirel T, Ozer NK. Vitamin E: Regulatory role in the cardiovascular system. IUBMB Life. 2019 Apr;71(4):507-515.
  • Chmielewski J, Carmody JB. Dietary sodium, dietary potassium, and systolic blood pressure in US adolescents. J Clin Hypertens (Greenwich). 2017 Sep;19(9):904-909