13 hierbas para tranquilizar los nervios y la ansiedad

Las propiedades relajantes de algunas plantas pueden ayudar al tratamiento de descontroles emocionales como los nervios y la ansiedad. ¿Te aquejan estos problemas? Descubre las más efectivas.
13 hierbas para tranquilizar los nervios y la ansiedad
Elisa Morales Lupayante

Revisado y aprobado por la pedagoga en educación física y nutricionista Elisa Morales Lupayante.

Escrito por Yamila Papa Pintor

Última actualización: 01 agosto, 2022

Para tranquilizar los nervios y la ansiedad en momentos de crisis no es estrictamente necesario consumir ansiolíticos y calmantes convencionales. De hecho, esta variedad de medicamentos solo debe tomarse cuando un/a profesional de la salud lo recomiende.

Por lo tanto, es necesario conocer otros métodos alternativos para hacerle frente a estas situaciones. Si bien es útil meditar y permanecer en un ambiente tranquilo, también podría ser recomendable tomar remedios naturales a base de algunas hierbas.

Por otro lado, algo que está más que demostrado es que la práctica de ejercicio físico ayuda a calmar la ansiedad, sobre todo si se realiza al aire libre. Por ello, a continuación te proponemos un sencillo ejercicio que puedes realizar en el jardín de tu casa, en el parque o en tu propio salón si no te queda más remedio.

Plantas para tranquilizar los nervios y la ansiedad

Los nervios y la ansiedad transitorios forman parte del día a día de muchas personas y se pueden considerar parte de una vida normal. Algunas de las preocupaciones más habituales se generan en torno a la salud, el dinero o la familia.

Sin embargo en ocasiones estas preocupaciones aparecen de forma extrema y con mayor frecuencia, incluso cuando no habría motivo o estos son muy leves. No es lo mismo sentirse nervioso de vez en cuando que experimentar ansiedad ante momentos estresantes en la vida.

Permanecer en un estado de nerviosismo y ansiedad puede acarrear varias consecuencias negativas en todo el organismo. Aunque al principio solo afecta la salud emocional, su falta de control puede detonar síntomas físicos que reducen la calidad de vida.

Algunas de estas señales que pueden alertar de un problema de ansiedad son las siguientes:

  • Preocuparse demasiado por los acontecimientos diarios y tener problemas para controlarla.
  • Problemas de concentración.
  • Tener dificultad para relajarse y para dormir.
  • Padecer dolores de cabeza, musculares o estomacales.
  • Cansancio e irritabilidad.

Debido a esto, se aconseja tomar remedios relajantes ante cualquier manifestación de estos problemas. En esta oportunidad queremos compartir algunas opciones herbales para que no dudes en tenerlas en cuenta cuando percibas cualquiera de sus síntomas.



1. Pasiflora

pasiflora para tranquilizar los nervios y la ansiedad

Para tranquilizar los nervios y la ansiedad, nada mejor que la pasiflora. Esta planta tiene un efecto directo sobre el sistema nervioso central y, a su vez, estimula la relajación de los músculos. Entre otras cosas, es una gran aliada contra el insomnio y los dolores de cabeza.

Modo de consumo:

  • Se puede tomar de forma natural en infusión, o bien, adquiriendo tintura de pasiflora. Esta última opción se diluye en agua tibia, infusiones o zumo de naranja.

2. Ginseng

El ginseng es una de las plantas más populares en la medicina tradicional china. Sus propiedades calmantes se han utilizado desde la antigüedad como aliadas para varios trastornos emocionales. En concreto podría ofrecer mejoras en algunos casos de depresión.

Asimismo, como señalan los autores de este estudio, actuaría de forma positiva frente a varias consecuencias que sufre el organismo al estar expuesto a períodos prolongados de nervios y ansiedad.

Modo de consumo:

  • La raíz se puede preparar en infusión. Sin embargo, también se aconseja el consumo de su extracto natural, ya sea en agua tibia o jugos naturales.

3. Hierbaluisa

Aunque muchas personas consumen esta planta por sus propiedades digestivas, es bueno saber que sus componentes contribuyen a calmar los problemas asociados al estrés, los nervios y ansiedad. Incluso, se puede aprovechar para tratar los trastornos del sueño.

