Receta de bizcocho navideño con fruta confitada

Te vamos a enseñar a preparar un bizcocho navideño con el que podrás sorprender a tus visitas en los días festivos. No necesitas muchos ingredientes para un excelente resultado.
Receta de bizcocho navideño con fruta confitada
Saúl Sánchez Arias

Escrito y verificado por el nutricionista Saúl Sánchez Arias.

Última actualización: 20 diciembre, 2021

Preparar un exquisito bizcocho navideño con fruta confitada es mucho más sencillo de lo que puede parecer. Con pocos ingredientes conseguiremos un exquisito postre que se podrá consumir en los días especiales, agradando así a todos los comensales. Supone una alternativa al panettone o incluso a los turrones.

Ahora bien, ten en cuenta que este tipo de preparaciones han de incluirse en la pauta dietética con moderación. De lo contrario, las glucemias podrían verse afectadas, ya que cuenta con hidratos de carbono de cadena corta.

Ingredientes para el bizcocho navideño

Si quieres preparar un excelente bizcocho navideño necesitarás disponer de los siguientes ingredientes:

  • 1 limón.
  • 6 huevos.
  • 300 gramos de harina.
  • 100 gramos de azúcar.
  • 80 gramos de uvas pasas.
  • 250 gramos de mantequilla.
  • 60 gramos de azúcar moreno.
  • 2 cucharadas soperas de brandi.
  • 2 cucharaditas de levadura en polvo.
  • 1/2 cucharadita de vainilla en polvo.
  • 250 gramos de frutas confitadas variadas.
Frutas confitadas para pan dulce.
Las frutas confitadas no pueden faltar en la Navidad. Son un clásico para los panes dulces de la época.

Paso a paso

Hay que comenzar remojando las uvas pasas en brandi durante al menos 15 minutos. En paralelo, se baten la mantequilla, el azúcar blanco y el azúcar moreno hasta que queden los 3 ingredientes integrados.

A partir de aquí se comienzan a incorporar los huevos de uno en uno, batiendo continuamente. El objetivo es conseguir una pasta fina.

A continuación se añade la harina, pero es importante que se tamice de forma previa, para evitar así la formación de grumos. Lo mismo se hace con la levadura en polvo. El siguiente paso consiste en trabajar la masa hasta que se vuelva homogénea, añadiendo también la ralladura de limón y la vainilla en polvo.

En este punto se deben escurrir las uvas pasas para eliminar el exceso de alcohol y pasarlas por harina, introduciéndose después en la masa del bizcocho. Las frutas confitadas también se incorporarán aquí.

Solo queda llevar la mezcla a un molde apto para horno y cocinar el bizcocho durante 10 minutos a 180 grados centígrados con el horno precalentado. Pasado este intervalo, se baja la temperatura a 160 grados centígrados y se cocina 40 minutos más.

Retiras el bizcocho y lo dejas enfriar antes de consumir. Conviene pincharlo primero en el centro con un palillo para comprobar que sale seco y que el punto de cocción es óptimo.



¿Se puede incluir el bizcocho navideño en la dieta?

Está claro que el bizcocho navideño cuenta con azúcares añadidos. Estos elementos han demostrado incrementar el riesgo de desarrollar patologías metabólicas cuando se consumen de manera habitual, sobre todo en el contexto del sedentarismo. Sin embargo, esto no quiere decir que su ingesta puntual suponga un riesgo para la salud.

Para reducir los riesgos, conviene plantear una pauta dietética con predominancia de los alimentos frescos y de los comestibles con alta densidad nutricional. En el caso de incluir dulces, siempre serán mejores aquellos elaborados de forma casera.

Muchos productos industriales, como los bizcochos, pueden contener en su interior ácidos grasos de tipo trans. Estos compuestos resultan especialmente perjudiciales para la salud, dadas sus propiedades inflamatorias. De acuerdo con un estudio publicado en la revista Diabetes & Metabolic Syndrome, incrementan el riesgo de desarrollar enfermedades complejas.

Por otra parte, siempre se pueden sustituir los azúcares añadidos de las recetas por edulcorantes acalóricos. Estos cuentan con la ventaja de no aportar energía y de impactar de forma menos significativa sobre las glucemias.

Prioriza los edulcorantes naturales sobre los artificiales. Estos últimos podrían perjudicar la diversidad de la microbiota intestinal, según una investigación publicada en EXCLI Journal.

Pan dulce casero.
Siempre que se pueda elaborar un pan dulce casero, será preferible frente a las opciones comerciales e industriales.

También te puede interesar Bizcocho de melocotón


Prepara en casa este bizcocho navideño con fruta confitada

Es sencillo preparar en casa un bizcocho navideño con fruta confitada. No te llevará mucho tiempo conseguir un resultado final exquisito a nivel organoléptico.

Triunfarás frente a tus invitados con un postre original que puede sustituir al panettone o a otras recetas tradicionales. Eso sí, debe consumirse con moderación para que no impacte de manera importante sobre las glucemias.

Por último, recuerda que para mantener un buen estado de salud con el paso del tiempo es imprescindible combinar una serie de hábitos adecuados. Entre ellos se encuentra la práctica regular de ejercicio físico.

Te podría interesar...
Recetas varias de pan dulce casero
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Recetas varias de pan dulce casero

¿Cómo elaborar pan dulce casero? Hay muchas recetas y muchas ideas. Te proponemos algunas de ellas con diferentes ingredientes.



  • Jensen, T., Abdelmalek, M. F., Sullivan, S., Nadeau, K. J., Green, M., Roncal, C., Nakagawa, T., Kuwabara, M., Sato, Y., Kang, D. H., Tolan, D. R., Sanchez-Lozada, L. G., Rosen, H. R., Lanaspa, M. A., Diehl, A. M., & Johnson, R. J. (2018). Fructose and sugar: A major mediator of non-alcoholic fatty liver disease. Journal of hepatology68(5), 1063–1075. https://doi.org/10.1016/j.jhep.2018.01.019
  • Islam, M. A., Amin, M. N., Siddiqui, S. A., Hossain, M. P., Sultana, F., & Kabir, M. R. (2019). Trans fatty acids and lipid profile: A serious risk factor to cardiovascular disease, cancer and diabetes. Diabetes & metabolic syndrome13(2), 1643–1647. https://doi.org/10.1016/j.dsx.2019.03.033
  • Emamat, H., Ghalandari, H., Tangestani, H., Abdollahi, A., & Hekmatdoost, A. (2020). Artificial sweeteners are related to non-alcoholic fatty liver disease: Microbiota dysbiosis as a novel potential mechanism. EXCLI journal19, 620–626. https://doi.org/10.17179/excli2020-1226