El mito de la caverna de Platón: significado y enseñanzas

El mito de la caverna es un texto que ha dejado huella en el pensamiento occidental. De hecho, sus enseñanzas siguen teniendo vigencia en la actualidad.
El mito de la caverna de Platón: significado y enseñanzas
Maria Alejandra Morgado Cusati

Escrito y verificado por la filósofa y psicóloga Maria Alejandra Morgado Cusati.

Última actualización: 29 mayo, 2022

El mito de la caverna es una de las alegorías más importantes de la filosofía que dejó huella en el pensamiento de las culturas occidentales. En ella, Platón aborda el origen del conocimiento y la naturaleza de la realidad, basándose en su teoría de las ideas.

Este mito ha sido ampliamente estudiado y discutido a lo largo de la historia. Incluso, sus enseñanzas siguen vigentes en la actualidad. Veamos en qué consiste.

¿De qué se trata el mito de la caverna de Platón?

El mito de la caverna aparece en el libro VII de La república, una de las obras más importantes de Platón. Escrito en forma de diálogo, refleja una charla entre Sócrates y Glaucón (también filósofo) sobre el conocimiento.

Allí, Sócrates le pide a su interlocutor que imagine un grupo de hombres que, desde que nacieron, han estado encadenados en las profundidades de una caverna. Lo que significa que no tienen forma de conocer ni el origen ni el motivo de esa situación.

Dicha cueva está dividida en dos por un muro. En un lado está la habitación de los presos encadenados, quienes solo pueden mirar a la pared del fondo. Y en el otro, detrás del muro y ocultos a la vista de los prisioneros, se encuentran otras personas que cargan una variedad de figuras (animales, árboles, montañas).

A su vez, detrás de estas personas arde una fogata que proyecta las sombras de tales figuras sobre la pared contemplada por los presos. Por tanto, los encadenados solo pueden ver la silueta de dichas figuras reflejadas por la luz del fuego.

Asimismo, los portadores de las figuras hablan entre ellos, ocasionando un eco que retumba en el interior de la caverna. De esta forma, los prisioneros no ven nada más que las sombras de los objetos proyectados y no oyen más que el eco distorsionado de las voces; creyendo que lo que perciben es la única realidad.

Sócrates.
El texto del mito de la caverna parte de una supuesta reproducción de un diálogo de Sócrates que escribe Platón.


Salida de uno de los prisioneros

Sin embargo, en un momento dado, uno de los prisioneros se atreve a darse la vuelta y mirar más allá. Al principio se siente aturdido y molesto por la luz que emite la hoguera. Pero luego decide avanzar hasta la salida.

Cada vez que avanzaba, las dudas, el miedo y la incomodidad por la luz lo seducían con la posibilidad de volver a las sombras en el fondo de la caverna. No obstante, poco a poco se acostumbra, continua con paciencia y esfuerzo hasta que logra salir.

Una vez afuera y adecuada su vista a la luz del sol, empieza a ver los verdaderos objetos que componen la realidad. De pronto, el prófugo desea compartir esa experiencia con sus compañeros. Sin embrago, cuando regresa, estos lo reciben con burlas, incredulidad y desprecio.

Teoría de las ideas

El mito de la caverna es una alegoría de la teoría de las ideas de Platón, la que afirma la existencia de dos mundos: uno sensible y otro inteligible. El primero está conformado por todo aquello que podemos experimentar a través de los sentidos. Se caracteriza por la multiplicidad, por ser pura apariencia y estar en constante cambio. Por lo tanto, es falso y engañoso.

En cambio, el mundo de las ideas es verdadero, incorruptible e inmutable. Allí habitan las ideas universales y necesarias, que son las esencias de todo lo que existe. De esta forma, los objetos y los cuerpos del mundo físico son un mero reflejo imperfecto de este mundo.

Así, el mito de la caverna es una ficción que refleja y ayuda a comprender el modo en el que Platón concibió la relación entre lo físico y el mundo de las ideas, y cómo los seres humanos se mueven a través de ellos.

