Esto es lo que le pasa a tu organismo cuando bebes limón con miel

Al juntar limón con miel conseguimos un aporte extraordinario de vitaminas y antioxidantes que pueden ayudarnos a fortalecer nuestras defensas y darnos un plus de energía de forma natural
Esto es lo que le pasa a tu organismo cuando bebes limón con miel
Valeria Sabater

Escrito y verificado por psicóloga Valeria Sabater.

Última actualización: 03 mayo, 2022

Tomar una infusión de limón con miel en un vaso de agua tibia es uno de los remedios clásicos de la medicina natural. Sin embargo, en muchas ocasiones, las terapias más sencillas y económicas pueden sustituir a muchos complementos vitamínicos.

Si tienes la oportunidad de conseguir miel orgánica directamente de un apicultor, te beneficiarás de sus increíbles propiedades, esas que quedan aún más reforzadas gracias a los antioxidantes y la vitamina C del limón.

Si todavía no has descubierto todo lo que puede hacer por ti un vaso de agua tibia con limón y miel, te invitamos a ponerlo en práctica. ¡Te damos 5 razones para hacerlo!

Cómo tomar miel con limón

Hay distintas maneras de consumir la miel con el limón, para aprovechar sus beneficios. Te mostramos algunas de ellas.

Infusión

Esta infusión es sumamente sencilla. Solo necesita unos pocos ingredientes y podrás disfrutar su suave aroma y agradable sabor.

Ingredientes:

  • Limón
  • Miel
  • Agua (250 ml)

Preparación:

  • Se corta un limón a la mitad y se exprime.
  • Se pone a calentar el agua.
  • En lo que hierva, se aparta del fuego y se sirve en una taza.
  • Se añade una cucharada de jugo de limón y una de miel.
  • Y removemos.

Mientras más caliente se toma, más beneficiosa resulta esta infusión de miel con limón. No obstante, se debe tener cuidado de no quemarse.

Por otra parte, si queremos preparar más cantidad, debemos mantener la proporción: siempre debe ser la misma cantidad de miel que de jugo de limón.

Bebida refrescante

Se prepara exactamente igual que la infusión, pero se deja enfriar. Al servir, se pueden añadir unas hojas de menta. Es ideal para esos días calurosos del verano.

Jarabe

Es recomendado para los dolores de garganta así como para otros síntomas del resfriado. Los ingredientes son los mismos que en la infusión: miel, limón y agua.

En cuanto a la preparación, se mantienen las proporciones de los dos primeros (una cucharada de cada uno), pero se reduce la cantidad de agua, para hacerlo más espeso. Se debe procurar, asimismo, que la mezcla quede homogénea.

Macerado

Para este macerado de limón y miel añadiremos otro ingrediente, además de los mencionados: el tomillo. Se prepara de la siguiente manera:

  • Se lavan bien dos limones y unas hojas de tomillo fresco.
  • Cortamos los limones en cuartos, conservando incluso la cáscara.
  • Introducimos los limones en un recipiente, junto con las hojas de tomillo.
  • Se calienta un poco la miel, de preferencia que sea con propóleo.
  • La cantidad recomendada es 250 gramos.
  • Con la miel se cubren los limones y el tomillo.
  • Se deja macerar por dos días.

El macerado es recomendable tomarlo en el desayuno o entre comidas. En tanto que el jarabe es mejor antes de ir a dormir.

Beneficios del limón con miel para el organismo

Estos dos productos naturales, por sí solos, son saludables y aportan muchos beneficios para la salud. Y cuando los combinamos, el efecto es aún mayor, como veremos a continuación.

1. Para bajar de peso

Empezar el día con un vaso de agua tibia con el jugo de un limón y una cucharadita de miel hará que nuestro organismo pueda ir descomponiendo mejor las células de grasa acumuladas.

Este remedio no conseguirá que la grasa desaparezca sin más, sino que la hará “menos resistente”. De ese modo, siempre y cuando bebamos líquidos, cuidemos de nuestra alimentación y hagamos algo de ejercicio, será más fácil mantener la línea.

También, por su alto contenido en antioxidantes, su azúcar de fácil asimilación y sus grandes beneficios para el hígado, el agua tibia con limón y miel favorece todo este proceso de pérdida de peso.

2. Nos ayuda a reducir el dolor articular

Si padeces artritis, sufres dolor, rigidez y molestias, empieza a introducir en tu dieta un vaso de agua con limón y miel.

  • Según la revista Arthritis foundation, gracias a estos dos componentes logramos desinflamar el tejido donde se acumulan esos agentes infecciosos que cursan con el dolor articular.
  • El limón es un agente depurativo, que además eleva nuestras defensas; a medida que asumamos el buen hábito de tomar cada día este remedio, iremos notando mejorías.
  • La miel, por su parte, es un agente antiinflamatorio con un elevado poder antibiótico que resulta sin duda muy beneficioso en casos de reuma y artritis.

