Así puedes salvar tu bambú de la suerte si se pone amarillo

¿Los tallos y las hojas de tu «lucky bamboo» se volvieron amarillas y no sabes la razón? Te brindamos consejos útiles para que puedas salvar tu planta.
Así puedes salvar tu bambú de la suerte si se pone amarillo

Última actualización: 22 junio, 2023

El bambú de la suerte es una planta de origen tropical que ganó popularidad como un símbolo de buena fortuna y prosperidad en los hogares. Su apariencia exuberante y su resistencia relativa la convierten en una opción para quienes desean agregar un toque de naturaleza a la casa.

Sin embargo, en ocasiones surge un problema preocupante: signos de deterioro se hacen visibles, manifestándose en hojas amarillentas y tallos debilitados. Si ese es tu caso, no todo está perdido. Te proporcionaremos valiosas alternativas y consejos prácticos para salvar tu bambú de la suerte y devolverle la vitalidad.

¿Cuál es la naturaleza del bambú de la suerte?

Antes de adentrarnos en las soluciones para salvar tu bambú de la suerte, es fundamental comprender sus necesidades específicas. Aunque es conocido como «bambú», no pertenece a la familia del bambú real, sino que es una variedad de Dracaena.

En primer lugar, debes saber que el bambú de la suerte es una planta originaria de Camerún (África), por lo que prospera en ambientes cálidos y con niveles de humedad moderados Tiene una tolerancia moderada a la luz, lo que significa que no debe ser expuesta a la luz solar directa e intensa durante largos períodos .

Además, es sensible a las fluctuaciones drásticas de temperatura. Las corrientes de aire frío podrían dañar la planta.

En cuanto al riego, el bambú de la suerte requiere una cantidad adecuada de agua para mantenerse saludable. Sin embargo, es crucial evitar el exceso de humedad, ya que esto puede provocar la pudrición de las raíces.



Causas y soluciones para un bambú de la suerte que se pone amarillo

Aunque esta planta es resistente, ciertos factores pueden afectar su salud y apariencia, llegando a tornar amarillentas sus hojas y tallo. A continuación, exploraremos las causas principales y te proporcionaremos soluciones efectivas para salvar tu bambú de la suerte.

Riego excesivo

Aunque el bambú de la suerte requiere mantener sus raíces sumergidas en agua, mucho líquido en el recipiente puede llevar a que los tallos se vuelvan blandos y amarillos. Para salvar a tu planta, asegúrate de proporcionarle un riego adecuado y reducir la cantidad de agua de la que dispone.

Cambio de agua poco frecuente

El bambú de la suerte puede crecer en agua, pero es importante cambiar el líquido alrededor de las raíces con la suficiente regularidad para evitar que se amarillee. Si no lo estabas haciendo, comienza renovar el contenido del recipiente, al menos una vez por semana.

Exposición excesiva a la luz solar directa

Esta planta prefiere la luz brillante e indirecta. Sin embargo, cuando se expone de manera prolongada a la luz solar directa, las hojas pueden quemarse y los tallos se vuelven amarillos. Para salvar a tu bambú de la suerte, asegúrate de ubicarlo en un lugar donde reciba luminosidad, pero sin exponerse a los rayos UV de manera agresiva

Fluctuaciones drásticas de temperatura

El bambú de la suerte es muy sensible a los cambios repentinos de temperatura. Aquí vale mencionar a los causados por la calefacción interior o los marcos fríos de las ventanas.

Estas modificaciones pueden provocar que las hojas y los tallos se vuelvan amarillos. Para salvarlo, mantén un ambiente con una temperatura estable y evita ubicar la planta cerca de fuentes de calor o corrientes de aire frío. Si estaba allí, muévela.

Fertilización excesiva

El bambú de la suerte es sensible a los fertilizantes y requiere menos cantidad que la mayoría de las plantas de interior. Aplicarle estas sustancias con demasiada frecuencia o en una concentración elevada puede hacer que las hojas y los tallos se vuelvan amarillos.



¿En qué condiciones crece mejor el bambú de la suerte?

Una tesis publicada en el 2011 recopiló estudios que permiten establecer las condiciones para garantizar un mejor crecimiento de esta especie vegetal. Te compartimos los aspectos a destacar:

  • Como mínimo, debes regar tu bambú de la suerte una vez a la semana, de tal forma que queden cubiertos por el agua 2,5 cm del tallo.
  • La especie crece mejor en temperaturas que van de los 15 a los 32 °C. Por eso se considera perfecta para el hogar.
  • Un paño húmedo es suficiente para limpiar sus hojas. Otros productos químicos obstruyen los estomas de la planta, lo que impide sus funciones fisiológicas normales.

Esta especie es de fácil cuidado. De hecho, ese es uno de los motivos por los cuales las personas lo eligen con frecuencia.

En Asia, por ejemplo, suele ser un regalo común cuando alguien inicia un nuevo proyecto. El bambú de la suerte es sinónimo de energía positiva y prosperidad. Cuídalo para disfrutarlo.


Todas las fuentes citadas fueron revisadas a profundidad por nuestro equipo, para asegurar su calidad, confiabilidad, vigencia y validez. La bibliografía de este artículo fue considerada confiable y de precisión académica o científica.



Este texto se ofrece únicamente con propósitos informativos y no reemplaza la consulta con un profesional. Ante dudas, consulta a tu especialista.