Modo de consumo:

  • Sus hojas frescas se pueden emplear para condimentar platos o aderezar limonadas y zumos. Las hojas secas se preparan en infusión. Si deseas, puedes combinarla con valeriana, manzanilla o menta.

4. Planta de San Juan

Conocido también como hipérico, la hierba de San Juan facilita el uso de algunos neurotransmisores en el cerebro como el GABA, la dopamina o la serotonina. Esto desencadenaría un efecto antidepresivo y facilitaría la sensación de bienestar.

Esta planta es conocida sobre todo por su capacidad de tratar los estados depresivos de leves a moderado. Sin embargo, según indican desde la Asociación Americana de Ansiedad y Depresión, estos dos trastornos a menudo están muy relacionados y la toma de esta planta podría mejorar los estados de ansiedad.

Modo de consumo:

  • Su aceite esencial se puede combinar con aceite de almendras para un masaje relajante. Ahora bien, también se pueden adquirir sus hojas para preparar un té (tomar máximo 3 tazas al día).

5. Valeriana

Sin lugar a dudas, la valeriana es una de las plantas más conocidas y su uso es común para tratar trastornos del sueño, aunque también podría contribuir a mejorar los nervios y la ansiedad.

Sus efectos tranquilizantes mejoran el estado de ánimo y ayudan a conciliar el sueño. A su vez, está recomendada para dolores menstruales y de cabeza.

Modo de consumo:

  • Prepara una taza de infusión utilizando una cucharadita de raíz seca de valeriana. Evita consumirla en la mañana porque puede causar somnolencia.

6. Albahaca

La mayoría de personas conocen la albahaca por sus usos en la gastronomía. Lo que pocos saben es que es una gran aliada para equilibrar el sistema nervioso. Sus hojas y aceites esenciales actúan como relajantes en el organismo y combaten el estrés, la ansiedad y los nervios.

Modo de consumo:

  • Consumo 2 o 3 tazas de infusión de albahaca al día. Por supuesto, de modo opcional, agrégala en tus platillos favoritos.

7. Tilo

El tilo es otra de las hierbas recomendadas para tranquilizar los nervios y la ansiedad. Sus principios activos tienen un efecto calmante sobre el sistema nervioso y el cerebro, disminuyendo las alteraciones que afectan la salud emocional.

Modo de consumo:

  • Prepara una infusión con las flores de tilo y consúmela hasta 2 veces al día. Ten en cuenta que puede causar somnolencia, por lo que se debe evitar antes de conducir o hacer alguna actividad importante.

8. Espino blanco

El espino blanco se destaca en la medicina natural por su capacidad para mejorar la salud del sistema cardiovascular. Actúa como reductor de la presión arterial (hipotensor) y estimula la circulación. De igual forma, tiene efectos sedantes suaves que calman las alteraciones nerviosas.

Modo de consumo:

  • Se puede preparar en infusión a partir de la planta seca. También está disponible en un extracto natural que se diluye en agua, infusiones y zumos.

9. Melisa

La melisa o toronjil es una planta con compuestos antioxidantes que benefician el organismo. En este caso destacamos su efecto relajante, que se aprovecha en el tratamiento del insomnio y ansiedad.

Modo de consumo:

  • Sus hojas se pueden preparar en infusión. Si es necesario, se toma 2 veces al día.

10. Amapola de California

Esta planta, como su nombre lo indica, es originaria de California y norte de México. No obstante, como sus flores son ornamentales, su cultivo se ha extendido de manera invasiva en muchas regiones. Los componentes activos principales son alcaloides y flavonoides, y se conocen sus propiedades sedantes y analgésicas.

Ayuda a controlar la ansiedad y a mejorar el sueño, alivia jaquecas y calambres musculares. Estudios indican que no debe consumirse durante el embarazo o la lactancia.

Modo de consumo:

  • Se pone a hervir un litro de agua y cuando esté en ebullición se echa el equivalente a 10 gramos de hojas y flores secas por taza de agua. Se deja hervir durante cinco minutos, se saca del fuego y se deja entibiar. Ya entonces podrás tomarla.

