Mandarina: tipos, beneficios y usos en la cocina

¿Sabías que la mandarina es uno de los cítricos más consumidos en todo el mundo? Los motivos no sobran pues es dulce, jugosa, fácil de pelar y muy manejable.
Mandarina: tipos, beneficios y usos en la cocina
Anna Vilarrasa

Escrito y verificado por la nutricionista Anna Vilarrasa el 31 agosto, 2021.

Última actualización: 31 agosto, 2021

La mandarina es una fruta cítrica que procede del árbol llamado Mandarino. Su pulpa está formada por numerosos gajos con una gran cantidad de jugo. Su aspecto es muy parecido al de la naranja, aunque de tamaño más pequeño.

Igual que esta, la mandarina es muy apreciada por su aporte de vitamina C. Pero además también contiene carotenos y vitamina A. Como el resto de frutas, se trata de un alimento ligero con gran proporción de agua y un poco de fibra.

Aunque muchas personas lo desconocen, existe un gran número de variedades de mandarina. Estas se han obtenido bien por mutaciones espontáneas o bien por cruces con otros cítricos. En general, se agrupan en 3 grandes categorías: clementina, satsuma e híbridos de mandarino.


Descubre más sobre Los carotenos y sus beneficios


Mandarina clementina: la más conocida

Golosinas de mandarina.
La mandarina es muy versátil: puede comerse fresca, en mermeladas o en platos salados.

Se trata del fruto del mandarino común y de todas ellas es la que presenta un fruto más pequeño. Entre sus gajos no se suelen encontrar semillas, son muy jugosas y tienen un sabor bastante dulce.

A nivel externo se pueden reconocer por su color naranja llamativo y por el aroma que desprenden. Dentro de esta clase, también existen sub-variedades:

  • Arrufatinas: son las de mayor tamaño y color más fuerte.
  • Oroval: tiene la corteza granulosa y se recolecta entre noviembre y diciembre.
  • Fina: es muy pequeña y con la piel fina.
  • Clemenules: es una de las más valoradas por su calidad. Su pulpa también es de las más jugosas.
  • Orri: esta es una de las variedades más nuevas y se caracteriza por ser grande.

Satsuma

El origen de todas las que pertenecen a este grupo es japonés. Este es uno de los países con el mayor cultivo junto con España; allí, la satsuma es el tipo de mandarina más consumido. Son muy resistentes al frío y tampoco se encuentran semillas en la pulpa.

Los árboles de esta variedad son los últimos en florecer, pero sus frutos se recolectan primero. La mayoría de ellos están a punto durante el mes de septiembre.

Además, se puede reconocer porque este fruto es bastante más grande que los demás y con una forma algo achatada. Tiene un color entre amarillo y verde. Entre ellas se diferencian las Owari, Okitsu, Wase o Clausellina.

El grupo más grande: híbridos de mandarino

Puede que sea uno de los más desconocidos, pero alberga el mayor número de tipos de mandarina. Esto es así porque en el se encuentran todas las variedades que nacen del cruce entre distintas especies de mandarinos.

Algunos ejemplos de las más características son: Ortanique, Garbí, Tango, Safor, Clemenvilla, Murcott o Fortune. En general, son variedades grandes que pueden llegar a ser del tamaño de las naranjas. Su color también es más fuerte y se encuentra entre el naranja y el rojo.

Beneficios de la mandarina

El perfil nutricional de la mandarina es muy valioso y esto la convierte en una perfecta aliada para la salud. Dentro del marco de una dieta equilibrada y junto con una gran variedad de frutas, desempeña las siguientes funciones.

Fuente de vitamina C

De las tres piezas de fruta que se recomienda tomar al día, una de ellas debería ser un cítrico para asegurar el aporte de vitamina C. Gran parte los efectos positivos que se conocen de la mandarina son debidos a la presencia de esta sustancia en su composición.

Esta vitamina hidrosoluble tiene un rango amplio de funciones en el organismo. Es necesaria para la síntesis de colágeno y otras proteínas, y aumenta la absorción del hierro. También juega un papel importante en la función inmune.

Además, es antioxidante y tiene la capacidad de regenerar otros antioxidantes como el tocoferol. Estos contribuyen a limitar los efectos nocivos de los radicales libres y ayudan a prevenir o retardar la aparición de ciertos tipos de cáncer, de enfermedades cardiovasculares y degenerativas.

