Fenilalanina: ¿qué es y cuáles son sus funciones?

La fenilalanina es un aminoácido esencial, por lo que debe ser incluido en la dieta. Descubre por qué es tan importante para la vida.
Fenilalanina: ¿qué es y cuáles son sus funciones?
Maria Patricia Pinero Corredor

Escrito y verificado por la nutricionista Maria Patricia Pinero Corredor.

Última actualización: 16 abril, 2022

Los aminoácidos son moléculas que se combinan para formar las proteínas en los alimentos y en el cuerpo. De los 20 aminoácidos que se requieren, 9 de ellos son esenciales, es decir, deben ser suministrados con la dieta porque nuestro cuerpo no los sintetiza. La fenilalanina es uno de ellos.

Son estas unidades las que ayudan al crecimiento y a la reparación de los tejidos. También funcionan para producir otros aminoácidos, formar anticuerpos, algunas hormonas y sintetizar los músculos.

Los alimentos que más lo contienen son los de origen animal y algunos vegetales. Existen endulzantes artificiales que son elaborados con fenilalanina. Sin embargo, a pesar de sus beneficios, hay que cuidarse de un consumo excesivo.

Para saber más sobre las funciones de este interesante aminoácido, dónde se encuentra en forma natural y las dosis recomendadas, te invitamos a seguir leyendo el artículo.

¿Qué es la fenilalanina?

La fenilalanina, al igual que otros 8 aminoácidos, debe ser ingerida con los alimentos porque el cuerpo no la sintetiza. Por eso se considera un aminoácido esencial.

Es conocida por las siglas F o Phe y se encuentra en las proteínas en su forma natural como L-fenilalanina. También se producen las formas D-fenilalanina o DPA y una mezcla de ellas conocida como DL-fenilalanina o DLPA, sintetizadas en el laboratorio.

Desde el punto de vista químico, es considerado un aminoácido aromático. No por sus aromas, sino porque está unido a un anillo de benceno que lo hace insoluble en el agua.

Cumple ciertas funciones importantes dentro de nuestro organismo, incluyendo la producción de otros aminoácidos, como la tirosina. También se sintetizan otras moléculas de importancia biológica, como hormonas y neurotransmisores.

Proteína formada por fenilalanina.
Las proteínas necesitan de los aminoácidos para formarse.


Funciones de la fenilalanina

¿Por qué comentar sobre este aminoácido en particular? Sin duda, sus funciones son amplias.

1. Ayuda a aliviar el dolor

La D-fenilalanina sintética ha sido propuesta para tratar el dolor crónico, como el de la artritis, la fibromialgia y la osteoartritis, ya que bloquea la encefalinasa, una enzima que incrementa los niveles de algias en el cuerpo.

Ante un dolor muy intenso, el organismo libera unos neurotransmisores opioides que poseen efecto analgésicos naturales. Algunos de estos son las endorfinas, las dinorfinas y las encefalinas. La enzima encefalinasa degrada estos analgésicos, pero la D-fenilalanina es capaz de evitar su degradación.

2. Mantiene una buena actividad cerebral

La fenilalanina no solo bloquea enzimas, sino que también permite la síntesis de otros neurotransmisores que mantienen el funcionamiento mental. Algunos de ellos son la dopamina, la norepinefrina y la epinefrina.

Los neurotransmisores también ayudan a detener la degeneración de las neuronas por el envejecimiento. Algunas enfermedades que reciben retrasos en su progresión por el aminoácido fenilalanina son el alzhéimer y el párkinson.

3. Puede formar tirosina

La tirosina es un aminoácido no esencial, pero tan importante como los otros 19 que forman parte del organismo. La fenilalanina se convierte en tirosina, que es precursor de la hormona que regula a la glándula tiroides, conocida como tiroxina. Esta hormona cumple varias funciones vitales.

La tirosina también se asocia con la síntesis de los neurotransmisores adrenalina y dopamina. Estos suprimen el apetito y reducen la grasa corporal.

Por otro lado, la tirosina es indispensable para la producción de melanina. Este es el pigmento responsable del color del pelo y de la piel.

4. Regula el apetito

La fenilalanina, junto con el triptófano, mantienen controlado el apetito. Estimulan la secreción de una hormona llamada colecistoquinina. Esta se considera supresora del apetito y se produce en las principales porciones de intestino delgado donde se digieren las grasas.

5. Te pone de buen humor

La fenilalanina estimula la producción de endorfinas, conocidas como hormonas de la felicidad. Junto con la dopamina, la serotonina y la oxitocina, regulan el estado de ánimo, ayudan a lidiar con el estrés y mejoran el humor. Por esta razón se recomienda para superar enfermedades como la depresión y la ansiedad.

La fenilalanina forma parte de la formulación de una variedad de psicotrópicos como coadyuvante. Mejora, así, las funciones del sistema nervioso central.