11. Rhodiola

Esta planta, característica de Norteamérica, Norte de Asia y Europa tiene la capacidad de levantar el ánimo, disminuir la fatiga y exaltar la potencia sexual.

Sus componentes activos, rosavinas, salidrósidos y flavonoides activan la creatina que junto al ATP, una molécula fundamental, aportan grandes cantidades de energía al organismo. La rhodiola tiene propiedades antioxidantes y reduce los niveles de cortisol e hidrocortisona.

Modo de consumo:

  • Se coloca 1 cucharadita de la raíz de la planta en una taza de agua hirviendo y se deja reposar durante 4 horas. Luego, se cuela la infusión y se bebe máximo dos veces al día.

12. Eleuterococo

En estudios se ha verificado que esta planta tiene propiedades que estimulan el sistema inmune. Regula los valores en sangre, el tono neuromuscular y en general el funcionamiento eficaz del organismo. Es especial en casos de estrés, ansiedad, fatiga y depresión.

Se han obtenido óptimos resultados en pacientes con insomnio, vértigos, jaquecas, palpitaciones, fatiga, inestabilidad, y anorexia. Es una planta considerada adaptógena, pues entre muchos otros beneficios, provoca desórdenes mínimos en el organismo.

Modo de consumo:

  • Se lleva a hervor una taza de agua, se agrega una cuchara de eleuterococo y se deja reposar durante 5 minutos. Consumirla al cabo de este tiempo.

13. Lúpulo

Esta planta de un sabor amargo ligero se caracteriza por su actividad sedativa. En concreto su principal función es activar el neurotransmisor GABA, un inhibidor del sistema nervioso central.

Se ha usado durante años para favorecer el sueño gracias a sus efectos sedantes suaves. Asimismo, puede ayudar a reducir la inquietud y la ansiedad.

Modo de consumo:

  • El lúpulo puede tomarse en forma de infusión (preparada con las hojas secas), en comprimidos o en gotas.

Qué más tener en cuenta sobre las plantas para tranquilizar los nervios y la ansiedad

La naturaleza ofrece un gran número de plantas que pueden ser usadas de forma eficaz para tratar trastornos como los nervios, la ansiedad o el estrés.

Estas cuentan con principios activos que propician esta acción positiva pero también hay que tener en cuenta algunos aspectos antes de tomarlas:

  • Por estos mismos compuestos, muchas hierbas pueden interactuar con otros medicamentos o suplementos, reduciendo o aumentado su efecto. Por este motivo es esencial la consulta con un/a profesional antes de tomarlos. También en el caso de padecer algún problema o condición de salud concreto (diabetes, enfermedades renales, hepáticas, cardiovasculares, etc.).
  • No están indicadas en niños, durante el embarazo y la lactancia por falta de datos que demuestren su seguridad.
  • Hay que tener en cuenta que muchos efectos positivos de las plantas se conocen gracias a su uso tradicional y a través de datos anecdóticos. Los estudios que avalan estas funciones son pocos y en ocasiones realizados con animales y extractos de la planta.
  • Los efectos positivos de las plantas medicinales podrían ser más lentos que los de algunos medicamentos. Del mismo modo cada persona puede reaccionar de manera diferente. En ningún caso es aconsejable abusar de las plantas ni sobrepasar las dosis recomendadas.
  • Algunas de estas plantas pueden producir somnolencia así que no deberían tomarse antes de conducir, manejar maquinaria o realizar tareas peligrosas.

Los nervios y la ansiedad pueden aparecer de forma puntual y por motivos pasajeros. Pero si interfieren en la vida diaria y las actividades cotidianas es recomendable hablarlo con el/la médico/a de cabecera.

Aquellas personas que ya padecen alguno de estos trastornos y toman medicación también deberían asesorarse antes de combinar o sustituir las plantas y los fármacos.

Qué más se puede hacer

Las plantas medicinales, los medicamentos y la psicoterapia son las principales formas de tratar los nervios y los problemas de ansiedad más importantes.