Protectora de la vista

Uno de los carotenoides que abundan en las mandarinas es la luteina. Numerosos estudios, como este publicado en la revista Nutrients, señalan que previene y hasta puede mejorar la degeneración macular relacionada con la edad. Esta es una causa importante de ceguera y deterioro de la visión. Las vitaminas A y la C también refuerzan esta función.

Buena durante el embarazo

Esta es una de las frutas que aporta ácido fólico, una vitamina esencial en el embarazo. Su presencia puede prevenir los nacimientos prematuros y los defectos congénitos del bebé. El folato es necesario para la formación de ADN y la división celular.

Salud intestinal y prevención de enfermedades

Como fuente importante de fibra, incita los movimientos intestinales y facilita el tránsito intestinal. Asimismo, las dietas con abundante fibra aumentan la sensación de saciedad y pueden ayudar en el control de peso.

Más allá de estas funciones, las mandarinas se relacionan con una menor incidencia de enfermedades como diabetes tipo 2, problemas cardiovasculares, ictus y algunos tipos de cáncer.

Cítricos y cálculos renales

El ácido cítrico característico de este tipo de frutas es beneficioso para las personas con cálculos renales. Su función es protectora pues inhibe la formación de piedras y también ayuda a romperlas en los momentos iniciales de su desarrollo.



Usos de la mandarina en la cocina

Infusión de cascara de mandarina con valeriana y manzanilla para calmar los nervios.
La mandarina aporta vitamina C, además de otros nutrientes.

Desayuno, merienda y snack

A diferencia de la naranja, la mandarina es una fruta que se pela con facilidad y, además, es de fácil transporte. Por este motivo, puede ser un snack o un tentempié muy saludable para tomar en la mañana o fuera de casa en cualquier momento.

Jugos y sorbetes

Algunas variedades de mandarina presentan una pulpa muy jugosa y sin semillas, lo que las convierte en candidatas perfectas para hacer todo tipo de zumos, batidos, sorbetes o granizados.

Conservas con mandarina

Esta es una buena manera de guardaras y disfrutarlas por más tiempo. Una opción es hacerlas dulces ya sean mermeladas o jaleas, pero también quedan bien en escabeche o marinadas.

Cocinar con mandarinas

Para darles un uso en la cocina más allá de los postres se pueden añadir a las ensaladas o en rellenos de aves y otras carnes. El zumo o los gajos triturados le dan un toque especial a las cremas de verduras igual que se usan las naranjas. Las salsas y vinagretas son otra opción habitual que acompañan a la perfección platos de carne, pescado o ensaladas.



La mandarina es una fruta recomendable para comer a menudo

Este cítrico es una fruta saludable que puede aportar numerosos beneficios al organismo. Además, existen tantos tipos que es muy fácil encontrar aquella variedad que se adapte mejor al  gusto de cada uno. 

Es muy cómoda de comer sola, fresca y entera. No obstante, también se puede incluir en ensaladas de frutas, tartas, batidos y algunos platos salados. Sea como sea, es muy versátil y un ingrediente perfecto para experimentar recetas nuevas.

Para elegir bien las mandarinas es preciso fijarse en el olor y el peso. Cuando están en su punto, desprenden una fragancia dulce y si no huelen, pueden estar verdes o resecas. Además, aunque sean pequeñas, deben pesar un poco, pues esto es señal de que son ejemplares jugosos.

Una temperatura fresca y un sitio oscuro es ideal para conservarlas. Si no se consumen en un período corto de tiempo, se guardan mejor en la nevera.

Te podría interesar...
Delicioso mojito de mandarina para combatir el calor
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Delicioso mojito de mandarina para combatir el calor

Cuando llega el verano el calor puede llegar a ser insoportable. Afortunadamente, este refrescante mojito de mandarina te ayudará a combatirlo.



  • Akbar A, Shreenath P. High fiber diet. Enero 2021. State Pearls Publishing.
  • Buscemi S, et al. The effect of lutein on eye and extra-eye health. Nutrients. Setiembre 2018. 10(9): 1321.
  • National Institutes of Health. Office of Dietary Supplements. Folato. US Department of Health and Human Services. Diciembre 2018.
  • National Institutes of Health. Office of Dietary Supplements. Vitamina C. US Department of Health and Human Services. Marzo 2021.
  • Penniston K. Department. Citric Acid and Kidney Stones. Clinical Nutrition Services. UW Hospital and Clinics. Madison.