¿Por qué nunca puedo llegar al orgasmo?

01 Noviembre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la filósofa y sexóloga Isbelia Esther Farías López
"No puedo llegar al orgasmo" es una frase que provoca frustraciones en algunas mujeres. A pesar de llevar una vida activa, no alcanzan el clímax. ¿Qué condiciones se relacionan con dicha dificultad?

En la consulta del ginecólogo es frecuente que algunas mujeres decidan plantear dudas en torno a varias cuestiones, incluyendo: ¿por qué no puedo llegar al orgasmo si estoy excitada?

Esta viene a ser una pregunta común que, una vez formulada, amerita respuesta. Así, el problema reside en que, a pesar de las ganas, existen dificultades para alcanzar el clímax.

Además, a menudo la incertidumbre genera más angustia y desesperación que el conocimiento del hecho en sí mismo. Por ello, a continuación exponemos ciertas condiciones que se relacionan con esta circunstancia.

Por supuesto, la consulta médica resulta fundamental si la situación y el malestar persisten.

Razones por las que quizás ella no pueda llegar al orgasmo

Aquellas que hablan de que les cuesta llegar al orgasmo no tienen por qué tener una falta de interés por el sexo. Cada caso es distinto y los inconvenientes obedecen a motivos de lo más diverso.

Descubre: 7 beneficios de usar disfraces en la intimidad

Veamos algunos de los factores más comunes en este escenario.

Mujer anorgasmia femenina

Ciertos medicamentos

Cuando se ingieren algunos fármacos destinados, por ejemplo, a alergias o desequilibrios en la presión arterial, es posible que la persona experimente dificultades para alcanzar el clímax.

Estas representan un efecto secundario del medicamento que puede revertirse con un cambio. Por este motivo, es imprescindible visitar al médico para consultarle por otras alternativas.

Existen diferentes sustancias para tratar las mismas enfermedades, por lo que elegir la más adecuada para cada organismo es un paso ineludible.

Monotonía en la sexualidad de la pareja

En algunas relaciones la rutina toma el mando y las consecuencias directas son el aburrimiento y el desinterés.

Entonces, más allá de la atracción por ese compañero, de forma inconsciente una sabe que todo será igual. Estos pensamientos se presentan como una barrera que impide estallar en el momento indicado.

En este sentido la idea de buscar nuevos juegos eróticos o posturas sexuales parece clave para salir de esa zona y volver a disfrutar de un orgasmo.

Ser activas en la intimidad supone también estar dispuestas a explorar y tomar la iniciativa.

Tal vez te interese: 5 posturas sexuales favoritas de las mujeres

Llegar al orgasmo cuando existen conflictos de pareja

En ocasiones el problema radica en un conflicto de pareja. En estos casos el malestar emocional repercute en la conexión con el otro, lo que explicaría esos obstáculos para llegar al orgasmo.

Hay quienes consideran que es posible solucionar algunas desavenencias en la cama, disipando la tensión en el propio encuentro. Sin embargo, esta es una fórmula que funcionará solo a veces.

Por ello, es importante valorar la opción de conversar con buena disposición acerca de lo que molesta. De este modo, será más fácil buscar como equipo un punto de acuerdo y rescatar el feeling.

No dejes de leer: Siento distante a mi pareja: ¿qué hago?

Antecedentes de abuso sexual

Otra de las variables tiene que ver con las cargas derivadas de un pasado duro de violación o abuso sexual.

Las mujeres que han sido víctimas de este tipo de agresiones, en general enfrentan serias impedimentos para gozar en el sexo. Si bien sienten ganas de compartir la intimidad con la pareja, en un momento dado se bloquean.

Desde luego que hablar abiertamente con el compañero resulta necesario. No obstante, buscar ayuda profesional será asimismo imprescindible.

Otros factores a tener en cuenta

No llegar al orgasmo refleja una de las consecuencias de ciertas enfermedades. Es decir, algunas patologías cursan con anorgasmia, lo que refuerza la importancia de consultar con el médico y seguir las pautas que el mismo sugiera.

Por otra parte, los cambios que ocurren en el organismo durante la menopausia también se asocian a veces a esta clase de dificultades. Acaso en esta etapa de la vida sea preciso dedicarle más tiempo a las caricias y los preliminares.

Dieta en la menopausia

¿Cómo abordar los inconvenientes para llegar al orgasmo?

Cabe apuntar que una actitud positiva será la aliada clave para gestionar el malestar. Lo primero es tener paciencia para no caer en el desinterés. Tal vez ayude incorporar un lubricante o algún juguete.

Además, dejar de presionarse y cuidar la comunicación con la pareja serán igualmente conductas de utilidad para afrontar situaciones como esta.

Ahora bien, si a pesar de tomar medidas, el problema persiste, habrá que dejar la vergüenza a un lado y solicitar ayuda de un especialista.