De forma paralela implantar una serie de hábitos diarios puede ayudar a superar los síntomas o evitar que estos se agraven:

  • Realizar ejercicio físico con regularidad. Se trata de una herramienta con un gran potencial para reducir el estrés ya que ayuda a mejorar el estado de ánimo y la salud en general.
  • Evitar el alcohol, el tabaco, las bebidas con cafeína y todo tipo de drogas recreativas, ya que pueden empeorar la ansiedad e incluso causarla.
  • Priorizar el descanso y el sueño y consultar con un/a especialista en caso necesario.
  • Probar técnicas de relajación y reducción del estrés como el yoga o la meditación.
  • Descubrir cuáles son los desencadenantes de los nervios y la ansiedad y tomar medidas para afrontarlos.

Es positivo compartir el problema y el tratamiento con amigos y familiares ya que pueden brindar un gran apoyo. Asimismo, mantener la socialización y las actividades diarias es otra de las claves para no dejar que el trastorno interfiera en la vida cotidiana.



Las plantas medicinales pueden ayudar a tranquilizar los nervios y la ansiedad

¿No consigues tranquilizar los nervios y la ansiedad? Elige alguna de las plantas mencionadas y aprovecha sus propiedades.

Puedes probar una de ellas o combinarlas para hacer una infusión variada. Pero ten siempre en cuenta los consejos aportados y en caso de duda, consulta con un/a profesional.

Te podría interesar...
9 trucos ideales para calmar los nervios
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
9 trucos ideales para calmar los nervios

¿Alguna vez te has sentido demasiado estresado, nervioso o intranquilo? Si es así, queremos compartir contigo algunos trucos para calmar los nervio...



  • Accame, M. E. C. Plantas medicinales para alteraciones del sueño, ansiedad y depresión (IV). https://botplusweb.portalfarma.com/Documentos/2013/3/27/56614.pdf
  • Asociación Americana de Ansiedad y Depresión. Anxiety Disorders - Facts & Statistics.
  • Can O. D, Ozkay U. D, et al. Effects of hawthorn seed and pulp extracts on the central nervous system. Pharmaceutical Biology. Agosto 2010. 48 (8): 924-31.
  • Cohen M. M. Tulsi - Occinum sanctum: a herb for all reasons. Journal of Ayurveda and Integrative Medicine. Diciembre 2014. 5 (4): 251-259.
  • Franco L, Sánchez C, et al. The sedative effects of hops (Humulus lupulus), a component of beer, on the activity/rest rhythm. Acta Physsiologica Hungarica. Junio 2012. 99 (2): 133-9.
  • Grau, J. (1990). Eleuterococo, últimos datos clínicos. Natura Medicatrix: Revista médica para el estudio y difusión de las medicinas alternativas, (24), 42-43.
  • Gutiérrez, S. L. G., Chilpa, R. R., & Jaime, H. B. (2014). Medicinal plants for the treatment of “nervios”, anxiety, and depression in Mexican Traditional Medicine. Brazilian Journal of Pharmacognosy. http://doi.org/10.1016/j.bjp.2014.10.007
  • Hou W, Wang Y, et al. Effects of ginseng on neurological disorders. Frontiers in Cellular Neuroscience. Marzo 2020.
  • Lee S, Rhee D-K. Effects of ginseng on stress-related depression, anxiety and the hypothalamic-pituitary-adrenal axis. Journal of Ginseng Research. Octubre 2017. 41 (4): 589-594.
  • Mayo Clinic. Hierba de San Juan. Julio 2021.
  • Mayo Clinic. Trastornos de ansiedad. Noviembre 2021.
  • Miraj S, Kopaei R, et al. Melissa officinalis L: a review studie with an antioxidant prospective. Journal of Evidence-Based Complementary and Alternative Medicine. Julio 2017. 22 (3): 385-394.
  • Miyasaka, L. S., Atallah, A. N., & Soares, B. G. O. (2007). Passiflora for anxiety disorder. Cochrane Database of Systematic Reviews. http://doi.org/10.1002/14651858.CD004518.pub2
  • Mount Sinaï. Valerian inforamtion.
  • Moreno, A. M. Beneficios de la rhodiola. https://farmaciaribera.es/blog/beneficios-de-la-rhodiola/
  • National Institute of Mental Health. Trastorno de ansiedad generalizada: cuando no se puede controlar la preocupación. U.S. Department of Health and Human Services.