Alimentos que aumentan la fenilalanina

A la fenilalanina la encontramos en los alimentos proteicos de origen animal y vegetal. Pero ¿cuáles de ellos se deben seleccionar para asegurar una buena ingesta en la dieta?:

  • Legumbres: la soja, los garbanzos, las lentejas, los frijoles de distintos colores, contienen altos valores de proteínas. Más de 18 % cuando se tratan de legumbres secas. Formando parte de esas proteínas se encuentra la fenilalanina. La ración recomendada es de 60 a 80 gramos de legumbre cruda, 3 veces a la semana.
  • Carne roja: aporta proteínas de alto valor nutritivo, ya que contienen casi todos los aminoácidos esenciales.
  • Pescados: también aportan aminoácidos esenciales como la fenilalanina y el triptófano. Además, el salmón, la caballa, el atún, las sardinas y el róbalo aportan grasa poliinsaturada como EPA y DHA.
  • Huevos: la proteína más completa de todas es la albúmina, que predomina en la clara del huevo.
  • Frutos secos: son fuente de proteínas con un alto aporte de aminoácidos esenciales. Otros nutrientes presentes son las grasas insaturadas, como las omega 3, y varios minerales.

Es importante mencionar que la fenilalanina se encuentra escondida en algunos edulcorantes artificiales. Por eso, aquellas personas que padecen la enfermedad genética conocida como fenilcetonuria, deben evitarlos.

Además, son varios los productos alimenticios como gaseosas, jugos y bebidas lácteas que son fabricados con estos edulcorantes. De allí que se deba leer cuidadosamente la etiqueta del producto.

Leer etiquetas para saber si hay fenilalanina.
En el etiquetado de los productos comerciales debería figurar la presencia del aminoácido.

Dosis y precauciones en el consumo

Las necesidades de L-fenilalanina son de 100 miligramos por kilo de peso al día. Si se ingiere una dieta con abundantes proteínas de origen animal o vegetal, la Phe puede alcanzar los 500 miligramos al día.

Se recomienda no ingerirla junto con alimentos o productos alimenticios que contengan cafeína. Este alcaloide puede disminuir la absorción del aminoácido.

Los suplementos o concentrados en fenilalanina no pueden ingerirse por encima de 2,4 gramos al día. Una sobredosis puede ocasionar náuseas, diarreas, vómitos, dolor de cabeza, vértigo y fiebre.

La fenilalanina resulta peligrosa para algunas patologías. Por ejemplo, las personas con trastornos hepáticos o renales deben cuidar la ingesta del aminoácido y seguir las indicaciones de un especialista. Las mujeres embarazadas o las personas con fenilcetonuria, bajo radioterapia o con cáncer de piel, deben evitar los suplementos.

¿Los alimentos aseguran la ingesta de fenilalanina?

Por supuesto que sí. Los alimentos fuentes de L-fenilalanina, al incluirse en la dieta, aseguran las recomendaciones diarias. Sobre todo las funciones analgésicas, las de producción de neurotransmisores en el sistema nervioso central, la secreción de las hormonas del buen humor y la felicidad y la regulación del apetito.

Consume proteínas de alto valor nutritivo como carnes, pescados, frutos secos, legumbres y huevos.

Te podría interesar...
Tipos de aminoácidos, sus características y dónde encontrarlos
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Tipos de aminoácidos, sus características y dónde encontrarlos

Descubrimos los tipos de aminoácidos, unas moléculas básicas para el mantenimiento de la vida pues participan en muchas funciones corporales.



  • Kim E. Barrett, Susan M. Barman, Scott Boitano, Heddwen L. Brooks. Ganong. Fisiología médica, 24e. CAPÍTULO 7: Neurotransmisores y neuromoduladores. Disponible en: ccessmedicina.mhmedical.com/content.aspx?bookid=1460&sectionid=100105160&jumpsectionid=100105174
  • Aleida Hernández Hernández, Norma Angélica Islas Terrazas, María Ivonne Medina Pérez, Illiana Guadalupe Melo Teodoro], Katia Daniela Gómez Flores, Carlos Daniel Hernández López. Química del amor. Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo. Disponible en: https://www.uaeh.edu.mx/scige/boletin/prepa2/n4/p1.html
  • Daniel De Backer  , Jacques Creteur, Eliézer Silva, Jean-Louis Vincent. Effects of dopamine, norepinephrine, and epinephrine on the splanchnic circulation in septic shock: which is best? Crit Care Med. 2003 Jun;31(6):1659-67. doi: 10.1097/01.CCM.0000063045.77339.B6.
  • Ranjbar-Slamloo Yadollah, Fazlali Zeinab. Dopamine and Noradrenaline in the Brain; Overlapping or Dissociate Functions? Frontiers in Molecular Neuroscience. 2020,12, https://www.frontiersin.org/article/10.3389/fnmol.2019.00334
  • National Center for Biotechnology Information (2022). PubChem Compound Summary for CID 6057, Tyrosine. Retrieved March 18, 2022 from https://pubchem.ncbi.nlm.nih.gov/compound/Tyrosine.
  • Parkinson´s NSW. Four Happy Hormones. Disponible en: https://www.parkinsonsnsw.org.au/four-happy-hormones/
  • Universidad Complutense de Madrid. Legumbres, un alimento estrella. 2016 Año Internacional de las Legumbres. Disponible en: https://www.ucm.es/data/cont/docs/429-2016-01-18-legumbres-un-alimento-estrella-OTRI-2016.pdf