3. Fortalece nuestro sistema inmunitario

Este remedio casero es todo un tesoro de vitaminas, minerales, enzimas, antioxidantes y nutrientes que, además de darnos energía, aumentan nuestras defensas.

  • Beber cada día agua con limón y miel no hará que evitemos al 100% gripes, resfriados o infecciones. Lo que conseguiremos es que duren mucho menos y podremos curarnos con mayor facilidad.
  • Un sistema inmunitario fuerte hace frente con mayor efectividad a virus y bacterias.
  • El limón con miel es, asimismo, un remedio muy efectivo para personas convalecientes o que han estado un tiempo en el hospital.
  • Gracias a la acción de los antioxidantes del limón y la miel combatimos también el ataque de los radicales libres sobre nuestros tejidos.
limón con miel

4. Cuida de nuestro tracto digestivo

¿Padeces estreñimiento? ¿Sueles tener unas digestiones muy pesadas? Entonces no dudes en tomar cada día un vaso de agua con limón y miel a primera hora de la mañana, para que tu digestión se vuelva más regular.

  • Gracias a la acción antiséptica del limón y la miel combatimos la acidez de estómago.
  • Los alimentos se descomponen mejor y absorbemos los nutrientes de forma óptima.
  • Aliviamos cualquier inflamación intestinal y favorecemos la movilidad de las heces.

5. Favorece la salud del colon

La acumulación de toxinas, levaduras y bacterias nocivas en el colon deriva muchas veces en el desarrollo de determinadas enfermedades. Un colon sano, al igual que un hígado fuerte, es sinónimo de salud.

  • El limón y la miel fortalecen nuestras defensas y nos ayudan a hacer frente a esas bacterias que tienden a acumularse o bien en el estómago o en la flora intestinal.
  • Si conseguimos frenar el avance de las bacterias y las toxinas en órganos como el estómago, los intestinos o el hígado, nuestro colon tendrá menos carga tóxica y, por tanto, estará más sano, desinflamado y limpio.
CancerColon1

¿Cuándo NO es adecuado tomar limón con miel?

  • Si tienes úlceras pépticas es mejor evitar el jugo de limón.
  • La miel no es adecuada para los niños pequeños de entre 1 y 2 años, porque su organismo aún no está preparado para este tipo de alimento natural.
  • Tampoco es recomendable para personas con alergias, ya que la miel puede contener granos de polen.
  • Si padeces diabetes, es mejor consultar con tu médico si puedes tomar este remedio.

Y recuerda, nunca te excedas de las dosis indicadas, es decir, no tomes más que el jugo de un limón, o el ácido cítrico puede causarte mayores problemas que beneficios.

Lo mejor de lo natural

No dudes en cuidar de tu alimentación e introducir estos sencillos complementos como la miel y el limón en tu dieta. Si nos acostumbramos a tomar este remedio de forma equilibrada y si buscamos siempre productos orgánicos y lo más naturales posible, nuestro organismo se puede ver muy beneficiado.

Te podría interesar...
Alivia la tos y el resfriado con una infusión de tomillo, limón y miel
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Alivia la tos y el resfriado con una infusión de tomillo, limón y miel

La infusión de tomillo, limón y miel es un remedio antibiótico con propiedades expectorantes que alivia la tos y el resfriado. ¡Disfrútala!



  • Detoxes and cleanses. (2017). nccih.nih.gov/health/detoxes-cleanses
  • Sukol RB. (2015). Seven reasons to start your day with lemon water. health.clevelandclinic.org/7-reasons-to-start-your-day-with-lemon-water-infographic
  • Fukuchi, Y., Hiramitsu, M., Okada, M., Hayashi, S., Nabeno, Y., Osawa, T., & Naito, M. (2008). Lemon Polyphenols Suppress Diet-induced Obesity by Up-Regulation of mRNA Levels of the Enzymes Involved in β-Oxidation in Mouse White Adipose Tissue. Journal of Clinical Biochemistry and Nutrition, 43(3), 201–209 ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2581754/
  • Hashemipour MA, Tavakolineghad Z, Arabzadeh S, Iranmanesh Z, Nassab S. Antiviral Activities of Honey, Royal Jelly, and Acyclovir Against HSV-1. Wounds a Compend Clin Res Pract [Internet]. 2014 Feb;26(2):47–54. http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/25860226
  • Kurl, S., Tuomainen, T. P., Laukkanen, J. A., Nyssonen, K., Lakka, R., Sivenius, J., & Salonen, J. T. (2002, June). Plasma vitamin c modifies the association between hypertension and risk of stroke. Stroke, 33(6), 1568-1573 stroke.ahajournals.org/content/33/6/1568.long
  • Vit, Patricia. (2004). Productos de la colmena recolectados y procesados por las abejas: Miel, polen y propóleos. Revista del Instituto Nacional de Higiene Rafael Rangel, 35(2), 32-39. http://ve.scielo.org/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0798-04772004000200006&lng=es&tlng=es
  • Zapparoli Zecca. Mujeres y prácticas curativas tradicionales. Rev. Reflexiones. 2012; 91 (2): 107-119. https://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=4796328