Como es de esperarse, la caverna representa al mundo sensible, los prisioneros somos los seres humanos y el exterior sería el mundo inteligible, donde se encuentra la esencia de las cosas y el verdadero conocimiento.

Enseñanzas del mito de la caverna

En líneas generales, el mito de la caverna refleja varias ideas:

  • La existencia de una verdad que existe independientemente de las creencias u opiniones de las personas.
  • La presencia de engaños en el mundo sensible, lo que lleva a las personas a alejarse del verdadero conocimiento.
  • La incomodidad, el miedo, la duda y el malestar que experimenta el individuo cuando se da cuenta de que existe una realidad hasta entonces ignorada.
  • El cambio cualitativo que se efectúa en el individuo una vez que accede a la verdad, pues cuando la conoce, ya no hay marcha atrás.
  • El escepticismo de las personas que están enfrascadas en sus creencias y dogmas.

Por su parte, las enseñanzas del mito de la caverna tienen una gran vigencia en nuestros días. Estas se pueden reflejar de la siguiente manera.

Conocimiento distorsionado

En la actualidad, es muy común que diversos medios de comunicación y redes sociales divulguen información distorsionada sobre los hechos. Crean desinformación en la población general.

Haciendo una analogía con el mito de la caverna, nosotros seríamos los prisioneros, mientras que las personas que cargan las figuras serían los divulgadores de información falsa.

Asimismo, con la teoría de las ideas, Platón recalca la facilidad de mantener el engaño a través de la apariencia, de lo que parece evidente. Y hoy en día, mucha de la información falsa prevalece por la presentación distorsionada o mal ejecutada de la evidencia, lo que limita el cuestionamiento o el hecho de ir más allá de lo que se expone.


Lee más sobre la Agnotología


Liberación

Por su parte, la autoliberación de uno de los prisioneros sería similar a una revolución personal, que puede ser de cualquier tipo: dejar atrás a una persona, una situación, una ideología o una religión perjudicial.

Además, el acto de liberarse de las cadenas también puede representar un cambio de paradigma, lo que implica un modo diferente de conocer y aproximarse a la realidad.

Romper cadenas en el mito de la caverna.
Romper las cadenas es una metáfora de libertad siempre, en varios sentidos.

Ascensión a la verdad

En el mito, la ascensión del prisionero hacia el mundo externo le produce inseguridad, incomodidad y miedo. Esta imagen refleja perfectamente lo que implica desprenderse de las creencias o dogmas muy arraigados en nosotros.

La renuncia a las viejas certezas y la apertura a las verdades representa un proceso psicológico costoso e incómodo, que no todos están dispuestos a atravesar.

Retorno

Por último, el regreso del exprisionero a la caverna y la incredulidad de sus compañeros refleja la difusión de nuevas ideas en la sociedad, que suelen ser asumidas, en primera instancia, con confusión, menosprecio u odio. Pues son ideas que cuestionan los dogmas que han estructurado a la sociedad.

Sin embargo, según Platón, el individuo que logra acceder a la verdad tiene la obligación moral de sacar al resto de las personas de la ignorancia y difundir su conocimiento.

Un mito actual

El mito de la caverna es uno de los grandes tesoros que ha dejado la filosofía antigua al pensamiento occidental. Pues aunque sea un texto muy antiguo, sin dudas nos muestra ideas que permiten reflexionar sobre la realidad y la forma en cómo nos movemos dentro de ella.

Te podría interesar...
8 preguntas filosóficas para pensar
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
8 preguntas filosóficas para pensar

Las preguntas filosóficas se caracterizan por incitar la reflexión, el debate, e incluso la polémica. Entra y descubre las más interesantes.



  • Partenie C. Plato’s Myths [Internet]. California: Stanford Encyclopedia of Philosophy; 2018 [consultado 06 may 2022]. Disponible en: https://plato.stanford.edu/entries/plato-myths/
  • Platón. República, Libro VII. Traducción de C. Eggers Lan. Madrid: Editorial Gredos; 1992.